Connect with us

Justicia pendiente

Desprecio y engaño en ayuda a daminificados indígenas de la Montaña

Daminificados indígenas por la tormenta Manuel en la Montaña Guerrero han padecido el engaño del Estado mexicano en la ayuda para sobrevivir al desastre

Published

on

DAMNIFICADOS-CHILAPA1

En el albergue en espera de la guarnición del día.Foto: Arturo de Dios Palma

Por Arturo de Dios Palma

CHILAPA, Guerrero. El Estado mexicano actuó con omisión, desprecio y con engaños a las comunidades indígenas durante la contingencia provocada por la tormenta Manuel, concluyeron habitantes de localidades damnificadas del municipio de Chilapa, de la región la Montaña, en el estado mexicano de Guerrero.

La conclusión la fijaron los pobladores de la comunidad de San Marcos Majada de Toro, de Zoquitipa, ambas de Chilapa, y de Ajacayán Oriente del municipio de José Joaquín Herrera, durante el foro Organización comunitaria: «Propuesta para Enfrentar los Desastres Naturales en las Comunidades de la Montaña baja», organizado por la radio comunitaria Uan Milauak Tlajtoli -La palabra verdadera en náhuatl- en su séptimo aniversario.

Han pasado más de dos meses y para los habitantes de San Marcos Majada de Toro –la más afectada en el municipio de Chilapa y declarada inhabitable por Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred)-, la tragedia aún no termina.

Este fin de semana la radio comunitaria organizó un foro para que habitantes de diferentes comunidades de la región de la Montaña baja de Guerrero expresaran sus experiencias sobre la tragedia y, sobre todo, contaran la situación en la que actualmente se encuentran.

Por ejemplo, pobladores y autoridades comunitarias de San Marcos Majada de Toro contaron que el pasado 16 de septiembre, unas 2 mil 500 personas abandonaron sus comunidad por el temor de los cerros se les vinieran encima tras su reblandecimiento por de las torrenciales de lluvias que comenzaron tres días antes.

DAMNIFICADOS-CHILAPA2

Saciados, en el albergue donde se atienden a los damnificados de la tormental Manuel. Foto: Arturo de Dios Palma

El pasado 16 de septiembre pobladores de San Marcos salieron huyendo de su población rumbo a la comunidad de Xicaixtlahuac donde hasta ahora se encuentran refugiados. Para llegar hasta ahí caminaron por laderas más de dos horas.

Xicaixtlahuac es una comunidad indígenas de no más de 30 casas y con alrededor de 120 habitantes. Sin embargo ahora está convertida en un gran albergue: ahí habitan los más de 2 mil 500 personas, en su mayoría, en casas de campaña improvisadas con lonas de plásticos y láminas de aluminio en las lomas de la localidad. Ocho días antes de que arribara la ayuda -colchonetas- mujeres embarazadas durmieron sobre el piso de tierra aún humedecido. El lunes 23 de septiembre en pleno piso nació el segundo niño de una mujer de San Marcos Majada de Toro, en el refugio.

Los primeros días de la contingencia, el techo y las camas no fueron los únicos problemas que enfrentan los pobladores de San Marcos Majada del Toro, también tuvieron otro más urgente: la alimentación. La ayuda gubernamental fue casi nula, llegó a cuenta gotas.

En esos días, lograron tener algo de comida gracias a lo solidaridad de pueblos enteros. En días de desabasto, los pobladores de la comunidad de Tlanicuilulco, municipio de Quechultenango, un pueblo regido por el narco, les acercó comida. Para ofrecerles un plato de comida debieron recorrer kilómetros y comprar hasta 300 kilogramos de tortillas de máquina y 200 de hechas a mano.

El presidente municipal, el priísta Francisco Javier García González, llegó a la Xicaixtláhuac ocho días después de que arribaron los pobladores de San Marcos Majada de Toro.

DAMNIFICADOS-CHILAPA

Los niños daminificados por la tormenta Manuel fueron los más afectados por enfermedades respiratorias y gastrointestinales. Foto: Arturo de Dios Palma

Ahora, a 67 días la contingencia, la situación, dicen los pobladores en el foro de la radio comunitaria, no ha variado mucho. Continúan todavía viviendo y durmiendo bajo casas de campaña improvisadas y con la insuficiencia de víveres. Pero aunado a esto, ahora el frío y las condiciones insalubres comenzaron a golpear a los más de 2 mil 500 habitantes del refugio.

De acuerdo a los pobladores, autoridades y profesores, las enfermedades respiratorias y gastrointestinales son las más frecuentes. Además de esto los alacranes comenzaron a comenzaron a salir de sus guaridas.

Respecto a la ayuda humanitaria, el comisario de San Marcos Majada de Toro, Francisco Bruno Carbajal, denunció que la que ha llegado de parte del gobierno municipal del priísta, García González ha sido insuficiente.

“Cuando ha llevado ayuda (el presidente municipal), la hemos repartido entre todas las familias y apenas toca de cinco huevos por familia, un montón de chiles verdes y unas papas”, ejemplificó uno de los 13 profesores de la primaria de San Marcos que ahora imparte clases bajo árboles y hules a un grupo de los 318 alumnos que están inscritos.

Otro asunto que les preocupa a los pobladores de San Marcos Majada del Toro es la reubicación de su comunidad. Como en muchos más lugares, ellos no han recibido ninguna propuesta concreta sobre dónde edificarán sus nuevas casas.

DAMNIFICADOS-CHILAPA3

Casas al borde del desfiladero, mientras la comunidad espera orientación para ser reubicada. Foto: Arturo de Dios Palma

El 25 de septiembre, el Cenapred a través de un nota informativa consideró que la permanencia de habitantes en la comunidad de San Marcos Majada de Toro representa “muy alto riesgo porque muestra indicios de que el terreno irremediablemente se deslizará”.

La Subsecretaría de Protección Civil del gobierno del estado recomendó a García González, “evacuar al total de las familias” de esa comunidad, pero sin orientarlos más sobre una ubicación geográfica segura.

Ahora los pobladores de San Marcos pidieron que su nueva comunidad se haga de una forma planeada, bajo un estudio, donde pueda ver calles bien trazadas y no como las que tenían en su anterior pueblo, que estaba montado sobre cumbres.

Por su parte, pobladores de la comunidad de Zoquitipa, pidieron a los gobiernos de los tres niveles que pongan atención en las comunidades indígenas.

“El gobernador y el presidente (de la República) andan en Acapulco diamante, allá sólo se les inundaron sus casas, acá nosotros tenemos daños completos y además parte de nuestro cultivos se los llevo la lluvia”.

En el foro participaron pobladores de las comunidades de San Marcos Majada de Tora, de Zoquitipa, de Ajacayán Oriente del municipio de José Joaquín Herrera, estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, de la Universidad Autónoma Chapingo y de la Universidad Intercultural del Sur (Unisur) así como integrantes del Grupo de Estudios Ambientales (GEA).

En las conclusiones comunidades y organizaciones denunciaron la omisión por parte del Estado para atender los problemas públicos de la región, un olvido que se evidenció a partir del paso de la tormenta Manuel.

Asimismo denunciaron el desprecio de las instituciones públicas hacia las comunidades, al no atender en tiempo y forma la urgencia que han vivido.

Además indicaron en el texto que tras la tragedia, desde el poder se generó un engaño mediático para confundir a la opinión pública en el uso y manejo de los víveres y despensas hacia los pueblos afectados.

En el pronunciamiento, las comunidades y organizaciones proponen la creación de una red para intercambiar información que permita en el proceso organizativo antes próximos desastres.

El séptimo aniversario concluyó con el concurso de grafitis donde se abordó el mismo tema del foro: los desastres naturales y la organización comunitaria para enfrentarlos. El ganador fue el joven Miguel Ángel Ramírez Farias.

 

Continue Reading
1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Desprecio y engaño en ayuda a daminifica...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Justicia pendiente

Ayotzinapa: otra historia negra del ejército mexicano

Published

on

By

ayotzinapa manifestación campo militar 1

CIUDAD DE MÉXICO.- «No tenemos solución de nada. Sabemos que en este campo militar hay muchas cosas que pasan, hay mucha información, ¿por qué no la dan? ¿Qué esconden o a quién están defendiendo?», cuestionó doña Joaquina en las protestas del campo número uno por la historia negra que tiene el ejército mexicano.

Más de 2 mil elementos del ejército y policías antimotines mantuvieron formación desde que llegaron las madres y padres de los 43 estudiantes desaparecidos al campo militar número uno. Ahí exigieron a los militares que brinden toda la información sobre el paradero de los 43 normalistas.

No te pierdas: Testigo presenció ejecución del activista Arturo Hernández Cardona a manos del exalcalde José Luis Abarca

A ocho años de la desaparición forzada, las madres y padres siguen con el dolor a flor de piel. En estas fechas les llega el recuerdo de la agresión contra sus hijos. Son incontenibles las lágrimas de tanto tormento, pues la espera se convirtió en una tortura. Sin embargo, lejos de que los militares sean sensibles al sufrimiento de las familias, las intimidan con los tambores de guerra del ejército.

A los militares no les importa la angustia de las familias, al contrario, ocultan información importante para dar con el paradero de los estudiantes. Lo peor es que integrantes del ejército participaron directamente en la desaparición de los jóvenes normalistas.

Las protestas que las madres y padres realizaron en el campo militar número uno es inédito. Es un lugar lúgubre de dolor, de desesperanza, desapariciones y torturas.

En el corazón de las infames violaciones a los derechos humanos en México, la voz de doña Joaquina hizo eco en la puerta enrejada de las instalaciones militares. «Nos encontramos en este campo militar ante tanto policía. Nosotros no venimos armados ni a pelear. Por eso les pedimos que si ellos tienen muchas pruebas que las demuestren. Nosotros nada más venimos para saber dónde están nuestros hijos y qué pasó con ellos. Lo que les pedimos a los militares es que den toda la información que tienen y que se cumplan las órdenes de aprehensión contra militares».

Por su parte, el padre Mario González relató que el ejército es una institución que admiran y respetan muchos, pero “fueron los militares quienes desaparecieron a nuestros 43 hijos. Los del 27 batallón de infantería son los asesinos” que se cubren con el manto de la impunidad. Sabían que los estudiantes estaban siendo atacados, pero no hicieron nada. Además, “tenían un infiltrado en la escuela que les iba pasando el reporte a sus jefes y tenían el control del C-4 en Iguala. Son unos criminales, dejaron al elemento que podría haber salvado a nuestros hijos”.

Para saber más del tema: José Luis Abarca y esposa en el foco de atención de CIDH por caso Arturo Hernández Cardona

El ejército mexicano tiene un historial negro en Guerrero que tiene que ver con asesinatos y desapariciones. Algunos padres se sentían orgullosos de tener al ejército, pero a través de la lucha se dieron cuenta que son unos “asesinos”. “Mi hijo y sus 43 compañeros qué culpa tenían de que unos soldados asesinos con delirio de persecución piensen que los muchachitos son guerrilleros. Ahí están las líneas de investigación, donde 25 normalistas fueron llevados al 27 batallón”, dijo don Mario.

Las madres y padres se dirigieron a Andrés Manuel López Obrador para recordarle que dio su palabra para encontrar a sus hijos. “Señor presidente, se lo dicen los padres con su dolor que los queremos de regreso. Empeñó su palabra para dar con nuestros hijos”. Fueron las palabras de las familias que como un grito desesperado buscan más que voluntad, hechos de verdad y justicia.

Desaparición forzada: militares en la lupa

Las madres y padres de los 43 estudiantes han innovado formas de luchas para exigir el regreso de sus hijos. Con osadía han increpado al poder caciquil y a una clase política en el poder sin escrúpulos. Las protestas son legítimas y «ningún gobierno tiene derecho para decirnos cómo protestar». Esto viola los lineamientos del derecho a la libre expresión.

Este 23 de septiembre, las madres, padres y estudiantes realizaron pegas de carteles y pintas sobre la responsabilidad del ejército en la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En la opinión de Vidulfo Rosales Sierra, abogado de las madres y padres, el ejército no es emanado del pueblo, más bien es un ejército de élites que sostiene a las oligarquías en el país. Fueron educados en las Escuelas de la Américas, en los años 60, para enfrentar la ola de protesta e inconformidad social que surgieron en aquellos años. Las innumerables violaciones a los derechos humanos, desapariciones forzadas, asesinatos extrajudiciales y tortura en contra de líderes sociales que reclamaban por un cambio en este país.

 

El ejército con una visión contrainsurgente infiltró soldados en la normal rural de Ayotzinapa para controlar y vigilar a los estudiantes porque saben que ahí se forjaron luchadores sociales como Lucio Cabañas Barrientos, Othón Salazar Ramírez o Carmelo Cortés Castro y otros profesores que impulsaron grandes movimientos de inconformidad en 1960. A partir de ahí ven a un guerrillero en cada estudiante normalista.

Por las filtraciones se podría investigar a Cienfuegos y jerarquías militares. Hay responsabilidades penales del ejército mexicano, iniciando porque desarrollaron operaciones encubiertas ilegales. Estuvieron enterados de principio a fin de lo que ocurrió en Ayotzinapa.

Vidulfo Rosales dijo que el ejército acumuló “acervo probatorio, videos, fotografías, audios, testimonios de lo que pasó de principio a fin. Eso también es ilegal. Están obstruyendo una investigación que se despliega por una grave violación a los derechos humanos. Por ejemplo, la intervención telefónica que hicieron a las 10 de la noche del día 26 de septiembre, supuestamente a un miembro de la delincuencia organizada y a un miembro policiaco de Iguala.

El GIEI encontró una hoja transcrita de esa intervención telefónica, pero el ejército se ha negado a corroborar esta información”. También se sabe que hay prueba objetiva que 25 jóvenes fueron ingresados al 27 batallón de infantería en Iguala. En el informe de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia investigó que seis estudiantes habrían sido asesinados cuatro días después por el coronel José Rodríguez Pérez.

La editora recomienda: Gobierno federal denuncia a juez del caso Ayotzinapa por dejar libres a 120 implicados

No hay disposición del ejército para una investigación exhaustiva donde se deslinde responsabilidades. Las fuerzas armadas es un poder aparte que no tiene controles y no rinde cuentas a las autoridades civiles. No reconocen que participaron en la desaparición de los estudiantes, ni siquiera en el ocultamiento de la información. Nadie dice nada.

Es increíble que un juez federal librara órdenes de aprehensión contra militares, sin embargo, este 24 de septiembre en la revista Proceso fue filtrada información sobre la cancelación de 21 órdenes de aprehensión de las 83, 16 corresponden a integrantes del ejército mexicano. Es preocupante lo que está pasando con el caso Ayotzinapa.

El dolor, la angustia y la incertidumbre de las madres y padres va más allá de las posturas políticas-ideológicas, más bien, su protesta o sus movilizaciones es porque tienen la esperanza  de acariciar el rostro de sus hijos.

***

Fuente: tlachinollan.org

 

Continue Reading

Justicia pendiente

Gobierno federal denuncia a juez del caso Ayotzinapa por dejar libres a 120 implicados

Published

on

El juez Samuel Ventura Ramors fue denunciado por absolver a implicados en el caso Ayotzinapa

La Secretaría de Gobernación (Segob) y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) denunciaron penalmente al juez de distrito de procesos penales federales de Matamoros, Tamaulipas, Samuel Ventura Ramos, por ordenar dejar en libertad a 120 personas implicadas con la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014.

Las áreas jurídicas de ambas dependencias federales interpusieron la denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) en contra del juzgador que llevó el caso Ayotzinapa, por lo que lo acusaron de delitos contra la administración de justicia y lo que resulte.

Te puede interesar: Juez ordena aprehensión de Abarca y colaboradores cercanos por caso Ayotzinapa

Apenas hace unos días el juez absolvió de forma definitiva a 24 sujetos que presuntamente estuvieron involucrados en la desaparición de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

El juez dictó absolución definitiva para el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, quien presuntamente colaboró con el cártel de “Guerreros Unidos” para el tránsito de droga, por lo cual la FGR solicitó nuevamente de la reaprehensión del ex edil.

El subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Alejandro Encinas, informó que darán a conocer un nuevo informe sobre el caso Ayotzinapa, después de reconocer públicamente que fueron los elementos del Ejército mexicano los que colaboraron con la desaparición de los estudiantes normalistas.

No te pierdas: Testigo presenció ejecución del activista Arturo Hernández Cardona a manos del exalcalde José Luis Abarca

La FGR solicitó una nueva orden de aprehensión contra el juzgador por impedir que se garantice el acceso a la justicia por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas, aunado a que ha ordenado la libertad de 120 personas que originalmente habían sido relacionadas con ese delito.

Giran nuevas órden de aprehensión contra Abarca

La semana pasada, el juez segundo de Distrito de Procesos Penales del Estado de México giró nuevas órdenes de aprehensión contra el ex alcalde de IgualaJosé Luis Abarca; su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, y el ex jefe de la policía municipal, Felipe Flores Velázquez, por su presunta participación en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

El juzgador ordenó la captura del ex edil y sus colaboradores más cercanos por los delitos de delincuencia organizada y desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014.

 

 

Continue Reading

Justicia pendiente

Juez concede amparo a Murillo Karam contra proceso por delitos de tortura

Published

on

Al ex gobernador de Hidalgo le concedieron un amparo por los delitos de tortura y desaparición forzada

El juzgado 16 de distrito en materia de amparo concedió la suspensión provisional al ex titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, con respecto a los delitos de tortura, contra la procuración de justicia y desaparición forzada.

El juzgado aceptó el recurso que interpuso el ex gobernador de Hidalgo y por ello citó a la audiencia constitucional el próximo 11 de octubre para conocer si el juez le concede la suspensión definitiva por estos delitos.

Para saber más del tema: Murillo Karam fue trasladado al Hospital Balbuena por revisión médica

El ex senador solicitó un amparo contra la vinculación de proceso que le fue dictada el pasado 24 de agosto por tortura, desaparición forzada y delitos contra la administración de justicia por las irregularidades en torno a las investigaciones por el caso Ayotzinapa.

Sin embargo, la Fiscalía General de la República (FGR) puede realizar la investigación complementaria por la audiencia intermedia para que formalice sus acusaciones presente las pruebas correspondientes contra Murillo Karam.

La FGR acusó al ex legislador federal de fabricar la denominada “verdad histórica”, por lo que ordenó la tortura de personas para que declararan a favor de la construcción de la versión oficial del gobierno de Enrique Peña Nieto en torno a la desaparición forzada de estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

No te pierdas: Políticos de Hidalgo adulaban a Jesús Murillo Karam con su nombre en edificios y colonias

Jesús Murillo Karam estuvo a cargo de la extinta PGR durante la desaparición de los estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero, pero ante las críticas por las inconsistencias en las investigaciones, renunció a su cargo y fue nombrado titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu).

Murillo Karam, trasladado a hospital

A finales de gosto pasado, Murillo Karam fue trasladado del reclusorio Norte al Hospital Balbuena de la Ciudad de México para una revisión médica sobre su situación de salud.

De acuerdo con fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR), el también ex gobernador de Hidalgo fue trasladado por personal penitenciario para conocer su situación de salud, debido a que su defensa legal aseveró que padece hipertensión arterial, enfermedad obstructiva crónica por tabaquismo y otros padecimientos.

 

 

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: