Connect with us

Investigaciones

Gobierno y narcotráfico en guerra contra el pueblo de Guerrero

Cidadanos de Guerrero acosados por el gobierno de Ángel Aguirre, el narcotráfico, y los desastres naturales sin salidas

Published

on

SAM_2422

Un aspecto de los desastres naturales en Guerrero. Foto: Flor Miranda

*** Ciudadanos lidian a diario con desastres naturales, embates del crimen organizado y del propio gobierno *** En lo que va del año, el gobierno contabiliza: 37 secuestros y 803 homicidios; pero la realidad es otra

Por Flor Miranda

CHILPANCINGO, Guerrero.- Con el cielo entre nublado, lluvias, inundaciones, protestas, balaceras, muertes, secuestros, levantones, extorsiones, aumentos desorbitantes en precios de la canasta básica, en la gasolina y hasta en lo más útil para vivir. Así se despierta en Guerrero; un estado de México, en donde a la mayoría de la gente con mucho trabajo apenas sobreviven, eso, quienes no mueren atravesados por una bala.

Hambre, violencia y devastación

La pobreza ya no sólo azota fuertemente a los habitantes de la Montaña y Costa Chica, reconocidas a nivel mundial por la carencia en la que viven las familias. Tampoco asombra a nadie ver cómo los niños comen cualquier cosa dada por sus padres, no para nutrirlos, sino “para no escuchar el llanto y el rugir de su estómago hambriento”, coinciden entrevistados. Esas imágenes ya no son propias de la Montaña y Costa Chica, se ven en todos lados frecuentemente, tanto en las grandes urbes como el turístico puerto de Acapulco, Chilpancingo, que es la capital del Estado. Lo mismo pasa en Iguala, Zihuatanejo, Taxco y peor aún en las comunidades aledañas. Después de septiembre del 2013, las dolosas e indignantes imágenes de marginación y pobreza se multiplicaron en toda la entidad. Los desastres naturales por la falta de previsión gubernamental, así como la indolencia de los responsables de la gestión pública -del pasado y la actualidad-, han dejado literalmente en la ruina a cientos de miles de guerrerenses. Ocho meses después, ni siquiera existe un censo real de damnificados. De la reconstrucción de casas no hay qué decir.

La Pintada, comunidad de Atoyac y Chilpancingo, la capital, son los únicos dos lugares donde ya se han visto avances en torno a la entrega de casas para damnificados. Casas que son prefabricadas y evidentemente débiles en sus estructuras. Pero en estos dos lugares ni siquiera se está cubriendo el cien por ciento de los damnificados. En las regiones Montaña, Costa Chica y Tierra Caliente, los miles de damnificados no ven cerca el día en que puedan recuperar sus bienes. Mejor dicho, ven demasiado lejos el día en que puedan recuperar su vida. Las despensas enviadas desde diferentes puntos del país y del mundo para los damnificados, han sido encontradas en bodegas del gobierno y políticos, echándose a perder. Quizá porque se acerca un proceso electoral.

Para quienes viven en esa entidad suriana, el hambre y la violencia ya es de todos los días. Ahora las familias pobres son cada vez más pobres y las familias que tenían un sustento para vivir decorosamente viven cada día con más miseria. “No hay dinero que alcance con la extorsión que nos hace el gobierno de Enrique Peña Nieto y los gobiernos estatales y municipales”, dice un anciano, vestido de manera sencilla, con tez moreno y arrugas en su rostro que dibujan el pasar de los años. Don Agustín, un anciano que vive con una de sus hijas y sus tres nietos en una humilde vivienda, recrimina al gobierno dejar cada día a la gente más pobre: “por todo le tenemos que pagar al gobierno, si trabajamos, si ponemos un negocio, la gente está atada de manos, sólo trabaja para mantener a los gobernantes ricos, con buenas comidas, mientras que sus hijos, cada día están peor alimentados”.

Sin embargo, no es el único; doña Anastasia, que tiene un pequeño puesto de comida en la calle también se queja de lo mismo: “yo trabajo desde las cinco de la mañana, de lo que gano le tengo que pagar al municipio para que me deje vender, el resto lo invierto, y sólo la menor parte, se las llevo a mis hijos para que vayamos comiendo y vistiendo”. Amas de casa, taxistas, profesionistas, obreros, muchos de ellos, viven en completa miseria, esperando que por fin “el gobierno se llene, y los deje ganarse su dinero para su familia”. En las ciudades grandes, cada día se ve un mayor número de personas pidiendo “limosna”, niños y ancianos estirando la mano para recibir unas monedas. El número de limpiaparabrisas aumenta desproporcionadamente, también el de personas pidiendo trabajo en las calles, el de indigentes. Las personas que trabajan tienen que ir “estirando” el dinero, pues aseguran que con el aumento de los productos de la canasta básica y de la gasolina “ya no se puede”, como lo comentó don Miguel, un profesor de primaria en Chilpancingo.

SAM_2026

Policía comunitaria de Guerrero, acosada por el gobierno. Foto: Flor Miranda

«Si denunciamos el crimen, los mismos policías nos señalan como soplones»

La miseria no es lo único que envuelve a los guerrerenses, aunado a ella va el miedo, la inseguridad y desconfianza. El miedo y la inseguridad al gobierno, a su cuerpo policíaco, a los grupos de delincuencia organizada, cada vez es mayor. “Tenemos miedo de todo, de denunciar a los malos porque si denunciamos, los policías mismos nos señalan como soplones”, dice doña Ana, una humilde ama de casa. En Guerrero, el día que no se despiertan con balaceras y muertos, es noticia, porque eso ya es parte de la vida cotidiana. La gente sale de sus casas con miedo cuidándose de todos, hasta de los cuerpos de seguridad. Ahí no se respeta a nadie, no importa si hay niños, también a ellos los matan. Violencia Sólo por mencionar algunos casos: la tarde del 22 de mayo, unos sujetos armados asesinaron a una menor de siete años, y dejaron heridas a tres personas, a sólo unos metros de dos nutridos retenes; uno de la policía estatal y otro de la policía federal y el ejército.

De estos hechos no hay ningún detenido. La noche de ese mismo día, un joven, hijo de un periodista, fue balaceado en una conocida discoteca. Murió en el hospital. La mañana del 23 de mayo, cuatro hombres fueron hallados muertos en diferentes puntos de la ciudad, dos en la colonia Plan de Ayala, uno en la Obrera y otro más en la colonia Renovación. De estos hechos, tampoco hay detenidos. En los últimos días la PGJE ha exhumado 19 cadáveres encontrados en siete fosas clandestinas en Iguala, entre las colonias Monte Hored y Lomas del Zapatero. Otro mes fatídico, fue febrero, cuando al menos veinte personas, entre ellas mujeres y niños, fueron masacradas por un comando en el poblado de Linda Vista, del municipio de San Miguel Totolapan, Guerrero. Sujetos armados arribaron por la madrugada a la localidad perteneciente a la región de Tierra Caliente y dispararon contra las personas. En su momento lo informó Leopoldo Soberanis, presidente de la Alianza de Derechos Humanos de Guerrero, pero no hubo más acciones de investigación.

La prensa también ha sido hostigada y ha tenido bajas. Uno de los últimos casos es el del periodista asesinado en el puerto de Acapulco, Jorge Torres Palacios, levantado el pasado jueves 29 de mayo y encontrado muerto y con rastros de tortura el 2 de junio. La violencia en Guerrero que viven diariamente los habitantes es preocupante. Para quienes habitan en la entidad, sin embargo, la información que proporcionan los diferentes órganos de gobierno, hablan de cifras menores, a comparación con lo que pasa.

Represalias contra quienes no pagan la cuota de piso. Foto: Flor Miranda

Represalias contra quienes no pagan la cuota de piso. Foto: Flor Miranda

Las cifras del gobierno

Según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, en lo que va del 2014 se han presentado 803 homicidios, teniendo un mayor número de casos en enero con 213. En febrero, 204; en marzo, 198; mientras que en abril 188. De estos homicidios, fueron calsificados como dolosos 565, otros 279 por arma de fuego, 35 por arma blanca, 241 por “otros causantes» que no especifica la autoridad. Mientras que en los homicidios culposos hubo 57 casos en enero,  72 en febrero, 54 en marzo y 65 en abril. Por arma de fuego 19, mientras que por arma blanca tres casos. Por “otras” razones, 226 casos.

De las cifras de secuestros, sólo se reportan 37 casos, ocho en enero, 10 en febrero, ocho en marzo, y 11 en abril. Por las amenazas se da un reporte de 454 casos; 101 en enero, 119 en febrero, 115 en marzo, y 119 en abril. Entre las cifras de denuncias presentadas ante agencias del Ministerio Público, también se dan a conocer las de robos con un total de 4 mil 644 denuncias; de éstas con violencia se presentan mil 369 y sin violencia 3 mil 275. De robo común 4 mil 396; con violencia mil 267 y sin violencia 3 mil 129. De robos en carretera, se reportan 220, con violencia 101 y sin violencia 119.

Del total de lesiones son mil 468, dolosas mil 159; con arma blanca 117 mientras que con arma de fuego 52; de las lesiones culposas son 309 con arma blanca 1 y con arma de fuego 1, el resto son por “otras causas” que no se especifican. Guerrero es… En síntesis, Guerrero es un estado pobre, de gente humilde y trabajadora, a la que a diario afectan los desastres naturales (tormentas y sismos), la violencia provocada por grupos del narcotráfico, y la corrupción e indolencia del gobierno estatal, actualmente encabezado por Ángel Aguirre Rivero y federal, por Enrique Peña Nieto.

En Guerrero ya es recurrente la noticia de «los pueblos fantasmas», o de que se levantó otro grupo de autodefensa, o que asesinaron o encarcelaron a un luchador social. Noticias que trascienden a nivel internacional, como una entidad mexicana hundida en la sangre.

Continue Reading
1 Comment

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Investigaciones

Hermana de Sanjuana Martínez, beneficiada con programas de Conacyt desde 2018

Published

on

By

Por Ignacio García y Guadalupe Lizárraga

Sagrario Martínez Montemayor, hermana de la directora de la Agencia Informativa del Estado mexicano, Notimex, Sanjuana Martínez, fue beneficiada con recursos económicos por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) desde 2018, a través de diferentes programas de Infraestructura Social, meses  antes de que Sanjuana asumiera el cargo público.

De acuerdo con información de Transparencia a la que Los Ángeles Press tuvo acceso, en abril de 2018, la hermana de la actual directora de Notimex recibió un recurso de 17 mil 151 pesos (902 dlls) como parte de los programas de subsidios del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) de Conacyt. No obstante, a partir de que su hermana asumió el cargo público, coincidentemente, fueron incrementándose los montos del subsidio, e incluso en este año, la Dirección de Vocación Científicas y el mismo SNI registraron al menos dos subsidios que suman 98,080 pesos.

En 2020, Sagrario Martínez Montemayor tuvo un incremento en el subsidio que ascendió de 17 mil a 23 mil 770 pesos (1,219 dlls), mientras que en 2021, Transparencia arrojó un registró de 24 mil 520 pesos (1,290 dlls) y otro de 73 mil 560 pesos como parte del programa de infraestructura social del programa del Conacyt, aunado a que también de forma sistemática ha sido beneficiaria de otros distintos programas de la misma institución.

Según el indicador general de Conacyt, Sagrario Martínez es investigadora del SNI tipo II. Con una licenciatura en Química Industrial por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), maestra en Ciencias con Especialidad en Ingeniería Cerámica por la misma institución y doctora en Polímeros por el Centro de Investigación en Química Aplicada.

Sanjuana Martínez Montemayor, como directora de Notimex, ha sido denunciada ante tribunales por haber incurrido en diferentes irregularidades en su gestión al frente de la empresa informativa como despidos injustificados, acoso y violación de los derechos laborales de los trabajadores, desconociendo una huelga que supera los 600 días. Además, fue expuesta públicamente por medios internacionales como la BBC de usar recursos públicos para atacar a mujeres periodistas con calumnias y difamaciones, y de usar tráfico de influencias para introducir a la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador a Raymundo Ramos, un hombre que se presenta como activista de derechos humanos en Nuevo León y fue descubierto en conversaciones con miembros del Cártel del Noreste en el que claramente se revela que trabaja para ellos.

 

Continue Reading

Investigaciones

Investigación revela compra de votos y agresiones contra indígenas de Coyomeapan, Puebla

Published

on

By

 

Por Claudia Martínez Sánchez/Guadalupe Lizárraga

Una investigación de Los Ángeles Press en Puebla reveló las evidencias de fraude electoral en Coyomeapan operado por los hermanos Celestino Rosas, quienes se rotan el poder desde 2010, y agreden a los indígenas que cuestionan su proceder.

Rodolfo García López, esposo de Araceli Celestino Rosas, es el recién electo presidente municipal, sucesor de David Celestino que acaba de terminar con su segundo periodo de gobierno después de su hermana, y es quien ha operado el fraude electoral a favor de su cuñado y mandó agredir a los indígenas con el objetivo de silenciar sus críticas por los resultados electorales del pasado 6 de junio.

David Celestino, después de concluir su gestión administrativa municipal, impulsó la candidatura de su cuñado con la compra de votos, hostigamiento, emboscadas, agresiones con armas de fuego y cárcel para quienes cuestionaran dichos resultados.

Los Ángeles Press obtuvo copia de los mensajes de la red WhatsApp de Celestino en los que se revela cómo van identificando a los opositores, las ubicaciones geográficas de sus casas y los vigilan para detenerlos o para mandarlos golpear.

El 20 de septiembre de 2021 David celestino envío mensajes por la red a uno de sus empleados, preguntándole si había alguna novedad, y pidiéndole la ubicación de la casa de Teodoro Mirafuentes, ciudadano de Coyomeapan, entre otras personas más. Incluso pregunta si sabe cuántos se fueron a México para denunciar el hostigamiento contra los defensores indígenas.

En estos mensajes se evidencia también que ordenó pagar hasta cien mil pesos a ciudadanos de la comunidad para favorecer a García López. Sin embargo, en el caso de Luis Fernando Espinoza, de 23 años, uno de los indígenas críticos al cacicazgo, sufrió un atentado con armas de fuego y machetes que lo dejó gravemente herido.

Por su parte, el gobernador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta ha dado su apoyo a los Celestino y al nuevo presidente municipal, además de criminalizar a los defensores indígenas de supuestos incendios de inmuebles públicos y robos de armas, chalecos antibalas y patrullas, que la investigación de este medio desmintió, mostrando la existencia de los artefactos de seguridad municipal en la comandancia.

Incluso, la diputada federal Inés Parra Juárez ordenó un peritaje criminalístico para demostrar que las acusaciones del gobernador contra la comunidad indígena eran calumniadoras y que los inmuebles públicos se encontraban en perfectas condiciones, de acuerdo con los resultados del perito.

Debido a las agresiones e incriminaciones por parte del gobierno estatal, el pueblo de Coyomeapan decidió organizarse y salir a las calles para frenar el cacicazgo de los hermanos Celestino Rosas, apoyado por el gobernador Barbosa, y exigir la liberación de los cuatro defensores de derechos humanos en prisión desde el 1 de septiembre de 2021.

Continue Reading

Con voz propia

Microplásticos en los océanos: micronemigo, macroproblema

Published

on

By

Por Efrén E. García Villalvazo

Veinte mil botellas de PET por segundo. Ésa es la velocidad de producción de estas piezas a nivel mundial, y un pequeño porcentaje de esta producción va a caer al mar.  Sin embargo, eso es mucho.

Si vamos a hacer caso de los datos que presenta Boyan Slat, CEO de Ocean Cleanup, una iniciativa que pretende limpiar los océanos de plásticos de todo tipo y tamaño, podemos asumir que alrededor de medio millón de toneladas de PET y otros plásticos se va directamente al fondo del mar por cada año que pasa. Otro medio millón de toneladas queda flotando, formando un estrato de 2 metros de grosor que puede llegar a cubrir centenares de miles de kilómetros cuadrados. Un estrato que con la radiación UV del sol y el tiempo se fragmenta y también va al fondo del mar a manera de lluvia de partículas tan pequeñas que vuelve cualquier operación de recuperación de este material una empresa poco mas que imposible.

Asistimos a una polarizada disyuntiva de decidir qué conviene más con el tiempo y los recursos de que se dispone. ¿Será más importante evitar que el plástico siga llegando al mar, cerrando la llave a este abastecimiento en apariencia inagotable? ¿O será mejor recoger lo que ya cayó al mar y no se siga regando en tres dimensiones, inclusive a tierra firme al regresar de manera escalofriantemente circular en forma de ricos platillos elaborados con pescados y mariscos?

Ocean Cleanup presenta de manera muy sencilla su misión principal, y traduzco: “librar del plástico a los océanos del mundo”.   Sencillo, directo y muy, pero muy difícil.

Su modelo de trabajo asume que aproximadamente más de un 80% del plástico que permanece a flote regresa a tierra en un punto cercano a donde entró en menos de un mes, mientras que en un año esta cifra llega a completar hasta el 97%.  Solo una pequeña fracción entonces escapa a la atracción que la hace volver a las playas en poco tiempo, fracción que agarra caminito a mar abierto. Transportadas por grandes sistemas corrientes marinas, éstas cada vez más pequeñas partículas -porque durante el viaje que dura varios años, el plástico se fragmenta cada vez más- se acumulan en extensas regiones oceánicas conformadas por las corrientes mencionadas, en donde concentran grandes “parches” de basura flotante. Se reconocen cinco de estas regiones distribuidas en varios océanos del mundo, siendo la de mayor tamaño la que se encuentra a medio camino entre Hawaii y California. Se le conoce como el Gran Parche de Basura del Pacífico (GPGP), tiene una superficie aproximada de 1.60 millones de kilómetros cuadrados -como comparación, la República Mexicana tiene 1.96 millones de km2- y se estima contiene el 50% de toda la masa flotante de plástico de los océanos.  Su ubicación y origen tiene que ver con la presencia de costas de países altamente industrializados tal como EEUU, China, Japón y Corea del Sur.

The Great Pacific Garbage Patch. El parche de basura de Pacífico.

Que no se espere que se vean “islas” flotando descaradamente sobre la superficie del agua. El GPGP es más bien discreto: sumergido unos cuantos centímetros en el agua y hasta a profundidades no mayores a 2 metros, la concentración de plásticos -en tamaños cada vez más pequeños, recordemos- no rebasa en promedio al equivalente de un balón de futbol soccer en una superficie igual a un campo para el mismo deporte.  Ningún satélite lo puede ver, pero ahí está y se acumula debido a la gran resistencia que tienen los plásticos a la degradación.

Las consecuencias debido a la ingestión de microsplásticos por humanos mediante el canal indirecto de las cadenas tróficas marinas son muy reales y dañinas; recordemos que se impregnan por contacto con sustancias como el PCB (policloruro de bifenilo), DDE (Diclorodifenildicloroetileno), nonilfenoles (NP), y otros compuestos químicos de alta toxicidad para los habitantes del medio marino, y por acumulación por ingestión de productos pesqueros, para las poblaciones humanas también.

Microplásticos y menos que eso

Además, conforme pasa el tiempo, el plástico se fragmenta cada vez más –la fracción se acerca más al tamaño “microplástico”, que es una pieza de 5 mm y menor- con lo que pierde flotabilidad, se va al fondo y se vuelve imposible de recuperar con los recursos tecnológicos actuales.

Los fragmentos se irán haciendo cada vez mas pequeños hasta que rebasen el umbral de tamaño de una milésima de milímetro, momento en que se les comenzará a clasificar como “nanoplásticos” y tendrán el potencial -según algunos estudios de laboratorio- de cruzar la barrera del sistema digestivo e integrarse al sistema circulatorio de seres marinos de todo tipo, con las consecuencias que ya se han mencionado.

Nanoplásticos en un crustáceo marino microscópico

La bomba queda activada, en términos del concepto de sustentabilidad, para “las futuras generaciones”.

El proyecto de Ocean Cleanup consiste entonces en recoger esta fracción de plástico flotante mediante el uso de equipos que son remolcados o activados con embarcaciones parecidas a las que pescan atún por arrastre. El plan va avanzando y se dice que funciona, aunque la principal dificultad es que el plástico, como ya se mencionó, está disperso en superficies muy grandes, lo cual vuelve las operaciones muy costosas y con frutos exiguos.  No se llega aún a un punto que sea realmente práctico, pero algo es mejor que nada, por lo menos a nivel de propuesta.  Sin embargo, el reloj sigue corriendo en el proceso de fragmentación de plásticos para generar tamaños de cada vez más difícil manejo.

 La otra vertiente se desarrolla mediante la estrategia de evitar que el plástico entre al mar por medio de la descarga de ríos y otras vías de agua, los cuales aportan grandes cantidades de todo tipo de materiales artificiales y naturales a los océanos, siendo además más sencillo y económico interceptar este material ANTES de que entre al mar, en donde el nivel de dificultad -y de recursos necesarios- torna la tarea irrealizable. El procedimiento consiste principalmente en el establecimiento de barreras de varios tipos que remueven o filtran mecánicamente los plásticos de los torrentes y evitan que lleguen al mar.

Limpiando ríos, conservando el océano

Se calcula que la producción anual de plásticos a nivel mundial es de alrededor de 400 millones de toneladas, de las cuales solo 1 millón llega al mar.  Removerlo directamente de los ríos es una de las apuestas más rápidas para obtener resultados apreciables, de mucho menor costo y más a la mano para ser aplicado por cualquier país del mundo y con muy diferentes presupuestos para dedicarlos a rescates ambientales.

Este nuevo vistazo a los mares con perspectiva ambiental nos lleva a revisar con cuidado actividades cotidianas que se consideran altamente beneficiosas económicamente hablando, tal como los viajes en cruceros de recreo.  ¿Quién nos asegura que a bordo se lleven a cabo procesos que mejoren su nivel de sustentabilidad, sobre todo a su paso por países como México, que de seguro no tiene una forma efectiva de vigilar que le arrojen basura plástica en su patio delantero?

¿Y quién le va a revisar las cuentas a las grandes empresas de cruceros? Desde hace décadas se tenían denuncias de cómo estas grandes empresas navieras tiraban su basura lastrada al mar, con la idea de que nadie podía darse cuenta de este “ahorro” que se hacía en materia de almacenaje.  Según datos de Oceana-organización internacional dedicada a la conservación del medio marino- cada crucero de gran tamaño -2,000 a 3,000 pasajeros- puede generar hasta 1,000 toneladas diarias de residuos, entre sólidos, aguas residuales y aguas oleosas, arrojando un promedio de contaminación de aproximadamente 350 litros diarios por pasajero.

Multa de 20 millones de dólares a Carnival por tirar basura

Este asunto me fue confirmado a nivel local por amigos que durante años laboraron en cruceros que pasaban por Acapulco, y me regalaron con la imagen -platicada- de CENTENARES de bolsas de basura que quedaban flotando en la estela de los cruceros a su paso por aguas mexicanas e internacionales durante las madrugadas de largar lastre de residuos de los pasajeros.  Con facilidad puedo imaginar que en este momento MILES de bolsas se fragmentan para convertirse en microplásticos poco a poco en fondos marinos ahora inaccesibles, pero no por eso ecológicamente menos importantes.

En esta nueva visión de “inspectores de microplásticos” en el medio marino es que caemos en cuenta de este mayúsculo atentado contra el medio natural en todo el planeta llevado a cabo por estos hermosos navíos de recreo durante decenas de años a lo largo de miles de millas náuticas de rutas marinas.

Agreguemos que el combustible que utilizan es más tóxico que lo habitual y se le adicionan humos de plástico que se incineran de manera rutinaria en este gran crematorio ambulante. Rematemos con el agua de los tanques de lastre de los barcos, de los cuales se ha demostrado que son efectivos “cruceros” de lujo también para fauna y flora invasora, los cuales al llegar a aguas sin protección contra especies exóticas colonizan con organismos que han llegado a provocar graves problemas en pesquerías y ecosistemas marinos frágiles y de gran valor ecológico para muchos países (transfaunación y transfloración).

¿Al fondo del mar o al puerto más cercano….? Ojalá lo segundo

Solo esperemos que este gran “apagón 2020” haya hecho entrar en razón a las navieras y se integren prácticas más sustentables en su tratamiento de residuos, los cuales forzosamente deberán entonces llegar a tierra firme en los puertos que toquen para su correcta disposición.  Debemos evitar que los cruceros de recreo sigan funcionando como grandes fábricas de microplásticos a flote, y que en cambio y justa retribución se conviertan en los principales promotores de prácticas sustentables en los mares que surcan como emisarios de buena voluntad y como uno de sus principales usuarios en materia turística global.

Fuente original: Microplásticos:  micronemigo, macroproblema | Oceánido (wordpress.com)

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: