Connect with us

Estados Unidos

Feminicidios de Juárez podrían investigarse como crímenes de lesa humanidad: abogada internacional

Los crímenes de género pueden considerarse de lesa humanidad si se perpetran de manera sistemática y con la complicidad del estado.

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

La abogada internacional Almudena Bernabeu ha sido postulada para ser elegida como una de las 100 personas más influyentes en lista de la revista estadounidense Time. La búsqueda de la justicia en crímenes de lesa humanidad en África, Balcanes y Latinoamérica, la ha destacado en el campo de los derechos humanos, en el Centro de Justicia y Responsabilidad. Una tarea nada fácil en regiones marcadas por el machismo y la violencia contra las mujeres como es Centroamérica.

Bernabeu, española de origen, ha llevado ante los tribunales de su país, el caso de genocidio de mujeres indígenas en Guatemala para hacer justicia universal como crímenes de género y el caso de la masacre de jesuistas españoles en 1989, por altos militares de El Salvador.

En entrevista para Los Ángeles Press habla sobre los feminicidios de Ciudad Juárez, su definición en materia judicial y sus principales obstáculos para reparar el daño a las familias de las víctimas: la impunidad y la complicidad del estado mexicano.

Almudena Bernabeu, Centro de Justicia y Responsabilidad, en San Francisco

Guadalupe Lizárraga: ¿Cuál es el principal estímulo que ha tenido para hacer una carrera en la búsqueda de justicia en crímenes de lesa humanidad?

Almudena Bernabeu: Lo cierto es que no ha habido un sólo estímulo, nada que pueda identificar. Desde que era muy pequeña siempre me interesó estar, trabajar y echar una mano a la gente. Percibir algo como injusto siempre me ha generado repulsa y algo de rabia, burlas de niños, compañeras gitanas excluidas, que sé yo. Desde que tengo memoria me han afectado mucho esas cosas y he tenido necesidad de cambiarlas de algún modo. Sé que iba a acabar haciendo esto, la cuestión era cómo y dónde. El Centro de Justicia y Responsabilidad (CJA) fue el sitio perfecto. Ha crecido y se ha desarrollado conmigo: es como una segunda piel y juntas hemos encontrado la horma de mi zapato profesional.

GL: ¿Por qué voltear a Latinoamérica? ¿Consideraría que hay una cierta discriminación moral para hacer justicia en esta región continental con respecto a otras zonas más legitimadas en materia de derechos humanos?

AB: Latinoamérica siempre ha sido una región que me ha importado mucho. Todo lo acontecido en los años 70 y 80. La situación pos-regímenes militares y dictaduras iba a generar importantes cambios, como está ocurriendo. Por ser española además, y por entrar en contacto con la región muy temprano, el cariño, el deseo de conocerla mejor, siempre fue muy importante para mí. La conexión entre EEUU y la región, la comunidad de refugiados, por ejemplo, también hicieron que fuera más evidente la necesidad de empezar el trabajo por esta región.

GL: Los crímenes contra las mujeres jóvenes en Ciudad Juárez son minimizados por las autoridades y los medios, y sin mayor precisión se los atribuyen a entelequias como “los narcos”, “las bandas locales de criminales” o “asesinos seriales”. Sin nombre ni apellidos, y son crímenes que han quedado en completa impunidad. ¿Cuál sería la forma correcta jurídicamente hablando para enfrentar la impunidad?

AB: Ésta es una pregunta muy general y no estoy segura de entenderla bien, pero efectivamente, creo que habría que atajar el problema desde una perspectiva del tratamiento que reciben las mujeres. Es decir, desde una perspectiva antropológica y cultural, desde una perspectiva de la violencia de género. Y por otro lado, efectivamente, desde las causas, para que eso permitiera concretar quiénes son los responsables, que -efectivamente- no siempre ni en todos los casos, ni mucho menos, son narcos o redes criminales. Responde simplemente una concepción de la mujer como algo desechable, y el no tener miedo a las consecuencias es lo que ha hecho de estos crímenes un problema desproporcionado.

GL: Ante la participación individual de militares, policías federales y municipales en los crímenes contra las mujeres de Juárez, ya algunos casos documentados por organismos internacionales de derechos humanos como Amnistía Internacional, y otros casos aceptados ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ¿podemos llamar a estos crímenes de lesa humanidad?

AB: Se trata de crímenes que se producen de forma sistemática y generalizada, sí, contra un grupo, las mujeres. Y al participar agentes del estado y el estado ser cómplice, efectivamente, se trata de crímenes de lesa humanidad.

GL: Las autoridades insisten en que es un problema “doméstico” o local. Sin embargo, nuestras investigaciones dan evidencia de que a algunas  jóvenes las han cruzado a Estados Unidos. De que han participado deliberadamente las autoridades en la corrupción de las investigaciones. Y hemos publicado testimonios que denuncian a las mismas autoridades de represión y acoso por investigar o denunciar estos crímenes. En estos últimos años, se ha incrementado el número de peticiones de asilo político por casos como éstos. ¿Desde su punto de vista, la dimensión del problema no está en las víctimas ni en su carácter de indefensión ante el Estado? Para que un problema local pueda ser llevado a un tribunal internacional, ¿qué características tendría que cumplir la definición de estos crímenes para nombrarlo de lesa humanidad y buscar justicia internacional?

AB: Como decía más arriba, una de los elementos más graves del problema no es la indefensión de las víctimas, sino la percepción que de ellas tienen quienes cometen los crímenes, quienes creen que pueden hacer uso de las mujeres de ese modo, tratarlas así, cogerlas, raptarlas, violarlas, asesinarlas de ese modo. La falta de igualdad entre hombres y mujeres, la subestimación de las mujeres, la mal entendida “superioridad masculina”, en esta cultura está en la raíz del problema. Sí, efectivamente, la escala de asesinatos, el volumen, la gravedad, y la aquiescencia del estado hace que los casos pudieran ser investigados por la Corte Interamericana y poco a poco, por tribunales internacionales con jurisdicción para este tipo de crímenes.

Almudena Bernabeu con sobrevivientes del genocidio de Guatemala Foto: CC di Renata Avila

GL: ¿Puede haber justicia sin reparación del daño a las víctimas? La pregunta parecería una obviedad, pero es lo que está haciendo el estado mexicano con las familias de las desaparecidas, entregadas como restos óseos tiempo después. Al entregar una osamenta identificada como una de las desaparecidas, se considera cerrado el caso y no se investiga la línea de la responsabilidad. La familia, con todo el dolor que ha sufrido, acepta la situación como “menos peor”, porque ya supo de su hija.

AB: No, no hay justicia sin establecer quiénes son los responsables. Habría reparación si, por ejemplo, se les diera una cantidad de dinero, qué sé yo. Pero sin una investigación efectiva, contemporánea, formal, y bien intencionada destinada a averiguar quién está detrás de estos crímenes, no hay justicia, sólo hay burla y perpetuación de la desesperación de los familiares.

*  *  *

Usted puede apoyar a la abogada Almudena Bernabeu con su voto, directamente en la revista TIME en este enlace.

 

Estados Unidos

Revelado: Trump donó en secreto 1 millón de dólares a la ‘auditoría’ electoral de Arizona

Published

on

By

Donald Trump donó un milllón de dólares para su propia autitoría en Arizona

the guardian

El financiamiento para la controvertida revisión del conteo de votos del estado en las elecciones de 2020 se puede rastrear hasta el Comité de Acción Política (PAC) del ex presidente.

Por Brendan Fischer y Ed Pilkington/The Guardian

Se ha resuelto uno de los misterios persistentes que rodean los caóticos intentos de revertir la derrota de Donald Trump en la batalla presidencial de 2020: ¿quién hizo una donación secreta de $ 1 millón para la controvertida “auditoría” electoral en Arizona?

La identidad de uno de los mayores benefactores detrás de la desacreditada revisión del conteo de votos de Arizona se ha mantenido en secreto. Ahora The Guardian puede revelar que la persona que financió parcialmente el intento fallido de probar que Trump le robó las elecciones fue… Trump.

Un análisis realizado por el grupo de vigilancia Documented ha rastreado la financiación de la auditoría de Arizona hasta el Save America Pac de Trump. El grupo rastreó el efectivo a medida que pasaba del fondo de Trump a través de un grupo conservador aliado, y de allí a una empresa ficticia que a su vez entregó el dinero a contratistas y personas involucradas en la auditoría de Arizona.

Cyber Ninjas, la empresa con sede en Florida que dirigió la auditoría de Arizona, reveló en 2021 que 5,7 millones de dólares de su presupuesto procedían de varios grupos de extrema derecha que invirtieron en la campaña «Stop the steal» (Detener el robo) para anular la victoria presidencial de Joe Biden. Más tarde se divulgó que $ 1 millón adicional había respaldado la auditoría de una cuenta controlada por Cleta Mitchell, una abogada electoral republicana que asesoró a Trump mientras planeaba subvertir las elecciones de 2020.

Para saber más del caso: Trump demanda a CNN por ‘difamación’ y exige más de 500 millones de dólares por ‘daños’

Pero, ¿quién le dio el millón de dólares a Mitchell? En septiembre de 2021, mientras Cyber Ninjas se preparaba para entregar sus hallazgos, el New York Times informó que «funcionarios» anónimos habían negado que Trump hubiera tenido algún papel en la obtención de los fondos.

Los líderes republicanos del Senado de Arizona que pidieron a Cyber Ninjas que llevara a cabo la auditoría también negaron públicamente que Trump estuviera involucrado y dijeron que “esto no tiene absolutamente nada que ver con Trump”.

El análisis de Documented atraviesa esa negación. Basándose en su investigación en presentaciones de finanzas corporativas, fiscales y de campaña, así como en correos electrónicos y mensajes de texto obtenidos por el grupo de rendición de cuentas no partidista American Oversight a través de solicitudes de registros públicos, el organismo de control ha seguido el dinero en su viaje tortuoso desde el PAC del ex presidente de EE. UU. a la revisión de Arizona.

‘Altamente hipócrita’

La investigación ampliamente criticada de Cyber Ninjas se centró en el condado de Maricopa, el área más poblada de Arizona. Biden ganó el condado por 45.109 votos.

La supuesta investigación estuvo plagada de teorías de conspiración descabelladas, incluida la afirmación de que las fibras de bambú encontradas en las boletas electorales demostraban que se habían impreso en Asia. La revisión fue condenada incluso por los republicanos locales como una «estafa disfrazada de auditoría».

Bill Gates, el vicepresidente republicano de la junta de supervisores del condado de Maricopa en el momento de la auditoría de Cyber Ninjas, dijo que estaba «decepcionado, pero no sorprendido» por la revelación de The Guardian de que Trump había ayudado a pagarla. “No tengo ningún problema con las auditorías”, dijo Gates.

“Tengo un problema con una auditoría que se lleva a cabo con un objetivo en mente y que, literalmente, está siendo financiada por uno de los candidatos. Esto es absolutamente lo que no queremos que suceda”.

Lee también: Legisladores del ‘Comité 6 de enero’ envían cargos penales contra Trump al Departamento de Justicia

Gates señaló que, según la ley de Arizona, los candidatos electorales no pueden financiar recuentos de votos que deben financiarse con dólares de los contribuyentes. Aunque la revisión de Cyber Ninjas técnicamente no fue un recuento, tuvo un propósito similar.

“Como mínimo, es muy hipócrita que el Senado del estado de Arizona haya permitido que la auditoría se financie de esta manera”, dijo Gates.

Siga el dinero del PAC de Trump a la auditoría electoral de Arizona:

El rastro del dinero expuesto por Documented comienza con el liderazgo poco regulado de Trump, PAC, Save America, que recaudó millones a raíz de la derrota de Trump en 2020 sobre la base de la narrativa falsa del fraude electoral. En su informe final publicado en diciembre, el comité bipartidista del 6 de enero que investiga la insurrección en el Capitolio de EE. UU. destacó cómo Save America PAC le dio $ 1 millón al Conservative Partnership Institute (CPI).

El comité no dijo para qué era el dinero o dónde terminó.

Los principales funcionarios del CPI incluyen a Mark Meadows, el exjefe de personal de Trump, junto con otros altos funcionarios de Trump después de que abandonaron la Casa Blanca. La organización está desarrollando una infraestructura política para sostener el movimiento Make America Great Again (MAGA) del expresidente.

La investigación de Documented muestra que las discusiones sobre un posible pago de Trump a la auditoría de Arizona comenzaron en junio de 2021. Los registros obtenidos por American Oversight revelan que el 27 de junio, el coronel retirado del Ejército y archienemigo de las elecciones, Phil Waldron, envió un mensaje de texto al director ejecutivo de Cyber Ninjas, Doug Logan, diciendo: «Kurt va a hablar con 45 hoy sobre $$».

El “45” en el texto es una referencia a Trump, el presidente número 45 de los EE. UU., y “Kurt” puede haber sido una referencia al abogado que niega las elecciones, Kurt Olsen. Waldron agregó: “Mike L hablando con Corey L”, en alusión a Mike Lindell, director ejecutivo de MyPillow, quien es un devoto de la mentira electoral robada de Trump, y al exgerente de la campaña presidencial de Trump, Corey Lewandowski.

El 16 de julio de 2021, Waldron le preguntó a Logan si había recibido «un [pago] de 1 millón de Corey Lewendowsk [sic]». Continuó: «Supuestamente, Kurt habló con Trump y obtuvieron 1 millón por ti», pero que «no pude verificar quién envió y quién recibió».

Logan respondió que aún no había recibido el pago de Trump.

Diez días después, el 26 de julio de 2021, Save America Pac de Trump hizo su transferencia de $1 millón a CPI, según los registros de la Comisión Federal de Elecciones. Dos días después, el 28 de julio, un nuevo grupo llamado American Voting Rights Foundation (AVRF) se registró como corporación en Delaware.

Las declaraciones de impuestos obtenidas recientemente muestran que CPI, a su vez, le dio $ 1 millón a AVRF en 2021, la única donación conocida que el grupo ha recibido. La fecha de la donación de CPI a AVRF no es un asunto de dominio público, sino otros detalles, incluida la relación de CPI con AVRF, el momento y los montos de las transferencias conocidas, y la discusión entre los aliados de Trump sobre los planes del expresidente de dar $ 1 millón a la auditoría 10 días antes de que Trump le diera $ 1 millón a CPI, indica claramente que fue el dinero que vino del PAC de Trump.

Los registros obtenidos por American Oversight mostraron que AVRF estaba conectado con Mitchell, la exabogada de Trump que ahora es miembro principal de CPI. Es mejor conocida por haber participado en la infame llamada telefónica en enero de 2021 que ahora está siendo sopesada por un fiscal de Atlanta, en la que Trump trató de presionar al principal funcionario electoral de Georgia para que “encontrara los 11,780 votos” necesarios para que él ganara.

Documented descubrió que los lazos entre CPI y AVRF eran aún más profundos. Las entidades del CPI controlaban efectivamente la AVRF.

Los registros fiscales muestran que la “entidad de control directo” de AVRF es America First Legal, el proyecto lanzado por CPI y dirigido por el exredactor de discursos de Trump, Stephen Miller. Los registros fiscales también muestran que otro proyecto de CPI, el Center for Renewing America, incluye a AVRF como una de sus “organizaciones relacionadas”.

La etapa final en el viaje del dinero fue de AVRF a Cyber Ninjas y la auditoría en sí. El mismo día que se registró AVRF en Delaware, el 28 de julio de 2021, Mitchell envió un correo electrónico conectando al CEO de Cyber Ninjas, Logan, junto con el portavoz de la auditoría Randy Pullen, con el tesorero de AVRF, Tom Datwyler.

El correo electrónico, contenido en los documentos obtenidos por American Oversight, explicaba que AVRF estaba a punto de transferir dinero a los contratistas de Arizona aprobados por Cyber Ninjas.

El último paso se registró en un correo electrónico enviado al día siguiente, 29 de julio, en el que Mitchell detalló $ 1 millón dividido en tres pagos separados destinados a dos entidades que respaldan la auditoría y a personas que «trabajan en el sitio de auditoría». El presidente de CPI, Ed Corrigan, recibe una copia en el correo electrónico.

El dinero había llegado a su destino, sin huellas dactilares de Trump a la vista.

The Guardian invitó tanto a Save America Pac como a CPI a comentar, pero no respondieron de inmediato.

La editora recomienda: Legisladores del ‘Comité 6 de enero’ envían cargos penales contra Trump al Departamento de Justicia

‘Contra la transparencia’

Queda un misterio final: ¿por qué Trump y su círculo íntimo harían todo lo posible para mantener en secreto la financiación de la auditoría por parte del expresidente? Una teoría es que Trump podría haber estado preocupado de que la auditoría pareciera menos creíble si se viera que la estaba financiando.

Otro escenario posible es que temía que la revisión resultara tan desastrosa que quisiera mantener las distancias.

El jueves, el Arizona Republic informó con más pruebas recientes de que, a pesar de las negativas, Trump estuvo íntimamente involucrado en la auditoría. Nuevos registros obtenidos por el periódico muestran que Trump estaba siendo informado directamente sobre el progreso de la auditoría a medida que se realizaba.

Los mensajes recientemente publicados del jefe de Cyber Ninjas, Logan, también muestran que discutió la necesidad de que cualquier donación de Trump se haga en secreto. “Les dije que no había forma de que pudiera tomar fondos directamente”, dijo en un chat digital privado.

Al final, la auditoría de Cyber Ninjas no solo careció de credibilidad, sino que también fracasó espectacularmente en cumplir su objetivo. En septiembre de 2021, la firma publicó los resultados de su investigación y descubrió que, de hecho, Biden había ganado el condado de Maricopa por 360 votos más que el conteo oficial.

No se descubrió evidencia concluyente de fraude, y las afirmaciones planteadas por la auditoría fueron completamente desacreditadas en un informe de 93 páginas. Cyber Ninjas cerró en enero de 2022.

Si te lo perdiste: Fiscal de Nueva York demanda a Trump por fraudes que le dieron ganancias de 250 millones de dólares

Gates, el supervisor del condado de Maricopa, dijo que una gran parte del millón de dólares que terminó con la auditoría de Arizona habría venido de pequeñas donaciones al Pac de Trump.

“Es triste que tantos pequeños donantes hayan usado su dinero para este esfuerzo, y el intento de Trump de ocultar eso fue ciertamente contrario a la transparencia”.

***

Este artículo fue producido en colaboración con Documented, un proyecto de vigilancia y periodismo de investigación. Brendan Fischer es especialista en financiación de campañas de Documented

 

 

Continue Reading

Estados Unidos

Tirso Martínez, ‘El Futbolista’, confiesa sus actividades con el Cártel de Sinaloa en juicio a García Luna

Published

on

By

Tirso Martínez "El Futbolista" señaló que sabía de los sobornos que hacía el Cártel de Sinaloa a Genaro García Luna

Testimonio busca ligar decomisos con las operaciones de Genaro García Luna

Por Juan Alberto Vázquez / Nueva York

«El futbolista», Tirso Martínez, dio su testimonio hoy en la corte de Brooklyn, en el que asumió la responsabilidad de tres decomisos celebrados entre el 2002 y el 2003 que presuntamente pertenecían a los narcotraficantes Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, Ismael ‘El Mayo’ Zambada y Vicente Carrillo Fuentes.

Martínez hace una referencia a la reacción que tuvo Carrillo Fuentes en ese entonces: “A ver si no se enoja el Patas Cortas y el Corajudo”. La alusión era a ‘El Chapo’ y ‘El Mayo’, al momento de que se enteraran de las incautaciones. Los eventos habrían ocurrido en una bodega ubicada en Brooklyn y otra en el barrio de Queens, las cuales ya habían sido utilizados como pruebas en el 2018 en el juicio en contra de Joaquín Guzmán.

Para saber más del caso: Genaro García Luna: avanza la selección del jurado para el juicio del exsecretario de seguridad pública

El testimonio del futbolista incluyó haber aceptado el dinero que ganó por sus actividades con el narcotráfico, y dijo haberlo gastado en comprar equipos de futbol, en peleas de gallos, en mujeres, autos, y propiedades, “hasta compré un avión”, remató.

– ¿Qué son las peleas de gallos?- Le preguntó el fiscal.

– Es cuando dos gallos con navajas en las patas los echan a pelear hasta que uno muere.

Lee también: Genaro García Luna: ¿quién es el exfuncionario juzgado en EEUU por operar con el Cártel de Sinaloa?

Tirso Martínez profundizó en su historia personal como miembro del Cártel de Sinaloa, y dijo haberse encargado de una ruta de tren entre 2000 y 2003. Llevaba la cocaína de la Ciudad de México a Los Ángeles, Chicago y Nueva York, “donde la droga se vende más cara y el cártel gana más”.

También declaró que pagaba sobornos a militares para que le permitieran hacer su trabajo, entre éstos, a un militar en Chiapas, un comandante en Guadalajara y un oficial en León. A pregunta del fiscal sobre si alguna vez había dado un soborno a García Luna, aceptó que no, pero si sabía “que otros miembros del cártel” lo hacían.

Soltó que cuando lo arrestaron en el 2014 intentó sobornar al comandante que estaba a cargo de la operación, pero que este le respondió “¡cabrón, sé que no tienes dinero!”. Dijo que aunque ya obtuvo su libertad en el 2001 aun debía pagar al gobierno de Estados Unidos dos millones de dólares de multas para lo cual “ya estoy trabajando en eso”.

Ahora de nueva cuenta la defensa deberá hacerle un contrainterrogatorio para intentar hacerlo caer en contradicciones aunque, al igual, que Sergio Villarreal Barragán, ‘El Grande‘, pero se nota que Tirso Martínez ha sido bien entrenado por la fiscalía para responder sin salirse de la estrategia.

 

Continue Reading

Estados Unidos

Documentos clasificados del gobierno de EEUU descubiertos en la casa del exvicepresidente Mike Pence

Published

on

By

Autoridades estadounidenses encontraron documentos clasificados en la residencia de Mike Pence, exvicepresidente de EU

Por Alina Troncoso

Documentos marcados como clasificados fueron descubiertos la semana pasada en la casa de Indiana del exvicepresidente de Estados UnidosMike Pence. El exfuncionario entregó esos registros clasificados al FBI, explicó el martes su abogado en cartas vistas por Reuters.

El abogado Greg Jacob envió una carta a los Archivos Nacionales el pasado 18 de enero notificándoles los documentos. Y el 22 de enero, notificó a los Archivos que el FBI fue a la casa del exvicepresidente a recogerlos. A Donald Trump y Joe Biden también le encontraron documentos con marcas clasificadas en sus residencias.

Para saber más del caso: Trump mantenía en su poder 200 mil páginas de documentos federales, según informe judicial

Jacob explicó en la carta fechada el 18 de enero, «por precaución», Pence había contratado a un abogado externo para revisar los registros almacenados en su casa después de los informes sobre los materiales encontrados en la residencia de Biden.

«El abogado identificó una pequeña cantidad de documentos que potencialmente podrían contener información confidencial o clasificada intercalada en los registros», escribió Jacob en la carta. «El vicepresidente Pence aseguró de inmediato esos documentos en una caja fuerte cerrada con llave en espera de más instrucciones sobre el manejo adecuado de los Archivos Nacionales», agregó, según replicó Reuters.

En una carta separada fechada el 22 de enero, Jacob dijo que el Departamento de Justicia «pasó por alto los procedimientos estándar y solicitó la posesión directa» de los documentos en la residencia de Pence. Con el consentimiento del exvicepresidente, los agentes del FBI llegaron a su casa de Indiana del 19 de enero para recoger los documentos guardados en la caja fuerte.

Lee también: Fiscal de Nueva York demanda a Trump por fraudes que le dieron ganancias de 250 millones de dólares

 

Biden, cuyos documentos datan de su época como vicepresidente, y Trump, que se resistió a entregar los artículos, lo que provocó una redada del FBI, enfrentan investigaciones de un abogado especial por parte del Departamento de Justicia por el manejo inadecuado de materiales clasificados.

***

Fuente: elintransigente.com

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: