Frente de Resistencia en Los Ángeles crea Comité Nestora en solidaridad

DSC_0827
Discusiones para impulsar iniciativas de solidaridad con Nestora Salgado y la policía comunitaria de Guerrero, desde California. Foto: LA Press

Por Guadalupe Lizárraga

LOS ÁNGELES, California.- El Frente de Resistencia de México en Los Ángeles integró el Comité Nestora para impulsar actividades de información y solidaridad internacional con la líder comunitaria Nestora Salgado García y la Policía comunitaria de la Montaña Guerrero, el pasado sábado 12 de abril.

En la reunión estuvo presente José Luis Ávila, esposo de Nestora, quien fue invitado por las organizaciones de derechos humanos, desde Seattle (su lugar de residencia) a Los Ángeles, California. Ávila intervino para hablar sobre la situación de reclusión en la que aún se encuentra su esposa, y destacó que varios medios difundieron que ella ya estaba en libertad. Sin embargo, Nestora Salgado fue liberada de cargos por un juez federal, pero ahora enfrenta el juicio por parte de autoridades del Gobierno del Estado de Guerrero que sostiene la acusación de que ella “alteró la gobernabilidad del estado” y la “paz social”, después de que los cargos de secuestro, secuestro agravado y delincuencia organizada, no se sostuvieran en tribunales federales.

José Luis Ávila también señaló ante los activistas angelinos que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos está analizando el caso de Salgado García por las violaciones de derechos humanos perpetrada por las fuerzas armadas y las autoridades locales al detenerla sin orden judicial y violar el sistema normativo de la comunidad indígena avalado por la Ley local 701 y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, que da autonomía a los pueblos originarios, recién legitimada por el Poder Judicial federal.

La decisión del juez federal, dijo Ávila, también beneficiará a los presos políticos indígenas, detenidos en las mismas circunstancias. “Aunque las autoridades locales insisten en crear cargos ambiguos como el de que mi esposa alteró la paz social”. Y Ávila pregunta: “¿de qué paz social hablan las autoridades de Guerrero?”.

DSC_0837
Comité Nestora impulsado por el Frente de Resistencia en Los Ángeles. Foto: LA Press

Las mineras depredadoras, tema de discusión para la resistencia 

En la reunión se abordó el tema de las compañías mineras que han negociado con las autoridades locales a espaldas de las comunidades indígenas para la depredación de los recursos naturales de la región.  Estas empresas mineras operan con capital canadiense e inglés y compraron al gobierno federal el permiso de exploración con miras a la explotación de oro, plata, zinc y otros metales en la región de la Costa y la Montaña, segun la denuncia de la organización no gubernamental Tlachinollan, en la que se refiere a más de 200 mil hectáreas por concesión para explotarse por más de 50 años.

José Luis Ávila dio los nombres de algunas mineras que están en el centro del conflicto de las comunidades indígenas, como GoldCorp, de Los Filos a la que se ha exigido ya un plan de cierre por los indígenas. Otras concesiones son Corazón de Tinieblas (perteneciente a la inglesa Holdschild Mining), La Diana y San Javier (perteneciente a la canadiense CamSim) y La Faraona Goliat (subdivida en lotes perteneciente a la mexicana Grupo Goliat), proyectos con miras a explotar oro, plata y cobre principalmente.

En la reunión para integrar el Comité Nestora también estuvieron presentes activistas del Freedom Socialist Party, Occupy Riverside y Southern California Immigration Coalition. Y entre los acuerdos, decidieron hacer presente la causa en la marcha organizada para el jueves, 1 de Mayo que se llevará a cabo, a las 16:00 en Olimpic y Broadway de Los Ángeles, para pedir un alto a las deportaciones, el derecho a organizarse y la creación de trabajos, en vez de guerras.

DSC_0832
Muffy Sunde, del Partido de Libertad Socialista en California por la defensa de los pueblos indígenas de Guerrero. Foto: LA Press

Formar a los jóvenes y niños sobre la resistencia indígena

Entre las tareas propuestas para impulsar la solidaridad con las comunidades indígenas de la Montaña Guerrero, también se destacó la importancia de la difusión entre los jóvenes y niños. Incluso, se propuso “adoptar” un policía comunitario preso contra derecho, y generar la solidaridad para su familia.

Gladys del Puerto, del Frente de Resistencia, insistió en crear contactos en los municipios con resistencia indígena para apoyarlos desde Estados Unidos a romper los cercos mediáticos impuestos por los gobiernos mexicanos. Para ello, sugirió crear células de coordinación digital, a través de las redes sociales que ya están funcionando en parte, de esta manera.

Destacó la activista la necesidad de trabajar con los jóvenes y niños, y mencionó la experiencia con sus propios hijos:

-Mami, ¿por qué tenemos que ir nosostros a marchar? -le preguntaron en una de las manifestaciones contra las deportaciones yla solicitud de legalización para migrantes.

-Porque tenemos una responsabilidad como mexicanos, aunque ustedes sean american citizen, no dejan de ser mexicanos -respondió al cuestionamiento.

Por último, se acordó la creación de talleres y seminarios para informar sobre la diferencia entre las “Autodefensas” y la “Policía comunitaria indígena”, en la que se hizo referencia al sistema normativo que legitima y le da carácter legal a las comunidades de Guerrero, mientras que las autodefensas adolescen de un marco legal para el uso de armas y detención de criminales.

DSC_0830
La activista Gladys del Puerto, en el Frente de Resistencia en Los Ángeles por la formación política de los jóvenes y niños con descendencia mexicana. Foto: LA Press

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *