Connect with us

Estados Unidos

Hispanos marcarían diferencia en elecciones de EEUU

Cada mes aumentan los votantes hispanos en EEUU y podrían decidir el nuevo gobierno

Avatar

Published

on

El voto hispano cobra fuerza Foto: EFE

Por Ethan Freedman

WASHINGTON, Estados Unidos (IPS) – La población de origen latinoamericano aumenta en Estados Unidos, y eso tendrá un efecto decisivo en los próximos resultados electorales, coinciden expertos.

En las altamente competitivas elecciones presidenciales estadounidenses, “un par de cientos de votantes hispanos pueden hacer la diferencia”, dijo Roberto Suro, director del Instituto Tomás Rivera de Políticas de la Universidad del Sur de California.

El impacto será especialmente significativo en los estados más disputados, como el sudoriental Florida, que cuenta con 39 votos electorales, y donde 22,9 por ciento de la población es hispana.

Se pronostica que la cantidad de hispanos o latinos en este país pasará a más del doble para 2050, llegando a 24 por ciento de la población total estadounidense (más de 102 millones de personas), según la Oficina de Censos.

Según la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados, la creciente población hispana se consolida como un “importante bloque votante”. Cada mes, unos 50.000 latinos en Estados Unidos cumplen 18 años y por tanto pasan a estar habilitados para sufragar.

En las elecciones presidenciales de 2008 se registró un récord: 9,7 millones de latinos acudieron a las urnas, contra 7,6 millones en 2004.

No obstante, los hispanos que votan siguen representando un pequeño porcentaje. Según la Oficina de Censos, 40 por ciento de la población latina no se registró para votar, y 50 por ciento no sufragó en 2008.

No obstante, los hispanos podrían representar un factor decisivo en los comicios presidenciales de este año, señaló Tamar Jacoby, presidenta de ImmigrationWorks USA, organización dedicada a temas relacionados con la reforma migratoria.

En las elecciones de medio término de 2010 (para elegir a miembros del Congreso legislativo, gobernadores y legislaturas estaduales), tres candidatos latinos, todos del opositor Partido Republicano, se postularon y ganaron puestos políticos.

Brian Sandoval se convirtió en el primer gobernador hispano en el occidental estado de Nevada, mientras que en Nuevo México (sur), Susana Martínez pasó a ser la primera gobernadora hispana en la historia de este país. En Florida, Marco Rubio ganó un asiento en el Senado.

Uno de los candidatos más intrigantes en este ciclo electoral ha sido Rubio, mencionado como un potencial, aunque poco probable, compañero de fórmula del casi seguro candidato presidencial republicano Mitt Romney.

“Su mayor ventaja es que puede traer a varios latinos bajo su tienda”, afirmó Manuel Roig-Franzia, autor de “The Rise of Marco Rubio” (El surgimiento de Marco Rubio) al participar en un panel de discusión organizado por la New America Foundation.

A pesar de que estos latinos elegidos son republicanos, los votantes hispanos tienden a votar por candidatos del gobernante Partido Demócrata. Según encuestas a boca de urna realizadas por el Pew Hispanic Center en 2010, 60 por ciento de los votantes latinos apoyaron a candidatos demócratas para la Cámara de Representantes, en tanto que 38 por ciento respaldaron a republicanos.

En las últimas elecciones presidenciales de 2008, los latinos apoyaron al ahora presidente Barack Obama por un margen de más de dos a uno contra su rival, el republicano John McCain, según el Centro Roper de Investigación sobre Opinión Pública, de la Universidad de Connecticut.

Las circunstancias son diferentes para las elecciones este año, lo que podría afectar la votación de los latinos. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, la tasa de desempleo entre los hispanos era de 11 por ciento en junio, más alta que la registrada a nivel nacional, de 8,2 por ciento.

Otro tema espinoso para la población latina tiene que ver con las deportaciones. Obama intentó flexibilizar la política de deportación a comienzos de este año, lo que le ganó elogios pero también críticas de haber realizado una maniobra política.

Sin embargo, el gobierno de Obama ha deportado a más personas que el de George W. Bush (2001-2009).  Según la oficina de Inmigración y Aduanas, Estados Unidos deportó a casi 400.000 indocumentados en 2011, la mayor cifra de la historia.

Estados Unidos

Los trucos de Trump: gritar fraude y declararse falsamente ganador

Avatar

Published

on

Por Democracy Now!

Poco antes de la una de la madrugada del miércoles, Trump recurrió a Twitter para acusar a los demócratas de intentar robar las elecciones sin aportar ninguna prueba que respaldara su acusación. Luego, justo después de las 2:20 de la mañana, el presidente se dirigió a la nación en un discurso.

Presidente Donald Trump: “Esto es un gran fraude en nuestra nación. Queremos que se use la ley como corresponde. Así que acudiremos a la Corte Suprema. Queremos que se detenga la votación. No queremos que ellos encuentren boletas a las cuatro de la mañana y las agreguen a la lista, ¿de acuerdo? Es un momento muy triste, muy triste. Para mí, este es un momento muy triste. Pero ganaremos. Y en lo que a mí respecta, ya hemos ganado”.

A pesar de la acusación del presidente, no existen pruebas de que se haya cometido fraude electoral en ningún estado. Tradicionalmente, ningún estado informa de los resultados finales de la contienda la misma noche de las elecciones. Antes del día de las elecciones, las autoridades electorales de los estados de Pensilvania, Wisconsin y Michigan habían advertido en repetidas ocasiones que realizar el escrutinio del número récord de votos emitidos con anticipación podría llevar días. En todo el país, han votado con anticipación más de 101 millones de personas, tanto en persona como por correo, una cifra que ha roto todos los récords de la historia del país.

En la mañana del miércoles, Biden lideraba en el estado de Wisconsin con un margen de un poco más de 20.000 votos, y se calcula que ya se han registrado alrededor del 97 % de los votos. El candidato demócrata también llevaba una leve ventaja de unos 8.000 votos en el estado de Nevada. La división electoral de Nevada anunció que no se publicarán más resultados hasta las 11 de la mañana del jueves en el horario del este de Estados Unidos.

Trump llevaba la delantera en el estado de Pensilvania por más de 600.000 votos, pero la contienda electoral sigue estando demasiado reñida para declarar un ganador. Los funcionarios electorales de la ciudad de Filadelfia informaron de los resultados de la votación anticipada en la mañana del miércoles. En el estado de Michigan, Trump está a la cabeza por un margen estrecho de unos 26.000 votos, pero se espera que la ciudad de Detroit, que tradicionalmente ha tenido una mayoría demócrata, recién termine de contar los votos emitidos por correo en la noche del miércoles. Trump también está ganando en los estados de Georgia y de Carolina del Norte.

La agencia de noticias Associated Press y el Canal Fox han proyectado que Biden será el ganador en el estado de Arizona, pero otros medios afirman que la contienda todavía está muy reñida para saber cuál será el resultado definitivo.

En cuanto al voto popular, Biden lleva la ventaja con un amplio margen de más de 2,2 millones de votos y se anticipa que la cifra seguirá aumentando a medida que se cuentan más papeletas.

Continue Reading

Estados Unidos

Biden por delante de Trump en los votos electorales

Iván Ureña

Published

on

 Por Iván Ureña

En una jornada trepidante, a las pocas horas del cierre de las casillas, parecía que Donald Trump volvería a dar la sorpresa y batir los pronósticos previos a la elección, que le daban una probabilidad menor al 10 por ciento de hacerse con el triunfo.

Pasada la media noche,  después de que los importantísimos estado de Texas y Florida se habían decantado en favor del republicano todo indicaba que éste se encaminaba a la reelección; sin embargo, un anticlimático Joe Biden apareció  para decir que la elección todavía no estaba definida, que tenía posibilidades de ganar varios estados en disputa, particularmente se dijo confiado en Arizona, Georgia y Pensilvania.

Por su parte Trump, fiel a su estilo, envió un mensaje en redes sociales donde afirmó “estamos con una ventaja GRANDE, pero están intentando ROBARSE la elección”. Por lo que Twitter señaló que ese mensaje tenía contenido “que podría ser engañoso sobre una elección u otro proceso cívico”. Eso no iba a detener al polémico presidente, que dio un mensaje en la madrugada, declarándose ganador y que no veía forma que impidieran su triunfo, salvo con alteraciones a la votación.

Sin embargo, el miércoles 4 de noviembre, a las las 6:30 PM, de la costa este, el candidato demócrata, llevaba 253 votos electorales, faltándole sólo 17 para hacerse del triunfo y  con ello de la Presidencia de la nación más poderosa del mundo. Adicionalmente, Joe Biden, en Arizona y Nevada —en conjunto aportan 17 votos— lleva una delantera de cuatro puntos y seis décimas respectivamente, habiéndose contabilizado en ambos casos el 86 por ciento de los votos y faltando el que se emitió por correo, universo, en el cual el demócrata lleva clara ventaja, porque un buen porcentaje de sus simpatizantes, ante los riegos de contraer Covid, prefirieron votar con anticipación buscando evitar cualquier tipo de conglomeración que se preveía se iba presentar el último día de la elección; mientras que el votante republicano, como una forma de apoyo a Trump, que se ha obstinado en minimizar la pandemia, prefirió hacerlo precisamente en esa fecha. Presunción que se comprobó en Wisconsin y Michigan, estados en los que Joe Biden logró venir de atrás y ganarlos gracias al voto emitido con anterioridad. El astuto presidente sabedor de eso, pretende no únicamente descalificar ese voto sino que no se cuente

Adicionalmente, en Pensilvania con el 89 por ciento de los votos escrutados, Trump lleva una ventaja de dos punto seis por ciento, pero con fuertes indicios a revertirse porque falta por contar buena parte del voto emitido por correo y de las ciudades, como Filadelfia y Pittsburg, donde el expresidente avasalla literalmente a su contrincante. Caso similar y más dramático aún, ocurre con Georgia, con el 95 por ciento de los votos escrutados, el republicano lleva una ventaja ínfima de 23 mil votos, faltando por contabilizar específicamente 48 mil votos de DeKalb y 42 mil Fulton, ambos condados con fuerte tradición demócrata y de los más fieles a nivel nacional. En la elección del 2016, en Dekalb Hillary obtuvo el 79 por ciento y ahora Biden lleva el 83 por ciento. Tan simple como considerar ese pequeño, pero muy importante detalle, para concluir que los más probable es que Trump termine también perdiendo en alguno de estos estados.

En conclusión, con base en la información disponible, se puede anticipar que sólo es cuestión de tiempo para que el demócrata se haga de los ansiados 270 votos electorales y poder afirmar: Biden derrotó a Trump. Naturalmente, esta historia apenas inicia. El todavía presidente se negará a reconocer y utilizará todas sus herramientas a su alcance, que son muchas, para tratar de cambiar el resultado.

 

ivanure@hotmail.com

Continue Reading

Estados Unidos

Biden aventaja a Trump, con 7,2 puntos en los últimos sondeos

Avatar

Published

on

Washington, D.C. (EFE).- El aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, aventaja al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que se presenta a la reelección, en 7,2 puntos de cara a los comicios de este martes, según el promedio de sondeos de RealClearPolitics.

De acuerdo con estos datos, Biden va por delante con una media de 2,3 puntos en los estados clave de Florida, Carolina del Norte, Pensilvania, Michigan, Wisconsin y Arizona.

En esos estados, Trump encabeza las encuestas por un estrecho margen de 0,2 puntos en Carolina del Norte, mientras que en el resto las lidera el demócrata.

En Florida, el que fuera vicepresidente de Barack Obama (2009-2017) encabeza los sondeos en 2,3 puntos; en Pensilvania, en 1,2; en Michigan en 4,2; en Wisconsin en 6,7; y en Arizona en 0,9.

Más allá de los estados, en los comicios en Estados Unidos lo que realmente cuenta es el Colegio Electoral, un órgano integrado por 538 delegados que eligen los estados en función de su población. El candidato ganador en cada estado, aunque sea por un solo voto, se lleva todos sus compromisarios.

El número mágico de delegados para llegar a la Casa Blanca es 270.

RealClearPolitics apunta que Biden lograría 216 delegados, frente a 125 de Trump y habría 197 en juego todavía.

Este martes también se deciden los 100 escaños del Senado, actualmente bajo control de los republicanos, que tienen 53 legisladores, y parte de la Cámara Baja, dominada por los demócratas con 232 asientos.

En la Cámara Alta, 45 asientos irían para los progresistas, 46 para los conservadores, y habría nueve que están en duda, indica RealClearPolitics.

La media de sondeos señala que en la Cámara de Representantes 209 escaños se quedaría en manos de los demócratas y 182 irían para los republicanos. Según estos datos, todavía habría 44 plazas en juego.

(c) Agencia EFE

Continue Reading

Trending