Connect with us

El Caso Wallace

FGR determina no ejercicio de acción penal contra Isabel Miranda pese a evidencias

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

El equipo de investigación y litigación de la Fiscalía General de la República, bajo la administración de Alejandro Gertz Manero, determinó el “no ejercicio de la acción penal” contra Isabel Miranda Torres, denunciada en diciembre de 2018, por fabricación de pruebas, falsedad de declaraciones judiciales, tortura y secuestro en grado tentativa.

Con el oficio número FEIDT-EIL-II-001/2020, el agente del Ministerio Público Juan Diego Chávez Aguirre, respondió a la denuncia que se integró en la carpeta de investigación FEIDT/SEIDF/UEIDT-CDMX/0000840/2019, interpuesta por la periodista Guadalupe Lizárraga en contra de Isabel Miranda Torres, José Enrique Wallace Díaz y el agente de SEIDO Braulio Robles Zúñiga. En su respuesta, Chávez Aguirre, se abocó a la acusación de la prueba fabricada de ADN por medio de una gota de sangre plantada en el supuesto lugar del asesinato y desmembramiento de Hugo Alberto Wallace.

Al respecto, la conclusión del perito profesional Ejecutivo “B” en Genética Forense de la Coordinación de Servicios Periciales, Mario Alberto Bernal López, sostuvo que “existe coincidencia genética con los perfiles genéticos ingresados con los nombres de José Enrique Wallace Díaz y Carlos León Miranda, siendo el mismo perfil genético, por lo tanto ambos tienen el mismo origen biológico”.

El ministerio público Chávez Aguirre alegó en el documento que la falsedad de declaración judicial había prescrito en 2012, y con respecto a los delitos de tortura, los dictámenes en el caso de Brenda Quevedo Cruz (realizado el 6 de junio de 2011), el de César Freyre Morales (realizado el 4 de noviembre de 2015), y el de Juana Hilda González Lomelí (realizado el 15 de noviembre de 2018) habían dado resultados negativos y también operaba la figura de la prescripción.

Sin embargo, el abogado Víctor Caballero, activista de derechos humanos, a la pregunta de Los Ángeles Press, sobre el tema de tortura, señaló que «la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha determinado en dos momentos, en 2018 y 2019, que el delito de tortura no prescribe. Si bien la tortura sexual es una conducta específica, y también encuadra en el catálogo de los delitos sexuales, dependiendo de cómo se dio esa tortura».

En relación a las denuncias de secuestro en grado tentativa contra la periodista, en noviembre de 2016 y en febrero de 2018, así como el allanamiento de su morada en febrero de 2019 y las denuncias de amenazas proferidas por la diputada federal María de los Ángeles Huerta del Río para que no mencionara el nombre de Isabel Miranda en el foro sobre Fabricación de culpables realizado el 5 y 6 de noviembre de 2018, el Ministerio Público eludió la investigación de estos hechos sin dar respuesta a la denunciante.

No es la primera vez que la autoridad fiscal determina no ejercer acción penal contra Isabel Miranda por la fabricación del secuestro de su hijo y los atropellos a las víctimas para que se incriminaran. En el registro documental de la notificación a la periodista Guadalupe Lizárraga se destacaron las denuncias contra Miranda y el agente Braulio Robles Zúñiga, en 2011 y 2015, bajo las identificaciones 433/UEIDAPLE/DT/38/2015 y 233/UEIDAPLE/LE/12/2010, las cuales también determinaron las autoridades no ejercer ninguna sanción, pese a que los delitos de tortura eran recientes, siendo octubre de 2010, tanto en el caso de Brenda Quevedo Cruz como en el de César Freyre Morales.

 

Fragmento notificación FGR.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Caso Wallace

Caso Wallace: ¿Quién es George Khoury y por qué se le relaciona con Arturo Zaldívar?

Published

on

By

Caso Wallace: ¿Quién es George Khoury y por qué se le relaciona con Arturo Zaldívar?

Las acusaciones de corrupción y tráfico de influencias que hizo Isabel Miranda de Wallace al ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, volvieron a llamar la atención mediática. Entre estos señalamientos, Miranda acusó a Zaldívar de tener un pacto con una víctima de tortura y encarcelamiento injusto: George Khoury Layón, quien actualmente sigue preso pese a tener reconocimiento de inocencia por la Secretaría de Gobernación y una opinión de libertad inmediata por el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas.

Miranda de Wallace acusó George Khoury, -sentenciado por el falso secuestro de Hugo Wallace, hijo de Miranda de Wallace- de sobornar a Zaldívar para que la SCJN atrajera el caso de su hijo. Y, según las acusaciones que ella lanzó, que desde la Corte se ordenara la liberación a los acusados, entre ellos César Freyre y el propio Khoury Layón.

La editora recomienda: Meme Yamel ignoró a víctima de Isabel Miranda de Wallace que pedía ayuda para denunciar tortura

 

Pero, ¿quién es y de qué se le acusa a George Khoury Layón?

Se le atribuyó haber ordenado el supuesto secuestro y homicidio de Hugo Wallace Miranda. Sin embargo, Los Ángeles Press, por medio de la periodista Guadalupe Lizárraga, exhibió un cúmulo de evidencias de la fabricación de este caso, incluidos varios testimonios de quienes lo vieron después de su supuesta muerte, revelados desde 2014.

La primera vez que George Khoury fue interceptado por unos supuestos policías federales, según su propio testimonio, le pidieron dinero a cambio de que sus negocios funcionaran «en tranquilidad y seguridad», el 16 de julio de 2005, cuatro días después de la supuesta desaparición de Hugo Alberto Wallace. En esa ocasión, Isabel Miranda ya lo tenía en la mira de los primeros acusados del falso secuestro. Sin embargo, la defensa de Khoury pudo liberarlo sin mayor riesgo a su integridad, después que se negara a pagar la extorsión.

La segunda vez fue el 30 de enero de 2006, siete días después de la detención arbitraria y tortura de César Freyre, acusado de ser el «líder de la banda» que habría supuestamente secuestrado a Wallace. Una tercera detención fue el 2 de septiembre de 2009, pero en esta ocasión la detención incluyó tortura, que la víctima pudo grabar en audio con un dispositivo mp3, lo que sería su prueba maestra para el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de Naciones Unidas, que desde el 18 de septiembre de 2017, pide su libertad inmediata al Estado mexicano.

 

La ONU realizó un reporte de diez páginas y un estudio del dictamen de foniatría que un perito presentó en el Juicio 05/2009 instaurado en el Juzgado 1o de Distrito de Procesos Penales Federales en Matamoros, Tamaulipas, en la que se incluyó la transcripción de la narración de la tortura que George Khoury sufrió a bordo de su camioneta.

La víctima fue sentenciada a 20 años de prisión por el falso secuestro de Hugo Wallace y, en su instancia en diferentes centros penitenciarios del país, este portal ventiló que fue torturado al menos en cuatro ocasiones, la última de ellas apenas el 12 de junio del 2022, cuando fue trasladado del Cefereso #17, de Michoacán, al Cefereso #12, de Ocampo, Guanajuato, por «denunciar violaciones».

Las primeras tres ocasiones que fue detenido de manera arbitraria (en 2005, 2006 y 2009) fueron por órdenes del empresario de seguridad privada Eduardo Cuauhtémoc Margolis Sabol, quien así lo reconoció él mismo en llamada telefónica, y que reveló en su momento Los Ángeles Press y Lizárraga, quienes han reportado el caso desde hace más de una década.

No te pierdas: La tortura de César Freyre y la muerte de su hermana, quinta parte

 

Actualmente, George Khoury cumplió la mitad de la pena a la que fue injustamente sentenciado por un homicidio perpetrado en 2004, y que Jacob Tagle Dobín, inculpado también por el falso secuestro de Hugo Wallace, bajo tortura en 2010 señaló a Khoury como autor intelectual del homicidio. Esta confesión bajo tortura fue utilizada de manera ilegal en 2012 por la jueza Hermelinda Silva Meléndez, del Juzgado 25 de la Ciudad de México, para sentenciar a George Khoury a 20 años de cárcel sin haber cometido el delito.

Continue Reading

El Caso Wallace

Meme Yamel ignoró a víctima de Isabel Miranda de Wallace que pedía ayuda para denunciar tortura

Published

on

Meme Yamel ignoró a víctima de Isabel Miranda de Wallace que pedía ayuda para denunciar tortura

 

Por Guadalupe Lizárraga

La actriz y youtubera poblana que ha incursionado en la vida política de México como “periodista” a través de las redes sociales, Meme Yamel, ignoró el caso de César Freyre Morales, una de las víctimas más torturadas por Isabel Miranda de Wallace que fue obligado a incriminarse por el falso secuestro de Hugo Alberto Wallace Miranda y por lo que fue sentenciado a 131 años de cárcel.

De acuerdo con el testimonio de Alma Nelly Flores, esposa de César Freyre, por su propia iniciativa buscó a la youtubera Meme Yamel debido a su popularidad en las redes sociales de la Ciudad de México, con el objetivo de que pudiera ayudar a hacer visible la injusticia que sufría la principal víctima del caso Wallace, a quien Isabel Miranda calumnió en medios y espectaculares como «líder de la banda de secuestradores» de su hijo. Freyre fue torturado reiteradamente, además del encarcelamiento injusto por más de un año que también sufrió su madre María Rosa Morales y su hermana Julieta Freyre, ambas fallecidas.

Por si te lo perdiste: La tortura de César Freyre y la muerte de su hermana, quinta parte

Sin embargo, por la red de WhatsApp, el 15 de julio de 2021, Meme Yamel respondió a la esposa de Freyre que si le podía dar su número de teléfono a su productor, y a partir de allí no volvió a responder sus llamadas «ni su productor». La esposa de César Freyre hizo dos intentos más en comunicarse con la actriz y youtubera sin éxito, el 4 y el 15 de noviembre de 2021.

Meses antes, el 28 de enero de 2021, Meme Yamel se presentó en la conferencia matutina del presidente López Obrador con el caso de Brenda Quevedo Cruz, otra de las víctimas de Isabel Miranda, sobreviviente de tortura y abuso sexual, que ha sido expuesto reiteradamente por quien esto escribe desde 2019 ante el presidente de la república, el Senado mexicano y la Secretaría de Gobernación y, desde 2014, en Los Ángeles Press.

 

Meme Yamel sabe quién es César Freyre en el caso Wallace. Lo sabía mucho antes de que fuese contactada por la esposa de Freyre. No obstante, la youtubera poblana no sólo lo ha ignorado a él, sino también al resto de las víctimas que también han sido torturadas, y en el caso de caso de Jacobo Tagle Dobín y Albert Castillo Cruz, además de Freyre, en las torturas participó directamente Isabel Miranda de Wallace, e incluso ella mismo reconoció en entrevista a Notimex que ella los mandó golpear.

Entérate: Quién es César Freyre Morales en el falso caso Wallace

Recientemente, ante los reclamos de la audiencia de los seguidores de Meme Yamel para que reconociera la autoría original de la investigación realizada por la periodista Guadalupe Lizárraga, revelada en dos libros, El falso caso Wallace y La lucha por la verdad, y más de cien reportajes sobre las víctimas que llevan 16 años en prisión por la fabricación de los agentes del Estado, la youtubera respondía que “todos los periodistas habían contribuido a la investigación”.

Pero para Alma Nelly Flores de Freyre fue clara la situación: tanto Meme Yamel como los otros periodistas que abordan el caso Wallace con desaseo ético y de manera manipulada responden a una instrucción de gobierno en la cobertura de la información, y las órdenes pasan por Defensoría pública, que en noviembre de 2020 gestionó el caso de Brenda Quevedo ante la ONU, pero ha ignorado las condiciones en las que se encuentran las demás víctimas.

Incluso, la esposa de Freyre concluyó diciendo que el defensor público de su esposo no tenía autorizado emprender gestiones de defensa, o no quería hacerlas por temor a represalias, por lo que ella tuvo que recurrir al Mecanismo Nacional de Prevención de Tortura para pedir que le aplicaran el protocolo de Estambul a César Freyre, el cual obtuvo con resultados positivos en tortura.

Continue Reading

El Caso Wallace

Caso Wallace: el ‘pacto’ entre el ministro Arturo Zaldívar y George Khoury Layón

Published

on

Caso Wallace: el 'pacto' entre el ministro Arturo Zaldívar y George Khoury Layón

 

Por Guadalupe Lizárraga

Según Isabel Miranda Torres, alias Isabel Miranda de Wallace, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, tiene un pacto con George Khoury Layón para liberar a los “secuestradores” de su hijo Hugo Alberto Wallace.

Escuchar a Isabel Miranda de Wallace en Grupo Imagen, en su acostumbrado espacio, para insistir después de 17 años en el supuesto secuestro de su hijo, me evoca la frecuentada frase de Karl Marx, en El 18 Brumario de Luis Bonaparte, en la que cita a Hegel sobre su referencia a que la historia se repite dos veces, “pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa”. La idea básica de Marx en esta figura retórica es que con el paso del tiempo hay una falta de reconocimiento de las circunstancias y contexto, lo que antes eran acciones y creencias llenas de vitalidad, al repetirse se convierten en un circo de simuladores.

Para entender el caso: ¿Quién es César Freyre Morales en el falso caso Wallace?

 

Y es lo que estamos viviendo con el falso caso Wallace. En tiempos de Felipe Calderón, el poder y la credibilidad de Isabel Miranda de Wallace eran fortalecidos por las autoridades y los medios de comunicación con recursos del erario, alimentados por la ignorancia de la sociedad.

Hoy sabemos que todo el caso fue fabricado y que el hijo de Isabel Miranda no fue secuestrado ni asesinado por quienes ella dice ni en las circunstancias que describe. Durante siete años, he investigado los rastros de vida de Hugo Alberto Wallace y he dado voz a los testigos de su existencia que han sido intimidados y perseguidos por el propio gobierno mexicano. No obstante, ni con tres actas de nacimiento y dos actas de defunción que de manera corrupta ha pagado Isabel Miranda de Wallace a jueces para su legalidad imposible, la credibilidad sobre el caso está completamente fracturada.

Lo que antes se veía como la tragedia de una madre dolida, hoy se ve como la miserable farsa de un circo mediático, que acompañan todavía algunos personajes del poder público; mientras a las víctimas se les extingue la vida en prisión.

No te pierdas: Positivo, protocolo de Estambul de César Freyre Morales, el más torturado del falso caso Wallace

 

En la actuación de entrevista de Isabel Miranda en Grupo Imagen, el 11 de agosto, el mismo día que la SCJN admite revisar su amparo contra la atracción del caso de Juana Hilda González Lomelí, Miranda juega ahora el papel de “una simple ciudadana” contra “el enorme poder del presidente de la SCJN”.

La mujer que, a finales del gobierno de Salinas de Gortari, en 1994, de ser una secretaria recepcionista, de la noche a la mañana montó una empresa millonaria de publicidad exterior y un colegio bilingüe, usurpando funciones de pedagoga; que desde que inició el sexenio de Vicente Fox tenía injerencia en la PGR, en el área de secuestros, y se entrenaba para su montaje en 2005; que en el sexenio de Felipe Calderón tuvo todo el apoyo de éste y de Genaro García Luna, para jugar el papel de víctima y, después, de experta en seguridad pública, imagen construida con recursos del erario; que con Enrique Peña Nieto siguió de la misma manera, protegida su impunidad hasta este sexenio de López Obrador, hoy se presenta en televisión como “una simple ciudadana” que se siente amenazada por el ministro que han sido parte de su montaje.

Isabel Miranda deja ver con Ciro Gómez Leyva, que la ha acompañado en toda la farsa, que ya le había dado con antelación el nombre de George Khoury Layón, y menciona la causa que lo mantiene injustamente preso, poniendo de manifiesto su propia injerencia con la juez Hermelinda Silva Meléndez, del Juzgado 25, de la Ciudad de México.

Te puede interesar: Jueza Hermelinda Silva, de CDMX, en la red de fabricación de culpables Margolis-Wallace

 

Se trata de la causa 80/2012. Una aberración jurídica, a decir de los abogados defensores de los inculpados, que ha sostenido Isabel Miranda de Wallace de la mano de Eduardo Margolis Sobol, con la que han mantenido en prisión ilegal tras múltiples detenciones arbitrarias y torturas a George Khoury Layón, involucrado en un homicidio a confesión bajo tortura por Jacobo Tagle Dobín, quien también involucró a César Freyre Morales. El objetivo fue simularles una trayectoria delictiva a todos los inculpados del caso Wallace.

La jueza Hermelinda Silva sentenció a George Khoury a 20 años de prisión en 2014, con la confesión de Jacobo Tagle en 2010, sustraída de la causa penal 35/2006-II, diferente en hechos y circunstancias, y tras alegaciones de tortura de los tres inculpados que arrojaron tres protocolos de Estambul positivos en tortura de Tagle, uno de ellos del Consejo de la Judicatura de la Federación, otro de César Freyre Morales, aplicado por el Mecanismo Nacional de Prevención de Tortura y CNDH, y el de George Khoury Layón, quien además del protocolo positivo en tortura tiene una opinión de libertad inmediata del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la ONU y el reconocimiento de inocencia de la Secretaría de Gobernación en 2019.

En el único testigo que se basó la jueza para sentenciar a George Khoury fue Jaime Rivera Ocaña, con contradicciones en sus declaraciones y coaccionado, según su propia confesión, por el agente del Ministerio Público Braulio Robles Zúñiga, brazo derecho en la SIEDO de Isabel Miranda de Wallace.

Nada de esto desconoce el ministro Arturo Zaldívar, puesto que estos hechos son parte de los casos fabricados que ya eran mediáticos cuando él fue designado por Felipe Calderón en 2009 como ministro de la Suprema Corte de Justicia.

 

George Khoury Layón, el 12 de junio, a cuatro días de su audiencia de preliberación como beneficio de ley por haber compurgado el 50 por ciento de la condena, fue golpeado en prisión, quemado con toques eléctricos y trasladado ilegalmente del cefereso #17, de Michoacán, al cefereso #12, de Guanajuato, junto con otras siete personas, quienes fueron marcados con una señal para indicar que iban bajo consigna. A la llegada al penal de Guanajuato, volvieron a ser golpeados, toques eléctricos con la pistola taser y rociados con gas lacrimógeno. Actualmente, Khoury sigue aislado, sin suficiente agua ni comida.

La situación es clara: si Khoury tuviera un pacto con el poderoso presidente de la Suprema Corte de Justicia ¿habría sido torturado de esa forma? ¿Seguiría en prisión, pese a tener compurgado el 50 por ciento de la pena sin haber cometido el delito?

Todos sabemos quién es María Isabel Miranda Torres. Su credibilidad es nula y su corrupción absoluta, al igual que los periodistas que le han dado voz, ocultando los verdaderos hechos como el mismo Ciro Gómez Leyva.

Más aún, que el Octavo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito de la Ciudad de México haya admitido para revisión un amparo interpuesto por Isabel Miranda Torres contra la atracción del caso de Juana Hilda González por la SCJN, después de estar imputada por tortura, secuestro y detenciones ilegales, sin ninguna acción de investigación o jurídica en su contra, revela el verdadero pacto.

El editor recomienda: Tortura, secuestro y espionaje, vínculo Margolis con casos Israel Vallarta, George Khoury y Wallace

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: