Connect with us

Mexico Violento

El ejército, sin la confianza del pueblo de México: Sargento Vázquez Álvarez

El Sargento Segunto Ricardo Vázquez Álvarez, da cuenta de un ejército radicalmente diferente al que reconoce Felipe Calderón como mando supremo.

Avatar

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

Cuando pensamos en México, se nos viene de golpe un pensamiento inevitable sobre la violencia que se vive hoy. Y reclamamos en silencio a las autoridades y al ejército ¿por qué participan de esa violencia? ¿Por qué obedecen órdenes bajo mandos de corrupción? ¿Por qué disparan contra inocentes, si son el mismo pueblo? No hay muchas respuestas, y el dinero parecería no ser la única influencia poderosa sobre los que eligieron la tarea de protegernos y hoy han fallado. El Sargento segundo, Ricardo Alejandro Vázquez Álvarez, fue dado de baja en el Ejército, como muchos militares mexicanos que no se sometieron en silencio a los abusos e ilegalidades de sus jerarcas en la pasada administración de Vicente Fox. Desde entonces, denuncia el Sargento Vázquez, no han sido pocos los militares a quienes se les han violado sus derechos laborales, sus derechos humanos o han sido incriminados por supuestos vínculos con el narcotráfico para quitarlos de enmedio. Los que han corrido con suerte, están dados de baja o están cumpliendo condenas injustamente. Mientras, los verdaderos responsables de los crímenes siguen activos o gozan de impunidad como el general Delfino Mario Palmerín Cordero, a quien Vázquez se refiere como coautor intelectual del crimen contra la abogada defensora de derechos humanos Digna Ochoa.

El Sargento Vázquez en entrevista para Los Ángeles Press también señala al presidente Felipe Calderón, en tanto mando supremo, y a los miembros del Estado mayor, como responsables de las matanzas y complicidad con el cártel de Joaquín Chapo Guzmán.

Con la organización de militares retirados, Vázquez Álvarez ha emprendido la lucha por el cumplimiento de derechos laborales y porque se sepa la verdad de lo que está pasando al interior del ejército, esta institución que en otro tiempo era pilar del Estado mexicano.

Guadalupe Lizárraga: ¿Qué está pasando dentro del ejército mexicano? ¿Ha dejado de ser realmente una institución de confianza y protección para los mexicanos?

Sto. Ricardo Alejandro Álvarez: Sí, en efecto, así está pasando. Ha dejado de ser la institución de confianza y de protección para los mexicanos. Esto lo sostengo con lo siguiente: Antes, un joven de secundaria promedio te decía que ser soldado era un honor por los deberes que el militar realiza; lógicamente, el ejército en esas épocas (principios de los años noventa) se estaba medio quitando el estigma de la masacre del 68. Esa época dura ya había pasado y la visión de la gente respecto al ejército quería medio enderezarse.

Hoy en día es nefasta esta situación. Si le preguntas a cualquier persona su concepto del ser soldado o del ejército, éste te dirá que lo correcto, lo moral, no es ser parte del ejército por lo que representa: servidores del narcotráfico en forma cínica y abierta y complicidad gubernamental. En relación a lo que te decía que en mis épocas de soldado, el ejército estaba saliendo del estigma de lo del 68 por haber asesinado a cientos de estudiantes en esa época, y hoy, sin recato alguno, el ejército también masacra jóvenes estudiantes y gozan del fuero e impunidad proporcionada por Los Pinos y la SEDENA.

GL: A casi concluir el mandato de Felipe Calderón ¿cuál es la evaluación de los militares retirados y activistas por sus derechos? ¿Recibieron atención en este sexenio a sus demandas?

Sto. RV: Desde que (el presidente) Fox tomó el poder en el año 2000, y ante la designación irregular del general Gerardo Ricardo Clemente Vega García como secretario del ramo de guerra, se dieron una serie de irregularidades en las Fuerzas Armadas, en el sentido de dejar morir al personal retirado por regatearles sus prestaciones, medicinas y atención médica.

Los segregaron del personal en activo y en especial del personal diplomado de Estado Mayor. El personal militar retirado, fue el afectado principalmente, y el personal que no es diplomado de Estado Mayor (sin mencionar al personal de tropa y oficiales que padecen mucho más todavía por su jerarquía).

Ante estos abusos e ilegalidades ejercidas por el propio mando supremo (el presidente de México) y el alto mando (el secretario de la Defensa y su Estado Mayor, EMDN) contra el personal retirado, la Federación de Militares Retirados AC. Gral. Fco. J. Mújica (FEMIRAC) ha realizado, además de acciones al respecto, ha sostenido pláticas con el propio gobierno para restablecer el Estado de Derecho que los retirados tenían antes de Vicente Fox en relación a los derechos y beneficios que por Ley deben obtener por sus muchos años de servicio al instituto armado.

Respecto a que si el personal retirado ha recibido atención a sus demandas, te lo sintetizo de esta manera: Han recibido atole con el dedo. Constantemente insultan la inteligencia de los militares en retiro y se burlan de su intelecto además de mancillarles sus derechos. El gobierno federal no tiene intención de restablecer el Estado de Derecho para los militares en retiro por que el despojarlos de sus derechos, beneficios y pensiones, representa para el gobierno federal un ingreso para sus bolsillos y un incremento a los haberes del personal en activo y el personal diplomado de Estado mayor (sean estos últimos en servicio activo o retirados).

GL: Ante las frecuentes acusaciones de violaciones de derechos humanos por parte del ejército ¿es posible reconstruir la confianza de los ciudadanos en el ejército?

Sto. RV: Esto es posible de una única forma: Desbaratar de fondo toda la estructura militar, sus mandos y órganos, etc., y que los mandos (generales y jefes) sean relevados por militares de honorabilidad comprobada, y no sólo comprobada por otro general o político viciado. Debe someterse al escrutinio del pueblo y que éste sea quien califique la honorabilidad del mando militar en cuestión. De otra forma no se podrá reconstruir la confianza del pueblo al ejército.

GL: ¿Cuál es tu opinión respecto a la demanda de la ciudadanía respecto a los militares? En Monterrey, se pide la presencia del ejército. En Ciudad Juárez, se hacen constantes movimientos para que regresen a los cuarteles. Y así está dividido el país en cada región. Pero la violencia ya está en el Distrito Federal.

Sto. RV: Mi opinión al respecto es que son tantas voces que claman las dos cosas. A mí me consta que las voces que claman en Juárez el regreso a los cuarteles de los militares son voces de ciudadanos agredidos por el propio ejército en complicidad con narcotraficantes.

Pero, a mí no me consta quiénes son las personas que claman la presencia del ejército en Monterrey. Pueden ser los mismos que, a sabiendas de que es el propio ejército el que, en complicidad con el narco, es quien arremete y asesina a los civiles ajenos al narco y claman su presencia para desorientar el ambiente de violencia.

Yo quisiera saber qué “voces” colectivas son las que claman la presencia del ejército en Monterrey. Recuerdo que en Monterrey precisamente mucha gente salió a las calles para pedir al ejército que regresara a los cuarteles. Y la prensa y el delincuente Calderón ni tardos ni perezosos dijeron: “estas protestas las financió y ordenó el narco, ellos están con los narcos y por eso están contra nosotros” y se acabaron esas voces.

Respecto a lo de la violencia que ya llegó al DF. Quisiera comentarte algo ahora que me hiciste recordar, una anécdota dada en el Zócalo, justo recién que los campamentos de 2006 y 2007 fueron desmantelados habiendo permanecido sólo dos o tres campamentillos informativos, donde la gente se reunía a oír misa obradorista. En una de estas misas obradoristas se habló (marzo de 2007) de una militarización en Juárez, Monterrey y zonas del norte como las que se han dado ya. Yo pregunté lo siguiente: “¿Que haríamos los capitalinos si nos militarizaran acá en el DF y la violencia que se esta dando en los Estados del norte se propaga para acá?” En ese momento, la moderadora me mandó sacar de dicho campamento y de infiltrado, panista y provocador y para variar, no me contestaron nada al respecto. Y ve ahora, las reporteras secuestradas, desnudadas, atormentadas y asesinadas hace poco y que por cierto, sus casos gozan de una impunidad al vapor por parte del gobierno de “izquierda” de la capital de la República como te habrás dado cuenta recientemente.

“Con los verdes, no hay que meterse”

GL: He seguido algunos de tus debates sobre apoyar o no a Andrés Manuel López Obrador. ¿Crees que las expectativas de los mexicanos puedan ser cumplidas con respecto a la seguridad si llegara a ser presidente?

Sto. RV: Mira, a lo mejor si AMLO llega constitucionalmente al poder pudiera cumplir alguna que otra expectativa del pueblo, más no todas. Te recuerdo que el señor Obrador es un político más y se debe también a sus bolsillos, a otros intereses y a los intereses de quienes lo apoyan con dinero, imagen y demás herramientas electorales que deriven de su triunfo electoral y, por ende, en la presidencia.

Yo recuerdo que como Jefe de gobierno, el mismo AMLO aceptó la impunidad del homicidio de Digna Ochoa. El asesino de la extinta abogada fue personal militar y el co-autor intelectual fue un general, quien en 2001 ostentaba la subsecretaria del ramo de guerra. Me refiero al general de división diplomado de Estado mayor retirado Delfino Mario Palmerín Cordero*, el mismo que despachó al asesino de Digna Ochoa. En ese tiempo, López Obrador simplemente consintió la tesis del “suicidio” y se dio carpetazo a su caso y el discurso de su parte fue: “Con los verdes, no hay que meterse”. Esto es respecto a cuando fue Jefe de Gobierno, pero hoy en día como candidato “amoroso” ha ido a coquetear cínicamente con los grupos de paramilitares en Oaxaca que, día a día, asedian a los Triquis, oriundos de San Juan Copala, cuando Obrador debería reunirse con los desplazados y apoyarlos. Con esto, se ratifica que en los intereses de AMLO hay otros grupos de interés que no son los del pueblo en sí.

*El general mencionado fue nombrado subsecretario de la Defensa por el ex presidente Vicente Fox, y destituido en diciembre de 2001, con un nombramiento de agregado militar en Londres.

GL: Desde la lucha ciudadana, ¿qué es lo que haría falta a AMLO para que marque radicalmente su diferencia con sus contrapartes? Es decir, cada sexenio, tenemos propuestas, candidatos y promesas de cambio. Pero generación tras generación es lo mismo. ¿Cómo evitar que el sistema devore al candidato de las izquierdas?

El sistema ya devoró al candidato de las izquierdas desde el desafuero, así que el pueblo está perdido si mantiene sus esperanzas sólo en este hombre. Un verdadero líder que está del lado del pueblo, realiza acciones concretas que constituyen un cambio real, no se escuda nada más en discursos o promesas esbozadas por sus seguidores, puesto que esto defiende así al pueblo de la narco-dictadura cristera del delincuente Calderón ni detiene las balas que diariamente asesinan a los mexicanos.

Un líder que sí realiza cambios y acciones contra un enemigo es alguien tipo Nelson Mandela, Benito Juárez, Emiliano Zapata y demás próceres que en sus países, épocas y circunstancias (éstas siempre son las mismas en todas las épocas) dieron el ejemplo.

Un político nunca hará un cambio porque eso sería pegarle a la mano que le da de comer, y en el caso de AMLO, el gobierno federal y los intereses creados a sus alrededor son quienes lo sostienen. Por ello no atenta contra ellos más que en defensa propia y por chantaje cuando desee más recursos.

GL: Como voz disidente del ejército y que se ha visto afectado por las decisiones de sus jerarcas, ¿qué acciones tendría que implementar el nuevo presidente para trabajar con un ejército unido?

Sto. RV: Pues yo le recomendaría al que quede que si en verdad quiere erradicar al narco y evitar más masacres, simplemente que erradique al personal diplomado de Estado mayor y restaure en el poder a militares que hoy en día languidecen en prisión acusados falsa e infundadamente de narcotráfico (cosa que no lo son por que combatieron al narco en su momento en forma plena y honorable, dando resultados).

General Ricardo Martínez Perea

Un ejemplo de militares acusados y condenados injustamente por dichas falacias es el General Brigadier Ricardo Martínez Perea, quien en su momento hacía muchos decomisos y detenciones dando así golpes reales y duros al narcotráfico. El citado General ha recibido en su momento muchas felicitaciones por escrito por parte del titular del ramo de guerra así como de los comandantes de Región y Zona militares, pero cuando llegó Fox al poder, y por el hecho de que el General nunca se alineó con el narco, lo detuvieron en forma ilegal y con todo el juicio viciado a todas luces. Fue condenado a 15 años de prisión, destitución de empleo y se encuentra detenido en una prisión de máxima seguridad en el Estado de Nayarit.

Así que el próximo presidente (no panista, pues con otro panista esta impunidad imperará nuevamente) tiene que ver estos casos y poder así tener un ejército confiable.

 

 

Continue Reading
10 Comments

10 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Justicia pendiente

Director de Cefereso de Michoacán tortura, amenaza y viola derechos humanos, denuncian internos

Avatar

Published

on

Por Ignacio García

El director del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 17 de Michoacán, Julio César Pérez Álvarez, ha incurrido en constantes violaciones de derechos humanos hacia los presos del penal como la ausencia del servicio de agua potable, así como constantes torturas y amenazas sin haber sido sancionado por las autoridades federales.

Por medio de una misiva, George Khoury Layón, interno del penal federal acusado  falsamente del delito de homicidio calificado por Isabel Miranda de Wallace, denunció que el directivo ordenó que le arrojaran gas lacrimógeno, además de que ha incurrido en malos tratos y golpes constantes hacia su persona, así como enviarle un perro para quitarles sus tenis ortopédicos.

Por ello, pidió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ordene a los comisionados federales que atiendan las irregularidades cometidas por Pérez Álvarez, ya que, enfatizó, existen 273 amparos en contra del director por la falta de agua potable, falta de atención médica, amenazas y torturas contra los internos.

De acuerdo con el reo, los amparos se encuentran radicados en los juzgados Quinto y Octavo de Uruapan, Michoacán, sin embargo, hasta el momento no han obtenido una respuesta satisfactoria y el director lo ha amenazado con negarle el suministro de sus medicamentos contra la lumbalgia que padece, así como retirarle los tenis ortopédicos que requiere para su postura en caso de no desistir de sus denuncias públicas.

Agregó que Julio César Pérez ha alegado que cuenta con el respaldo institucional, pues su familiares trabajan en la Federación y él es uno de los ex colaboradores de Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) durante el gobierno de Felipe Calderón y preso en Estados Unidos por sus presuntos nexos con el Cártel de Sinaloa.

Asimismo, expresó que pueden contar con hasta 200 firmas de los presos que están en contra de las funciones de Pérez Álvarez, por lo que demandaron la intervención del presidente de México para que se frenen los abusos cometidos contra los internos del Cefereso de Michoacán.

 

 

Continue Reading

Fabricación de culpables

Policía condecorado por AMLO en 2004, lleva 15 años en prisión con delitos fabricados por secuestro

Ignacio García

Published

on

Por Ignacio García

CIUDAD DE MÉXICO.- Ariel Eros García Islas, ex integrante del grupo élite denominado “Los Cobras”, de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, quien había sido condecorado por el entonces jefe de gobierno de la Ciudad México, Andrés Manuel López Obrador, en 2004, es una víctima más de fabricación de culpables de la pasada administración de Vicente Fox.

Acusado falsamente por el delito de secuestro, por el cual se encuentra procesado en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) El Altiplano, Estado de México, desde hace más de 15 años, García Islas pidió la intervención del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que se realice justicia a su proceso irregular.

En entrevista con Los Ángeles Press, el ex policía capitalino denunció que no cometió el delito de secuestro como lo expusieron los medios de comunicación en abril de 2004, pero fue torturado por elementos de la extinta Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) para confesar supuestamente su responsabilidad en ese ilícito.

De acuerdo con el denunciante, los protocolos de Estambul demuestran la tortura de la que fueron víctimas los policías capitalinos detenidos por la desaparecida Procuraduría General de la República (PGR) a cargo de Rafael Macedo de la Concha en 2004.

Agregó que debido a la coyuntura política nacional por la búsqueda del desafuero del entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, el gobierno federal, encabezado por el panista Vicente Fox Quesada, junto con en entonces director de la AFI, Genaro García Luna, maquiló delitos al grupo élite de la policía capitalina para desacreditar la imagen del ahora presidente de la República.

Reiteró que desde hace más de 15 años está procesado en un penal de máxima seguridad en el Estado de México por las consignas del gobierno federal para vengarse del gobierno de izquierda de la Ciudad de México, pues en su momento, dijo, el propio ex secretario de Seguridad Pública capitalino, Marcelo Ebrard,–hoy canciller del país–, reconoció la valía de este grupo policiaco.

Dijo que durante más de tres lustros han violado el debido proceso para evitar su salida y las irregularidades presentadas en el mismo, por lo que al inicio de la actual administración federal, Daniel Miranda, quien se acreditó como representante de la Secretaría de Gobernación (Segob), se acercó con ellos para buscar su intervención, pero no han obtenido respuesta de su parte,

Por ello, pidió que se brinde justicia y no se vuelvan a cometer este tipo de delitos que han persistido contra los ex agentes del grupo policiaco de la Ciudad de México, pese, dijo, a que fue condecorado por el ahora jefe del Ejecutivo federal.

Contexto

Ariel Eros García Islas fue acusado por Fidencio Francisco Facio Trejo, víctima de tortura por agentes de la SIEDO y obligado a firmar la acusación, esposado de espaldas, y solo declaró “conocer a un tal Eros”.

De su expediente desaparecieron muchas pruebas, sin embargo un juez volvió a ordenar que se le hiciera el Protocolo de Estambul a Facio Trejo, resultando nuevamente positivo como en 2004.

 

Continue Reading

Mexico Violento

General Dauahare, acusado de narcotráfico y cercano a Cienfuegos, en la nómina de Segob y familia en la de Pemex

Avatar

Published

on

Por Ignacio García y Guadalupe Lizárraga

El general en retiro Tomás Ángeles Dauahare, cercano al ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), Salvador Cienfuegos, recién acusado de presuntos vínculos con el narcotráfico por las autoridades de Estados Unidos, es parte de la nómina en la Secretaría de Gobernación (Segob) con un sueldo de más de 60 mil pesos mensuales.

De acuerdo con datos de la Secretaría de la Función Pública (SFP), el general Ángeles, retirado de 78 años, con una trayectoria militar vinculada al narcotráfico en el sexenio de de Felipe Calderón y en el de Enrique Peña Nieto, funge en la actualidad como coordinador de Seguimiento federal en Gobernación, la secretaría con asuntos de mayor sensibilidad política en México.

Con un sueldo de 61 mil 603.41 pesos al mes, además de su pensión de más de 300 mil pesos mensuales por el servicio público, Tomás Ángeles Dauahare, tiene a su hija, Adriana Ángeles Zepeda, en un cargo de Pemex como coordinadora especialista D, con un sueldo de 67 mil 826.09 pesos mensuales, así como a su yerno, Juan Manuel Flores Cabrera, como coordinador especialista G, con un salario de 50 mil 935.65 pesos al mes.

 

Aunque el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha enfatizado que terminará con la corrupción y el nepotismo en la administración pública federal, el militar retirado se mantiene activo en el gobierno federal y mantiene a sus familiares en la nómina gubernamental, lo que representa una falta a la Ley General de Servidores Públicos.

Tomás Ángeles Dauahare fue subsecretario de la SEDENA entre 2006 y 2008, durante la administración de Felipe Calderón, marcada por las violaciones de derechos humanos cometidas sistemáticamente en la que el ejército tuvo acción destacada, como la ejecución extrajudicial de los dos estudiantes del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) en 2010.

Ángeles Dauahare fue detenido en 2012, acusado de colaborar con el Cártel de los Beltrán Leyva, luego de haber reconocido que personal del Ejército trabajaba para otros cárteles de la droga en México y que proporcionaban información a las organizaciones delictivas; mientras el exsecretario de Seguridad pública, Genaro García Luna, ahora se sabe que colaboraba con el Cártel de Sinaloa.

Sin embargo, Ángeles fue liberado en 2013 por supuestas faltas de pruebas en su contra y se convirtió en la mano derecha del entonces secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, detenido y acusado en Estados Unidos en 2020 por tráfico de drogas en colaboración con el Cártel de los Beltrán Leyva, y extraditado recientemente a México.

Testimonio de militar en 2017 sobre Dauahare y uno de los Beltrán Leyva

Continue Reading

Trending