Fraude electoral en México: un problema económico

Megamarcha contra el fraude electoral Foto: Perfil de FB de Martin Moreno

Alberto Buitre

El problema con la democracia en México no es político, sino económico. El sistema electoral está diseñado para legitimar la ilusión de cambiar las estructuras que sostienen la crisis con el simple hecho de tachar a un partido diferente al actual.

En tanto la gente se esperanza en el voto, el hambre no cesa, fundamentalmente, porque sea cual sea el candidato, el aparato financiero es intocable. Puede cambiar la política económica, es decir, la forma de distribuir el dinero, pero la impunidad capitalista pervive en detrimento de la clase trabajadora, y a su vez, del bienestar popular.

El esquema político mexicano apunta a la sobrevivencia de los monopolios en aras del “crecimiento económico”. Lo que se hace en cada elección es optar por un nuevo entendimiento del mismo sistema, sin que el sistema en sí cambie. Gatopardismo político. Un círculo vicioso en el que la llamada democracia mexicana ha dado vueltas por sexenios. Así, ya por la izquierda o por la derecha, todo es redundar. En pocas palabras: una farsa.

De modo que no habrá democracia en México en tanto lo económico siga privando sobre lo político.

En ello se explica la candidatura y triunfo de Enrique Peña Nieto. La presencia del priísta no se sostiene en lo político, mucho menos en lo intelectual, pues en ambos terrenos ha sido exhibido y derrotado. No. Lo que sostiene a Peña Nieto es lo económico: la alineación de intereses capitalistas ante la suprema ganancia de seguir saqueando los recursos públicos, humanos, naturales y patrimoniales de México.

De tal manera, lo que estaba en riesgo en la elección del 1 de julio no era la liquidación del régimen capitalista, sino quién de los candidatos aseguraba la continuidad de la actual política financiera, la forma en cómo se jugaba el juego y quién repartía las cartas. Fue claro que Andrés Manuel López Obrador no era la opción de los actuales potentados con su propuesta keynesiana de “mejoramiento” del capitalismo, ni aún con Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, de su lado. Entonces el sistema está tan podrido, es tan magro y perverso, que aún asegurándose la supervivencia, no estima la alternancia intermonopólica. Esto de por sí asoma que el sistema electoral mexicano no está hecho para gente, sino para los monopolios.

Y en la fase del imperialismo, los monopolios no se conforman con el liberalismo económico. Ahora exigen su supervivencia mediante la supresión de libertades políticas y civiles que otorgan al pueblo la posibilidad de dirigir su acción contra el centro del interés capital: el poder sobre los modos de producción. Es decir, el poder de colocar en manos de los trabajadores las ganancias millonarias de unos cuantos sostenidas en la explotación, y sobre eso, transformar de fondo las condiciones de vida del pueblo. Entre ellas, la participación directa de todos los sectores sociales y productivos del país tanto en una asamblea realmente representativa, como en las decisiones de la administración pública. O sea, democracia efectiva.

Por eso no basta con salir a “exigir democracia” como sucedió este sábado 7 en la Marcha contra el Fraude, en tanto no se exija la eliminación del régimen económico. El sistema capitalista es lo que domina sobre el ejercicio político y no permitirá que algo ajeno a su estructura cimentada en el Instituto Federal Electoral (IFE) le amenace. No hacerlo, no ir al fondo, no ir a la causa y culpa de la crisis propiciada por este nuevo fraude electoral, significa nunca salir de ese círculo vicioso. Y vendrán unos y otros y otros de cualquier color, y volverán las marchas y los plantones, pero todo seguirá igual.

@albertobuitre

 

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

8 comentarios en “Fraude electoral en México: un problema económico

  1. Es increible que la corrupcion la imposicion y la falta de valores el dia de hoy sea mas grande que la democracia y la honestidad al grado de llegar a ser quien gobierna a mexico y no haya nada que hacer al respecto a donde vamos a llegar con gente como pena nieto por que pena es lo unico que da porque nisiquiera a sido capas de ganarse el respeto de los mexicanos ni siquiera dio opiniones dignas de un presidente de mexico porque la ignorancia y falta de preparacion fueron mas ovias tanto como lo ilegal de su gane.

  2. Q tristeza da ver lo q pasa en nuestro país, sólo esperábamos un cambio verdadero amlo era la única salvación para todos lamentablemente esto es lo q pasa y seguirá pasando sí no alzamos la voz y nos manifestamos ya estamos artos d todo esto… Amlo fuiste ganador!

  3. Hoy que el pueblo ha levantado la voz es necesario seguir adelante,
    y como lo dice el artículo 39 el pueblo tiene derecho de elegir libremente a
    su gobierno y tambien de quitarlo..Hoy más que nunca el pueblo no puede, ni debe
    rendirse; La compra y coacción del voto que es una práctica constante en estas elecciones rompió record ha sido las mas sucias y corruptas de las elecciones
    junto con la complacencia del IFE, la FEPADE y todas las instituciones que tienen
    el deber de velar por los interese del pueblo; tambien las empresas de televisión de Azcarraga y Salinas Pliego que por medio de contratos millonarios han proyectado a EPN como la única opción para ser el Presidente de México, las encuestas copeteadas de Milenio , Mitofski apoyadas por tercer grado dirigido por periodistas tambien vendidos al poder oligárquico.CIUDADANO QUE NO TE ENGAÑEN LAS ELECCIONES SI PUEDEN SER INVALIDADAS.bit.ly/M5anyI

  4. Estimado Alberto, dices que no basta con salir a “exigir democracia” como sucedió este sábado 7 en la Marcha contra el Fraude, en tanto no se exija la eliminación del régimen económico. Perdona, no entiendo como se puede exigir la eliminación del régimen económico, cuales son los pasos a seguir, perdona de que estas hablando, podrías ser tan amable da dar ejemplos de este proceso en otros países como el nuestro. Muchas gracias

  5. Estimado Alberto, Tú dices que no basta con salir a “exigir democracia” como sucedió este sábado 7 en la Marcha contra el Fraude, en tanto no se exija la eliminación del régimen económico. Perdona, pero no entiendo cómo se puede lograr exigir la eliminación del régimen económico, podrías dar algún ejemplo en el que un país como el nuestro haya exigido esto. Muchas gracias

    1. Estimada Ines: Consulta el documento “De la Dictadura a la Democracia” de Gene Sharp (bájalo de Internet, es gratuito). El movimiento Yo Soy 132 se prepara para consolidarse como organización universitaria y para la resistencia civil que se planteará un desafío político masivo a la dictadura priísta entrante.
      Motivos hay de sobra, hay iniciativas de ley en ristra que lesionarán la soberanía económica y política de México:
      1. La ratificación de la explotación de EUA de los yacimientos extraterritoriales de petróleo donde renunciamos de tajo a los yacimientos de la “Cuenca de Burgos”. Hace dos meses Calderón y Hillary Clinton firmaron una carta de intención.
      2. Ya fué aprobado por la Cámara de Diputados el proyecto de bursatilizar el 51% de las acciones de PEMEX para se colocadas en las casas de bolsas en Wall Street. No se necesita ser un genio para comprender a donde ahabran de parar dichas acciones: a la petroleras americanas.
      3. El proyecto de reforma laboral consolidará la práctica de our sourcing y hará menos costosas a los empresarios despedir trabajadores. El mito de pagar por hora trabajada y no por jornada laboral, si bien flexibiliza la producción, no necesariamente aumenta la productividad laboral; más que todo eso sólo promoverá un rebajamiento del salario medio por hora laboral sin que el trabajador pueda compensarlo trabajando más horas, por tanto habrá más explotación.
      4. El proyecto del señor Ferrari, aún Secretario de Economía, que apoyará la entrada de la United Fruit Copany, desafectando grandes extensiones de tierra ejidal ó subarrendándola. Esto acabará con la producción de de hortalizas y granos que los pequeños propietarios. Este modelo ya se impuso en Perú.
      Pensándolo mejor, tal vez sería benéfico el impulso de un capitalismo salvaje en el campo que expulse a los paupérrimos campesinos a la ciudad; actualmente siguen y seguirán mostrando su abyección moral dejándose manipular por el cacique local cuando ceden o venden sumisamente su voto al PRI. Los campesinos no tienen conciencia de clase. Una expulsión masiva (27 millones actuales) de campesinos hacia la ciudad, no sólo desarticularía a la CNOP sino el PRI perdería esos votos cautivos, aumentaría el malestar social en la ciudad y podrían ser alfabetizados concientizados políticamente. ¡Bienvenica la United Fruit Co.!

      Así pues Ines, prepárate para la resistencia civil, cumplirás con nosotros las tres maldiciones chinas: vivirás momentos interesantes, cumplirás todos nuestros deseos y el gobierno sabrá de ti.

  6. EN MEXICO, HABEMUS REX. OTRO NUEVO GRUPO DE OPORTUNISTAS, QUE NO ESTADISTAS SALDRAN MUILTI-MILLONARIOS, A TRAVES DE LA OBRA PUBLICA Y LAS CONSECIONES. EN VEZ DE FORTALECER A MEXICO PAGANDO LA MOUNSTROSA DEDUDA PUBLICA Y FORTALECIENDO NUESTRA MONEDA. PROMOVIENDO LA PROCUCCION ALIMENTARIA COMO DERECHO INALIENABLE DE LOS MEXICANOS. PROTEGIENDO AL PAIS CONSTRUYENDO LAS TRES PLANTAS PRODUCTORAS DE GASILINAS PARA YA NO IMPORTAR DE LOS EUA, SERIA UN AHORRO IMPORTANTE. Y SOBRE TODO DEFINIENDO CONSTITUCIONALMENTE LA ALTERNANCIA OBLIGADA DE LOS TRES PRINCIPALES PARTIDOS. ASI SE TERMINARA LA POLARIZACION DE LA SOCIEDAD Y SE LUCRARA MENOS CON LOS BIENES DEL PUEBLO (ESTADO).PERO PRIMERO DEFINAMOS NUESTRA IDEOLOGIA NACIONAL: REVOLUCIONARIOS LEALES AL CONSTITUCIONALISMO Y NO A LA NEFASTA ETAPA DE LOS ASESINOS COMO OBREGON, SERRANO Y CALLES (1920-2000).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *