Senador Osorio Chong vinculado al desvío millonario de la universidades de Hidalgo

Parte  2

Documentos en posesión de este medio ventilan que la Universidad Tecnológica Tula-Tepeji realizó tercerizaciones similares al de la Estafa Maestra con el AICM y una A.C. de San Pedro Garza, además de las malversaciones ya evidenciadas con Inca Rural relacionadas con Miguel Ángel Osorio Chong.

Por Emmanuel Ameth

TULANCINGO, Hidalgo.- Con un esquema de triangulación de recursos entre instituciones federales, universidades públicas y entidades privadas para perder el rastro del dinero a través de convenios, la Universidad Tecnológica Tula-Tepeji (UTTT) continuó con el mismo modus operandi que evidenció la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y que Mexicanos Contra la Corrupción y Animal Político retomaron para elaborar La Estafa Maestra: dos convenios elaborados con el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) así como con el Aeropuerto Internacional de México (AICM) dan cuenta de la opacidad de los manejos por un monto de 8 millones 937 mil pesos.

El presente documento es sólo la segunda parte de la forma en la que se desviaron recursos, toda vez que la entrega anterior se evidenció la relación del senador Miguel Ángel Osorio Chong con la UTTT e Inca Rural por un daño patrimonial de 19 millones 428 mil 879.78 pesos.

El Inadem y la UTTT

Luego de que Leodán Portes Vargas, primo hermano de Laura Vargas -esposa del exsecretario de gobernación- dejara la rectoría de la UTTT, la misma quedó a cargo de Luis Téllez Reyes, relevo que no culminó con las prácticas de opacidad al triangular recursos de la federación con un presunto daño patrimonial a la hacienda pública.

Y es que de acuerdo con la solicitud de transparencia foliada con el número 1021100007619, en el año 2017 la UTTT firmó un convenio con Inadem -dependiente de la Secretaría de Economía-, en el que la institución hidalguense recibió la cantidad de 2 millones 660 mil pesos para apoyar a emprendedores.

La meta era la de apoyar a 1,900 estudiantes para el desarrollo de su proyecto emprendedor así como apoyarles para poder conseguir su financiamiento; los conceptos unitarios fueron para pagar 850 pesos por cada alumno que acreditara la primera etapa así como otros 550 pesos para quienes libraran la segunda (1,400*1,900=2,660,000).

Sin embargo, algo habría salido mal en los “entregables” del proyecto y sólo se pudo acreditar la “idea de negocio” de 190 de ellos, pues la universidad nunca informó que existiera un plan de negocio como tal.

Pero la anomalía no terminaría allí.

Para poder hacer uso de la totalidad del recurso obtenido, la institución firmó un convenio con el Clúster de Nanotecnología de Nuevo León A.C., mismo al que pagó 2 millones 394 mil pesos en tres exhibiciones.

Más anomalías

La irregularidad radica en que la A.C. domiciliada en Monterrey tiene por objeto promover la industria de la Nanotecnología de Nuevo León, el país y el extranjero… giro que no tiene ninguna relación con el emprendimiento.

Como puede apreciarse en los folios  de las facturas emitidas, estas fueron emitidas “al vapor”, toda vez que estas fueron expedidas a las 12:38, 12:46 y 13:07 del día 2 de mayo de 2018 ¡todas ellas! Cuando por tratarse de ministraciones debieron tener un periodo de expedición más amplio -medido incluso en meses y no en un lapso de media hora-.

Para el tamaño de la empresa, destaca también que en la red aparecen al menos otras 4 empresas domiciliadas en Av. Batallón de San Patricio 109 -Piso 17 en San Pedro Garza García, Nuevo León.

Por si fuera poco, en el informe de actividades 2017 de la empresa, no hace referencia alguna a dicho proyecto, es más, dice que “Canceló un taller de emprendimiento”; de haber existido el servicio que supuestamente la UTTT dice que le prestaron, se encontraría en dicho documento, pues en el mismo se hace referencia a actividades tales como reuniones, desarrollo de su página institucional, impactos en redes sociales y medios, etc.

El convenio firmado con la UTTT además, es por tiempo indeterminado y la misma A.C. no ostenta el mismo en su página y sí con otras instituciones educativas.

El AICM y la UTTT

El 15 de marzo de 2018 el AICM celebró un convenio con la UTTT para la realización de 53 cursos tras los cuales cobró 6 millones 2777 mil pesos; en este caso, por razones de confidencialidad y propiedad intelectual no se pudo conseguir la temática de cada uno de estos; sin embargo, no por ello dejan de aparecer irregularidades.

Porque se aprecian muchos para los cuales no se cuenta con la capacidad académica así como algunos otros que son absurdos, entre los que destacan:

*Aplicación de pastas texturizadas (es albañilería)

* Inglés aeronáutico (no se tienen especialistas en dicha área)

*Cursos de inglés y francés, de 20 horas, para cada uno de los niveles (ni en las mejores escuelas podría dominarse un idioma en tres sesiones de estas)

*Manejo de estrés para brigadistas (sin experiencia y sin capacidad académica)

*Uso de maquinaria pesada especializada (no es un área que domine la institución)

*Calidad en el servicio estilo Disney (¿?)

*7 Hábitos de la gente altamente efectiva (es un libro de superación personal)

Emmanuel Ameth

Emmanuel Ameth es colaborador de Los Ángeles Press y propietario de Emmanuel Ameth Noticias, cuyo nombre comercial es EA Noticias, un medio crítico y de izquierda que tiene como misión ser el portal de mayor credibilidad de la región y referente en materia económica, política y empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *