Connect with us

Estados Unidos

EEUU otorga primer asilo político por causa de Peña Nieto

EEUU concede el primer asilo político a Agustín Estrada, víctima de Enrique Peña Nieto por intentar acallar su homosexualidad

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

LOS ÁNGELES, CA.- El gobierno de Estados Unidos otorgó asilo político a Agustín Estrada Negrete, expareja homosexual del recién impuesto presidente de México, Enrique Peña Nieto. El juicio de asilo ante las autoridades migratorias fue llevado por el abogado Pro Bono, de origen griego, Leonidas Miras. Tuvo una duración de cinco horas y se ganó por las tres causas por las que se pedía el asilo: persecución política, homosexualidad y tortura por parte del Estado mexicano representado por Enrique Peña Nieto.

Estrada mantuvo una relación amorosa durante siete años con el político del PRI, según su propia narración, y el 17 de mayo de 2007 fue agredido físicamente por participar en un desfile vestido de mujer, siendo empleado de gobierno en el Estado de México.

A partir de entonces, Estrada no dejó de denunciar lo que consideró una injusticia y empezó a vivir la pesadilla del acoso gubernamental, al igual que su familia y conocidos que apoyaban su causa y la defendían. Los funcionarios públicos que trabajaban con Peña Nieto, en intento de acallarlo, le construyeron delitos como obstruir las vías públicas o dañar inmuebles como el Palacio de gobierno por manifestarse frente a las instalaciones en reclamo por la suspensión de su trabajo. Estrada fue enviado a la cárcel, sin juicio, por manifestarse, y fue violado por doce personas entre policías y presos.

Pese a sus denuncias ante Ministerios públicos, organismos de derechos humanos y medios de comunicación, Estrada no fue escuchado. Y quien lo ayudaba, sufría el mismo acoso que él. Si algún medio difundía su caso, omitía la responsabilidad contra el exgobernador del estado de México, como fue el caso de Televisa con Denise Maercker, La Jornada o El Universal.

Para el gobierno de Peña Nieto, la táctica era desprestigiar a la víctima por ser homosexual y director de una escuela de atención especial para niños con capacidades diferentes. Para Estrada, la represión y el terror era la forma evidente de acallar la homosexualidad de Peña Nieto, que ya “limpiaba su pasado en busca de la presidencia de la república, como lo hizo con su esposa y los guaruras que sabían de sus relaciones con otros hombres”.

Hace dos años, el 16 de septiembre de 2010, Estrada entró por la garita internacional de Tijuana hacia Estados Unidos. Cruzó la frontera en silla de ruedas, con un parte médico de la Cruz Roja mexicana, y sedado para tolerar el dolor. Había sido violado con un tubo, torturado, y se intentó asfixiarlo con una bolsa de plástico en la cabeza.

La Procuraduría General de la República era el único organismo público que sabía oficialmente del domicilio protegido de Estrada. Fue asignado después de que denunció al estado mexicano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y ésta mandó observar medidas cautelares para su protección y la de su familia. Sin embargo, la misma PGR violó el principio de protección y se perpetró la brutal agresión contra Estrada.

El gobierno estadounidense aceptó su entrada al país, al ver la condición de gravedad y la solicitud de asilo elaborada por una organización de abogados defensores de derechos humanos, quienes le ayudaron también con el costo del boleto de avión. No obstante, aun cuando el gobierno de Estados Unidos autorizó un permiso de trabajo con vigencia de un año, el asilo político estaba condicionado a la investigación sobre la veracidad de su historia y los hechos, por lo que hasta ahora fue otorgado en seguimiento del proceso jurídico.

Durante todo este tiempo, Estrada fue atendido en el Hospital de Sobrevivientes de Tortura en San Diego. Fue asesorado jurídicamente por un abogado Pro bono de origen griego, quien le ha indicado que el asilo será extendido para toda su familia por la situación que se agrava con el nuevo titular del Ejecutivo.

A raíz del tercer ataque del que fue víctima en San Diego, ha cambiado nuevamente de ciudad. Ahora, el estado estadounidense, junto con el asilo, le otorga una ayuda económica por ser sobreviviente de tortura del estado mexicano.

Frente al Consulado, Agustín Estrada, se suma a las manifestaciones contra la imposición de Peña Nieto

Comisión Interamericana frente al caso Estrada

La responsable de Prensa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, María Isabel Rivero, señaló que con el asilo político otorgado a Agustín Estrada Negrete no se suspende la petición de medidas cautelares al estado mexicano, porque aún existe familia de la víctima en ese país. Indicó, que hasta que la víctima lo solicite personalmente podría retirarse esta solicitud enviada a México desde 2009, con el número de expediente MC 222/09.

Ante la pregunta sobre el incumplimiento del estado mexicano en el caso de Estrada, quien fue víctima de dos atentados más, la funcionaria internacional señaló también que la Comisión Interamericana realiza un informe anual ante la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA). Y queda publicado el contenido como una forma de exhibir el incumplimiento ante los otros estados miembros.

También señaló Rivero que la Comisión, ante reiterados incumplimientos en materia de derechos humanos por parte de los estados, puede considerar el trabajar con el estado en cuestión, de forma directa para buscar medidas efectivas de cumplimientos. Junto con el caso Estrada/México, se encuentran también en similares condiciones de incumplimiento el caso de Guantánamo/EEUU y el de «una familia en Venezuela quien está siendo asesinada por miembros de la policía nacional».

Estados Unidos

¿Cómo encontrar a familiares de migrantes fallecidos que iban dentro de un tráiler en Texas?

Published

on

By

SAN ANTONIO – Tras la muerte de cincuenta migrantes y más de una docena heridos por haber estado hacinados, sin aire, en el remolque de un camión de carga, con temperaturas de más de cien grados transitando por el estado de Texas, las autoridades de Estados Unidos y las Américas han dirigido sus esfuerzos hacia la identificación de las víctimas.

El Consulado General de México en San Antonio estaría ayudando a coordinar los esfuerzos de identificación de las víctimas, y alentó a cualquier persona que crea que uno de sus familiares iba en el camión que se comunique al 210-872-4386.

También se pidió tener paciencia, pues se espera que la línea telefónica se encuentre saturada.

“Estamos recopilando la información sobre la nacionalidad de las víctimas y de las personas heridas”, declaró el cónsul Rubén Minutti Zanatta. “Estamos en contacto con las autoridades locales y en espera del informe de las autoridades federales de los Estados Unidos.”

Por otra parte, el Consulado de Guatemala ofreció las siguientes líneas de emergencia:

  • McAllen
    • 956-800-7351
    • 956-900-2736
  • Del Río
    • 830-308-3870

Estos son los números telefónicos para los consulados de Honduras y El Salvador:

  • Honduras: 346-352-3176
  • El Salvador: 956-612-3306

El tráiler con los migrantes fue encontrado la tarde de este lunes en una zona rural del suroeste de San Antonio, Texas. De los migrantes, se sabe que 22 eran mexicanos, siete guatemaltecos, dos hondureños, y la nacionalidad de 19 aún está por determinarse.

Información: consulados.
Continue Reading

Qué sucede en Estados Unidos

Biden sobre el fallo del aborto de la Corte Suprema: un día triste para el país, pero esto no ha terminado

Published

on

By

 

Por Javier Biosca/eldiario.es

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha afirmado que hoy “es un día triste” para el Tribunal Supremo y para el país, después de que la corte revocara el derecho constitucional al aborto, casi medio siglo después de que se consagró como un derecho, tras la decisión del alto tribunal controlado por una mayoría de jueces conservadores que ha revocado la histórica decisión de 1973 Roe v Wade.

Si bien no ilegaliza el aborto en EEUU, esta decisión supone que cada estado será libre de regularlo como quiera. Por lo que el presidente de los Estado Unidos, Joe Biden, señaló que “El Tribunal Supremo de EEUU ha quitado un derecho constitucional al pueblo estadounidense. No lo ha limitado, simplemente lo ha quitado. Es un día triste para el tribunal y para el país”, ha dicho el presidente Biden en un discurso.

“Han sido tres jueces, Samuel Alito con el apoyo de Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett –los últimos tres nombrados por Donald Trump, los que están en el núcleo de esta decisión. No se equivoquen, esto es una decisión que viene de un esfuerzo deliberado. Es una realización de una ideología extrema. El tribunal ha hecho lo que nunca había hecho antes”, ha añadido el mandatario, que ha afirmado que hay leyes estatales que prohíben el aborto que entrarán en vigor este mismo viernes.

Biden ha indicado que la mayoría conservadora del Tribunal Supremo demuestra “lo extrema que es y lo alejada que está de la mayoría de este país”. “Ha convertido a Estados Unidos en un país atípico entre las naciones desarrolladas del mundo. Mi administración utilizará todos sus poderes legales apropiados”, ha asegurado durante su intervención.

El presidente también ha instado a la población estadounidense a movilizarse: “El Congreso debe actuar, pero con su voto, ustedes pueden actuar. Ustedes pueden tener la última palabra. Esto no ha terminado”, ha indicado.

***

Fuente: eldiario.es

Continue Reading

Migración

EEUU libera bajo palabra a mil migrantes diariamente, dando hasta un año para pedir asilo

Published

on

By

Por Elliot Spagat/Los Angeles Times

Adentro, cientos de migrantes comen, cargan sus teléfonos, se bañan y usan los baños. En cuestión de horas, un guardia los escoltará a un descampado cruzando la calle donde se montarán en autobuses que los llevarán desde Eagle Pass hasta el Aeropuerto Internacional de San Antonio por 40 dólares.

La Patrulla Fronteriza libera hasta mil migrantes diariamente a través de Mission: Border Hope, una organización sin fines de lucro surgida en una iglesia que en abril se trasladó al depósito. El traslado fue en respuesta a una creciente práctica del gobierno de Joe Biden de liberar migrantes bajo palabra, sobre todos los que no están sujetos a normas de la pandemia que les impiden pedir asilo.

La Patrulla Fronteriza liberó bajo palabra a más de 207.000 migrantes que ingresaron ilegalmente desde México entre agosto del 2021 y mayo del 2022, incluidos 51.132 en mayo, lo que representa un aumento del 28% respecto a abril, según documentos judiciales. En los siete meses previos había liberado a solo 11 migrantes.

La libertad bajo palabra evita que los migrantes sean deportados durante cierto tiempo, pero no ofrece otros beneficios. Por ley, el Departamento de Seguridad Nacional puede liberar a los migrantes bajo palabra “por razones humanitarias” o porque su liberación representa “un beneficio público significativo”. Una vez liberados bajo palabra, los migrantes tienen un año para solicitar asilo.

La Patrulla Fronteriza apeló a este recurso porque no tiene espacio para alojar a tantos migrantes, según documentos legales. Se trata de un giro poco publicitado respecto a las políticas seguidas por los predecesores de Biden, Donald Trump y Barack Obama.

Cuando no se pudo procesar las presentaciones de los migrantes ante un juez lo suficientemente rápido el año pasado, miles de ellos fueron retenidos debajo de un puente en el Rio Grande Valley de Texas. En el 2019, las celdas estaban tan colmadas que algunos migrantes se pararon en inodoros.

A los migrantes liberados en el depósito se les dice que se presenten ante las autoridades inmigratorias del sitio donde vayan dentro de dos meses. Deben llevar un aparato que permite monitorear sus movimientos.

“El trato estuvo bien”, dijo Anthony Montilla, un venezolano de 27 años. “No nos trataron como ladrones”.

Montilla llegó con su familia tras un viaje que incluyó un paso por el temido Tapón de Darién, donde bandidos violaron a muchachas jóvenes delante de sus padres y había cadáveres a lo largo del camino. Luego de ser liberada por la Patrulla Fronteriza, la familia se encaminó a la casa de un amigo en Washington.

José Castillo, de 43 años, llegó desde Nicaragua con su esposa y un hijo de 14 años tras superar el miedo a cruzar el río Bravo. Se dirigían a Miami, donde vive un primo. Dicen que su oposición al gobierno nicaragüense los expone a represalias.

Castillo dijo que el día que pasaron bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza fue “fácil”, pero que no le recomienda a nadie que siga sus pasos por el peligro que se corre de pasar hambre o ser secuestrado en México.

Mission: Border Hope, una iniciativa apoyada por la Iglesia Metodista Unida, opera en un sector que ahora se ofrece como una ruta de cruces ilegales casi tan popular como la del Rio Grande Valley. Sus servicios son modestos comparado con los de otras agrupaciones a lo largo de la frontera, que ofrecen albergues y transporte a un aeropuerto.

Comenzó a funcionar en el 2000, atendiendo a entre 25 y 50 migrantes por semana en otro sitio, según Valeria Wheeler, su directora ejecutiva, quien supervisa las operaciones con la efectividad de un capataz de fábrica.

En los días de más trabajo, los voluntarios no dan abasto para registrar migrantes, comprar pasajes en autobús y atender otras cuestiones logísticas, de acuerdo con Wheeler. En un día típico atienden a 500 migrantes, pero a veces han llegado a mil.

El depósito cuenta con una cocina improvisada en la que hay amontonadas cajas de salsa de tomate, sopa de pollo, carne de cerdo y frijoles. Los migrantes esperan sentados en bancos de metal y sillas de plástico. Se da instrucciones por un altoparlante cuando la Patrulla Fronteriza lleva gente y cuando llegan los autobuses que irán al aeropuerto.

Se pide a los migrantes que se vayan rápido para permitir la llegada de otros. Uno de cada diez, no obstante, terminan durmiendo en el piso de cemento porque no tienen adónde ir.

“No estamos preparados para ser un albergue”, dice Wheeler, quien en el pasado trabajó como asistente legal, mientras recorre el edificio sin ventanas. A menudo es interrumpida por migrantes que le hacen preguntas.

A los migrantes se les concede la libertad bajo palabra sin analizar sus pedidos de asilo ni preguntarles por qué vinieron a Estados Unidos. Se les da un paquetito sellado con una estampilla azul que dice cuándo vence su libertad bajo palabra.

Este trato contrasta con el de muchos otros migrantes que son expulsados del país sin que se les dé la oportunidad de pedir asilo al amparo de la Title 42, una norma que usó el gobierno de Trump para impedir los pedidos de asilo por razones de salud pública, para evitar la propagación del COVID-19. Un juez federal dispuso hace poco que la norma siguiese en efecto a pesar de las objeciones del gobierno.

La Title 42 es aplicada en forma despareja, sobre todo a los migrantes de México, Honduras, Guatemala y El Salvador, porque México aceptó recibirlos de vuelta.

El comisionado del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza, Chris Magnus, dijo que se concede la libertad bajo palabra a migrantes sin antecedentes penales, que generalmente llegan con sus familias y tienen gente que los reciba en Estados Unidos.

“Tratamos de manejarnos de una forma inteligente, reconociendo que hay gente que ha sido estudiada cuidadosamente, que representa un riesgo mucho menor y que puede recibir un trato distinto al de otros”, indicó Magnus en una entrevista.

Hay quienes dicen que esto alienta a que vengan más migrantes y que el gobierno no cumple con el requisito de que se analice “caso por caso”.

Pero Magnus dijo que es “mucho más eficiente” y tan efectivo como liberarlos con citas para que se presenten ante los tribunales de inmigración. Ese proceso, que lleva tiempo, queda ahora en manos del servicio de Inmigración y Control de Aduanas, que intervendrá en el destino final de los migrantes.

La Patrulla Fronteriza sigue procesando unos 25.000 migrantes por mes a los que envía a tribunales de inmigración, un procedimiento que según sus agentes toma más de una hora.

La libertad bajo palabras, en cambio, toma minutos.

Hace poco, una hondureña en el octavo mes de embarazo fue liberada con la orden de presentarse ante un juez de inmigración en Cleveland, donde la esperaba un tío.

Wheeler dice que no sabe por qué algunos migrantes reciben la libertad bajo palabra mientras que otros son enviados a los tribunales de inmigración, y que tampoco pregunta por qué sucede eso.

“Nuestro objetivo es dar seguridad”, manifestó.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: