Connect with us

La red en lucha

En Brasil, mujeres periodistas reciben más del doble de ofensas en Twitter que sus colegas hombres

Published

on

 

Este texto fue publicado originalmente por AzMina el 23 de noviembre de 2021 y traducido y republicado por Latam Journalism Review.

Por Jamile Santana

“Puta. Va a abrir las piernas para dárselo a Lula”. Ése fue el primer mensaje que Eliane Cantanhêde; periodista, columnista de Estadão y comentarista de Globonews Em Pauta, de radio Eldorado (São Paulo) y de radio Jornal (Pernambuco); recibió la mañana del 18 de noviembre. La ofensa llegó a su bandeja de mensajes privados en uno de sus perfiles profesionales en redes sociales. Esa, desafortunadamente, no fue la única frase ofensiva que recibió en sus redes. Algunas son públicas en los comentarios de sus publicaciones, lo que documenta la misoginia y violencia contra las mujeres periodistas para quien lo quiera ver.

Elaine lidera un ranking de ataques a profesionales de la prensa. Las mujeres periodistas reciben más del doble de insultos en sus perfiles de Twitter comparado con sus colegas hombres. Ese fue uno de los hallazgos preocupantes de una investigación de datos realizada por Revista AzMina y por el InternetLab junto a Volt Data Lav y INCT.DD, con el apoyo del International Center for Journalists (ICFJ). La creciente ola de ataques a la prensa brasileña aparece también en informes de la Federación Nacional de Periodistas (Fenaj, por su acrónimo en portugués) y de la Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji). Ya sea en la realidad o en línea, la violencia tiene al género femenino como su principal blanco.

En la encuesta, llevada a cabo en Twitter, se encontró que los usuarios que lanzan ataques contra periodistas intentan deslegitimar la capacidad intelectual femenina para el ejercicio de la profesión y silenciar a la prensa. Igualmente, resaltan aspectos físicos de las profesionales para desviar la atención de los temas abordados y diseminan información falsa sobre ellas.

Fueron monitoreados 200 perfiles de periodistas brasileños en esa red social. A partir de un diccionario compuesto de palabras ofensivas, misóginas, sexistas, racistas y lesbo, trans y homofóbicas, recopilamos 7.1 millones de tuits con contenido ofensivo en 133 perfiles de mujeres periodistas y 67 de hombres. En un análisis más minucioso, que comprendió el periodo entre el 2 de mayo y el 27 de septiembre, el monitoreo llegó a un conjunto de poco más de 8.3 mil tuits, con cinco o más interacciones (RT y/o likes). Estos fueron verificados uno por uno para identificar si el contenido era o no un ataque directo al periodista.

Los profesionales que trabajan en la cobertura política están más expuestos a los ataques masivos. Pero, mientras 8 por ciento de los tuits ofensivos dirigidos a los periodistas hombres fueron hostiles, 17 por ciento de los dirigidos a periodistas mujeres eran ataques. Entre los términos más usados contra estas están “ridícula”, “canalla”, “loca”, “mujercita”. La mayoría de las agresiones también sugieren que las mujeres son incapaces de interpretar un texto o una situación política.

Para los hombres, la incidencia de ataques directos es más baja y, muchas veces, las ofensas se mezclan con ataques a otras mujeres o a la prensa en general. Varios mensajes dirigidos a hombres también contienen comentarios misóginos que ofenden a figuras femeninas cercanas a ellos, como sus madres, hermanas y colegas.

De acuerdo con la antropóloga Fernanda K. Martins, una de las coordinadoras de la investigación de InternetLab, “la misoginia se sustenta y se extiende socialmente a partir de movimientos que colocan a las mujeres como blanco incluso cuando el objetivo es alcanzar a un hombre. Los ataques dirigidos a las colegas y a sus familiares mujeres apuntan a un comportamiento social que coloca al género femenino como naturalmente atacable, naturalmente susceptible y a discursos que hacen inferior y menosprecian a las mujeres”.

Lo que se ve en común en ambos son las expresiones que intentan posicionar a los profesionales en espectros políticos, llamándolos “comunistas” o “naziperiodistas”, además de los que afirman que los periodistas son, de alguna manera, “parciales” en sus coberturas.

Acciones orquestadas

En el top del ranking de las periodistas más insultadas están Eliane Cantanhêde; Vera Magalhães, presentadora del programa Roda Viva, columnista en el periódico O Globo y comentarista de la estación de radio CBN; Daniela Lima, presentadora de CNN; y Miriam Leitão, periodista de O Globo, TV Globo, Globonews y CBN. Ellas comparten la opinión de que los ataques son todavía más virulentos cuando son iniciados o instigados por figuras políticas como el presidente Jair Bolsonaro. AzMina ya mostró en su canal de YouTube por qué las agresiones de Bolsonaro a periodistas mujeres son un problema.

Elaine recuerda que los ataques a periodistas comenzaron en la época cuando el Partido del Trabajo (PT) estaba en la presidencia, por parte de simpatizantes del partido. También recuerda que también ha sido atacada por el Partido Socialdemócrata de Brasil (PSDB). Un mismo artículo molestó a ambas partes. “Pero Bolsonaro no solo usó esa táctica, también comenzó a desacreditar a periodistas señalándolos por su nombre, lo que encendió a sus seguidores”, dijo.

Para Vera, los ataques son estratégicos. “Entiendo que son intencionalmente misóginos, machistas, exactamente como una forma de acabar la credibilidad de las mujeres periodistas”. Ella cree que su caso se agrava por el hecho de haber hecho muchas críticas al PT, “y también lo hago contra el gobierno de Bolsonaro”. Pero hoy la coordinación de las ofensas, dice Vera, parte del presidente, de su familia y sus ministros. “Eso no pasaba en los gobiernos anteriores. Es violento y orquestado”.

La periodista Mariliz Pereira Jorge, columnista de Folha de S.Paulo, guionista y presentadora del canal MyNews, cuenta que enfrentar la hostilidad para ejercer la profesión desafortunadamente ya es parte de su rutina. El problema, en su opinión, es que ahora los ataques están más organizados y son masivos.

“Cuando un tuit parte de la propia presidencia, o de los congresistas de la base gobernante, ya sé que habrá una cascada de insultos”. Y, muchas veces, además de ofensivos, los mensajes son intimidatorios.

Además de las maldiciones, las periodistas necesitan combatir la diseminación de noticias falsas sobre sus trayectorias, lo que es también una estrategia política de descrédito de las profesionales. Miriam Leitão, por ejemplo, es constantemente insultada con términos como “ladrona de bancos” y “mujer cobra”, expresión creada por los seguidores del presidente Jair Bolsonaro, quienes minimizan y se burlan del episodio de tortura que sufrió la periodista en la época de la dictadura militar.

“Ya entré en los Trending Topics de Twitter porque usaron una foto mía diciendo que era yo en prisión por haber asaltado un banco”, comentó. Miriam, quien agregó que nunca ha portado un arma y que esa información ha sido desmentida decenas de veces. “Pero de vez en cuando, surge una nueva ola y usan eso de nuevo”. Ella nota que perfiles falsos crean olas artificiales de ataques que contaminan el debate y distorsionan el diálogo.

re

Como es costumbre en narrativas misóginas, las mujeres también sufren ofensas que son dirigidas a sus cuerpos, sus relaciones y sus edades. Con Eliane Cantanhêde y Vera Magalhães, por ejemplo, fue puesta en duda su salud mental. “Piensan que me ofenden, pero nunca he intentado ocultar mi edad. Me siento orgullosa de mi historia, de la abuela que soy”, dijo Eliane.

La situación profesional del marido de Vera Magalhães, quien también es periodista y ha trabajado como asesor de diferentes políticos de la escena nacional, es frecuentemente discutida en las redes sociales como algo que supuestamente interfiere en la trayectoria y opiniones de la periodista. Una estrategia semejante sucede con Eliane Catanhêde.

Las conclusiones del monitoreo son muy similares a las del informe desarrollado por Abraji, que mostró un índice de 56 por ciento de ataques en línea para mujeres periodistas en 2020. También fueron usados maldiciones, groserías y términos misóginos cuando las víctimas eran mujeres. “Este escenario atrae la atención hacia la necesidad de mecanismos de protección legal e institucional de libertad de expresión, específicamente atentos a cuestiones de género”, dijo Cristina Zahar, secretaria ejecutiva de la asociación.

Muchos usuarios insinúan que las mujeres negras e indígenas se aprovechan de sus características para acceder a los espacios profesionales a los que han logrado llegar. Tal es el caso de las periodistas Maju Coutinho, quien es afrodescendiente, y Alice Pataxó, quien es indígena. “¿No eres monarquista? ¿Y esa electricidad que estás usando ahí, puta? En la época del imperio [en Brasil] no había esas cosas”, publicó un usuario después que la periodista compartió una imagen en la que aparece una persona indígena tomando una foto con un teléfono celular.

Cómo actuar en estos casos 

 Además de la experiencia violenta de abrir las redes sociales todos los días y encontrarse con ataques como estos, las periodistas también llaman la atención sobre la dificultad de denunciar esto dentro de las propias plataformas.

Mariliz Pereira Jorge dice que ya ha denunciado varios ataques, pero no tuvo apoyo. Las respuestas que recibió fueron que eso no violaba las políticas de la plataforma. “Una mujer que publique una foto de su pecho puede ser vetada porque viola las políticas de la plataforma mucho más que una amenaza de violación, de muerte, como me pasó a mí y a otras colegas”. Ella también cree que las agresiones generan más engagement.

Para Miriam Leitão, todo perfil debería tener una persona física y/o empresa legalmente identificable. Ella sugiere que las plataformas tienen la responsabilidad de identificar quién es real en oleadas organizadas de ataques, neutralizar y eliminar perfiles que no son reales, porque los bots (robots) no tienen rostro. “Cuando recibo una ofensa sexista y mentirosa, ¿a quién puedo demandar si quisiera?”, pregunta.

El monitoreo identificó que muchos tuits con contenido agresivo explícito, como “puta” y “vagabunda”, por ejemplo, ya han sido retirados del aire.

Posicionamiento de la plataforma

En un comunicado, Twitter informó que tiene una política de comportamiento abusivo (que trata los intentos de acosar, intimidar o silenciar la voz de otra persona) y una política contra la propagación del odio (que establece que no está permitido promover la violencia, atacar directamente o amenazar a otras personas con base en categorías o características específicas). Si se confirma la infracción, se toman diferentes medidas correctivas, que van desde la eliminación y/o reducción de la visibilidad de un tweet hasta la suspensión permanente de una cuenta.

Con respecto al gran volumen de perfiles falsos identificados como autores de tuits ofensivos, Twitter dijo que tiene reglas para abordar los intentos de manipular el debate en la plataforma, ya sea a través de spam o cuentas falsas. Estas reglas establecen que no está permitido usar los servicios de Twitter con la intención de amplificar o suprimir información artificialmente o participar en comportamientos que manipulen o perjudiquen la experiencia de las personas en la plataforma. La red social ha utilizado el aprendizaje automático y la formación del personal para identificar estos perfiles. Cuando hay sospecha, las cuentas detectadas se someten a un llamado desafío (como confirmación por correo electrónico o teléfono o ingresar un código Captcha, por ejemplo) para demostrar que hay una persona detrás de ellas. Si la cuenta no pasa el desafío, se somete a las medidas correctivas adecuadas.

Finalmente, Twitter informa que revisa periódicamente las reglas y políticas, incluida la política contra el odio, para incluir más categorías en lo que llama lenguaje deshumanizante. La empresa también manifestó que cuenta con un Consejo de Confianza y Seguridad integrado por 40 organizaciones y expertos en 13 regiones, incluido Brasil.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Latinoamérica

Militarización en Ecuador y México otra amenaza más a los derechos humanos

Published

on

By

militarización Amnistía Internacional

 

MÉXICO – La actual tendencia hacia la militarización de la seguridad pública en América Latina, en particular en Ecuador y México, representa una amenaza para los derechos humanos en la región, afirmó en una nueva declaración la organización humanitaria Amnistía Internacional (AI).

“Es fundamental que las políticas de seguridad cumplan con las normas y estándares en materia de derechos humanos, particularmente ante la evidencia de los retrocesos que ocurren como consecuencia de la militarización de la seguridad pública”, advirtió la directora para el hemisferio de AI, Erika Guevara Rosas.

En Ecuador, la Corte Constitucional publicó el martes 29 la validación del pedido del presidente Guillermo Lasso de reformar la Constitución, para permitir el apoyo complementario y permanente de las Fuerzas Armadas en las funciones de la Policía Nacional, a fin de combatir el crimen organizado en el país

En México, la Suprema Corte de Justicia de la Nación anunció que en cuestión de días discutirá asuntos relacionados con la Guardia Nacional y con la militarización del país que se encuentran pendientes de resolución.

El primer análisis tratará la controversia constitucional sobre el Acuerdo Presidencial de mayo de 2020, que permitió la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

En el caso de Ecuador, el presidente Guillermo Lasso afirmó que las obligaciones emanadas para la protección de los derechos a la vida y a la integridad de las personas ecuatorianas son la justificación para la actuación permanente de parte de las Fuerzas Armadas para combatir el crimen organizado.

Además, mencionó que el problema del crimen organizado no es excepcional, sino que es un fenómeno creciente que ha sobrepasado el ejercicio de las facultades de la institución de protección interna, por lo cual no hay la necesidad de respetar el requisito de excepcionalidad de las Fuerzas Armadas, recordó AI.

“El presidente Lasso no puede ignorar los estándares establecidos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a su propia conveniencia, para justificar la militarización en Ecuador”, replicó Guevara Rosas.

Argumentó que “si el problema del crimen organizado, según el propio presidente, no es excepcional, la respuesta no puede darse a través del despliegue permanente de las fuerzas armadas, en virtud de los requisitos de excepcionalidad y carácter extraordinario de su uso”.

Recordó que existe una prohibición en la doctrina emanada de las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), sobre perpetuar el uso de las fuerzas armadas en temas no relacionados con conflictos armados.

En su opinión “se abre una oportunidad para que empiece un proceso que permita que las fuerzas armadas estén a cargo de manera complementaria y permanente de la seguridad ciudadana”.

“Es un pésimo precedente para la garantía de los derechos humanos en el país”, aseveró la responsable de AI.

En el caso de México, el reporte de AI recordó que ese país “ha optado por utilizar las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública desde hace más de 15 años. Esta estrategia de seguridad se ha profundizado en los últimos años”.

En marzo de 2019, mediante una reforma constitucional, se creó la Guardia Nacional con mando civil y policial, pero con una influencia muy alta de las fuerzas armadas.

Por otra parte, el Acuerdo Presidencial facultaba a las Fuerzas Armadas a participar en tareas de seguridad pública hasta marzo de 2024, periodo que fue recientemente ampliado por el Congreso hasta 2028.

“Estas acciones se llevaron a cabo sin una estrategia clara de fortalecimiento de policías y de retiro de las Fuerzas Armadas de las calles”, según AI.

En septiembre de este año, el Congreso aprobó que se incorpore a la Guardia Nacional formalmente bajo el control administrativo y operativo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que también tiene a su cargo las Fuerzas Armadas.

La iniciativa está siendo controvertida ante el poder judicial y actualmente cuenta con una suspensión que frena su entrada en vigor.

La oenegé recordó que la Guardia Nacional mexicana realiza adicionalmente más de 148 funciones civiles que no son relacionadas con seguridad, como la construcción de carreteras y el manejo de la vacunación contra la covid-19.

Tanto la Guardia Nacional como la Sedena se encuentran dentro de las 10 instituciones con mayor número de quejas abiertas este año, 346 y 327 respectivamente, ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Según Guevara Rosas “la estrategia de seguridad en manos de las Fuerzas Armadas ha probado una y otra vez ser ineficiente para atender la crisis de seguridad que enfrenta México, pese a lo cual se insiste en perpetuarla”.

“Ello sin mencionar el cúmulo de violaciones de derechos humanos que se han documentado por parte de esas fuerzas”, agregó.

Opinó que ese país “está a tiempo de cambiar su estrategia de seguridad, para lo cual es fundamental priorizar la creación de un plan de fortalecimiento de los cuerpos policiales, bajo el mando civil, y el retiro progresivo de los militares a sus cuarteles”.

Insistió en que la protección del derecho a la vida y a la integridad personal no permite ni puede ser una justificación para que los Estados tomen medidas para complementar, mucho menos de manera permanente, los cuerpos policiales con las fuerzas armadas.

Recordó que la Corte IDH ha alertado sobre la formación del personal militar, que está orientada a su participación en conflictos armados con la consigna de derrotar al enemigo, mientras que el entrenamiento policial se dirige a la protección y seguridad de la población civil en tiempos de paz.

“Sin duda, la seguridad pública ante contextos de violencia es una preocupación legítima y prioritaria para los Estados de la región. Sin embargo, es fundamental que las políticas de seguridad cumplan con las normas y estándares en materia de derechos humanos”, dijo finalmente Guevara Rosas.

***

Fuente: ipsnoticias.net

Continue Reading

Oriente Medio

Protestas de las mujeres en Irán: “Caminamos frente a la policía sin velo”

Published

on

By

Iran protestas mujeres

the guardian

Manifestantes iraníes describen su vida diaria desde el inicio de unas protestas que se espera se intensifiquen esta semana con tres días de huelga

Las fuerzas de seguridad iraníes han matado al menos a 448 personas desde que se iniciaron las protestas hace más de dos meses, según cifras de la ONG Iran Human Rights.

La organización señala que entre los muertos hay 60 menores y 29 mujeres. Su denuncia se suma a la del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que recientemente alertó de que en Irán hay “una crisis de derechos humanos en toda regla”.

En medio de la confusión sobre la supuesta eliminación de la Policía de la moral, los manifestantes han convocado tres días de huelga esta semana. Se trata de las protestas que están amenazando el régimen ultraconservador islámico como nunca en cuatro décadas.

Tres personas de diferentes puntos del país explican cómo han evolucionado las protestas y cómo han cambiado la vida cotidiana en su ciudad.

“Ahora veo a mujeres sin velo a diario”

Farah, 24 años, trabaja como profesora en Tabriz, en el noroeste de Irán

En mi ciudad no ha habido tantas protestas en comparación con otros lugares. En apariencia, la situación no es tan diferente a la que había antes de que todo empezara, pero en realidad sí hay diferencias. La cantidad de guardias en cada plaza es más elevada que antes. Están equipados sobre todo con porras y pistolas eléctricas y a veces van armados. A pesar de ello, la población comparte un sentimiento de desafío.

Desafían a las autoridades, sobre todo, mediante la desobediencia civil, por ejemplo ignorando la obligatoriedad del hiyab, haciendo huelga, las manifestaciones en las universidades y los cánticos de “muerte al dictador”. Han detenido a muchas personas, entre ellas dos de mis mejores amigos.

La gente escribe consignas antigubernamentales en todos los lugares públicos. Los funcionarios de la ciudad intentan limpiarlas lo más rápido posible, pero siguen reapareciendo. La semana pasada, tras el partido y la derrota de la selección de fútbol iraní ante Estados Unidos, la gente vitoreó en las calles y en sus casas.

A diario veo a mujeres [sin velo] en el autobús, en el metro, incluso en la universidad. La mayoría son jóvenes. Antes ninguna se atrevía a hacerlo, al menos donde vivo yo. Mi región es muy conservadora. La mayoría de la gente no reacciona, pero a veces se notan algunas miradas fijas de personas mayores.

La semana pasada, mi amiga y yo nos pusimos delante de la policía, sin velo. Fue aterrador, pero lo hicimos. Después de alejarnos de ellos, una chica y su amiga nos pidieron que chocáramos los puños y me dieron un caramelo. Un par de personas mayores que estaban cerca de los guardias se rieron y dijeron “Mashallah” [Lo que Dios ha querido]. Intento hacerlo tan a menudo como puedo. A veces me da mucho miedo, otras veces tengo más valor.

Las familias no apoyan esta acción. O bien temen por sus vidas o son religiosas y estrictas. En el caso de mi familia, es por el primer motivo. Mi padre me aconseja a diario que no me involucre, pero lo hago de todos modos. Me parece natural: ¿cómo hemos vivido todos estos años sin hacerlo? ¿Sin sentir esta libertad que tienen [tantas] mujeres?

Ahora mismo, [las protestas en Tabriz] están disminuyendo, pero esto ya ha sucedido antes: una bajada y luego una revuelta. Quizá esta vez se acabe, pero lo dudo mucho.

“Quieren estudiar fuera para escapar”

Shirin, 22 años, vive en Shiraz, en el suroeste de Irán

El 17 de noviembre las fuerzas de seguridad entraron en la biblioteca de la universidad e intentaron sacar a un estudiante [que había participado en las protestas]. Después, los estudiantes se reunieron en la biblioteca para protestar porque no quieren intrusos en la universidad ni que los guardias ataquen a los estudiantes. Corearon “la biblioteca de la universidad es nuestro hogar, no dejemos que los enemigos entren en nuestra casa”. La universidad amenazó con suspender a los estudiantes y, de hecho, algunos lo fueron.

El Gobierno tiene previsto castigar a los estudiantes que participen en las protestas con una prohibición de salir del país durante 10 años. Ir a la universidad en el extranjero ya no es solo un proyecto académico para los estudiantes, sino una forma de escapar cuando a algunos no se les permite salir del país.

En Shiraz, las protestas tienen altibajos. A mediados de noviembre fueron muy intensas. Mi padre vio cómo [las fuerzas de seguridad] rompían los cristales de los coches con porras y amenazaban a la población cuando la gente tocaba el claxon en señal de protesta.

Desde entonces, las protestas han disminuido. En muchas provincias de Irán los camioneros se suman a la huelga para decir que no trabajarán hasta que se escuche al pueblo, como forma de protesta.

[En general, las protestas] siguen siendo fuertes en Shiraz, pero adoptan otras formas. Por ejemplo, los vecinos están boicoteando negocios o tiendas que apoyan al régimen. Algunos días todo se desarrolla en las calles. Los vecinos tratan de seguir con las protestas y a la vez mantenerse a salvo.

“La gente canta casi todas las noches”

Mohsen, 38 años, trabaja en marketing en Teherán

En mi barrio de Teherán los vecinos se mostraron muy activos las dos primeras semanas, pero luego hubo muchas más fuerzas policiales y basij [milicias paramilitares voluntarias] que empezaron a patrullar en las calles más importantes y, sobre todo, en la plaza principal.

Entonces las protestas activas adoptaron otras formas, como tocar el claxon de los coches y provocar atascos. Eso también ha disminuido. En ocasiones en las que el consenso es generalizado, la gente sale a la calle a protestar.

En mi barrio hay muchos menos gritos de protesta por la noche: de hecho, son prácticamente inexistentes, pero eso es más bien una excepción, ya que en otras partes de la ciudad en las que he estado, los vecinos protestan casi todas las noches. El cántico de protesta más común es “muerte al dictador”.

A veces se producen enfrentamientos por la noche. Hay muchos miembros de las fuerzas basij vestidos de paisano [entre los manifestantes] y eso rompe la confianza de la multitud.

No salgo mucho porque soy muy activo en internet y limpiar mis dispositivos de cualquier contenido problemático es demasiado complicado. Existe el riesgo de ser reconocido en las protestas por un basiji de tu barrio. La verdad es que es una dinámica complicada.

Hay muchos grafitis, que se cubren continuamente y vuelven a aparecer. Yo mismo he hecho algunos. Solían ser los nombres de las víctimas, sobre todo de Mahsa Amini y Nika Shakarami. A veces son lemas como “abajo el dictador”. Muy a menudo se repite “zan zendegi azadi” (“mujeres, vida, libertad”).

Las mujeres intentan ignorar la obligatoriedad del hiyab cuando pueden y donde pueden. Por lo que he visto, esta actitud va en aumento y hasta cuatro de cada diez mujeres en las calles principales no llevan la cabeza cubierta. Muchas amigas me han dicho que es extremadamente estresante, pero que tratan de hacerlo. Las fuerzas del orden lo ignoran porque no pueden permitirse perseguirlas a todas. Algunas más valientes incluso pasan por delante de las fuerzas del orden sin hijab.

***

Se han cambiado los nombres para proteger a las personas.

Traducción de elDiario.es

Continue Reading

Europa

Nuevos ataques masivos de Rusia causan varias víctimas y apagones en Zaporiyia, Ucrania

Published

on

By

Zaporiyia atacada de nuevo por nuevos bombardeos masivos de Rusia

El operador estatal Ukrenergo dice que se trata del octavo ataque “masivo” con misiles de Rusia y confirma alcance a instalaciones de energía

Por Icíar Gutiérrez

Las autoridades ucranianas han informado este lunes de una nueva oleada de ataques rusos con misiles, que ha dejado varias víctimas y ha vuelto a provocar apagones por el país.

Las alertas antiaéreas han sonado en todo el país y las autoridades han pedido a la población que se refugie. “¡El enemigo ataca de nuevo con misiles el territorio de Ucrania!”, ha escrito en Telegram, Kirill Timoshenko, jefe adjunto de la oficina del presidente ucraniano.

Según ha informado Timoshenko, en el pueblo de Novosofiivka, en la región sureña de Zaporiyia, varias casas han sido destruidas, y al menos dos personas han muerto y tres han resultado heridas, entre ellas un niño pequeño, de un año y diez meses.

Para saber más del tema: Rusia confirma ataque ‘masivo’ al sistema de mando y control del Ejército de Ucrania y niega ataque a Kiev

También ha indicado que dos instalaciones de infraestructura han resultado dañadas como consecuencia del ataque ruso en la región de Odesa. Una persona está hospitalizada. La compañía local de suministro de agua ha dicho que el ataque con misiles ha dejado a toda la ciudad de Odesa sin agua.

Los medios locales han informado de que se han producido explosiones en varias partes del país, como Cherkasy y Kryvyi Rih.

En un vídeo, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha informado de que las fuerzas de defensa aérea han derribado la mayoría de los misiles. Según el mando aéreo de las fuerzas armadas ucranianas, han derribado “más de 60 de los más de 70 misiles” lanzados por Rusia.

Rusia ha disparado otra andanada de misiles contra nuestras infraestructuras civiles críticas intentando privar a la población de electricidad, agua y calefacción en medio de temperaturas bajo cero”, ha dicho en Twitter el ministro ucraniano de Exteriores, Dmitro Kuleba.

No te pierdas: Zelenski pide al Consejo de Seguridad de la ONU actuar con urgencia contra el «terror energético» de Rusia

El operador de la red de distribución eléctrica Ukrenergo ha confirmado en Facebook que los ataques han alcanzado instalaciones de infraestructura energética, provocando apagones en el país. Según Ukrenergo, se trata del octavo ataque “masivo” con misiles de Rusia en el país.

Al igual que ocurrió el pasado noviembre, hay interrupciones del suministro eléctrico en la vecina Moldavia, según ha informado la compañía nacional de energía del país, Moldelectrica.

El ministerio de Defensa ruso ha dicho en un comunicado por la tarde que alrededor de las 15:00 (hora de Moscú) sus fuerzas han atacado “el sistema de mando y control y las instalaciones relacionadas del complejo de defensa, los nudos de comunicaciones, las centrales eléctricas y las unidades militares de Ucrania” con “armas de alta precisión basadas en el aire y el mar de largo alcance”. “Se ha alcanzado el objetivo del ataque. Todos los 17 objetivos designados fueron alcanzados”.

Explosiones en bases aéreas rusas

Este lunes por la mañana, los medios rusos han informado de dos explosiones en bases aéreas en Rusia. Por la tarde, el ministerio de Defensa ruso ha acusado a Kiev de “intentar atacar” con drones “de fabricación soviética” los aeródromos militares de Dyagilevo, en la región de Riazán (a unos 200 kilómetros de Moscú), y Engels, en la región de Saratov, “en un intento de inhabilitar aviones rusos de largo alcance”.

“Las fuerzas de defensa antiaérea rusas interceptaron los vehículos aéreos no tripulados ucranianos cuando volaban a baja altura. El choque y la explosión de los restos en los aeródromos rusos causaron daños menores en el blindaje del casco de los dos aviones”, dice el comunicado. “Tres miembros del personal de mantenimiento ruso en el aeródromo sufrieron heridas mortales. Otros cuatro militares heridos fueron trasladados a instalaciones médicas donde recibieron toda la atención médica necesaria”.

La base de Riazán alberga aviones cisterna que sirven para repostar bombarderos en el aire y la de Engels, bombarderos estratégicos Tu-95 y Tu-160 que han estado involucrados en el lanzamiento de ataques contra Ucrania, según la agencia Associated Press.

Ucrania no se ha pronunciado. Horas antes, sin reconocer autoría alguna, Mijaíl Podolyak, asesor del presidente ucraniano, había tuiteado: “Si lanzas demasiado a menudo cosas al espacio aéreo de otros países, tarde o temprano objetos voladores desconocidos retornarán al lugar de su partida”.

***

Fuente: eldiario.es

Te pueden interesar:

Yuri Felshtinsky, historiador experto en los servicios secretos rusos: “Los espías del FSB dirigen Rusia, no Putin”

Rusia acepta de nuevo acuerdo de exportación de granos al tiempo que se restauran servicios en Kiev

Rusia suspende acuerdo para exportaciones de granos de Ucrania vitales para seguridad alimentaria mundial

 

 

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: