Connect with us

Con voz propia

El problema de la desconfianza electoral: el IFE

La desconfianza en el IFE, responsable de organizar elecciones en México, es parte del problema que enfrenta la institución desde las dos últimas elecciones federales

Published

on

Una sesión ordinaria en el IFE. Foto: eleconomista.mx

Una sesión ordinaria en el IFE. Foto: eleconomista.mx

Francisco Bedolla Cancino*

En un par de semanas más concluirá el período por el que, ya en el marco de las reglas de renovación escalonada introducidas por la reforma electoral de 2007, fueron designados el consejero presidente del IFE y la segunda terna de consejeros electorales. En tratándose de una cuestión prevista en la ley, el asunto no debiera llamar mayormente la atención, pero el hecho es que a la Cámara de Diputados no parece correrle prisa para, como marca la ley, sacar la convocatoria pública y seleccionar a los cuatro consejeros que remplazarán a los salientes y, dicho sea de paso, ver cómo desatoran el engorro del proceso trunco de selección del consejero que entraría a ocupar la vacante producida por la renuncia de Sergio García Ramírez.

Así las cosas, a quince días de que expire el plazo mencionado, la conclusión inevitable es que a la Cámara de Diputados se le agotó el tiempo y que, dada la imposibilidad material de desahogar en este espacio un proceso que ni siquiera ha iniciado, ello implicará condenar al Consejo General del IFE, su órgano superior de dirección, a navegar en el limbo jurídico de una integración no sólo incompleta sino que está vez quedará por debajo de la mitad de lo establecido por la Constitución y la ley electoral federal.

Probablemente, sin que ello suene a exculpación ni mucho a menos a un descargo de la responsabilidad de los diputados federales, la razón principal de la parálisis cameral tenga que ver con la falta de una postura consensual entre las dirigencias del PRI, el PAN y el PRD en torno a los alcances que tendría la reforma electoral prometida y, de modo muy especial, la introducción de la nueva figura del Instituto Nacional de Elecciones (INE), situación a la que han abonado las diferencias suscitadas por los coletazos de la reforma educativa y por las rispideces no resueltas de la reforma fiscal.

Con independencia de las causas y de la incertidumbre que priva en el IFE, lo cierto es que quizás este escenario de desarreglos políticos y de descomposición institucional sea el telón de fondo del fin de su existencia y que, si EPN se ajusta a su plazo fatal del 30 de octubre para concluir sus tareas reformistas, noviembre marque el final de un modelo de arbitraje electoral federal puesto en práctica durante 23 años y el inicio de una nueva era, ahora nacional.

A la vista de los logros de su gestión en los primeros 13 años, casi seguramente, la nostalgia es la emoción que embargará a los creyentes en los valores de las libertades democráticas. A fuerza de inteligencia, profesionalismo y vocación, en el breve lapso de 1989 a 2000, el IFE impulsó una de las transformaciones políticas contemporáneas más sorprendentes en la historia mundial contemporánea, por medio de la cual un régimen autocrático y de partido hegemónico-dominante, anclado en procesos electorales ostensiblemente trucados, mutó a uno de competencia abierta y de comicios electorales creíbles y bien organizados. No obstante, si la mirada se enfoca hacia el tramo comprendido entre las dos últimas y controversiales elecciones presidenciales, la emoción predominante es la amargura, no sólo porque los indicios regresivos del truco y la trampa electoral son hoy apabullantes, sino también porque el IFE, sea por acción o por omisión, se ha convertido en parte del problema de la desconfianza electoral.

Si la reforma electoral en puerta determina la creación del Instituto Nacional de Elecciones, eso significaría la salida abrupta del IFE y, lo que es peor, por la puerta trasera de la historia. El detalle no es menor. Contrastada con el techo histórico del 75% de confianza alcanzado después de las elecciones presidenciales del 2000, la situación de hoy parece cercana a la prevaleciente en el momento posterior de las elecciones de 1988, que precisamente marcaron la génesis del IFE y sus desafíos iniciales de construcción de confianza en el entramado, las autoridades y los resultados electorales.

Por desgracia para quienes valoramos la democracia electoral, la crisis aguda de credibilidad electoral que el IFE heredaría al INE no parece preocupar mayormente a las elites político-partidarias, mucho más proclives a enfocar el problema electoral como un asunto de contrapeso y erradicación del control burdo por parte de los gobernadores sobre los institutos electorales locales y, por efecto de ello, de la escasa competitividad y las escasas posibilidades de alternancia en los comicios locales.

Evidentemente, el trasfondo de intrusión abierta y de control descarnado de los institutos locales por parte de los gobernadores en turno confiere sentido a la propuesta de centralización de la organización de los comicios en el INE, lo que además de traduciría en un ahorro importante de recursos y en una disminución de los problemas de coordinación en la administración de los tiempos oficiales y en la realización de las tareas de fiscalización. Sin menoscabo de ello, la pregunta relevante es, ¿cómo resolvería la constitución de una sola instancia responsable de la organización comicial los problemas de la partidización de la organización comicial, específicamente de las decisiones relativas al arbitraje de los tiempos oficiales y la fiscalización así como de la imposición de sanciones?

Si una lección ha dejado la organización de los tres últimos comicios federales, esa es que una de las estrategias básicas de las fuerzas políticas para maximizar sus posibilidades de triunfo o minimizar las de la derrota apunta a lograr el control más amplio posible de las estructuras directivas de los organismos comiciales. Las pruebas están a la vista y son irrecusables. Desde hace una década a la fecha, la integración del Consejo General ha procedido mediante negociaciones poco claras, siempre tensas, y de reparto por cuotas partidistas. Particularmente, las dos últimas convocatorias de selección emitidas por la Cámara de Diputados para el relevo de los consejeros no sólo han exhibido amaños de todo tipo y la férrea lógica partidista de las fracciones parlamentarias, sino que han terminado en componendas oscuras y en sonoros fracasos.

A tal situación, para no ir más lejos, le es directamente imputable la pérdida de la confianza institucional y la imposibilidad de revertirla. En tal virtud, y de cara a la postura ingenua de que el problema electoral básico estriba en resolver la falta de autonomía de los institutos locales mediante la centralización en el INE, urge vindicar la perspectiva distinta de que el problema es la disfuncionalidad democrática del entramado electoral federal y local, y que la condición para resolverlo es mediante la introducción de un modelo de arbitraje que ofrezca un margen amplio de oportunidades a la autonomía y al freno de la intrusión de las lógicas partidistas.

La prueba de fuego para saber si las elites partidistas están o no dispuestas a satisfacer las expectativas ciudadanas de dotar al régimen político mexicano de un árbitro autónomo e imparcial, garante de comicios libres e justos, es decir sin trucos ni ventajas indebidas, está a punto de presentarse y, seguramente, girará en torno a dos aristas centrales: la desaparición de los institutos locales, genuinos maquinarias al servicio de la voluntad del gobernador en turno, y la adopción de reglas transparentes para la elección de los consejeros, que diluya las dependencias de éstos respecto de los partidos que les promueven. Hagamos votos porque la reforma política en puerta no sea más de lo mismo que ahora hay.

* Analista político

@franbedolla

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con voz propia

Los Humphrey no son como los pintan; Herrera y los Oxxo, la mejor lavandería… de dinero

Published

on

Historias para armar la Historia

Por Ramsés Ancira

 Humphrey DeForest Bogart, no era un hombre guapo, pero tenía una imagen de galán que todos le creíamos. Un hombre duro, pero amigo de un hombre negro cuando el racismo estaba en su máximo esplendor en Estados Unidos; y aunque se portaba grosero, no podíamos dejar de sentir ternura por él cuando con una copa, seguramente de whisky imploraba: ¡Play it again, Sam! o dejaba ir de Casablanca a una de las mujeres más hermosa de todos los tiempos, Ingrid Bergman, para que siguiera siendo soporte de un líder de la resistencia.  Carla Humphrey tampoco es la panista rancia que pretende la cultura patriarcal. Ya quisiera MORENA tener más cuadros progresistas, profesionales y liberales como ella.

Humphrey, el feo, y Humphrey la bella son dos ejemplos de estereotipos: Rick (Humphrey) tuvo que renunciar a Ilsa Lund, no porque fuera cinco centímetros más bajo que la actriz Ingrid Bergman, sino porque en la trama, detrás de su cinismo, se encontraba un hombre bueno. Santiago Nieto, tuvo que renunciar por el momento al servicio público porque se enamoró de Humphrey (la bella) y al presidente le salió lo palurdo; no quiso entender que un doctor y una doctorante en Derecho, tenían derecho a una boda digna. Mentira que fuera más ostentosa que una fiesta de XV años en un barrio pobre de Iztapalapa.

Pero esto también tiene que ver con las preguntas de muchas personas que se olvidan de sus obligaciones periodísticas y prefieren hacer el papel de patiño, poniéndole a López Obrador la oportunidad de dar respuestas pontificadoras, con juicios morales, y mal informadas.

#PerroSiComePerro dice, y dice bien el colega Francisco Rodríguez. Vicente Serrano no es santo de mi devoción porque he tenido noticias de que quiso cobrarle una entrevista al capitán Vladimir Malagón, pese a que recibe mucho dinero de instituciones de la 4T, para posicionar sus canales de Youtube. Ignoro si también le cobró a Carla Humphrey, pero la entrevista me encantó. La dama sacó toda la casta y quedó claro que como buena mexicana prefiere las tortillas al PAN, que tiene una honestidad mucho más valiente que la que pueden presumir muchos morenos y que ser de izquierda sin duda es un valor, pero pequeño en comparación con otros valores como son la justicia y la congruencia profesional.

Ataviada con un vestido floral, en el frio otoño, y con un estampado muy mexicano, Carla Humphrey enfrentó todas las preguntas maliciosas. No podía contar con seducir a Serrano, porque sus preferencias son distintas, pero lo dominó y lo venció, si acaso la intención hubiera sido hacerle una entrevista tramposa.

En uno de los momentos estelares de la entrevista, Carla Humphrey recordó que cuando José Woldenberg fue el primer presidente del Instituto Federal Electoral, nadie lo cuestionó sobre estar casado con Julia Carabias, a pesar de que ella formaba parte del gabinete presidencial del priista Ernesto Zedillo.

La eminente maestra Carabias, por cierto, fue integrante del Movimiento de Acción Popular (1981) y del Partido Socialista Unificado de México (1986). Su ex esposo, por cierto, también es autor de un libro de memorias desde la izquierda y es uno de los críticos mejor documentados de López Obrador. Ambos son de origen judío, así que por favor no le vayan a pedir referencias a Jalife, quien también odia a los científicos por su puro complejo de no haber estudiado un doctorado.

Pero regresando a Humphrey. Su discurso fue claro. Una cosa es que haya estado casada en primeras nupcias con el panista Gil Zuarth, y otra muy distinta que ella milite en ese partido. En la entrevista ella se colocó en una posición de centro izquierda y declaró que coincide con López Obrador en la urgencia de combatir la corrupción. Además, fijó su posición, dijo que no coincide con el INE en que haya que perdonar al que se pase con menos del 10 por ciento de su presupuesto de campaña. Ni aunque fueran centavos, enfatizó. Y con esto se vio mucho más ética que las instituciones que sacan dinero del erario público, para pagarle a youtuberos para servir de patiños de López Obrador en la mayoría de “las mañaneras”.

Herrera expulsado del paraíso

Si las tiendas Oxxo pagan menos por la luz, es lo de menos. Lo verdaderamente grave es que sean el mayor centro de lavado de dinero del país. Algo que hubiera podido frenar Santiago Nieto desde la Unidad de Inteligencia Financiera, si López Obrador no prefiriera a los fariseos que se sientan en las primeras filas de la 4T, pregonando la honestidad valiente mientras roban, mienten y traicionan.

Resulta que hay empresas fantasmas que incluso se han anunciado en Milenio Televisión, las cuales ofrecen préstamos de 100 mil pesos o más, pero el requisito es poner un fondo de garantía que se paga como una especie de tanda. La empresa no tiene una dirección fija, así que los depósitos se hacen en la tienda Oxxo. El préstamo no llega, pero tampoco los abonos. A cada uno que cae en la trampa le quitan unos 10 mil pesos.

Como se anunciaban en una televisora que parece muy profesional, imagínese que hayan caído en la trampa 10 mil personas, esto revela un fraude por 100 millones de pesos.

Ahora bien, otras supuestas financiadoras sí entregan el préstamo a quien tiene una cuenta de débito en el banco. Pero para prestarle le piden que use una aplicación que le da acceso a todos sus contactos. Si se retrasa, les mandarán a todos ellos una fotografía suya con una leyenda que dice que es defraudador(a) y no paga. Además, asegurará a sus contactos más frecuentes que ellos son deudores solidarios y si no les pagan los insultarán con epítetos como “analfabeto” “indio” y “ladrón”.

Si la persona pregunta como parar el pleito, le dicen que acuda al OXXO, con la cantidad prestada e intereses de alrededor del 50 por ciento por cada semana de retraso. Si les argumenta que quiere ir a pagarles  personalmente  y recibir el documento del finiquito, no se lo admiten “por razones de seguridad”. “Para todo lo demás, pague en Oxxo”.

Le recomendamos estar alerta y compartir esta información a quien más confianza le tenga, las razones sociales de estas APPs, que pueden pertenecer a los mismos defraudadores son, entre otras, las siguientes: Paay, que le cobra 2496 por ciento de interés anual; Cashcash, con Mil 600 por ciento de interés anual y más o menos por el mismo precio de agio Okredito y Kueski, Baubap, Ibillete y ,  Fus Money.

(Hacemos un paréntesis para recordarle al SAT que la empresa con la que Alfredo Jalife lava el dinero de sus inversiones en la Bolsa Libanesa de Valores, se llama Okonomia. De nada)

Además, esté atento de estas aplicaciones para teléfonos inteligentes: • DaddyCredi • Envía Dinero • Mango Credit • Lana Plus • Rapilends • Palta préstamos • Ok préstamos • Crediti • Yumi Cash • Exfectivo • Momo Credit • Cash Plus • Credi Elephant • Cash Movil • Credi Cash • Crédito Más • Dr. Loan • E. Prestamo • Express Loan • Flash Peso • Gryphus Crédito • Lemon Cash • Magic Crédito • Mi Cartera y Mío Préstamo

¿Quiere conocer más? Pues ahí le van: • Mi peso • Peso X • PP Crédito • Super Préstamo • Tala • Taoqianle • Trueno Cash • Real Peso • Super peso • Cash Money • Grupos Créditos • Money • Express Load • Listo Cash • Gub Préstamos • World Bank • Coco Peso • PrestamoRapido • CrediFacil • EasyCredit • Préstamos Celulares • Más Efectivo • Confiar • Crediya • Apppesito • Fastcash • Ok Credito • Cuestión • Pesa Prestamo • CashCash y • Dicredit.

¡Uff. Son Muchas, pero estas son las más denunciadas por los estafados.

Otro de los Youtubers consentidos de La Mañanera es El Chapucero, pero esto no quita que a veces haga un buen periodismo y no solo encabezados sensacionalistas. Aquí el tema es que denuncia que Arturo Herrera está involucrado, por acción y omisión en el gran lavadero de Oxxo que, como decíamos puede ascender a varios cientos de miles de millones de pesos. Pero para curarlo en salud, algunos medios se han apresurado a decir que Herrera no va a dirigir el Banco de México, porque será el ungido como candidato a gobernador de Hidalgo por Morena. ¡Se imagina!

Pero, también lo informa “El chapucero” con más datos, Arturo Herrera permitió que funcionarios de Banco Azteca intervinieran en la Comisión Bancaria y de Valores, haciéndole más fácil las condiciones para practicar la usura. Recordemos que Azteca es el único banco que tiene concesión para ingresar dinero a los reclusorios. ¿Cuándo crezca el Banco del Bienestar, le podrán arrebatar este negocio que se queda con el 15 por ciento del dinero que les depositan a los presos?

Bitácoras Suplementarias

4.5 T

Militantes del Partido Morena, que nunca fueron parte de Acción Nacional, el PRI, ni de los partidos confesionales integradores del Movimiento, han decidido pintar su raya, hacer un padrón con militantes que se autodenominan de izquierda y hacer una agenda progresista de cinco puntos con temas que los diputados y senadores de su partido han querido soslayar, entre los cuales se encuentran:  la liberación de presos que cumplen con los requisitos de la Constitución y el fin de la venta de niñas para explotación sexual y laboral, con el pretexto de que son “usos y costumbres”.

La iniciativa es del coahuilense Rogelio Montemayor y de militantes de Morena en Estados Unidos que fueron despreciados por Mario Delgado a pesar de constituir la Fuerza Migrante más importante con la que contaba el partido en el exterior. Puede conocerlos en https://reevolucion4tlanuevageneracion.org/

Nueva ministra

Conexiones: El @senadomexicano aprobó por dedazo presidencial a Loretta Ortiz como nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Ella fue cómplice por omisión de Netzaí Sandoval desde su cargo como integrante del Consejo de la Judicatura Federal, pues permitió que la defensoría pública despidiera a los abogados más competentes, (alguno de ellos escritor de gran prestigio en el medio académico), para poner a recomendados del líder del Senado: Ricardo Monreal. ¿Pudo usted ver los enlaces de estos hechos en los que se entrelazan el Ejcutivo, el Legislativo y el Judicial?

Nuevo Jugador presidencial

El Secretario de Gobernación, Adán Augusto, se suma a la lista de probables candidatos a la presidencia. Nada que objetar. Muchos presidentes de México han venido de ese ministerio. Solo una observación México está adherido a los acuerdos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, los cuales establecen que las personas privadas de la libertad no pierden derecho a una estancia digna, a medicinas, al trabajo y la educación. Esto es un chiste dadas las actuales condiciones de las prisiones de todo el país.

López Hernández es el responsable de todos los Centros de Reclusión Federales, como Martí Batres lo es de los reclusorios de la Ciudad de México. Ninguno de ellos se ha ocupado del asunto.

Continue Reading

Arteleaks

El recuerdo de Ignacio Grajeda Bounette, autor de ‘Sabor de engaño’

Published

on

 

Los músicos de la vieja foto en blanco y negro

Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez

Hay fotografías que te mueven a la curiosidad y a tratar de rememorar, pero es difícil cuando se trata de un pasado desconocido que se nos fue. Mis recuerdos de Ignacio Grajeda Sánchez no pueden ser más entrañables, cuando cantábamos o filosofábamos sobre la vida. Un hombre siempre alegre, todo amor y dedicado a su familia.

Recientemente llegó a mis manos una fotografía de él cuando era joven. La imagen me fue enviada después de escribir una anécdota tras el primer natalicio luego de su partida. Al ver la imagen color sepia me pareció un emblemático fragmento de su vida y me despertó la añoranza de las veces que trabajamos juntos en los arreglos musicales de mis composiciones.

Sin duda, existen músicos maravillosos que con su obra hacen del mundo algo mejor.

El compositor Ignacio Grajeda Bounette, autor auténtico de la canción “Sabor de engaño”, aparece sentado al centro en esa vieja fotografía en blanco y negro con tonalidades sepias que nos hizo llegar José Melchor Óscar Ávila.

Melchor fue mi compañero de generación en la licenciatura en Periodismo y es primera voz y director del Cuarteto San Miguel. Es además autor del libro “Sinaloa, tierra de compositores y artistas; un viaje por su geografía e historia”.

Las personas que aparecen en esta fotografía eran los integrantes de la pequeña banda orquesta “Jambao” que tocaba en el callejón número 5 con Socorro, en el centro de Eldorado, sindicatura de Culiacán, Sinaloa.

El primero de izquierda a derecha es Ignacio Grajeda Sánchez, hijo de Ignacio Grajeda Bounette. En esa época tocaba la trompeta y los teclados. Ignacio padre e hijo eran músicos extraordinarios y ambos grandes saxofonistas.

“La persona que está al costado de mi papi era su compadre, pero solo sé que le dicen ‘Talo’. Creo que se llama Natalio”, dijo Lídice Grajeda. Natalio, el baterista del grupo, es el segundo de izquierda a derecha.

Al centro, el tercero de izquierda a derecha, Ignacio Grajeda Bounette era el director de la orquesta “Jambao” y tocaba el saxofón. El cuarto de izquierda a derecha es Benito López, quien tocaba el requinto y la guitarra. El quinto de izquierda a derecha es Daniel López, quien tocaba el bajo eléctrico. Benito y Daniel son hermanos.

Daniel López, compadre de Ignacio Grajeda Sánchez, es padrino de Lídice Grajeda Brito quien se refiere a él con cariño. “Daniel López, aparece en la fotografía a la orilla contraria a la de mi papi, con quien compartió muchas aventuras y la pasión por la música. Él tiene muchísimas historias que contar”, comentó.

En efecto, Ignacio me presentó a Daniel en la Escuela de Música de Eldorado y cantamos juntos una de mis composiciones acompañados con las notas de su bajo eléctrico. Guardo esa grabación con cariño.

La historia de la música está llena de canciones que fueron firmadas por personas que no son sus verdaderos autores.

Hace poco compartí la historia de esta famosa canción inspiración de Grajeda Bounette que trasciende en su arte, oculto tras su propia melodía registrada por otra persona.

Grajeda Sánchez es autor de la música del “Himno a Cobaes” (1989), cuya letra fue escrita por la maestra Irma Garmendia Bazúa. El reconocimiento a su arte lamentablemente fue póstumo.

Una familia de grandes creadores cuya mágica presencia sigue entre nosotros.

La música no tiene fin y ahora estoy ayudando a registrar sus canciones a Marcos Grajeda, hijo de Ignacio Grajeda Sánchez. Para preparar los materiales soy lento porque necesito muchísimo tiempo y tranquilidad para poder concentrarme. Me gusta estar convencido completamente de que las cosas van en orden y soy muy meticuloso en ese aspecto más cuando se trata de la obra de otro músico magnífico como Marcos Grajeda.

Mucho agradecería a mis lectores sus comentarios y me compartieran más información sobre las personas que aparecen en esta fotografía, incluyendo el nombre completo de Natalio.

Continue Reading

Con voz propia

Centralismo, chaqueterismo y diplomacia brutal

Published

on

By

 

TRAS BAMBALINAS    

Por Jorge Octavio Ochoa

Como lo adelantamos aquí hace más de dos semanas, la irritación en los círculos universitarios contra la política educativa del gobierno federal, dígase “de López Obrador”, empieza a cundir. La manifestación de los alumnos del CIDE, y el reciente comunicado de la UAM, son la prueba fehaciente de que la gota empieza a derramarse del vaso, luego de que MORENA empezó a pretender apoderarse de las universidades públicas.

Los amagos iniciaron desde el comienzo de la actual administración cuando, por “error”, en el 2019 olvidaron incluir la palabra “autonomía” en la serie de reformas que se han introducido en las instituciones de Educación superior. Luego las ataron de manos, y ya no les permiten desde entonces, generar ingresos propios para mejorar las condiciones laborales y de retiro de catedráticos que dieron toda su vida en las aulas y aspiran a una pensión decorosa y más cómoda.

El viernes pasado, la comunidad académica de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) tronó. Sus expresiones ya no son lo que se dice “diplomáticas” porque, hasta en eso, López Obrador rompió las reglas.

Catedráticos de primer nivel de esa institución declararon abiertamente, en un foro público, que es evidente el desconocimiento del Poder Ejecutivo sobre la función social y la contribución que ha prestado la UAM al desarrollo del país. Y no es sólo la UAM, también la UNAM y demás instituciones públicas de Educación superior están en la mira del autoritarismo y de la ideologización que busca recrudecer el próximo año el gobierno Lópezobradorista.

El doctor Fernando del Río Haza, académico del Departamento de Física de la Unidad Iztapalapa de la UAM, advirtió que desde el Poder Legislativo “se proponen iniciativas para limitar o de plano cancelar la autonomía de la educación superior”.

Son iniciativas triviales, limitativas; que carecen de análisis, datos e información objetiva. No hay una reflexión o motivación racional detrás de ellas por parte del Ejecutivo, señala el catedrático.

El doctor Romualdo López Zárate, investigador del Departamento de Sociología de la Unidad Azcapotzalco de la UAM, de hecho, advirtió que los próximos tres años pueden entorpecer o detener el desarrollo de las universidades.

No fue gratuito, dijo, que en la modificación constitucional de 2019 quitaran la palabra autonomía, “como una manera de decir: si quieren persistir y tener mayor presupuesto, deben estar al servicio de lo que pienso y no del conocimiento”.

“…al parecer, el grupo asesor del presidente no entiende lo que son estas instituciones o no tiene la más mínima idea de la función social de éstas”. Hay incomprensión sobre lo que es la educación superior, la ciencia y tecnología.

Para botón de muestra, se refirió a las llamadas “Universidades Benito Juárez”, de las cuales prometió el gobierno abrir 100 en todo el país, sin que hasta la fecha se tenga un informe de cómo funcionaron en la pandemia.

López Zarate dijo que éstas “no cumplen con las características básicas de lo que debe ser un centro de educación superior”. No tienen cuerpos colegiados ni libertad para proponer planes y programas de estudio. Tampoco tienen profesores de tiempo completo, ni seguridad laboral. Por tanto, remató: “resulta preocupante esta visión limitada e ingenua”. Es preocupante esta “actitud descalificadora, homogeneizadora”, enfatizó.

La doctora Julieta Espinosa Meléndez, profesora del Departamento Interdisciplinario para el Desarrollo Universitario de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y el doctor Rafael Bojalil Parra, investigador del Departamento de Atención a la Salud de la Unidad Xochimilco, se sumaron a estas denuncias.

Éste último, incluso advirtió que las universidades públicas y la educación superior en México están bajo “una verdadera amenaza, por argumentos insostenibles”. Advirtieron que defenderán la libertad académica y la autonomía universitaria.

Los problemas que vive la educación superior, dijo, no justifican, de ninguna manera, las agresiones que están recibiendo por parte del gobierno federal y de organismos concretos como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Éste es un mensaje directo, concreto, no sólo contra el Ejecutivo Federal, dígase Andrés Manuel López Obrador, sino contra MORENA y sus partidos rémora como el PT y PVEM.

Sin embargo, como un auténtico patán autócrata, AMLO ordenó el regreso a clases, bajo la advertencia de una “tercera llamada”, pese a que ya se viene una “cuarta ola”. El alumno reprobado hoy dicta órdenes en la educación superior.

AMLO sabe de su fracaso

Pero, contra todo lo que parezca, si alguien está consciente del fracaso que vive, es el propio presidente de la república. Nada de sus grandes objetivos se ha logrado y todo sigue sostenido en palillos de dientes.

Aquella descentralización administrativa del aparato de gobierno federal, que prometió al inicio de su mandato, hoy se ve más lejos que nunca. Lo que tenemos, es una brutal concentración de decisiones, de mandos, que quizá antes ocurría, pero no de una manera tan feroz como la actual. Hoy no se ven, por ejemplo, la libertad de los secretarios de Estado para moverse.

Los titulares de Hacienda, Salud, Trabajo, Educación, Gobernación y, ni se diga, la CNDH, están desaparecidos. Y lo peor: siguen circulando versiones de renuncias anticipadas, como la de Jorge Alcocer, que ya demostró su mínima dignidad.

Algunos de esos secretarios reaparecieron el martes pasado, en un acto palaciego, cuando los diputados de MORENA, PT y PVEM, se reunieron para hacer genuflexiones ante López Obrador, al puro estilo del viejo PRI en Palacio Nacional.

Ahí tomó la palabra el impresentable Alberto Anaya, dueño del partido del trabajo, para que ustedes tengan la medida y los tamaños que ha tomado la nueva clase política en México, que se cree dueña de la verdad y la honestidad.

De vergüenza, el México de hoy. CHAQUETERISMO es la palabra que domina el ámbito político, y eso es lo que representa nuestro sistema político en estos tiempos de “nueva normalidad”. Ése fue el grandioso cambio de la 4T.

De chaqueterismos y otras cosas

Y disculpe usted la aparente vulgaridad, pero hasta en eso, el nivel ha ido de mal en peor, tanto por los nuevos gobernantes, como por los que ya van de salidita, como el PRI. Unos y otros, en total chaqueterismo con el presidente.

Por un lado, fiel a su tradición, el PRI juguetea con las palabras, y un día dice que no va a negociar con López Obrador la reforma eléctrica, y al otro proclaman que no están cerrados al diálogo.

“Chaqueterismo”, “culera”, son los nuevos vocablos que debe incluir la RAE en el diccionario. Otra aportación de la cultura política mexicana. Por lo pronto, nosotros nos disculpamos por la expresión de la cabeza, pero sí se sostiene.

Lo que se vio este martes en Palacio Nacional fue grotesco, ofensivo. Es la expresión extrema de un sistema político sin dignidad, y que está convencida de que también puede comprar dignidades por mil 500 pesitos mensuales.

Bueno, si hay gente que por 5 mil pesos puede vender su alma al diablo y asesinar a un ser humano, pues qué más se puede esperar.

Según datos de la Iniciativa Global contra el Crimen Organizado Trasnacional, con sede en Ginebra, Suiza, México ocupa actualmente el primer lugar en asesinatos a sueldo en el mundo. Ése es el marco del drama que vivimos en este país.

Pero tenemos a un presidente que fue a Washington, a una cumbre de mandatarios de América del Norte, para criticar el poderío económico de China y ofreció enfrentarlos.

Mientras en un puente de Zacatecas, para calentar la plaza y mandar un mensaje a “alguien”, aparecieron colgados los cadáveres de 8 sujetos, en el puente de una carretera. No hay que ser aspiracionista. ¿ES UN HONOR QUÉ?

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: