Connect with us

Oriente Medio

Estudiantes kurdos luchan por recuperar su idioma en Siria

Los estudiantes kurdos se han organizado para exigir que se les enseñe su lengua original en medio de las batallas de Siria, y no sólo inglés y árabe

Published

on

Clases de lengua kurda en Derik, noreste de Siria Foto: Karlos Zurutuza/IPS

Por Karlos Zurutuza

DERIK, Siria (IPS).- «Quiero aprender a escribir en mi propia lengua», dice Manal, una joven kurda de Siria. Ni ella ni sus 30 compañeros de clase han estado nunca tan cerca de conseguir su objetivo.

No es que Manal adolezca de una débil formación académica: esta kurda de 21 años confía en acabar la carrera de Economía durante el curso que está comenzando, algo que explica en un inglés casi perfecto. Sin embargo, su lengua materna ha estado proscrita durante los casi 50 años que lleva el Partido Baath en el poder de este país.

Durante sus vacaciones de verano, Manal ha acudido al centro de idiomas Badarhan, en Derik, 700 kilómetros al noreste de Damasco. Se trata de una de las dos escuelas de esta ciudad de la gobernación de Al-Hasakah que han incluido recientemente el kurdo en su oferta educativa: tres sesiones semanales de una hora, y gratis.

«Al hablar inglés conozco el alfabeto latino, y el que usamos para el kurdo es prácticamente idéntico», explica la joven antes de entrar en un salón de clase recién pintado de azul celeste. Con la llegada del Partido Baath al poder en 1963, los kurdos de Siria – entre dos y cuatro millones, según la fuente– fueron sometidos a una política de arabización sistemática, por lo que la lengua y el alfabeto árabes fueron hegemónicos.

En esta escuela, cerca de 600 jóvenes se enfrentarán en breve a una prueba de gramática para certificar que ya están alfabetizados en kurdo. La suya es una lengua de origen indoeuropeo, que cuenta con dos variantes principales: el kurmanji, hablado por los kurdos de Turquía y Siria y escrito en alfabeto latino, y el soraní, que utilizan los kurdos de Iraq e Irán y para cuya interpretación se emplea el alfabeto árabe. Ambas variantes cuentan con su propio estándar, pero no existen una lengua y un alfabeto comunes para los más de 40 millones de miembros de este pueblo.

Fátima comparte pupitre con Manal, siempre y cuando sus turnos de enfermera en el hospital le permitan asistir a clase. «Es importante para nosotras, pero sobre todo para las generaciones futuras», apunta la joven. Recuerda que fue suspendida en la escuela durante una semana por hablar kurdo en clase: «Lo hablábamos a escondidas, e incluso con algunos de los profesores».

Fátima se esfuerza hoy por escribir correctamente en su lengua gracias a una gramática fotocopiada y, sobre todo, a la entusiasta labor de profesores voluntarios como Hoshank. «En cuanto me enteré de que necesitaban profesores, no lo dudé ni un instante», explica este docente local. «Aprendí a escribir por mi cuenta, a través de Internet y de libros que guardaba escondidos en casa. Hoy quiero facilitar las cosas a los demás y hacer algo por mi pueblo».

Las fronteras coloniales trazadas en secreto entre Gran Bretaña y Francia en 1916 dividieron a familias kurdas a ambos lados de la línea limítrofe turco- siria. El posterior Tratado de Sévres (1920) contempló incluso la creación de un Estado kurdo independiente, pero ese punto nunca llegó a cumplirse. A pesar de todo, el tráfico sigue siendo más o menos fluido a través de estas fronteras trazadas con escuadra y cartabón. Y no únicamente de personas y bienes.

Damasco lleva años aplicando un veto a las principales redes sociales y sitios de Internet, un bloqueo al que se suma la errática comunicación telefónica desde el inicio de las revueltas contra el régimen de Bashar Al Assad, a fines de enero de 2011. Sin embargo, la mayoría de los kurdos de Siria gozan de un acceso a Internet prácticamente libre de restricciones gracias a la red de telefonía turca, a la que acceden por su cercanía con la frontera. Aunque de forma involuntaria, Ankara estaría contribuyendo así a la cohesión del pueblo kurdo durante esta revolución cultural en curso.

Mientras el gobierno de Assad está absorto en combatir la rebelión opositora en buena parte de Siria, las zonas kurdas, en el extremo noreste, han quedado libradas a su suerte y han comenzado a ejercer un autogobierno de hecho. Al finalizar las clases del día, Mohammad Amin Saadun, director de la escuela, explica los antecedentes de esta iniciativa que, si bien es novedosa en Derik, cuenta con precedentes en prácticamente todas las localidades bajo control kurdo. Algunas de ellas llevan abiertas casi desde el inicio de la insurrección, hace más de año y medio.

«Enseñamos inglés y turco desde hace años, pero hace dos meses surgió la oportunidad de incluir el kurdo, así como clases de historia y cultura sobre nuestro pueblo», explica Saadun, un reconocido escritor y poeta en kurmanji.

Tras el acuerdo sellado en julio en Arbil, capital de la Región Autónoma Kurda de Iraq, entre los principales partidos políticos kurdos de Siria, la gestión educativa de la región está a cargo del Partido de la Unión Democrática (PYD), la fuerza dominante.

El Comité de Educación trabaja contrarreloj para que el inicio del nuevo curso escolar incluya asignaturas genéricas, como matemáticas o historia, en kurmanji.

Se ha especulado con que el PYD habría negociado una suerte de pacto de no agresión con el gobierno de Assad. Pero su presidente, Salah Muslim, negó categóricamente que se hubiera producido acuerdo alguno, añadiendo que «Damasco simplemente no quiere abrir un frente con las minorías del país».

Por el momento, la relativa calma en esta zona permite que escuelas como las de Derik sigan coordinándose con los gestores del PYD para consolidar un proyecto que se sustenta en la labor desinteresada de directores y docentes, pero también en generosas aportaciones de particulares.

Mohammad Sadik cedió de manera gratuita dos locales a la escuela para que ésta pudiera acomodar a los nuevos estudiantes. Solo unos pocos conocen su gesto, probablemente porque el propietario le resta toda importancia.

«Muchísima gente ha muerto por nuestro pueblo», explica Sadik entre el chasquido de las persianas metálicas que clausuran las clases hasta mañana. «Ceder a la escuela estos dos locales no es nada comparado con eso».

 

 

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Oriente Medio

Netanyahu enfrenta juicio por corrupción en medio de celebraciones de Tel Aviv por su caída

Published

on

Benjamín Netanyahu: “Volveremos pronto. Volveremos”.

Tras la noticia de la destitución de Netanyahu, las celebraciones estallaron en la ciudad de Tel Aviv. No obstante, los palestinos mantienen una posición escéptica ante el nuevo Gobierno y su líder ultranacionalista de línea dura. Estas fueron las palabras expresadas por Wasel Abu Yousef, de la Organización para la Liberación de Palestina.

Wasel Abu Yousef: “Este Gobierno de extrema derecha, que incluye partidos extremistas, no hará más que intensificar el conflicto contra los palestinos y hacer que se derrame más sangre. La sangre palestina será el combustible para este Gobierno de extrema derecha. Por eso, este Gobierno no será diferente del de Netanyahu”.


Democracy Now!

Continue Reading

La red en lucha

Soldados israelíes agreden a periodista de Al Jazzera mientras cubría arrestos masivos de palestinos

Published

on

Israel está reprimiendo a los palestinos que viven en los territorios ocupados de Cisjordania, en la zona ocupada de Jerusalén Oriental y dentro de Israel. El periódico Haaretz informa que la policía israelí arrestó a casi 2.000 palestinos en mayo en un intento por sofocar las manifestaciones y los levantamientos contra la ocupación. El sábado, la policía israelí arrestó a la periodista de la cadena Al Jazeera Givara Budeiri mientras cubría una protesta en el barrio Sheikh Jarrah. Durante el arresto de Budeiri, los agentes le rompieron la mano izquierda y destruyeron el equipo de su operador de cámara. Budeiri le dijo a Al Jazeera que la golpearon mientras la llevaban a un centro de interrogación de la policía israelí.

Givara Budeiri: “Me rompieron la mano. Pasé toda la noche en el hospital. Me duele mucho la espalda. Y también me duele mucho la mano porque los soldados me ajustaban las esposas todo el tiempo en el automóvil. Me duele la cabeza. Además, no puedo caminar muy bien porque tengo lastimada la pierna”.

Al Jazeera denunció el arresto violento de Budeiri como un “crimen contra la profesión periodística”. La Asociación de la Prensa Extranjera calificó el incidente como “la última de una larga serie de tácticas de mano dura por parte de la policía israelí”.

Mientras tanto, el domingo, la policía israelí detuvo a Muna y Mohammed El-Kurd en Jerusalén Oriental. Los gemelos de 23 años han estado liderando la lucha contra la expulsión forzada de palestinos que viven en el barrio Sheikh Jarrah de Jerusalén, donde también vive su familia. Ya hay colonos judíos ocupando parte de su hogar.

La corrupción de Netanyahu

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha afirmado, sin presentar pruebas, que las elecciones celebradas el 23 de marzo fueron amañadas en su contra. El domingo, en declaraciones a miembros de su partido derechista Likud, Netanyahu dijo que en las elecciones se cometió “el mayor fraude electoral […] en la historia de cualquier democracia”.

Los comentarios de Netanyahu se asemejaron a las falsas afirmaciones del expresidente Donald Trump sobre las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos. Estas declaraciones se produjeron al tiempo que Netanyahu se enfrentara a un juicio por corrupción y que una coalición de partidos de la oposición liderada por el político nacionalista de extrema derecha Naftali Bennett se prepara para poner fin a su mandato de doce años como primer ministro de Israel.

Con información de Democracy Now!

Continue Reading

La red en lucha

Bombardeos israelíes matan a 40 palestinos en Gaza, antes de reunión de la ONU

Published

on

Gaza (Territorios Palestinos) (AFP) |

Los bombardeos israelíes de este domingo en Gaza mataron a al menos 42 palestinos, la cifra más alta de víctimas en un día desde el inicio de la escalada militar, en tanto una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU no desembocó en ningún avance.

«Este insensato ciclo de derrame de sangre, de terror, de destrucción, debe cesar inmediatamente», declaró el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, al abrir una sesión de urgencia del Consejo de Seguridad. Afirmó temer que la violencia «desate una incontrolable crisis» en la región.

Según varios diplomáticos entrevistados por la AFP, Estados Unidos, haciendo gala de una posición que muchos de sus aliados consideran incomprensible, se negó de nuevo este domingo a emitir una declaración conjunta que permitiera lograr rápidamente un cese de los enfrentamientos.

Desde las primeras horas del domingo, 42 palestinos, entre ellos al menos ocho niños, murieron en bombardeos israelíes en el enclave, donde viven dos millones de personas bajo bloqueo israelí.

Se trata de la cifra diaria de muertos más elevada desde el inicio de este nuevo ciclo de violencia, que ya ha causado la muerte de 192 palestinos, entre ellos 55 niños, y más de 1.200 heridos, según el último balance palestino.

En Israel, 10 personas han perdido la vida, entre ellos un niño y un soldado, y hay 282 heridos, por los disparos de cohetes palestinos.

Los grupos armados palestinos, entre ellos Hamás -en el poder en Gaza-, lanzaron más de 3.000 cohetes contra Israel desde el 10 mayo, el mayor ritmo de cohetes jamás disparados hacia Israel, según el ejército israelí, que precisó que la mayoría fueron interceptados.

En Gaza, el balance de fallecidos no dejaba de aumentar mientras los rescatistas se esforzaban por sacar los cuerpos de entre los escombros, ante la mirada horrorizada de los familiares.

Varias decenas de heridos fueron evacuados al vecino Egipto. Tres convoyes, con 263 palestinos heridos a bordo, cruzaron el puesto de Rafah hasta la región egipcia del Sinaí del Norte, indicaron fuentes médicas y funcionarios, para ser atendidos.

En tanto, en Jerusalén, un vehículo embistió al caer la tarde contra soldados israelíes que patrullaban en el barrio de Sheij Jarrah, en Jerusalén Este. El ataque causó varios heridos, según los equipos de rescate y la policía israelí, que indicó que había «neutralizado» al atacante, sin precisar si éste estaba muerto o herido.

– «¡Fue el infierno!» –

Abu Anas Achkanani, habitante del barrio de Al Rimal, blanco de bombardeos, explicó que perdió a su cuñada y cuatro de sus sobrinos, el mayor de los cuales tenía 11 años, y que, según él, dormían cuando cayó el proyectil.

«Estaba en la casa de al lado (…) No pasaba nada y de repente, hacia las 12h (…) hubo un bombardeo en la calle y ¡fue el infierno! (…). Bajamos para ver y era surrealista. Sacamos a la madre y a los niños de los escombros», relata.

En su persecución contra las estructuras de Hamás, el ejército israelí anunció en Twitter que «atacó el domicilio de (el jefe político de Hamás en Gaza) Yahya Sinwar y el de su hermano, Mohamad Sinwar, jefe de logística de Hamás», y publicó un video que muestra graves daños bajo una nube de polvo.

Fuentes de seguridad palestinas confirmaron el ataque a la vivienda de Sinwar, pero por ahora se desconoce su suerte.

– «Objetivo legítimo» –

El sábado, un edificio que albergaba los equipos de la cadena catarí Al Jazeera y la agencia de prensa estadounidense Associated Press (AP) fue reducido a escombros en un bombardeo del ejército israelí, que había pedido la evacuación del inmueble.

Según el ejército, el edificio albergaba «entidades pertenecientes a la inteligencia militar» de Hamás, acusadas de utilizar a civiles como «escudos humanos».

En una entrevista con la cadena estadounidense CBS, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, justificó el bombardeo, afirmando que era «un objetivo perfectamente legítimo», asegurando que se basaba en informaciones de los servicios de inteligencia.

Esta nueva escalada del conflicto estalló tras el lanzamiento desde Gaza de una andanada de cohetes contra Israel en «solidaridad» con los cientos de palestinos heridos en los disturbios con la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este, sector palestino ocupado por Israel desde 1967.

Los disturbios en la explanada, tercer lugar santo del islam, fueron la culminación de fuertes tensiones y enfrentamientos en Jerusalén Este, debido, sobre todo, a la amenaza de expulsión de familias palestinas a favor de colonos judíos en un barrio de la Ciudad Santa.

Las hostilidades se extendieron a Cisjordania, un territorio palestino también ocupado por Israel desde 1967, donde los enfrentamientos con el ejército israelí desde el 10 de mayo han causado 19 muertos palestinos.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: