Connect with us

Empalme Sonora: El silencio ante el narcoterrorismo

Impunes los sicarios que quemaron a una familia como represalia por no participar en el tráfico de droga en Empalme Sonora

Avatar

Published

on

PRIMERA PARTE

Por Guadalupe Lizárraga

EMPALME, Sonora.- Había recibido dos amenazas antes de que mataran a su familia si no aceptaba “tirar cristal”. Se referían a la venta de metanfetamina en Empalme, Sonora. Una droga más potente y barata que la cocaína. Con la primera amenaza, José de Jesús Luna Franco no les hizo caso. Hacía dos meses que lo habían despedido de su trabajo en el Ayuntamiento de Empalme, y vendía tacos dorados en el puesto de su padre, en el centro de la ciudad, y organizaba torneos de futbol para niños. “Tenía muchos conocidos”, le decían. Pero él reiteró su rechazo a vender droga. Los sicarios le dijeron que “como era culón, que si no trabajaba para ellos, lo iban a dejar sin familia”. Con la segunda amenaza, José de Jesús se quedó en silencio hasta que se marcharon sus agresores. Conocía muy bien a uno de ellos, había sido su compañero de clase en la escuela primaria. A los demás los identificaba porque eran conocidos en la ciudad, sabían a qué se dedicaban además de aterrorizar a la gente.

El 10 de septiembre de 2019, José de Jesús se encontraba en su casa, en la colonia Libertad, con su esposa Perla Verónica Viera Arreola, su hijo Dayron de 7 años, su hija Keily de 2, y su hermano Cristian Abel de 25, tres años menor que él. Cristian había ido a la casa de José de Jesús porque había discutido con su esposa, y mientras descansaban les narraba la situación. Perla fue a la cocina por un vaso de agua, cuando vio por la ventana que llegaban unos hombres en dos camionetas. Dos de ellos traían armas y los otros dos unos bidones de gasolina. Corrió con su esposo espantada, pero apenas alcanzó a decirle de los hombres, cuando éstos ya habían abierto la puerta a patadas para introducirse hasta el cuarto donde estaban.

Uno de los hombres le dijo a José de Jesús que “lo quería ver el patrón”. Lo sacó a golpes, y con una pistola en escuadra, le golpeó la cabeza. Otro de los hombres dijo “mátenlos a la verga”, y José de Jesús sintió un profundo coraje, se levantó y empujó con todas sus fuerzas al hombre que sostenía un arma larga, al otro lo golpeó en la cara, y salió corriendo de la casa, descalzo y en shorts. Intentaba que lo siguieran para sacarlos de su casa, pero los hombres le dispararon y una de las balas le atravesó el hombro derecho; otra, le rozó la pierna izquierda, y cayó sobre el pavimento. Desde allí alcanzó a ver su casa en llamas.

II

José de Jesús se fue caminando herido hasta las viejas vías del ferrocarril, cerca de un boulevard, donde un chofer de tráiler lo auxilió. Duró siete días para reponerse. Varios medios de Estados Unidos lo dieron por secuestrado, sin investigar más. Los medios nacionales no le dieron cobertura. Se iba enterando de su familia por las redes sociales y la prensa local. Su hijo Dayron Jesús había fallecido al día siguiente del incendio con quemaduras de tercer grado en el 95 por ciento de su cuerpo. Se había quedado escondido debajo de la cama para resguardarse de los hombres que se habían llevado a su padre. Una persona lo sacó de la casa a los minutos del incendio, pero ya había sufrido mucho. Keily, su hija menor, primero había sido traslada a Guaymas, pero por la gravedad de sus heridas, la trasladaron a un hospital especializado en Sacramento, California, donde aún se encuentra en cuidados intensivos. Sus quemaduras fueron de tercer grado, en el 90 por ciento de su cuerpo, había perdido una pierna, y unos dedos de una de sus manos. La niña había sido sacada de la casa en llamas en brazos de su madre. Pero eso también le costó la vida a Perla, de 31 años. Falleció el 23 de septiembre, y alcanzó a identificar a los agresores en su declaración ministerial. El hermano de José de Jesús, Cristián Abel falleció el 20 de septiembre. Tenía quemaduras de segundo grado en el 58 por ciento de su cuerpo. También alcanzó a declarar ante el ministerio público y a identificar a los agresores.

 

Dayron Jesús Luna Viera, de 7 años, falleció por quemaduras de tercer grado en el 95 por ciento de su cuerpo, víctima de ataque narcoterrorista. Keily, 3 años, se encuentra en cuidados intensivos en un hospital de California.

III

La voz de Perla, esposa de José de Jesús:

“Recuerdo que la persona que estaba parada por fuera de la casa gritó a las otras personas que nos mataran a la verga a todos, en eso escuché varios disparos y las personas que traían la gasolina empezaron a rociar toda la casa, y de pronto vi que una persona se agacha y prende un encendedor, y se empieza a quemar toda la casa. Yo corro para con mis hijos para el cuarto para salir por la puerta de atrás de la casa, pero estaba cerrada, y veo que la casa está en llamas, y agarro a mi hija Keili y la saco entre las llamas, pero salimos todas quemadas, y me metí a una tina con agua junto con mi hija, ya que no soportaba el dolor. En eso escucho que mi hijo Dayron estaba llorando dentro de la casa y veo que varios carros se paran enfrente de la casa, ya que se estaba quemando, y una persona que no sé quien es, vi que se metió a la casa y sacó a mi hijo Dayron todo quemado. En eso llegó mi suegro, y subió a su carro a mi hijo Dayron, y se lo llevó al hospital. Después llegó la Cruz Roja, y nos trasladó a mí y a mi hija Keili al hospital de Empalme. Quiero decir que si viera estas personas en fotografía, en video o en persona las reconocería plenamente porque tengo grabadas sus caras. Por ningún motivo pienso regresar a Empalme, estoy aterrorizada por lo que nos sucedió, y temo por mi vida y la de mis hijos. Estoy segura de que estas personas van a intentar hacernos daño de nuevo”.

José de Jesús Luna y su esposa Perla Verónica Viera.

La voz de Cristian Abel, hermano de José de Jesús

“Traían en sus manos unos garrafones de gasolina y rociaron toda la casa. Uno de ellos gritó: ‘Los vamos a matar a todos, porque vamos a quemar la casa’. Cuando sacaron a mi hermano, se oyeron unos dispararon y mi cuñada salió corriendo a ver, pero ya no miró a mi hermano. Cuando regresó al interior de la casa, uno de los hombres se agachó a encender la gasolina, y rápidamente se escuchó un silbido y un flamazo. Fue cuando mi cuñada agarró a la niña para salir por atrás pero la puerta estaba cerrada, y nos regresamos por la puerta principal. Ya afuera, escuchamos a Dayron que estaba gritando, y una persona de tantas que había allí se metió por el niño. Ya lo sacó muy quemado, luego llegó mi padre, agarró a mi sobrino y se lo llevó al hospital. Ya no quiero regresar a Empalme, tengo mucho miedo, estoy aterrorizado por esas personas”.

Cristian Abel Luna y el niño Dayron Jesús, víctimas del ataque narcoterrorista en Empalme.

IV

En la declaración ministerial que alcanzó a dar Cristian Abel Luna antes de morir, señaló que reconoció a los cuatro hombres que entraron a la casa, golpeando la puerta, dos armados y los otros dos con bidones de gasolina. Dijo que eran “muy mentados en Empalme por andar en la venta de droga… Uno de ellos que es el Cano Ballesteros agarró a mi hermano del brazo, jaloneándolo, para que se saliera y pegándole en la cabeza con una pistola… Mi cuñada le gritaba a mi hermano que se saliera por los niños. También andaba Jesús Hernández Esquivel, de apodo El Oliver, quien traía un rifle en sus manos, otros dos de nombre Damián Díaz Romero, de apodo El Flaco, y José Ignacio Ruiz Cortez, de apodo El Mojarras”.

En el expediente judicial se señala que los imputados reflexionaron en su actuar, traían armas de fuego sin autorización legal, traían recipientes con gasolina, allanaron la morada y golpearon la puerta hasta abrirla para introducirse al interior de la casa. Estos fueron José Ignacio Ruiz Cortez (a) El Mojarraz, Damián Díaz Romero (a) El Flaco, Jesús Hernández Esquivel (a) El Oliver, y Alejandro Ballesteros Patiño (a) El Cano Ballesteros. Los que se quedaron en los automóviles eran Juan Carlos Real Nieblas (a) El Mocho y Jorge Enrique Cuesta Grajeda (a) El Caballo.

 

Los cargos imputados a los agresores por parte de la Fiscalía de acuerdo con la calificación jurídica fueron homicidio calificado en número dos y tres, homicidio calificado en grado tentativa, allanamiento de morada cometido por incendio con alevosía, premeditación y ventaja, asociación delictuosa y terrorismo. Sin embargo, en el desarrollo del proceso, el cargo de terrorismo previsto y sancionado en el artículo 133 Bis del Código Penal de Sonora fue eliminado. El expediente especifica que “no se establece” este delito porque “no se desprende que de dicha conducta delictuosa haya tenido como fin causar alarma, temor o terror en la población de Empalme, Sonora, ni hayan puesto en peligro la seguridad de dicha población, siendo el objeto jurídico tutelado del delito en estudio la integridad física y jurídica de la nación mexicana y la seguridad interna del Estado”.

Pero la sociedad de Empalme, Sonora, se sintió agraviada. Exigió al presidente municipal que no se realizaran eventos del Día de la Independencia porque estaba de luto y por temor a nuevos ataques. Una sociedad que no comprende la crueldad de los sicarios, y muestra su indignación y temor en las redes sociales, así como su solidaridad con las víctimas. Pero para esta sociedad, pese al escamoteo jurídico del artículo 133 Bis, se trata de narcoterrorismo. 

 

Torneos de futbol para niños en los que participaba José de Jesús Luna con su equipo.

Uno de los entrenamientos con niñas y niños por José de Jesús Luna.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Narcopolítica, corrupción y más de lo mismo

El colombiano, operador político del gobernador de Quintana Roo, con vínculos al narcotráfico

Avatar

Published

on

Los Ángeles Press/CDMX Press

Gerardo Ortega Otero, conocido como “El Colombiano” es uno de los mejores amigos y asesores del actual gobernador de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González, quien también se ha desempeñado como uno de los operadores políticos más cercanos al mandatario estatal, ha sido señalado reiteradamente de estar coludido con el crimen organizado.

El Colombiano comenzó su carrera como vendedor de comida a unas cuadras del palacio de Solidaridad, donde se relacionó con el ahora gobernador de Quintana Roo, quien fue postulado como candidato a alcalde de esa demarcación por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En esa campaña electoral, Gerardo Ortega inició su trayectoria como operador político y desempeñó diferentes cargos como asistente, coordinador de logística, y recolector de las “aportaciones” voluntarias de los empresarios locales, quienes enfocaron sus intereses en la campaña de Carlos Manuel Joaquín.

Debido a que el hoy mandatario estatal posee la Playa del Carmen, el destino turístico más importante del sur del país, los empresarios apoyaron su campaña, mientras que el Colombiano adquirió distintas propiedades, aunque no correspondían con sus ingresos económicos como funcionario municipal.

El ex servidor público por medio de influencias y del apoyo del entonces alcalde pedía contribuciones económicas a comerciantes, empresas y grupos de la delincuencia organizada para establecerse en la región.

Como candidato de la coalición entre los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), el Colombiano buscó recaudadores de su campaña a la gubernatura de Quintana Roo, por lo que al acceder al Poder Ejecutivo estatal impuso a su esposa Samaria Angulo Sala como regidora del municipio de Solidaridad.

Entre Estados Unidos y Colombia

Gerardo Ortega es también operador financiero de las avionetas del gobernador Joaquín González. Por lo menos realiza cinco viajes por mes a Colombia o a Estados Unidos. De acuerdo con la fuente, también ha permitido el arribo de los grupos de la delincuencia organizada en la entidad al ser el encargado de repartir los territorios entre los cuatro cárteles que tienen presencia en el estado, por lo que posee varias residencias que funcionan como casas de seguridad.

Construcción de muelles

Entre las excentricidades, el operador del gobernador de Quintana Roo, ha construido muelles en lugares estratégicos de Playa del Carmen. Sin embargo, los mismos trabajadores de la construcción se quejaron que no les pagó sus honorarios y fueron amenazados.

Gerardo Ortega tiene una influencia directa en las decisiones del gobierno estatal, pues funge como organizador de las fiestas privadas del gobernador, por lo que incluso la revista Forbes señaló que Quintana Roo se ha convertido en un paraíso perdido que está al borde del colapso.

Continue Reading

Estados Unidos

Diversidad de posiciones, fortalece comunidad mexicana: Cónsul de Nueva York

Avatar

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

El cónsul general de Nueva York, Jorge Islas López, en entrevista para Los Ángeles Press, consideró que las críticas y diversidad de posiciones son una fortaleza de la comunidad mexicana en Nueva York, porque “eso demuestra que hay libertad, conciencia y pluralidad en la diversidad de posiciones”.

Señaló lo anterior, debido a que un grupo de mexicanos que se identifican como simpatizantes de MORENA, realizaron una protesta el jueves pasado frente al Consulado para pedir su renuncia, y anunciaron que volverán a hacerlo esta semana bajo el argumento de que “es del PRI” y “no los ha atendido”.

Sin embargo, el cónsul Islas López enfatizó que están tomando en cuenta las diferentes expresiones de inconformidad aunque no representen la mayoría, pero las consideró legítimas y auténticas, y dijo “necesarias, para hacer los cambios que se requieran a fin de satisfacer con la mayor amplitud posible, las peticiones que formula la comunidad”.

“Yo creo que la divergencia de criterios nos debe fortalecer, porque en lo esencial es en lo que debemos estar unidos, que es apoyar al que más necesita en condiciones de por sí complejas”.

Entre los vulnerables, dijo Jorge Islas López, “siempre hay alguien más vulnerable, y a ellos hay que tenderles la manos”. Señaló que el puente solidario debe proveerles de ayuda, pero también de dignidad para que busquen nuevas oportunidades de vida.

En cuanto a la pandemia que azota al mundo y ha afectado principalmente Nueva York, el cónsul dijo que se teme el regreso de brotes, como sucede en Europa, por lo que la comunidad mexicana debe estar unida y preparada, por lo que se atenderán “al menor tiempo posible y dadas la circunstancias” las peticiones de la comunidad.

 

Quién es el Cónsul

Especializado en Derecho Constitucional, encabeza la cátedra “Giovanni Sartori” en la Facultad de Derecho de la UNAM. Fue abogado general de la misma universidad por designación del rector Juan Ramón de la Fuente, actual representante de México ante Naciones Unidad. Jorge Islas López ha sido promotor de los derechos humanos y derechos ambientales. Fue el autor de la primera disposición legal de los derechos de la “Madre Tierra” en las leyes mexicanas.

Pese a las críticas contra el cónsul por ser supuestamente contrario a los principios de MORENA, Jorge islas López fue designado como cónsul general de Nueva York directamente por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y ratificado de manera unánime por el Senado de la República, en sesión realizada el 20 de marzo de 2019.

Manifestantes frente al Consulado de NY, pidiendo la renuncia del cónsul. Foto: detalle de video en las redes.

Más de 7 mil citas en el Consulado, pese a la pandemia

Para personas que requieran documentación consular, Jorge Islas dio el aviso de que la próxima semana darán más de 7 mil citas, pese a las circunstancias impuestas por la pandemia. Incluso están trabajando con las unidades móviles para atender diferentes puntos de la ciudad, sin que los mexicanos tengan que trasladarse a Manhattan.

 Como parte de las actividades consulares, Islas López emprendió la distribución de despensas a las familias más vulnerables, que han perdido sus empleos por el cierre de empresas ante las condiciones sanitarias extremas de una de las ciudades con mayor afectación del Covid 19.

También anunció que se abrirá la línea de Mexitel para dar las citas, además de que se dará orientación telefónica. Explicó que Mexitel es el concepto de un Call center, para dar las citas en todo el área consular, y evita que haya “coyotaje” y les cobren a los mexicanos por un derecho que es gratuito.

 

Continue Reading

El Caso Wallace

Segunda hija de Hugo Alberto Wallace, de 13 años, otra prueba de su falso secuestro

Avatar

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

Dos meses después de que se presentara el padre biológico de Hugo Alberto Wallace Miranda al Senado de la República para dar su testimonio sobre la fabricación de la muestra de sangre con la que se mantenía el caso Wallace, Claudia Patricia Muñoz Acosta reveló a esta periodista que había procreado una hija con Hugo Alberto Wallace, y que había tenido “muchos años” de relación sentimental. Sin embargo, por la edad de la menor se revela que la tuvo después de la supuesta fecha de muerte.

Muñoz Acosta, con estudios en Derecho en la Universidad Anáhuac de la CDMX, según su perfil de Facebook, y residencia en Oklahoma City, también se puso en contacto con Carlos León Miranda, padre biológico de Hugo Alberto, para informarle de la existencia de su nieta adolescente. En llamada telefónica a Los Ángeles Press, León Miranda dijo que le había mandado fotografías para que conociera a su nieta, y Carlos señaló que su nieta era de “sangre Miranda”, que se parecía mucho a su hijo Hugo, pero que lo relevante es que “se hiciera algo para poner en libertad a los muchachos que están pagando por un crimen que no sucedió”.

La hija procreada con Claudia Patricia Muñoz es la segunda hija de Hugo Alberto Wallace Miranda, de 13 años. La primera, con Erika Monsiváis Tenes es Andrea Isabel Wallace Monsiváis, de 25 años de edad.

 

Los inculpados, 14 años de prisión

El reporte de secuestro, por parte de Isabel Miranda, en la entonces Procuraduría General de la República fue la madrugada del 13 de julio de 2005. Las primeras siete detenciones arbitrarias fueron en 2006: el 10 de enero, la de Juana Hilda González Lomelí; el 23 de enero la de César Freyre Morales; el 30 de enero, la segunda detención de George Khoury Layón; el 8 de febrero las de Julieta Freyre Morales (finada) y la de su madre María Rosa Morales (en libertad); la de los hermanos Castillo fue el 7 de febrero y el 22 de febrero; y ese mismo año, el 28 de diciembre fue detenido, igual, de manera arbitraria, Jael Malagón Uscanga, a quien se le relacionó como parte de la “banda de secuestradores”.

Mujeres y hombres fueron torturados con agresiones sexuales por agentes del Ministerio Público, a excepción de Julieta Freyre y María Rosa Morales, para quienes la tortura fue psicológica y fueron utilizadas por los agentes Braulio Robles Zúñiga y Fermín Ubaldo Cruz para presionar a César Freyre a que se incriminara como “líder de la banda”, mientras que a George Khoury lo presentaron como “autor intelectual” del supuesto homicidio, vinculándolo en diciembre de 2010, por medio de Jacobo Tagle Dobín, bajo tortura.

Con esta revelación de Claudia Patricia Muñoz, expareja sentimental de Hugo Alberto Wallace, por la edad de su hija, se comprueba que durante las detenciones de 2006, y la de Brenda Quevedo Cruz en septiembre de 2007, Hugo Alberto estaba vivo. Estos hechos sustentan las declaraciones de Laura Domínguez, amiga cercana de Hugo, y del investigador privado José Luis Moya que hicieron en 2006 al periodista Ciro Gómez Leyva, y por lo que fueron amenazados y denunciados falsamente de extorsión por Isabel Miranda Torres.

Nos reservamos el nombre de la menor de acuerdo con las leyes de privacidad de protección de menores, en Estados Unidos.

 

El perfil de “Sam Flores”

Hace 47 semanas, en octubre de 2019, el perfil de Facebook con el nombre de “Sam Flores” que promueve “el caso Wallace”, con la versión de Isabel Miranda Torres, dejó siete mensajes en diferentes posts de Claudia Patricia Muñoz, el mismo día, señalándole que era una “pésima madre” porque estaba “exponiendo a su hija, por las llamadas que había hecho a la periodista y a Carlos León Miranda, además advirtiéndole que ya se tenía información sobre ella.

El perfil creado el 4 de septiembre de 2018, con 14 contactos de diferentes países, no ha tenido actividad en la red social después del mensaje dejado a Muñoz Acosta.

 

Miranda, enferma de cáncer, sin comparecer ante la FGR

El avance del cáncer de hígado de Isabel Miranda Torres, y de su hermana Asunción, quien también ha sido cómplice y parte de la fabricación del caso Wallace, contrasta con la lentitud de la Fiscalía General de la República para llamarla a comparecer por la carpeta de investigación abierta en su contra -desde diciembre de 2018- por denuncias de fabricación de pruebas en la causa 35/2006 y por secuestro en grado tentativa contra la periodista Guadalupe Lizárraga.

Con una inyección diaria, proveída por Médica Sur, Isabel Miranda se defiende de la enfermedad, mientras su esposo José Enrique del Socorro Wallace Díaz, quien también fue cómplice de la fabricación del caso de su hijastro, enfrenta una enfermedad avanzada de próstata.

Isabel Miranda Torres, con su padres Fausto Miranda y Elfega Torres, su hijo Hugo Alberto y su segundo esposo Enrique Wallace. Foto: red

 

Hugo Alberto Wallace, con su madre Isabel Miranda Torres, cuando trabajaba para Enrique Wallace Díaz.

Continue Reading

Trending