Connect with us

Estados Unidos

Derek Chavin, primer policía blanco sentenciado culpable por matar a un hombre negro en Minnesota

Avatar

Published

on

Un jurado de Minneapolis declaró culpable al ex agente de policía Derek Chauvin de los tres cargos presentados en su contra tras provocar la muerte de George Floyd presionándole el cuello con la rodilla durante su arresto el 25 de mayo de 2020, en un juicio de tres semanas que llamó la atención del mundo.

El jurado, integrado por doce residentes del Condado de Hennepin, estado de Minnesota, tomó su decisión luego de diez horas de deliberaciones para emitir su veredicto unánime y fue leído por el juez Peter Cahill.

Juez Peter Cahill: “Nosotros, el jurado en el caso mencionado anteriormente, en cuanto al primer cargo, asesinato involuntario en segundo grado mientras cometía un delito grave, declaramos al acusado culpable. […] Nosotros, el jurado en el caso mencionado anteriormente, en cuanto al segundo cargo, asesinato en tercer grado al perpetrar un acto eminentemente peligroso, declaramos al acusado culpable. […] Nosotros, el jurado en el caso mencionado anteriormente, en cuanto al tercer cargo, homicidio involuntario en segundo grado, negligencia culposa por la que se crea un riesgo irrazonable, declaramos al acusado culpable”.

Derek Chauvin será condenado dentro de dos meses, y se enfrenta a una posible condena de hasta 40 años de prisión por el cargo más grave, asesinato en segundo grado. Es la primera vez que se declara a un oficial de policía blanco culpable de asesinar a una persona de color en el estado de Minnesota. Una investigación de la Radio Pública Nacional de Estados Unidos reveló que la policía ha matado a disparos a por lo menos 135 hombres y mujeres negros en Estados Unidos desde 2015. Al menos el 75% de los oficiales de policía involucrados eran blancos.

En las calles de la ciudad de Mineápolis y en todo el país, los manifestantes celebraron la noticia con júbilo, alivio y el compromiso de seguir luchando por la justicia racial. El asesinato de George Floyd en mayo de 2020 desencadenó un movimiento mundial a favor de la justicia racial y en contra de la brutalidad policial.

Uno de estos movimientos avivados por el juicio contra el expolicía es en favor de desfinanciar la policía. Desde Minneapolis, Kandace Montgomery, codirectora ejecutiva del Colectivo Black Visions, señaló que es la propuesta de su organización frente al veredicto de culpabilidad del ex agente de policía de Minneapolis Derek Chauvin por el asesinato de George Floyd. La iniciativa es desinvertir en la policía de Minneapolis e invertir en las comunidades.

 

Con informaci’on de Democracy Now!

Para ampliar esta información, vea (en inglés) las reacciones de las personas reunidas frente al Palacio de Justicia del Condado de Hennepin, Minneapolis, los comentarios del hermano y el sobrino de George Floyd, así como los del presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris.

Estados Unidos

Norma V. Cantú, primera latina que preside la Comisión de Derechos Civiles de los Estados Unidos

Avatar

Published

on

WASHINGTON, DC.- Por votación unánime, los integrantes de la Comisión de Derechos Civiles de los Estados Unidos dieron a conocer el nombramiento de Norma V. Cantú, por parte del presidente Joseph R. Biden, para presidir la comisión, lo que marca un hito para el país al ser la primera mujer latina en ocupar la presidencia.

Cantú es catedrática de Educación y Derecho en la Universidad de Texas, en Austin, y se especializa en la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA) y las leyes de Educación. Se suma a este nuevo cargo con una distinguida trayectoria profesional, que incluye ocho años como secretaria adjunta de Educación para los Derechos Civiles durante la administración Clinton y, más recientemente, como miembro del “Equipo de Revisión de Agencias” para la educación de la transición Biden-Harris.

Los cargos de presidente y comisionados de la Comisión de Derechos Civiles de los Estados Unidos duran un periodo de seis años.
La Comisión ofrece su más sincera gratitud a la expresidenta Catherine E. Lhamon por sus cuatro años de infatigable servicio en la Comisión. Lhamon continúa trabajando para defender los derechos civiles de los estadounidenses como directora adjunta del Consejo de Políticas Nacionales para la Justicia y la Equidad Raciales.

“Espero con ansias avanzar en la misión con los asuntos de derechos civiles que enfrenta hoy nuestra nación, en colaboración con mis estimados colegas de la Comisión de Derechos Civiles de los Estados Unidos”, comentó la recién nombrada presidenta de la Comisión, Norma V. Cantú, quien empezó su servicio público como maestra de Inglés en 1974, y llegó a liderar el Proyecto de los Derechos de los Chicanos (Chicana Rights Project), entre otros.

La Comisión de Derechos Civiles de los Estados Unidos es la única entidad independiente y bipartidista encargada de asesorar al presidente y al congreso en materia de derechos civiles e informar anualmente acerca del cumplimiento de los derechos civiles a nivel federal. Nuestros 51 Comités Asesores estatales ofrecen una amplia perspectiva acerca de las problemáticas existentes en materia de derechos civiles a nivel estatal y local. Para obtener información acerca de la Comisión, por favor, visite www.usccr.gov y síganos en Facebook y Twitter.

Continue Reading

Estados Unidos

Policía de Mineápolis arresta a periodistas y más de cien manifestantes contra el racismo policial

Amy Goodman

Published

on

La Policía de Mineápolis arrestó a más de cien personas, entre estos, periodistas que daban cobertura a las protestas contra el racismo mientras se daban las exposiciones finales del juicio por asesinato del ex oficial de policía Derek Chauvin, quien mató a George Floyd al someterlo con la rodilla sobre su cuello durante más de nueve minutos en mayo de 2020.

Las protestas se producen a unos 16 kilómetros del lugar del juicio al tiempo que surgían otras manifestaciones por la muerte de Daunte Wright, un joven afroestadounidense de 20 años, que murió a manos de una agente de policía el domingo, durante un control de tráfico rutinario en Brooklyn Center, Minnesota.

Con el arresto de más de cien personas en las protestas, los agentes policiales también acorralaron a periodistas, obligándolos a ponerse boca abajo en el suelo y les fotografiaron el rostro y sus credenciales de prensa. Otros periodistas fueron atacados con aerosoles químicos y otras armas consideradas “menos letales”.

Un policía arrojó al suelo a la productora de la cadena de noticias CNN Carolyn Sung, le sujetó las manos con abrazaderas de plástico y la arrestó mientras le gritaba “¿Habla inglés?”, a pesar de que Sung se había identificado varias veces como periodista. Sung es asiáticoestadounidense. Una jueza federal emitió el viernes una orden de restricción temporal que prohibía que las fuerzas del orden estatales de Minesota atacaran o arrestaran a los periodistas que cubrían las protestas. Sin embargo, la medida no afecta a las fuerzas del orden local ni a la Guardia Nacional.

De acuerdo con el reporte de CNN, el expresidente Barak Obama señaló que “el hecho de que esto pueda ocurrir incluso cuando la ciudad de Minneapolis está inmersa en el juicio de Derek Chauvin y reviviendo la desgarradora muerte de George Floyd indica no solo lo importante que es llevar a cabo una investigación completa y transparente, sino también lo mucho que necesitamos reimaginar la labor policial y la seguridad pública en este país”.

Las manifestaciones en la ciudad de Mineápolis se produjeron al tiempo que el periódico The New York Times informa que más de tres personas han muerto por día a manos de las fuerzas del orden público desde que comenzó el juicio de Derek Chauvin.

Por su parte, el fiscal general Merrick Garland revocó una regla del Gobierno de Trump que restringía la capacidad del Departamento de Justicia de hacer uso de decretos federales de consentimiento para abordar los abusos cometidos por departamentos de policía locales.

Continue Reading

Con voz propia

Nueva York en la pandemia: Un cónsul de batalla

Francisco Ramírez

Published

on

Por Francisco Ramírez

A poco más de un año de la pandemia, entre desolación, muerte y tristeza en la ciudad de Nueva York, se podrían rescatar varios puntos positivos y favorables. Para muchos, la pandemia nos tocó las fibras más profundas del humanismo, y entre periodos de tragedia y zozobra, fue el amor al próximo, la hermandad, la buena fe y el corazón, a través de la comunidad mexicana migrante activa para hacerle frente a la crisis. Y es que las autoridades de Estados Unidos y de México nos dejaron a la deriva. Sí, descobijados.

Pero vimos desfilar –multiplicándose y hasta la fecha– a diferentes grupos e individuos recaudando ropa, medicina y víveres para darles a los más necesitados, a quienes estaban desprotegidos y eran los más afectados del área triestatal de Nueva York, que incluye Connecticut y Nueva Jersey. Lo hicieron sin esperar nada a cambio, un trabajo solidario, de apoyo a la comunidad a la que pertenecen. Bajo estas acciones se apostó a la humanidad sin bandera, color, religión o partido político.

En este contexto, se dio por primera vez un hecho histórico en la ciudad de Nueva York: la interacción y el trabajo en unidad entre consulado y comunidad. Tuvo lugar en el denominado Caracol Brunswick, en Brooklyn, y la historia se tejió de manera única y peculiar, primero por medio del acercamiento de la cónsul de Asuntos políticos, Ana Flores. Después, se tuvo la presencia física del cónsul general Jorge Islas López para escuchar y discutir la situación de aquejaba a la comunidad.

El diálogo surgió directo, honesto y consciente, y se lograron acuerdos de buena voluntad para el beneficio de nuestra comunidad de migrantes. Acuerdos que se han cumplido puntalmente transformando en hechos esas palabras. El primero de éstos, por urgencia, fue de manera literal por manos del propio cónsul y su equipo, la entrega de 100 despensas la comunidad. También se acordó apoyar semanalmente con el refrigerador comunitario ubicado en el mismo barrio de Bushwick, y lo último será concretado este verano, con la lectura de cuentos para niños en la banca librería urbana.

Con el espíritu de catedrático que no lo abandona, el cónsul está comprometido en fomentar la lectura para los niños, y darle cabida a la cultura en el futuro de la humanidad. El acercamiento y trabajo del cónsul Jorge Islas fue replicado en otras comunidades y con diversos compañeros que tienen liderazgo y relevancia, como Felipe Santos en Poughkeepsie, Nueva York, Erika Velázquez en Connecticut, Aracely Mendoza en Newburgh, y otros líderes más en Nueva Jersey.

El doctor Jorge Islas nos demostró que no es un cónsul de escritorio, escondido en la burocracia gubernamental. Hasta ahora ha sido un cónsul de batalla, que da la cara en medio de la crisis.
Con opiniones adversas, críticas, y con actitudes a veces ásperas en diferentes reuniones, medios y redes se logró que –por primera vez– el titular del Consulado mexicano volteara a vernos a los migrantes y a nuestras familias, y pusiera atención y acción a la problemática que enfrentamos.

Entre comunidad y consulado, a manera terapéutica y obedeciendo este proceso, primeramente, se tuvieron que hacer críticas por parte de algunos de nosotros como parte de la comunidad. Entre éstas críticas, el que estaba siendo nula la intervención del consulado durante el primer mes y medio de la pandemia, los momentos más críticos y difíciles del Coronavirus en la historia mundial. Posteriormente, se hablaron los descontentos y luego –en sano diálogo– se pusieron las ideas y propuestas en la mesa para llevarlas a hechos concretos que hoy ya son reales y palpables.

Cabe señalar que las críticas y protestas se tenían que señalar al consulado, ya que no tenemos otro lugar dónde hacerlo, es nuestra representación y gobierno inmediato. Pero sobre todo nuestra comunicación más directa con los responsables principales que están en México, desde donde se toman las decisiones y que muchas veces no saben nada de la forma de vivir del migrante ni de sus necesidades y a veces nos perjudiquen.

Nadie se esperaba esta crisis como bien lo señaló el cónsul en una de las conversaciones con la comunidad. Los recursos que se tenían que destinar para la ayuda a los connacionales no los había. Ésa es la razón principal del ausentismo que no solo ocurrió con el gobierno de México, si no con el de Estados Unidos también, y así fue con todos los gobiernos del mundo, ya que crudamente en lo que menos se piensa es prever un desastre a la sociedad civil; los ciudadanos somos los últimos en ser tomados en cuenta en la agenda del gobierno, y no se le dedica tiempo y esfuerzo a planear ayuda o a diseñar estrategias para hacerle frente a una desgracia de esta magnitud.

Un trabajo de valientes

En muchos años como comunidad migrante hemos visto el trabajo de varios cónsules y, desafortunadamente, muchos de ellos fueron cónsules de escritorio que pasaron a la historia desapercibidos. Pocos se escapan a esta descripción, y un ejemplo de excepción fue el cónsul Carlos M. Sada, buen servidor público, pero gestionó sin pandemia.

Hoy damos reconocimiento a su trabajo, y también compartimos su visión con sus propias palabras al decir que este trabajo es de valientes, por eso decimos que el cónsul Jorge Islas se ha ganado a pulso este adjetivo. Su trabajo en el campo de batalla y con la comunidad es que lo hemos visto, empaparse de la situación y poner en riesgo su salud, integridad física y moral, ya que se ha expuesto a contraer coronavirus, deterioro físico y también ha sido víctima injustamente de despiadados ataques verbales sin sentido y por grupos y personas malsanas, plenamente identificados que bajo grilla traen una agenda propia pero que son incapaces a abrirse al sano diálogo o, mucho menos, poner en la mesa una solución para todos. Lo más que han propuesto es la irracional medida de remover a todos los trabajadores y consulares de la institución en Nueva York.

También acusan al cónsul de situaciones que no le competen por sus facultades de funcionario consular, por ejemplo, culparlo de que las citas son insuficientes y que el Call center es obsoleto y no funciona. Temas que son directamente responsabilidad de los funcionarios y del sistema en México. Otra acusación es que no toma acciones como activista en la reciente muerte del joven mexicano repartidor de comida, asesinado a balazos de manera cobarde y ruin, y tan absurdo como casi casi acusarlo de no intervenir para impedir ese crimen.

Para los que nos hemos dado la oportunidad de escuchar y tratar al cónsul Islas, en esa interacción nos podemos dar cuenta de sus virtudes, y unas de ellas destacable es su educación académica y su humanismo, su sabiduría y temple en emociones ya que jamás se ha alterado o quebrantado, pese a las críticas, gritos violentos y reclamos que se le han hecho muchas veces sin responsabilidad.

Y es que su formación profesional viene de las filas del activismo de los derechos civiles, de la lucha por la educación y los derechos humanos.
Las estadísticas generales durante la pandemia en su gestión dan testimonio de su trabajo a favor de la comunidad. Siendo uno de los consulados en toda la ciudad de NY y USA que más ha estado activamente al frente para apoyar personalmente a los connacionales.

En conclusión, como dato histórico, este ejemplo de trabajo en equipo entre institución y comunidad quedará como registro en la historia en todos los consulados de los Estados Unidos, más ahora por la situación de la pandemia.

Quien escribe es un migrante albañil, con casi 30 años en NY, considerado por muchos radical y uno de los más contundentes críticos del sistema. Jamás vendido, incorruptible e insobornable.

Francisco Ramírez
Caracol Bushwick
Brooklyn NY
13 Abril 2021

Continue Reading

Trending