Connect with us

Estados Unidos

Gobierno mexicano vinculado a cárteles de la droga: Anabel Hernández

La periodista Anabel Hernández en entrevista por Democracy Now en Nueva York denuncia los vínculos del gobierno mexicano con los cárteles de la droga.

Published

on

Entrevista a Anabel Hernández

Por Amy Goodman y Juan González

Anabel Hernández ha sido definida como una de las periodistas más valientes de México. En 2010, publicó un transgresor libro que vincula a altos funcionarios del gobierno mexicano con los cárteles de la droga más poderosos del mundo. Recibió tantas amenazas de muerte, que la Comisión Nacional de Derechos Humanos de su país le asignó dos guardaespaldas a tiempo completo. Aunque se encontraba en peligro, continúo con su trabajo periodístico. En 2012, recibió el premio Pluma de Oro de la Libertad, otorgado por la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias. Su padre fue secuestrado y asesinado hace trece años. Su libro sobre la guerra contra las drogas, llamado “Los Señores del Narco,” ha sido recientemente traducido al inglés, con el nombre de Narcoland: The Mexican Drug Lords And Their Godfathers.

“A través de documentos oficiales y testimonios, descubrí cosas sobre el secretario de seguridad pública, Genaro García Luna, poderoso jefe de la policía durante el gobierno de Felipe Calderón. García Luna estaba estrechamente vinculado a los cárteles del narcotráfico, específicamente con el cártel de Sinaloa, figurando incluso en su nómina de pagos con su propio cargo, como el jefe de policía más importante de la policía federal,” dice Henández. “De modo que estos tipos no sólo están protegiendo al cártel de Sinaloa, sino que también los están ayudando a traficar drogas y dinero en los aeropuertos más importantes de México.”

AMY GOODMAN: El libro de Anabel Hernández de 2010, sobre la guerra contra las drogas en México, acaba de ser traducido al inglés. Su título en castellano es “Los Señores del Narco”. Hoy, ella nos acompaña en Nueva York antes de salir de vuelta hacia México. Es un honor tenerte aquí con nosotros, Anabel.

ANABEL HERNÁNDEZ: Muchas gracias por invitarme, y gracias por interesarse en lo que ocurre en México. Es muy importante eso.

AMY GOODMAN: Cuéntanos qué es lo que está pasando. ¿Cuál es la situación de los cárteles del narcotráfico, y cómo es su conexión con el gobierno?

ANABEL HERNÁNDEZ: Primero, tengo que decir que he estado investigando los cárteles del narcotráfico durante siete años y tengo suficiente información como para poder dar mi opinión al respecto. Lo que encontré, es que en México no existe realmente una guerra contra los cárteles de la droga. Lo que existió, durante el gobierno de Felipe Calderón, fue una guerra entre cárteles. Y el gobierno tomó partido por uno de los bandos en guerra, asumiendo la protección del cártel de Sinaloa. Por eso fue que en México hubo tal crecimiento de la violencia y el crimen.

JUAN GONZÁLEZ: Esto que describes es muy parecido a lo que ocurrió en Colombia hace dos décadas, cuando el gobierno colombiano de alguna manera se alió al cártel de Cali contra el de Medellín. ¿Podrías contarnos lo que descubriste en México acerca de la implicación directa de funcionarios gubernamentales, que a la vez que se encargaban de luchar contra el narcotráfico, estaban involucrados con los cárteles?

ANABEL HERNÁNDEZ: A través de documentos oficiales y testimonios, encontré que el Secretario de seguridad pública, Genaro García Luna, que fue el jefe de policía más poderoso del gobierno de Felipe Calderón, estaba estrechamente vinculado a los cárteles del narcotráfico, específicamente con el cártel de Sinaloa. Incluso, figuraba en su nómina de pagos, con su propio cargo, o sea, como el jefe más importante de la policía federal. De modo que estos tipos no sólo estaban protegiendo al cártel de Sinaloa, sino que también los ayudaban a traficar drogas y dinero en los aeropuertos más importantes de México.

AMY GOODMAN: Tu mencionas a unos cuantos funcionarios importantes del gobierno. Cuéntanos quiénes son.

ANABEL HERNÁNDEZ: Hablo de Genaro García Luna. También menciono el nombre de otros presidentes anteriores a Felipe Calderón…

AMY GOODMAN: ¿Como por ejemplo?

ANABEL HERNÁNDEZ: Lo que encontré fue que desde los ’60 hasta el último día del gobierno de Ernesto Zedillo, que fue el último presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), lo que hacían los gobiernos era proteger a todos los cárteles. Como sabrás, la presencia de los cárteles de la droga en México no es algo nuevo. Es una historia muy vieja, y esos gobiernos los hicieron muy poderosos.

Anabel Hernández en el estudio de Democracy Now, en Nueva York.

Anabel Hernández en el estudio de Democracy Now, en Nueva York.

AMY GOODMAN: ¿Qué significa esto en relación con los millones de dólares que el gobierno de EEUU da al gobierno mexicano para la guerra contra el narcotráfico? Tú dices que el gobierno mexicano no está luchando contra las drogas, sino que forma parte de los cárteles de la droga, y los está apoyando?

ANABEL HERNÁNDEZ: Lo que descubrí en mi investigación es que una gran parte de ese dinero, una gran parte de esa tecnología, y del equipamiento, está ahora en manos de los cárteles de la droga.

JUAN GONZÁLEZ: Lo increíble acerca de esta historia es que, ahí estaba Felipe Calderón lanzando públicamente esta guerra, una guerra contra el narcotráfico que ha resultado en la muerte de 80,000 personas en México, y sin embargo según lo que tú dices, el jefe principal de la policía federal durante su gobierno estaba involucrado con uno de los cárteles. ¿Cuál ha sido la reacción a tus revelaciones en México, de parte de los funcionarios judiciales y otras autoridades?

ANABEL HERNÁNDEZ: En este libro yo pude poner realmente muchas de pruebas de mi investigación, para su publicación en castellano. Porque, por supuesto, sabía lo difícil que podía llegar a ser para la gente entender y creer lo que pasa realmente. Así que cuando publiqué el libro, el gobierno no dijo nada. Nada de nada. Se mantuvo en silencio. Siguió protegiendo al cártel de Sinaloa. Pero pienso que ahora, la sociedad mexicana ya sabe que esta guerra sangrienta fue sólo una farsa, fue una guerra falsa, no fue real. El gobierno federal no quería luchar contra el narcotráfico. El gobierno federal escogió luchar contra algunos cárteles del narcotráfico, que eran enemigos del cártel de Sinaloa, al que el gobierno protegía.

AMY GOODMAN: Tiemblo al escucharte, Anabel Hernández, porque sé que México es uno de los países más peligrosos para llevar a cabo el trabajo periodístico, especialmente para los periodistas mexicanos. Quiero que hablemos acerca de tu seguridad. Pero antes, ¿puedes contarnos qué le pasó a tu padre? ¿él era periodista?

ANABEL HERNÁNDEZ: Mi padre lo representa todo para mi. Fue secuestrado y asesinado en diciembre de 2000. Era empresario. No era periodista. Era solamente un empresario. Durante esos años, muchos empresarios fueron secuestrados por pequeñas bandas, sólo por el dinero. Y fue asesinado. Cuando fuimos a la policía a pedir que se hiciera justicia, el jefe de policía nos dijo, ’bueno, si quieren justicia, si quieren que se haga una investigación, tienen que pagar. Por supuesto, decidimos no pagar. Mi familia decidió no pagar, porque no se puede comprar la justicia. Por lo tanto, hasta el día de hoy yo no sé quién mató a mi padre. Aprendí que la corrupción duele.

JUAN GONZÁLEZ: ¿Tu padre fue asesinado en Ciudad de México?

ANABEL HERNÁNDEZ: Sí, fue secuestrado en Ciudad de México y su cuerpo fue hallado en el Estado de México, en un lugar muy cerca de la Ciudad de México.

AMY GOODMAN: ¿Y cómo es tu situación? Estás viajando con dos guardaespaldas.

ANABEL HERNÁNDEZ: Pues sí. Desde que publiqué este libro en diciembre de 2010, he recibido varias amenazas de muerte. No de parte de los jefes del cártel de Sinaloa, ni de otros cárteles; las amenazas que yo recibí vinieron del jefe de la policía, Genaro García Luna.

AMY GOODMAN: ¿Cómo lo sabes?

ANABEL HERNÁNDEZ: Porque tengo un informante, que me llamó en diciembre de 2010. Me llamó y me dijo que me quería ver con urgencia. Nos encontramos y me dijo: ’vengo de una reunión de la policía y estaban diciendo que Genaro García Luna está intentando contratar algún policía para matarte, simulando un accidente de coche o algo por el estilo. Y está ofreciendo un mejor sueldo y un mejor puesto en la policía a quien lo haga. Esta información realmente me salvó la vida. Puse una denuncia contra Genaro García Luna y la Comisión Nacional de Derechos Humanos ordenó que me asignaran estos guardaespaldas.

JUAN GONZÁLEZ: Quiero preguntarte acerca del alcance de la violencia en México. Hace más o menos un año, estuvo en el programa Jorge Castañeda, ex ministro de relaciones exteriores de Vicente Fox, y le preguntamos sobre la guerra contra la droga. Él dijo que, si bien era una situación trágica, y un manejo erróneo del gobierno de Calderón, consideraba que se trataba principalmente de un conflicto regional. Dijo que Ciudad Juárez no es México. Que en la mayor parte de México, en Ciudad de México y otros lugares, la gente no tiene los mismos temores que la gente que vive en el norte, en lugares como Ciudad Juárez y Tijuana. Me gustaría saber tu opinión sobre esto y tu perspectiva acerca de cuán extendido está el conflicto en México, como resultado de esta desastrosa y, como tu dices, falsa guerra contra el narcotráfico.

ANABEL HERNÁNDEZ: Jorge Castañeda es un político de México. Y los políticos algunas veces no dicen la verdad. La verdad es que ahora en México hay muchísimas zonas bajo el control del narcotráfico y también bajo el control de pandillas de mediano alcance, que secuestran a la gente, que extorsionan a la gente. Así que ahora México es un lugar muy peligroso. Es triste decirlo, siendo mexicana. Pero soy periodista y tengo la responsabilidad de decir la verdad; y lo cierto es que en México, hay muchos lugares peores que Ciudad Juárez.

AMY GOODMAN: ¿Cuál es el papel de la DEA, la Administración Para el Control de Drogas de Estados Unidos, en México?

ANABEL HERNÁNDEZ: Bueno, en realidad, ahora me he puesto a investigar eso, porque verdaderamente no puedo creer que los funcionarios estadounidenses de la DEA no supieran lo que está pasando en México. Y encontré un documento, en el 2011, en un juzgado de Chicago, que realmente demuestra que la DEA tiene una vinculación con el cártel de Sinaloa.

AMY GOODMAN: ¿Nos puedes contar quién es Joaquín Guzmán, líder del cártel de Sinaloa?

ANABEL HERNÁNDEZ: Según mi investigación, es el único hijo de un campesino. Es analfabeto, casi no sabe escribir y ni leer. Es un hombre vicioso; es alcohólico, usa drogas. O sea, es un don nadie. Tuvo que dejar la escuela cuando tenía siete años. En mi libro, hablo sobre cómo este hombre que es un don nadie, se ha convertido en el señor de la droga más poderoso del mundo. Puedes encontrar la respuesta a eso en mi libro.

JUAN GONZÁLEZ: ¿Está prófugo? ¿Él sigue libre, en algún lugar de México?

ANABEL HERNÁNDEZ: Sí, claro, él está en México. Pero estoy segura de que esta en todos lados, porque tiene el poder para comprar gobiernos, tiene el poder para romper las leyes con su dinero. Así que puede estar en cualquier parte.

AMY GOODMAN: Tu cuentas que él atravesó la prisión vestido como un funcionario del gobierno, acompañado por agentes de policía cómplices hasta un helicóptero y llevado rápidamente hacia la libertad, ¿es así?

ANABEL HERNÁNDEZ: Sí. Lo que encontré en el expediente judicial de El Chapo Guzmán es que no escapó, como dice la versión oficial, en un carro de la lavandería con la ayuda de un sólo hombre. En realidad se escapó con la ayuda del gobierno federal, se puso un uniforme de policía y se subió a un helicóptero.

AMY GOODMAN: Anabel, ¿qué crees que habría que hacer con respecto a este tema? ¿y qué hace que tú seas tan valiente?

ANABEL HERNÁNDEZ: Yo creo que el gobierno, y no me refiero sólo al gobierno mexicano, realmente tiene que empezar a luchar contra los cárteles del narcotráfico. Es decir, la forma de empezar a luchar contra los cárteles de la droga es poner en la cárcel a todos esos funcionarios. Poner en la cárcel a los empresarios que ayudan a los narcotraficantes. Poner en la cárcel a los directivos de los bancos que lavan el dinero del narcotráfico. Y luego se puede hacer una gran campaña contra el consumo de drogas. Si se acaba con el mercado, realmente se puede acabar con el negocio.

AMY GOODMAN: ¿Ayudaría legalizar las drogas, o despenalizarlas?

ANABEL HERNÁNDEZ: No estoy del todo segura que México, por ejemplo, esté realmente preparado para eso. Podemos explorar las alternativas. Y con respecto a tu segunda pregunta, tiene que ver con lo que dije antes, que la corrupción duele. El mayor problema de México es la corrupción. La corrupción es la madre de El Chapo Guzmán y la madre de todos los otros cárteles de drogas.

AMY GOODMAN: Te agradezco muchísimo tu trabajo y por tu valentía. Que tengas un buen regreso a casa, Anabel Hernández. Su libro se titula, “Los Señores del Narco”.

Edición: Verónica Gelman y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Estados Unidos

Trump mantenía en su poder 200 mil páginas de documentos federales, según informe judicial

Published

on

By

documentos federales en casa de trump

Los más de 11.000 documentos propiedad del Gobierno que el expresidente Donald Trump almacenaba en su propiedad de Palm Beach (Florida) suman más de 200.000 páginas de registros, según una nueva presentación judicial del equipo legal del expresidente.

Los abogados de Trump hicieron esta impactante revelación en una carta dirigida al juez Raymond Dearie, el jurista con sede en Nueva York al que Aileen Cannon, la jueza de Florida nombrada por Trump, designó como maestro especial para revisar los documentos, y que previamente ordenó al Departamento de Justicia que dejara de utilizar cualquiera de los registros incautados en el registro del 8 de agosto de la propiedad de Trump para avanzar en su investigación penal sobre el expresidente.

Para saber más del tema: Fiscal de Nueva York demanda a Trump por fraudes que le dieron ganancias de 250 millones de dólares

Aunque la Corte de Apelaciones del 11º Circuito revocó la decisión de la jueza Cannon para permitir que el Departamento de Justicia utilizara unos 100 documentos altamente clasificados en su investigación en curso, el juez Dearie todavía está encargada de revisar los registros restantes para determinar si alguno puede ser protegido del Departamento bajo el privilegio abogado-cliente o ejecutivo.

En la presentación, que contiene las objeciones de Trump a un calendario de revisión acelerado establecido por el juez Dearie, los abogados de Trump argumentan que un plazo de principios de octubre para escanear y revisar los documentos no es realista porque los proveedores no pueden procesar los documentos con la suficiente rapidez.

“El problema se agrava por el hecho de que cuando el abogado del demandante se refirió a las 11.000 páginas o incluso a los 11.000 documentos durante la conferencia de estado (todavía estamos esperando la transcripción), el Gobierno optó por no intervenir con un número exacto. En las conversaciones entre el abogado del demandante y el Gobierno con respecto a un proveedor de datos, el Gobierno mencionó que los 11.000 documentos contienen más cerca de 200.000 páginas”, escribieron.

Lee más: Departamento de Justicia acepta a Raymond Dearie como perito para examinar documentos clasificados incautados a Trump

Los abogados de Trump también argumentaron que un plazo de mediados de octubre para procesar los documentos sería más aceptable.

La selección de un proveedor de tratamiento de documentos se ha visto dificultada por el hecho de que el juez Dearie ha ordenado a la parte de Trump que pague todo el proceso, y no todos los proveedores que podrían satisfacer las necesidades del complejo caso han estado dispuestos a presentar ofertas para el proyecto.

Continue Reading

Al vuelo de Los Ángeles

Supervisores del Condado de Los Ángeles deciden cerrar Cárcel Central de Hombres y liberar a 4500 internos

Published

on

By

carcel de hombres en LA

La Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles votó 4-1 el martes para establecer un equipo para implementar el cierre prometido durante mucho tiempo de la Cárcel Central de Hombres.

La supervisora ​​Hilda Solís dijo que era hora de dejar de estudiar el tema y tomar acción, coescribiendo una moción que determina que el decrépito centro debe ser demolido y que no se necesita una cárcel de reemplazo.

EL DATO:
  • 4.500 personas serán puestas en programas de rehabilitación
  • Se necesitarán entre 18 y 24 meses para cerrar la cárcel

Para saber más del caso: Activistas de Los Ángeles demandan a empresas de Rick Caruso por suprimir críticas a su campaña para alcalde

“Hemos hablado durante mucho tiempo sobre por qué tenemos que cerrar esta cárcel”, dijo Solís. “La cárcel se ha visto contaminada por la mala gestión, la corrupción [y] el maltrato de las personas encarceladas en sus celdas”.

Solís, quien defendió una votación en julio para cerrar la cárcel dentro de un año, dijo que varios estudios, incluido un informe de marzo de 2021 del MCJ Closure Workgroup, proporcionan la hoja de ruta necesaria.

Hasta dos años, necesarios

El informe del grupo estima que se necesitarán entre 18 y 24 meses para cerrar la cárcel. Con el tiempo, prevé redistribuir parte de la población reclusa en otras instalaciones correccionales, mientras se libera a unas 4.500 personas tras las rejas a programas residenciales o al tratamiento comunitario.“Hemos identificado … todo lo que necesitamos para cerrar MCJ”, dijo Solís. “Ya es hora de que nos remanguemos y lo hagamos”.

Barger se opone

La supervisora ​​Kathryn Barger, quien emitió el voto en contra, rechazó la idea de que era hora de actuar y advirtió que el condado no tiene suficientes recursos de tratamiento comunitario para acomodar a los reclusos vulnerables que padecen enfermedades mentales o luchan contra la adicción.

Te puede interesar: Activista de Los Angeles exige solución a crisis habitacional mientras se prohíben campamentos de personas sin vivienda

Barger dijo que el condado tuvo que devolver $ 6 millones en fondos estatales destinados a tales programas comunitarios porque no había encontrado una manera de distribuir el dinero.

“Si no podemos gastar el dinero que se nos entrega por estos servicios, ¿cómo podemos esperar construir las camas necesarias?” Preguntó Barger. “Durante los últimos cinco años, hemos dicho que vamos a construir 4.000 camas más y aún no lo hemos hecho. ¿Cómo vamos a hacer esto en los próximos 24 meses?”

“Estamos listos”, dice Kuehl

Barger advirtió que las autoridades federales podrían obligar al condado a construir una nueva cárcel en contra de la voluntad de la junta y predijo que el Departamento de Justicia sería crítico con la decisión de los supervisores.

Ofreció una enmienda pidiendo un informe en 60 días, sugiriendo que un equipo elabore un cronograma para desarrollar la capacidad de la comunidad antes de cualquier votación de la junta sobre el cierre.

La supervisora ​​Sheila Kuehl, quien coescribió la moción de cierre, dijo que apreciaba el sentimiento de Barger, pero temía que la enmienda propuesta simplemente ralentizaría el inevitable proceso de cierre de la Cárcel Central de Hombres. “Estamos listos ahora de una manera que nunca antes habíamos estado”, dijo Kuehl.

Villanueva se opone

El alguacil Alex Villanueva también advirtió a la junta en contra de seguir adelante con el plan.

“Liberar a 4.500 reclusos en las calles no es una opción legal para el condado… y tratar de amontonar a 12.500 reclusos en 8.500 camas es… inconstitucional”, dijo Villanueva.

Los partidarios del cierre de la cárcel argumentan que la población de reclusos se puede reducir drásticamente liberando a las personas que esperan juicio por delitos no violentos y tratando a quienes padecen enfermedades mentales en un entorno comunitario. Muchos señalan la dramática reducción de la población carcelaria lograda durante el apogeo de la pandemia de coronavirus como prueba de esta posibilidad.

Te recomendamos: Presos de Atlacholoaya se solidarizan con Los Ángeles Press por ciberataque

 

Considerar la pandemia

La supervisora ​​Janice Hahn también le recordó a la junta que más de 3,000 presos en las cárceles del condado están detenidos allí debido a una moratoria relacionada con la pandemia en las transferencias a las cárceles estatales.

El alguacil, que durante mucho tiempo ha tenido una relación antagónica con la junta, afirmó su autoridad.“La sección 22605 del código de gobierno establece claramente que el alguacil dirige la cárcel del condado y que tengo la plena intención de llevar a cabo mi mandato”, dijo.

 

Continue Reading

Estados Unidos

Activistas convocan a Movilización Nacional por la Justicia Reproductiva de comunidades latinas e indígenas en EEUU

Published

on

By

mivimiento eeuu rosie jimenez

Con una acción colectiva a nivel nacional el 1 de octubre, las comunidades latinas e indígenas en Estados Unidos destacarán la falta de justicia en problemas relacionados con la salud reproductiva y las necesidades de las familias.

Con un tema nacional unificado, «¡Rosie Jiménez, presente! ¡Justicia reproductiva para todos!», las acciones colectivas recordarán a una joven madre chicana que en octubre de 1977 murió a causa de un aborto inseguro, luego de que la Enmienda Hyde cortara los fondos federales para el procedimiento del aborto legal y seguro.

Te puede interesar: Presunción de Inocencia y Derechos Humanos denuncia muerte de dos presos en penales del Estado de México

Las reuniones también abordarán los problemas continuos de la esterilización forzada y las disparidades raciales en las tasas de mortalidad infantil y materna, y llamarán la atención sobre un desafío a la Ley de Bienestar Infantil Indígena (ICWA) que se presentará ante la Corte Suprema de Estados Unidos en la sesión que comienza el próximo 3 de octubre.

Esta ley exige que se dé prioridad a los hogares de nativos americanos para el cuidado temporal y la adopción de niños indígenas.

La organizadora del evento en San Francisco, la activista Norma Gallegos, señaló que «La trágica muerte de Rosie Jiménez dramatiza cómo las personas pobres y las mujeres de color son las más afectadas cuando se les niega el cuidado reproductivo y la autonomía corporal». Abundó en que las manifestaciones abordarán la justicia reproductiva como una amplia gama de temas que incluyen la separación fronteriza de las familias inmigrantes, el cuidado infantil asequible y el fin de la intolerancia y la homofobia/transfobia.

Lee más: Grave retroceso en derechos humanos y democracia en Centroamérica

La Movilización Nacional por la Justicia Reproductiva es un movimiento que trabaja con patrocinadores locales para organizar mítines en Nueva York, Phoenix, Seattle, San Francisco y Aurora, Illinois.

Dónde acudir para sumarse al movimiento:

CHICAGO AREA
Saturday, October 1st, 11:30am – Community Speakout
Water Street mall, 44 E. Downer Place, IL
Sponsored by Illinois Radical Women and Indivisible Aurora
Information: info@indivisibleaurora.org and rw.illinois@radicalwomen.org

NEW YORK CITY
Saturday, October 1st, 1pm
Roberto Clemente Plaza, East 149th St & 3rd Avenue, Subways 2, 5 to 3 Ave-149 St, Bronx
Sponsored by Bronx Anti-War Coalition, Freedom Socialist Party, NYC Mobilization for Reproductive Justice, Radical Women, Trabajadoras por la Paz
Information: ReproJusticeNowNYC@gmail.com, 212-222-0633

PHOENIX
Saturday, October 1st, 10am
Steele Indian School Park, 300 E. Indian School Rd.
Sponsored by Phoenix Radical Women
Information: RW.phx@radicalwomen.org, 602-492-5651 Socials @RadicalWomenPhx

SAN FRANCISCO
Saturday, October 1st, 1pm
24th & Mission Street BART Plaza
Sponsored by Reproductive Justice Coalition SF, Raging Grannies Action League, Red Berets
Information: reprojustice.sf@gmail.com, 415-846-1278. Socials @sfreprojustice

SEATTLE
Saturday, October 1st, 3pm
Westcrest Park (South Park neighborhood),
9000 8th Ave SW
Sponsored by Puget Sound Mobilization for Reproductive Justice and La Resistencia
Info: pugetsoundmobe@gmail.com, 206-722-6057

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: