Connect with us

Latinoamérica

FARC propone reformas de estado para dejar armas

Después de medio siglo de luchar armada, existe la posibilidad de que las FARC dejen las armas, pero a cambio negocian reformas de estado

Published

on

De derecha a izquierda, Andrés París, Mauricio Jaramillo, Ricardo Téllez, Sandra Ramírez y Hermes Aguilar, guerrilleros de las FARC, este martes en La Habana Foto: Jorge Luis Baños

Por Patricia Grogg y Constanza Vieira

LA HABANA/BOGOTÁ, (IPS).- La agenda de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es pragmática y reformista para el actual intento de negociar la paz con el gobierno y poner fin a casi medio siglo de guerra en este país andino.

Entre sus prioridades figuran frenar proyectos mineros y grandes obras de infraestructura, así como pactar medidas de desarrollo rural en todo el estado. A cambio, las FARC dejarían las armas.

A las 12:30 hora de Colombia de este martes 4 habló en la sede presidencial en Bogotá el presidente Juan Manuel Santos, y una hora después lo hizo, por vídeo emitido en La Habana, el comandante actual del Estado Mayor Central de las FARC, Timoleón Jiménez.

Fue el anuncio formal del «Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera». Las palabras del jefe guerrillero fueron escuchadas atentamente por los miembros de las FARC, Marco León Calarcá, Mauricio Jaramillo, Ricardo Téllez, Sandra Ramírez y Hermes Aguilar, en la comparecencia ante la prensa cubana y extranjera, en la que no se permitieron preguntas.

Las conversaciones de paz comenzarán en la primera quincena de octubre, con el tema agrario como primer punto de la agenda dada a conocer este martes en La Habana.

Los términos de lo acordado fueron entregados por escrito a la prensa acreditada luego de la exhibición del vídeo con la intervención de Jiménez, quien alertó que el gobierno colombiano ha reiterado que no permitirá «concesiones en el terreno de la guerra».

«En su extraño parecer, cualquier posibilidad de cese al fuego, tregua, armisticio, despeje, únicamente contribuye a la creación de incentivos perversos», recalcó Jiménez.

«Los alzados llegamos a este nuevo intento de reconciliación asediados no solo por el mismo embate militar desatado una década atrás, sino compelidos abiertamente, mediante su acrecentamiento, a recoger nuestras aspiraciones políticas y sociales a cambio de una miserable rendición y entrega», añadió de manera reveladora.

Pese a ello, agregó,»guardamos la esperanza de que el régimen no intente repetir la misma trama del pasado».

Este es el tercer intento de paz entre el gobierno y las FARC, guerrilla estructurada a la manera de un ejército. El más avanzado tuvo lugar entre 1984 y 1990 y fue iniciado por el presidente Belisario Betancur (1982-1986) y terminado violentamente por César Gaviria (1990-1994) en diciembre de 1990.

De dichas negociaciones surgió la Unión Patriótica, un partido pactado para que los guerrilleros se desmovilizaran y se integraran paulatinamente a la vida política civil, y que fue exterminado a tiros.

El siguiente proceso de paz fue iniciado y terminado por Andrés Pastrana (1998-2002) en la región desmilitarizada del Caguán, en el sur del país, tras cuyo fracaso sobrevino la participación de Estados Unidos en la guerra contrainsurgente colombiana.

Sin reformas no hay paz, consideran las FARC, y dichas reformas serán resultado de la negociación. Los delegados de esa insurgencia a la «mesa de conversaciones» con el gobierno «obedecen a decisiones concertadas democráticamente en el secretariado» del Estado Mayor Central, según sostiene una alta fuente de las FARC en una carta privada a la que se tuvo acceso el lunes 3.

Así, añade el texto, ese grupo insurgente surgido en 1964 acudirá a estas conversaciones –que según las partes serán directas e ininterrumpidas– como al «más importante de los combates».

El guerrillero agrega que «de esta orilla todo está dispuesto» para la negociación, voluntad política en la que incluye al Ejército de Liberación Nacional (ELN), otro grupo insurgente nacido en 1964 como las FARC.

El ELN viene planteando diálogos de paz desde hace años, pero no ha habido entendimientos. La misiva vista por IPS anota que la raíz de los desencuentros, según muestran los acercamientos exploratorios previos, sigue siendo que las FARC consideran que «la paz es con cambios o no es», «no es simple» abandono de las armas y sinónimo de desmovilización, reflexiona la fuente, jefe combatiente de una amplia región colombiana cuya identidad se guarda. Al contrario, para las elites la paz es sinónimo de desmovilización, agrega.

Así, a la contraparte le falta «grandeza», indica. «A la hora de la hora todo es inamovible», señala el dirigente, rememorando el fracaso en el Caguán. La carta anuncia que la guerrilla reclamará a Santos porque mantuvo la promoción de la «locomotora minera» del anterior gobierno, en la que, asegura el insurgente, confluyen capitales del narcotráfico e intereses personales del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), quien se opone radicalmente a esta negociación.

Las FARC pondrán sobre la mesa los conflictos locales que generan las grandes obras de infraestructura, en general precedidas de cruentas operaciones de desplazamiento forzado y que hoy generan rechazo de las comunidades que continúan en los territorios afectados, prosigue la carta.

Según el acuerdo para la terminación del conflicto, logrado tras el encuentro exploratorio desarrollado en Cuba entre el 23 de febrero y el 26 de agosto de este año, la mesa de pláticas se instalará públicamente en Oslo, tendrá como sede principal la capital cubana y podrá sostener reuniones en otros países.

Previamente, las partes sostuvieron conversaciones durante año y medio, período en el cual era abatido, en noviembre, el comandante de las FARC de nombre de combate Alfonso Cano.

Cano había sido el principal negociador de las FARC en el pacto que formó la UP. «Estamos ante una posibilidad real» de terminar el conflicto, un camino «difícil», reconoció por su parte el mandatario Santos. Colombia y el mundo «han cambiado», adujo Santos, pero también este es «un acuerdo diferente».

Ahora Colombia es la segunda economía de América del Sur, afirmó, «millones de colombianos están saliendo de la pobreza» y «el uso de la violencia para alcanzar objetivos políticos es cosa del pasado». Ningún gobierno del continente la tolera, subrayó.

En estos acercamientos tuvieron un rol cardinal los gobiernos de Cuba y Venezuela, que públicamente han rechazado la lucha armada. Además, dijo Santos, «podemos hablar de paz gracias a los éxitos de nuestras Fuerzas Armadas y de Policía», destacó. No habrá cese de operaciones militares, recalcó el presidente, algo que expertos y FARC consideran el talón de Aquiles del esfuerzo actual.

Éste «es un acuerdo para terminar el conflicto», insistió, aunque advirtió que el triunfo de los diálogos «no se puede dar por descontado». Las conversaciones «se medirán en meses, no en años», dijo Santos, y periódicamente se revisarán avances. Si no los hay, «no seguimos».

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latinoamérica

INAI asume presidencia internacional de Red de Transparencia y Acceso a la Información

Published

on

• El INAI asumió las presidencias de la Red de Transparencia y Acceso a la Información, de la Conferencia Internacional de Comisionados de Información y la Asamblea Global de Privacidad

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), consolidó su liderazgo internacional en materia de acceso a la información y protección de datos personales en 2021, asumiendo las presidencias de la Red de Transparencia y Acceso a la Información (RTA), la Conferencia Internacional de Comisionados de Información (ICIC) y la Asamblea Global de Privacidad (GPA).

Asimismo, consciente de que la integridad, las acciones anticorrupción, la ética y la rendición de cuentas son claves en el desarrollo de las sociedades, en febrero de 2021, el INAI tomó la Vicepresidencia de la Red por la Integridad por un periodo de dos años. En su gestión buscará fortalecer y promover una agenda estratégica en transparencia y rendición de cuentas por medio de la cooperación internacional.

El INAI asumió, el 13 de mayo de 2021, la Presidencia de la RTA para el periodo 2021-2024; el organismo de cooperación e intercambio de conocimientos y experiencias entre autoridades de América Latina está integrado por 37 autoridades de 17 países iberoamericanos, una fundación internacional, una Red Federal de Argentina y dos Organismos Internacionales, con el propósito de generar un espacio permanente de diálogo, en materia de transparencia y derecho de acceso a la información pública.

Desde junio de 2021, el INAI ostenta la Presidencia y Secretaría del Comité Ejecutivo de la ICIC, red encargada de fomentar a nivel mundial la protección y la promoción del acceso a la información pública como un pilar fundamental de la gobernanza social, económica y democrática.
La participación del INAI en la ICIC busca consolidar el liderazgo de la Red a nivel global de Comisionados de información. Asimismo, se pretende expandir la presencia y reconocimiento del Instituto a nivel internacional. En el mismo sentido, se desea tener vínculo con diversos organismos internacionales e impulsar su liderazgo y voz internacional en materia de Acceso a la Información y Transparencia.

Finalmente, en octubre de 2021, se realizó de forma exitosa la 43° Asamblea Global de Privacidad organizada por el INAI, donde se eligió al Instituto como Presidente del Comité Ejecutivo de dicho Foro para el periodo 2021-2023.

La Asamblea Global de Privacidad es un foro internacional con más de 130 autoridades de protección de datos y privacidad, cuyo objetivo es construir y mantener un entorno en el que las autoridades en la materia, a nivel mundial, puedan actuar eficazmente para cumplir sus mandatos, tanto individualmente como de forma concertada, mediante la difusión de conocimientos y conexiones de apoyo.

En ese sentido, el INAI continuará fortaleciendo los lazos de cooperación internacional para promover su labor como órgano garante de los derechos de acceso a la información y protección de datos personales.

Continue Reading

Latinoamérica

Observatorio de DDHH revela que 168 defensores fueron asesinados en Colombia durante 2021

Published

on

Por Ignacio García

Durante este año, 168 líderes y defensores de derechos humanos en Colombia fueron asesinados, de acuerdo con el informe “Cifras de la violencia en las regiones 2021”, elaborado por el Observatorio de Derechos Humanos y Conflictividades Indepaz.

El estudio reveló que de las 168 personas asesinadas, 26 fueron mujeres y los homicidios ocurrieron en 108 municipios de 25 departamentos de Colombia, aunado a que 48 firmantes del Acuerdo de Paz también fueron asesinados, de los cuales cuatro eran mujeres en 39 municipios de 15 departamentos.

De la misma manera, el documento de análisis reveló que se perpetraron 92 masacres en las que murieron 326 personas en 70 municipios de 20 departamentos de ese país. Desde la firma de los acuerdos de paz, un total de mil 283 líderes defensores de derechos humanos fueron asesinados, de los cuales 885 fueron cometidos en el gobierno de Iván Duque, siendo 2020 el año más violento con un total de 310 homicidios contra activistas; mientras que 2016 fue el año con menos asesinatos, según el periodo analizado del 24 de noviembre de 2016 al 24 de diciembre de 2021.

Entre los 168 asesinatos cometidos en este año, el departamento de Cauca fue el que más homicidios registró, entre los que se encuentran el de Sandra Liliana Peña, gobernadora del resguardo indígena La Laguna-Siberia.

Otros líderes defensores de derechos humanos asesinados este año fueron Wilson López, Harold Ángulo, Sebastián Jacanamijoy y Cristina Isabel Cantillo, quienes fueron defensores de comunidades y grupos sociales.

El departamento de Cauca concentró el 31 por ciento de los asesinatos de los líderes defensores de derechos humanos, seguido de Antioquia con el 15 por ciento, y Magdalena con el 11 por ciento de los casos identificados.

En cuanto a las 26 mujeres lideresas que fueron asesinadas en este año, destacan Beatriz Cano, Derly Pastrana, María Bernarda Juajiboy y María Lina Pedraza.

Con respecto a las 92 masacres ocurridas este año, el informe refirió que en su mayoría fueron a menores de 30 años de edad y fueron cometidas tanto en zonas urbanas como rurales, y las acciones fueron cometidas por grupos de entre dos y cuatro agresores, y el municipio con el mayor número de masacres fue Santander de Quilicho con un total de cinco incidentes.

Asimismo, se registraron 162 conflictos socioambientales, los cuales están involucradas empresas multinacionales y proyectos nacionales como el caso de las empresas eólicas en el norte de La Guajira.

Además, el informe precisó que se cometieron 79 asesinatos en el marco del paro nacional, de los cuales 44 fueron cometidos por elementos de la fuerza pública, así como mil 661 casos de violencia física, 90 víctimas de violencia ocular, 35 víctimas de violencia sexual, 833 intervenciones violentas, y cuatro mil 687 agresiones policiales.

 

Para descargar el Informe completo

 

Continue Reading

La red en lucha

Triunfo de la izquierda en Chile, con más de un millón de votos de diferencia en favor de Boric

Published

on

By

 

Por Meritxell Freixas/eldiario.es

Todo apuntaba a una tarde larga y de infarto, sin embargo, a una hora del cierre de urnas –a las 6 de la tarde– la tendencia estaba prácticamente confirmada y el izquierdista Gabriel Boric se proyectaba con claridad como el futuro presidente de Chile. Boric obtuvo un 55,8% de los votos y se impuso, por más de 10 puntos, a su rival José Antonio Kast, abanderado de la extrema derecha que se quedó con un 44,1%, con un 99,8% escrutado. Entre ambos hubo un millón de votos de diferencia. Con estas cifras en la mesa, Boric se convierte en el presidente más votado de la historia de Chile y también en el más joven. El 11 de marzo jurará el cargo con 36 años.

Qué se juega Chile en la segunda vuelta de unas presidenciales muy ajustadas

«Yo vengo de lejos, del sur de Magallanes, casi en la Antártica, y tengo 35 años y tengo claro que la historia no parte con nosotros. Nuestro proyecto es heredero de una larga tradición, la de quienes han buscado la justicia, la defensa de los derechos humanos y la protección de las libertades», dijo en su primer discurso como futuro presidente ante la multitud que se congregó en la avenida principal de Santiago, La Alameda, para celebrar el triunfo. «Estamos ante un cambio de ciclo histórico y no lo podemos desaprovechar. Seré el presidente de todos los chilenos y chilenas, de quienes eligieron otra alternativa y también de quienes no concurrieron a votar», añadió.

«Chile no estaba tan dividido»

Desde el retorno a la democracia, la tendencia siempre había sido que el candidato que ganaba la primera vuelta se imponía también en el balotaje. Sin embargo, Gabriel Boric rompió con eso y sumó más de dos millones de votos respecto a la elección del 21 de noviembre, luego de liderar una campaña en la que se preocupó de buscar al votante de centro. «Estos resultados revelan lo que ha sido la tónica desde fines del 2019: que los chilenos quieren cambios –una modernización social, política y económica– pero que se hagan a través de la institucionalidad y a un ritmo moderado. Boric ganó porque representa juventud y renovación, pero también porque, por lo menos durante el último mes, enfatizó la moderación y la disposición a llegar a acuerdos», dice Robert Funk, profesor del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile.

La campaña estuvo muy polarizada y había la percepción de que el país estaba dividido en dos bloques casi herméticos originados durante el inicio de la transición. En las últimas semanas se compararon estos comicios con el plebiscito de continuidad del régimen de Augusto Pinochet (1973-1990), que se celebró en 1988 y puso fin a 17 años de dictadura. «Chile no estaba tan dividido, tenemos más conciencia democrática de la que pensábamos y existe un espíritu democrático», dice la integrante de la Red de Politólogas Javiera Arce.

Además de la capacidad de movilizar el votante de centro que en la primera vuelta apostó por otras candidaturas, otra de las claves de la victoria de Boric tiene que ver con un aumento destacado de la participación. Más de 8,3 millones de votantes concurrieron a las urnas, cerca del 55% del padrón electoral, el mayor porcentaje desde 2012, cuando el votó pasó a ser voluntario.

En la Región Metropolitana, los resultados demuestran la segregación política y social que marca los barrios (comunas): mientras Kast se impuso en el sector oriente (Las Condes, La Reina, Providencia, Vitacura y Lo Barnechea), el más acomodado y pudiente; Boric ganó en el resto de los 47 barrios. Eso, a pesar de que la jornada estuvo marcada por las denuncias de falta de transporte público y de buses interurbanos, sobre todo en las zonas más periféricas del área metropolitana. La indignación provocó la ministra de Transportes, Gloria Hutt, compareciera para dar explicaciones: «No quedé conforme en cómo funcionó el sistema. Se pudo haber resuelto más rápido con más información a las personas».

Principales desafíos

Analistas y expertos coinciden que Gabriel Boric no lo tiene fácil para el próximo gobierno. Más allá de acompañar la recta final del proceso constituyente, el presidente electo «tendrá que manejar las expectativas en un contexto bastante adverso», dice Funk. Según él, también tendrá que enfrentar otros problemas adicionales que son «un flanco débil» para Boric y su sector, como la delincuencia y el narcotráfico, la reforma de Carabineros, el conflicto entre el pueblo mapuche y el Estado chileno, y la inmigración. «Para estos temas, Boric ha ofrecido propuestas interesantes, progresistas, pero difíciles de implementar», añade.

En su opinión, también «tendrá que lidiar con una coalición difícil porque el Partido Comunista presionará por dentro y por fuera». Los partidos de centro-izquierda, por su parte, van a querer aportar desde su experiencia de gobierno, comenta, y los empresarios estarán «nerviosos». Arce, por su parte, apunta a la fragmentación del Congreso que dejaron las elecciones legislativas del 21 de noviembre: «Necesitará equipos con mucha musculatura política».

En diez años, Boric y su generación han pasado de liderar el movimiento estudiantil al palacio de La Moneda. El próximo 11 de marzo, el presidente Sebastián Piñera colocará la banda presidencial al líder que, en 2011, durante su primer gobierno, le hizo el pulso desde la calle. Aquel joven inconformista y rebelde será su sucesor en el poder.

Fuente original: eldiario.es

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: