Connect with us

África

Egipto: Matrimonios temporales con niñas por 115 dólares

En Egipto, un matrimonio temporal con una niña menor de 15 años puede durar dos horas o todo el verano, de acuerdo a los recursos del contrayente

Published

on

Adolescentes de zonas pobres de Egipto son vulnerables a la trata de personas: Cam McGrath/IPS

Adolescentes de zonas pobres de Egipto son vulnerables a la trata de personas: Cam McGrath/IPS

Por Cam McGrath

EL HAWAMDIA, Egipto, (IPS).- Todos los veranos, turistas adinerados de los países del Golfo se trasladan a Egipto para escapar del abrazador calor de la península Arábiga. Muchos alquilan habitaciones en hoteles de lujo o apartamentos en El Cairo o Alejandría. Pero algunos otros tienen propósitos más siniestros.

Muchos hombres viajan con sus familias y el personal de servicio. Se pasan el día en la piscina, de compras y frecuentando cafés y lugares de entretenimiento nocturno. En El Hawamdia, un pueblo agrícola pobre 20 kilómetros al sur de El Cairo, estos hombres árabes son fáciles de identificar.

Vestidos con sus relucientes túnicas blancas, rondan las calles en sus automóviles lujosos. En cuanto llegan, intermediarios egipcios en sandalias rodean sus vehículos ofreciéndoles apartamentos y lo que más buscan y desean: menores de edad.

En El Hawamdia, así como en otras comunidades rurales pobres de Egipto, todos los años se venden o alquilan miles de niñas de entre 11 y 18 años. Los padres las entregan a hombres adinerados mucho mayores que ellas mediante un acuerdo de matrimonio temporal, que puede durar desde un par de horas hasta años, según el arreglo negociado.

“Es una forma de prostitución infantil disfrazada de matrimonio”, señaló Azza el-Ashmawy, directora de la unidad de lucha contra la trata de menores del Consejo Nacional para la Infancia y la Maternidad (NCCM, por sus siglas en inglés).

“El hombre paga por la niña para quedarse con ella un par de días o todo el verano, e incluso se la lleva a su país para trabajo doméstico o prostitución”, explicó. La niña regresa con su familia cuando el matrimonio se termina, y por lo general la vuelven a “casar”.

“Algunas ya han pasado por 60 matrimonios para cuando cumplen los 18 años”, indicó El-Ashmawy. “La mayoría duran un par de días o semanas”, puntualizó. Los acuerdos se sellan en alguna de las muchísimas oficinas de “intermediarios para el matrimonio”, fácilmente identificables por los visibles equipos de aire acondicionado en un pueblo ruinoso y con servicio eléctrico intermitente.

Los intermediarios, por lo general abogados, también ofrecen servicios de entrega. Para que los clientes elijan, trasladan a las niñas hasta los apartamentos rentados o los hoteles. Los hombres que viajan con sus esposas y sus hijos suelen hacer la transacción en otros lugares.

Los matrimonios temporales son una estrategia para sortear las restricciones islámicas que rigen las relaciones sexuales prematrimoniales.

“Muchos hoteles y propietarios en Egipto no alquilan a parejas que no estén casadas”, explicó Mohammad Fahmy, agente inmobiliario de El Cairo. “Un certificado de matrimonio, aun si es precario, permite que los hombres tengan relaciones sexuales dentro de la norma”.

Tener relaciones sexuales con menores de edad es ilegal en Egipto. Los intermediarios también ofrecen su asistencia al respecto: ofrecen certificados de nacimiento o reemplazan el carné de identidad por el de una hermana mayor.

Un matrimonio “mut’a” o de “placer” por un día se arregla con 800 libras egipcias (unos 115 dólares). El dinero se reparte entre el intermediario y los padres de la menor.

Un matrimonio “misyar” o “visitante” por todo el verano cuesta entre 200.000 libras egipcias (unos 2.800 dólares) y 70.000 libras egipcias (unos 10.000 dólares). El contrato termina cuando el hombre regresa a su país.

La “dote” que estos hombres árabes están dispuestos a pagar por mantener relaciones sexuales con niñas es un poderoso imán para las familias empobrecidas de Egipto, donde un cuarto de la población vive con menos de dos dólares al día.

Un estudio encargado por NCCM, para el que se entrevistaron unas 2.000 familias en tres pueblos cerca de El Cairo, El Hawamdia, Abu Nomros y Badrashein, concluyó que las fuertes sumas pagadas por los turistas árabes eran el principal motivo de la gran cantidad de “matrimonios de verano” en esas localidades.

Setenta y cinco por ciento de los entrevistados dijeron conocer a una niña metida en este “comercio”, y la mayoría cree que el número de matrimonios aumentaba.

El estudio realizado en 2009 mostró que 81 por ciento de los “esposos” eran de Arabia Saudita, 10 por ciento de Emiratos Árabes Unidos y cuatro por ciento de Kuwait.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) también estudia estos matrimonios.

“La familia toma el dinero y el ‘marido’ extranjero suele dejar a la niña a las dos o tres semanas”, indicó Sandy Shinouda, de la unidad contra la trata de la OIM, con sede en El Cairo. “El Estado no reconoce los matrimonios no registrados y no concede derechos a la menor ni a los hijos que pueda tener la pareja”, observó.

Shinouda, quien estuvo al frente de un refugio para víctimas de trata de personas, dijo que la mayoría de las niñas proceden de familias grandes que consideran que casar a sus hijas con un hombre mayor y adinerado es una forma de escapar de la pobreza.

“La niña puede tener unos 10 hermanos, y para la familia es un bien”, explicó. Los padres suelen buscar un intermediario para casar a su hija cuando esta llega a la pubertad. En un tercio de los casos se obliga a la menor a aceptar el acuerdo, señaló el estudio de NCCM. Esta práctica tiene un profundo impacto psicológico sobre la salud mental de la niña, subrayó Shinouda.

“Las niñas saben que las familias las explotaron y pueden entender que sus padres las vendieron”, señaló. “La reintegración es un gran desafío porque en muchos casos si se devuelve la niña a su familia, sus padres la vuelven a vender”, explicó.

La Ley de Infancia de 2008 condena el matrimonio con menores de 18 años, la edad legal para contraer matrimonio. Hay otra norma que prohíbe el matrimonio con extranjeros con los cuales la diferencia de edad sea mayor a 25 años. Pero estas leyes no se cumplen, reconoció El Ashmawy, de NCCM. La evidencia muestra que la trata de personas creció tras la revuelta popular de Egipto en 2011 debido al deterioro de la situación económica y a la falta de efectividad de la policía.

“No se trata sólo de pobreza o religión”, puntualizó. “Sino de normas culturales que apoyan el ‘comercio’ ilegal; la gente cree que es lo mejor para las niñas y las familias grandes. Y los intermediarios logran llegar a un entendimiento con las familias para explotar a las menores”, añadió.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

África

África en alerta por asesinatos de periodistas: CPJ

Published

on

By

Martinez Zogo death

Todos los casos en impunidad revelan la incapacidad de los gobiernos para garantizar justicia a las familias de los periodistas asesinados

Por Joyce Chimbi

NAIROBI – El nuevo año trajo malas noticias para la libertad de prensa en el continente africano, con el brutal asesinato de un periodista y la sospechosa muerte de otro.

La jefa del programa para África del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, en inglés), Angela Quintal, dijo que comenzar el año con la muerte de al menos dos importantes periodistas en una semana es una muy mala noticia y se espera que no sea una señal abominable para el año que comienza.

“El brutal asesinato del periodista camerunés Martínez Zogo, que fue secuestrado, torturado y asesinado en la capital, Yaundé, y la sospechosa muerte en accidente de tráfico de John Williams Ntwali, el periodista independiente ruandés, en Kigali, han dejado conmocionada a la comunidad de los profesionales de los medios, me siento mareada, y solo estamos a principios de año», declaró Quintal.

El Foro de Editores Africanos (TAEF, en inglés) también ha expresado su conmoción e indignación por estas muertes y tiene previsto realizar gestiones ante los gobiernos de Ruanda y Camerún para «exigir informes públicos completos sobre las circunstancias que condujeron a sus muertes».

Por desgracia, no se trata de incidentes aislados.

Leer más: Gobierno de México omite casos de periodistas asesinados y autores intelectuales en investigaciones

 

Sólo en 2022, el CPJ documentó al menos seis periodistas asesinados en África subsahariana murieron en misiones peligrosas o en fuego cruzado, y confirmó que cuatro de ellos, los somalíes Ahmed Mohamed Shukur y Mohamed Isse Hassan, y los chadianos Evariste Djailoramdji y Narcisse Oredje, fueron asesinados por su labor informativa.

“En estos cuatro casos, los periodistas murieron en misiones peligrosas o en fuego cruzado, en relación con su trabajo. Seguimos investigando la muerte en Kenia del periodista paquistaní Arshad Sharif y de Jean Saint-Clair Maka Gbossokotto en la República Centroafricana para determinar si sus muertes están relacionadas con su trabajo periodístico», explicó Quintal.

La jefa para el continente del CPJ afirmó desde Nueva York que Somalia sigue encabezando el Índice Global de Impunidad del Comité como el peor país en el que «los asesinos de periodistas invariablemente salen libres, y no hay rendición de cuentas ni justicia por sus muertes».

Otros seis periodistas fueron asesinados en 2022 en casos relacionados con su trabajo en el continente:  Abdiaziz Mohamud Guled y Jamal Farah Adan (Somalia), David Beriain y Roberto Fraile (Burkina Faso), Joel Mumbere Musavuli (República Democrática del Congo), y Sisay Fida (Etiopía).

En total, es el mismo número de periodistas asesinados en África que durante 2021.

Rwandan Journo

El CPJ ha solicitado una investigación de la muerte del periodista John Williams Ntwali en Kigali. Ntwali fue un periodista independiente que expuso los abusos contra los derechos humanos en Ruanda y denunció que era víctima de amenazas de muerte. Imagen: Captura de pantalla de CPJ / YouTube-Al Jazeera

Quintal ha declarado que la muerte de Sisay este mes es el primer caso confirmado desde 1998 de asesinato de un periodista en Etiopía. El CPJ sigue investigando la muerte de Dawit Kebede Araya en ese país en 2021 para determinar si estaba relacionada con su labor periodística.

“Con diferencia, la mayoría de los periodistas asesinados son reporteros locales. De los seis de 2021, dos periodistas rusos fueron asesinados en Burkina Faso, y seguimos investigando el asesinato el año pasado en Kenia del periodista paquistaní Arshad Sha para determinar si el motivo estaba relacionado con el periodismo”, añadió Quintal.

Añadió que “en 2022 y 2021 se produjo el mayor número anual de asesinatos de periodistas desde 2015, cuando el CPJ documentó al menos 11 asesinatos, y rezo para que no volvamos a los oscuros días de asesinatos de dos dígitos. Un periodista asesinado es un periodista de más».

Quintal denunció los niveles de impunidad y la incapacidad de los gobiernos para garantizar justicia a la mayoría de los periodistas asesinados y a sus familias, una tendencia que se refleja en otras partes del mundo.

Puede leer aquí la versión en inglés de este artículo.

En todo el mundo, según el informe anual 2022 del CPJ, los asesinatos de periodistas aumentaron casi 50 % en medio de la anarquía y la guerra, y en 80 % de ellos ha habido impunidad total.

“Esto ilustra un pronunciado declive de la libertad de prensa en todo el mundo, algo que también vemos en términos de cifras récord en el número de periodistas encarcelados en todo el mundo”, subrayó Quintal.

Precisó, además, que “en 2022 se registró el mayor número de periodistas encarcelados en todo el mundo en 30 años. Con la cifra récord de 363 periodistas entre rejas al 1 de diciembre de 2022”.

La directora editorial del CPJ, Arlene Getz, señala que «en un año marcado por el conflicto y la represión, los líderes autoritarios redoblan su criminalización de la información independiente, desplegando una crueldad cada vez mayor para sofocar las voces disidentes y socavar la libertad de prensa».

Ante este escalofriante panorama, Quintal dijo a que las soluciones a corto plazo incluyen la voluntad política de los gobiernos, acompañada de los recursos financieros y humanos necesarios, para detener, procesar y condenar a los culpables de crímenes contra periodistas.

“Es hora de que los gobiernos cumplan sus promesas… Deben envíer una señal clara de que habrá consecuencias por dañar a un periodista”, remarcó.

También hay una necesidad urgente de invertir en formación sobre seguridad, tanto para periodistas físicos como digitales, y en visados de emergencia para periodistas en apuros.

“Aquí es donde la comunidad internacional puede desempeñar un papel importante. Las misiones diplomáticas en países donde los periodistas están amenazados por los gobernantes, por ejemplo, pueden ayudar a los periodistas locales que necesitan trasladarse en caso de emergencia», dijo la activista por los derechos de los periodistas africanos.

A su juicio, “los gobiernos deben llevar a cabo investigaciones exhaustivas e independientes para poner fin a la violencia contra los periodistas, y debe haber consecuencias políticas y económicas para quienes no lleven a cabo investigaciones adecuadas que cumplan las normas internacionales”.

Las soluciones a largo plazo, añadió, incluyen que los países establezcan e inviertan recursos en mecanismos especiales para proteger a los periodistas, como los que existen en lugares como México. Pero advierte de que no han cumplido sus promesas, en gran medida por falta de recursos, capacidad y voluntad política.

Infórmate: México, tercer país con más asesinatos de periodistas en este siglo –

 

Los gobiernos también deben dar prioridad a la protección, las investigaciones creíbles y la justicia.

Y cuando los gobiernos locales fracasen, a su juicio «los Estados extranjeros también deberían recurrir a la jurisdicción universal para perseguir a los acusados de asesinar a periodistas», tal como Alemania está procesando a un miembro del escuadrón del ex presidente de Gambia, Yahya Jammeh, responsable del asesinato de Dedya Hydara, redactor jefe de The Point.

Por su parte, TAEF, el Foro de Editores, sigue lamentando estas muertes, presionando a los gobiernos pertinentes para que respondan a la creciente lista de periodistas asesinados y hagan justicia a los afectados en la promoción de la libertad de prensa.

***

Fuente: ipsnoticias.net

Continue Reading

África

Somalia al borde de la hambruna y medio millón de niños podría morir a mediados de 2023: ONU

Published

on

Somalia corre riesgo de que medio millón de sus niños mueran en 2023

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que Somalia podría enfrentar una situación de hambruna dentro de unos meses y que hasta medio millón de niños y niñas menores de cinco años podrían morir para mediados de 2023.

Somalia ha evitado caer en situación de hambruna a finales de este año 2022 ante el agravamiento de la crisis económica y las continuas sequías, según un estudio de agencias de Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales, si bien han advertido de que esta situación podría registrarse en tres áreas durante el segundo trimestre de 2023.

Lee más: Pobreza en África impacta esfuerzos por poner fin al matrimonio de niñas

La Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (IPC, por sus siglas en inglés), refleja que 8,3 millones de somalíes podrían sufrir inseguridad alimentaria grave entre abril y junio de 2023, lo que supone «un nivel de necesidad sin precedentes» tras cinco temporadas consecutivas de lluvias escasas y el aumento de los precios de los alimentos.

El informe refleja que 214.050 personas están en fase 5 en el último trimestre de 2022, cifra que podría aumentar a 322.010 entre enero y marzo y a 727.100 entre abril y junio.

«Para evitar la hambruna y unas peores condiciones humanitarias en Somalia es necesaria una acción urgente para una respuesta multifacética, incluida seguridad alimentaria, nutrición y agua, saneamiento e higiene».

Lee más: Ministra de Sudáfrica dice al secretario de Estado de EEUU que Palestina, al igual que Ucrania, “merecen su territorio y libertad”

«La hambruna es proyectada entre abril y junio de 2023 entre poblaciones agrícolas y ganaderas en los distritos de Baidao y Burhakaba, en la región de Bay, y entre desplazados internos en Baidoa y Mogadiscio«, ha señalado en su informe. Así, ha especificado que «estas áreas ya experimentan niveles muy altos de desnutrición aguda y mortalidad consistente con situaciones de emergencia» y ha advertido de que «un número creciente de personas podrían estar en niveles catastróficos».

***

Con información de Europa Press.

 

 

Continue Reading

África

Conflictos, corrupción y cambio climático incrementan a 828 millones de hambrientos en el mundo

Published

on

By

Corrupción y cambio climático han aumentado la crisis de hambre en el mundo

ROMA – Los conflictos bélicos, como causa principal, junto con las presiones económicas por malos manejos, el impacto de la Covid-19 y los choques climáticos, han elevado a 828 millones el número de personas que padecen hambre en el mundo, reportó este jueves 13 el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

“Seamos claros: las cosas pueden empeorar y empeorarán a menos que se haga un esfuerzo coordinado a gran escala para abordar las causas profundas de esta crisis. No podemos tener otro año de hambre récord”, dijo el director ejecutivo del PMA, David Beasley, en un comunicado.

Si 828 millones de personas se acuestan con hambre todas las noches, la cantidad de personas que enfrentan inseguridad alimentaria aguda aumentó, de 135 millones en 2019 a 345 millones en la actualidad, y 50 millones de personas en 45 países están al borde de la hambruna.

La editora recomienda: Millonario desperdicio de alimentos en el mundo: 45 países al borde de la hambruna, advierte la ONU

El conflicto sigue siendo el principal impulsor del hambre, ya que 60 % de las personas que sufren hambre en el mundo viven en zonas azotadas por la guerra y la violencia, según el reporte adelantado por el PMA con motivo de conmemorarse el 16 de octubre el Día Mundial de la Alimentación, que este año tiene como lema: «No dejar a nadie atrás».

Los acontecimientos que se desarrollan en Ucrania “son una prueba más de cómo el conflicto alimenta el hambre, obligando a las personas a abandonar sus hogares y acabando con sus fuentes de ingresos”, expuso el reporte.

“Con demasiada frecuencia, son los conflictos los que sumergen a los más vulnerables en una hambruna catastrófica, con comunicaciones interrumpidas, acceso humanitario restringido y comunidades desplazadas”, expuso el PMA.

“Las cosas pueden empeorar y empeorarán a menos que se haga un esfuerzo coordinado a gran escala para abordar las causas profundas de esta crisis. No podemos tener otro año de hambre récord”: David Beasley.

También los choques climáticos –materializados por ejemplo en prolongadas sequías y recias inundaciones en distintas partes del globo- destruyen vidas, cultivos y medios de subsistencia, y debilitan la capacidad de las personas para alimentarse.

Lee más: Alimentos alcanzan precios récord por invasión de Rusia a Ucrania

Las consecuencias económicas de la pandemia, como la inflación, el endurecimiento del crédito y la interrupción de las cadenas de suministro, también contribuyen a llevar al hambre a niveles sin precedentes, se indicó.

El PMA dice que hay en el globo un “anillo de fuego” que lleva a millones de personas al borde de la inanición, el cual va desde el Corredor Seco centroamericano y Haití hasta Afganistán, pasando por el Sahel (estepas en el centro africano), África oriental, Siria y Yemen.

En países como Nigeria, Sudán del Sur y Yemen, el PMA ya se enfrenta a decisiones difíciles, como reducir las raciones para poder llegar a más personas. Esto equivale a quitarle comida al hambriento para dar de comer al más hambriento.

Las consecuencias de no invertir en actividades de resiliencia repercutirán más allá de las fronteras, sostiene el PMA, pues si las comunidades no están empoderadas para resistir los impactos y las tensiones a las que están expuestas, esto podría resultar en aumento de la migración, desestabilización y conflicto.

“La historia reciente nos lo ha demostrado: cuando el PMA se quedó sin fondos para alimentar a los refugiados sirios en 2015, no tuvieron más remedio que abandonar los campamentos y buscar ayuda en otro lugar, lo que provocó una de las mayores crisis de refugiados de la historia europea reciente”, recordó el reporte.

El PMA destacó que si bien las necesidades han aumentado en gran medida, los recursos no, y esa agencia de las Naciones Unidas requiere 22 200 millones de dólares para llegar con auxilios alimentarios a 152 millones de personas en 2022.

La mira de la agencia está en los gobiernos donantes, pero también en empresas e incluso en personas individuales con recursos o audiencias para sus mensajes.

Los costos también están en su punto más alto: los costos operativos mensuales del PMA están 73,6 millones de dólares por encima del promedio de 2019. Con ese dinero se pudo alimentar a cuatro millones de personas durante un mes.

Sin embargo, la agencia subraya que para lograr el hambre cero, el dinero no es suficiente. “Solo la voluntad política puede poner fin a los conflictos en lugares como Yemen, Etiopía y Sudán del Sur”, insistió el informe.

“Y sin un compromiso político firme para contener el calentamiento global como se estipula en el Acuerdo de París (de 2015), las principales causas del hambre seguirán sin disminuir”, concluyó el reporte.

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: