Connect with us

Arteleaks

Del cine como arte a la manipulación a través de la pantalla

Talentos del cine mexicano y su influencia política en América continental. Un recorrido analítico por sus principales trabajos.

Avatar

Published

on

Del Cine como Arte a la Manipulación a través de la Pantalla, Una Visión.
De la Compleja Abrumadora Realidad al Arte Histriónico-fílmico,
Del Cine y la Imaginación, Sobre la Manipulación Mediática.
O LO QUE ES LO MESMO…
Una visión de la Región a través de la Alucinada Interpretación de Cineastas,
Una Coproducción y una Reunión de Talentos de la Pantalla Grande.
Cine Político, Directores y su Compromiso Social.
Críticos y Aficionadas al Séptimo Arte,
Luchadores Sociales en los Frentes Culturales,
Creyentes y Convencidas en el Cine Como instrumento,
Miembros activos y Militantes creativas de la FINCA LA PENSADA.

Damián Alcazar

Por Juanito Guanabacoa 

Hace algunos “articulados” hablé sobre los tiempos sociales, desplazados de la cronología medida por el reloj, sujetos a los espacios generacionales, político-sociales dependientes de cada gente, de cada lugar, de cada cultura. Expuse también que la globalización entendida como “el contacto de cada quién con cada cual existente en el planeta” es una circunstancia y condición que nos hace y nos afecta, lo que se sucede en la vida social hoy en un rincón lejano de cualquier continente es causa, efecto y consecuencia de alguna manera, en el Mundo Globalizado, en el género humano, lo que da una importancia, como jamás había sucedido, al poder de la comunicación a través de los medios y medias. Medios tradicionales como el papel, modernos como la televisión y los videos, las corporaciones mediáticas y las redes sociales alternativas.

He tratado sobre la importancia y responsabilidad de los informadores y los “escrivivientes militantes”, refiriéndome con estas palabras que se intentan categoría, a los periodistas y comunicadores comprometidos socialmente con la Lucha y las tendencias de liberación del pensamiento, ejemplificándolo con la entrevista en video al periodista José Zepeda, director de la sección Latinoamericana de Radio Nederland (Enlace de referencia) la relación entre medios y poder, he hablado de los peligros de la distorsión de la verdad de las grandes corporaciones en pos de intereses económicos y políticos del Sistema al que pertenecen, de la manipulación mediática a la que estamos sujetos cuando se nos introyecta el “Discurso del Estado”, cuando se nos tortura psicológicamente, cuando se nos somete a la guerra mediática para convertirnos en “manada dominada”, llegando al concepto de que éste está hecho de “mentiras-de-mentira”.

He hablado de la responsabilidad y el compromiso de los comunicadores, más cuando han sido desplazados y establecen, desde el exilio, un vínculo y un frente con la Causa Social y la Lucha por despertar a las consciencias para que la “Chusma Universal” tenga elementos y desarrolle un pensamiento crítico, una militancia participativa en el compromiso de la Movida por la defensa de la vida con dignidad en cualquier lugar o entidad sujeta a la dominación de la cultura hegemónica.

Pos bien gente que pone sus castos sobre lo mío, hoy se me ocurre focalizar el asunto desde un variante mágica e igualmente interesante, importante, impactante y muy actual, el Arte del Cine. Cómo éste desde el frente cultural tiene representantes, en tiempo social, que siendo del SUR, y especialmente por su origen mexica, hacen lo suyo en diferentes niveles y con sus particulares visiones.

Esto se me ocurrió por: Primeramente con la finalidad de estructurar el espacio radial en una estación comunitaria donde los hispanoparlantes hacemos radio pa vincular al respetable latinoamericano con la comunidad quebequense y mundial que habita en el exterior de nuestro MEXIQUE-RANCHO y lugares de la Casa Grande. Seguidamente porque me pareció que los efectos del “Cine Mexicano” ha sido una influencia cultural en el continente y ahora en el planeta. Ha sido realizado por directores oriundos de mi rancho y allegados a la “mexicaneidad”, talentos todos que han sido parte de la historia de este arte, considerados iconos, clásicos o referentes importantes, citando al primero que se me atraviesa en la tatema, de la “etapa de oro” de los años 50… Buñuel por empezar a entrar en materia.

Debo dejar claro que para hablar de cine se tiene presente el aspecto económico, a las instituciones que promueven la cultura y proveen de recursos económicos a los proyectos fílmicos, no trataré aquí de que éstos están sujetos a los intereses políticos y las intensiones de políticos y aprovechados, lo dejare simplemente como una variante y me concentraré al análisis de otros aspectos como la ideología e intensión de directores, productores y lo que creo ha sido el impacto en los espectadores, pos de ahí derivo y propongo algunas reflexiones.

Pienso que el cine de “casa” o nacional de cada país, se ve diferente cuando el espectador es residente en el terruño o vive en el exterior y el que es “extranjero” ve el cine de cada país, también en forma distinta y los efectos sociales dejan la imagen “de lo que es” cada director y cada país. Habida cuenta de esto, me obligo a referirme a un solo género de cine, el cine político, el cine hecho para reflejar las parábolas de la influencia de la ideología en la obra producida y las impresiones en los espectadores. Sea el producido en hechos y eventos reales o producto de la imaginación, en las que se basan las producciones cinematográficas que quiero presentar. Ha lugar pues a muchas interpretaciones y puntos de vista, que confluyen satisfactoriamente para poder hacer unas preguntas e invitar al debate, es “agua para chocolate” este asunto, caliente, actual y sensible.

Tres Etapas o Puntos Referentes Temporales.

En el siglo pasado, en la “etapa de Oro” el cine mexicano “primera parte”, según mi apreciación y alucinada visión, nos dejó “hechos” ante el mundo como de charros cantores y “valientes empistolados” muy machos y galantes, mujeres bellas y abnegadas o tigresas bellas y castigadoras rendidas ante el macho dominante, seguidamente en el ámbito urbano como “Pepe el Toro” y los dramas sociales con desenlaces románticos fijando la atención al arte como imagen, en blanco y negro nuestro cine “corrió” por todo el continente…

La Fase del cine de denuncia, político social surge y se desarrolla presentando con otro enfoque nuestras realidades sociales, destaco dos como botones de muestra producido en de los años 70s tiempos del expresidente Echeverría, acusado en tiempos recientes por su participación en la matanza de 1968. Por lo que se infiere, cine sujeto a censura y “obstáculos” para que sus producciones fueran “selectas”, éstas son importantes referentes temporales. Mecánica Nacional, el Apando, y por ahí también Las Poquianchis.

El cine y los cineastas se encuentran entre el éxito de taquilla y las limitaciones presupuestales, entre la denuncia y la presentación de realidades sangrantes y complejas enfrentan tipos elaborados de técnicas de censura y dificultades económicas condicionadas por los intereses de consorcios y políticos de todo tipo y dimensiones.

Así que hay productores, realizadores y directores con éxito y prestigio de hacer arte, situados entre el éxito de taquilla y la imposibilidad de viabilizar sus proyectos, sin embargo la presencia del cine mexicano se ha extendido al planeta y muchos son los que con sus producciones han recibido distinciones que dan una nueva identidad al cine mexicano. Cada día hay proyectos multinacionales que apoyan a los artistas, productores y conceptualistas del cine mexicano, ante esta circunstancia hablaré de Carlos Carrera, Xavier Robles, Guillermo del Toro, Carlos Cuarón, Sebastián Cordero, Alejandro González Iñarritu dejando fuera a muchos otros y mencionando filmes que implican a otros muchos directores y productores con gran representatividad del cine mexicano, este tema es inmenso.

Las producciones que intento referir están producidas a partir del años 2000 por lo que considero la nueva era del siglo XXI del cine mexicano.

La Modernidad… Un Big Bang Globalizado.

Carlos Carrera.

Director afamado conocido por sus éxitos taquilleros de películas como Caro y Van Cuatro (2004), El Crimen del Padre Amaro (2002). Dentro del Cine social, que implica una consecuencia política, se presenta en el FESTIVAL DES FILMS DU MONDE DE MONTREAL 2010 con la película “En Familia” y obtiene el premio a la mejor escenografía. La peli hace un reflejo de la miseria y la criminalidad común, inmersa en corrupciones y “cultura” deformadora de la sociedad, un cine bien llevado y una experiencia para los espectadores que se quedaron con la imagen de que nuestra realidad urbana se vive tan intensamente ante fenómenos de violencias y demencias.

Su presencia en estas tierras de la Nord Amérique francoparlante canadiense con su trabajo, dimos cuenta del evento y pos hasta aquí este cuento sobre este cineasta mexica. Ver enlace de referencia.

uillermo del Toro, Carlos Cuarón, Sebastián Cordero, Alejandro González Iñarritu Foto: cinencuentro.com

Del Toro y Cuarón productores, Sebastián Cordero director y artistas Chidos y Picudos. Una Coproducción.

Me lancé a hacer entrevistas y platicar con el respetable en los círculos de cinéfilos y amantes del arte comprometido, para mi sorpresa al preguntarles sobre cineastas mexicanos hubo algunos que me citaron a estos dos directores y me encontré con la grata sorpresa de un interés por la situación de nuestro SUR en muchas de las personas con las que me he entrevistado.

Al hablar de cine político o de denuncia y los problemas que se extienden en nuestro continente, la violencia y la represión, el WARBISNESS y sus negocios colaterales, narcotráfico y criminalidad organizada, manipulación mediática entre otros temas, hubo alguien que me mencionó un film que trata el tema implícitamente y que reúne las características para este articulado.

CRONICAS, un film producido en 2005, coproducción que reúne a artistas connotados, un actor mexicano conocido por su participación en cine social, los menciono: John Leguizamo, Leonor Watling, Damián Alcázar, José María Yazpik y Alfred Molina.

Una mezcolanza, un “melange” un “mix” multicultural social moderno y actual. Un film donde un protagonista representa a la “Miami People” de origen latino, una española, UN CHILANGO!, un mexicano (Alcazar) que habla español “sureño al estilo colombiano” y tonos ecuatorianos, una representación de GENTE DE NUESTRA REGION bien lograda con un tema sobre la manipulación mediática que da cuenta de “garbanzos de a libra” pos aparece y se menciona la “integridad y honradez de un solo policía en toda América región 4” relacionado todo este revoltijo en el caso de un crimen cometido por un asesino en serie.

No recuerdo haberla visto en cartelera ni anunciada en la telera en su momento, causas, las desconozco, pero el caso es que pueden ver la información en los siguientes enlaces ya que pal caso lo que cuenta es que buscaba ver si la gente conocía el nuevo cine mexicano y que impacto puede tener en un público tan nórdico y desconocedor de nuestras realidades, comprobar que el arte como instrumento de comunicación deja una “huella de lo que semos” en el imaginario colectivo y tratar a los cineastas activos de MEXIQUE-RANCHO.

Un malabar realizado por varias entidades, un financiamiento multipolar, una coproducción comercial que toca un tema actual y medular en el papel de la Abrumadora Realidad de nuestros ranchos en la Región, el control mediático y la mentira impuesta como verdad con el fin de hacer negocio… hechos del imaginario que provocan el salto de las preguntas reflexionadoras.

Enlace a la entrevista

Cineasta mexicano Xavier Robles Foto: cineforever.com

Guionista y cineasta mexicano de 62 años, ha pugnado por reflejar la realidad a través de su trabajo, películas como LAS POQUIANCHIS, ROJO AMANECER, LOS MOTVOS DE LUZ y otras han sido famosas por su denuncia testimonial sobre eventos de la vida política de México. Por su labor comprometida, en 2011 promueve una demanda de amparo ante un juzgado civil federal en la ciudad de México, Distrito Federal por considerar que su obra, trayectoria, persona, derecho de libertad de expresión y creación sufrieron un acto encubierto de censura, al negarle reiteradamente fondos públicos para crear y/o filmar algunos de sus proyectos. El proyecto censurado, EL ANGEL DEL METRO, según las autoridades e instituciones competentes como FIDECINE Y FONCA, CNCA (que financian proyectos de cine y cultura) argumentaron que su trabajo “dañaba” la imagen del presidente Felipe Calderón y “le invitaron” a suavizar su historia para ser aprobada. Cosa a la que se negó y por ello estableció una demanda que alcanza a las autoridades federales y al mismo poder ejecutivo representado por Felipe Calderón.

Otros proyectos que han sido censurados fue su adaptación a la película de CARLOS AMADOR “las armas del alba” que habla sobre la guerrilla en Chihuahua, hoy considerado unos de los Estados más violentos y peligrosos donde operan las organizaciones y carteles de la delincuencia organizada. Enlace de referencia. 

Voy a hablarles de su nuevo proyecto.

CRÍMENES Y TV.

Dada la influencia de los grandes medios, las cadenas de televisión, Xavier Robles ha explorado la realidad con este proyecto, una historia ficticia basada en la realidad, creación del arte y cine dramático donde XAVIER ROBLES es guionista y director, participan artistas como Arturo Ríos, Dolores Heredia, Roxana Chávez, Mario Zaragoza, Sergio Bonilla, Ernesto Gómez Cruz, Marta Aura, Verónica Langer, entre otros artistas del nuevo cine mexicano que han hecho películas de alto contenido social.

Un thriller de humor negro, sobre las relaciones oscuras que hay entre ciertos dirigentes de la clase política y la televisión.

Crímenes y TV es una propuesta de cine de calidad, un cine trascendente y necesario, comprometido con la sociedad. Por su temática política no cuenta con apoyo económico ni público ni privado para su realización. Por esta razón la se creó una cooperativa de cine El Principio y se hace un llamado a la sociedad, a todo aquel que considere importante que se haga esta película, para que dé su apoyo y se pueda realizar.

Pos bien mi gente, término este articulado con parte de la entrevista sobre su proyecto ya que podrán participar en el cómo aportadores – productores si se involucran en su campaña de financiamiento en este proyecto vivo de un director comprometido.

Enlace de la entrevista

El enlace donde pueden ustedes activarse y participar, conocer más sobre este asunto fílmico, enterarse del avance y estado del proyecto de Xavier Robles sobre la manipulación mediática es en…

http://www.crimenesytv.com/index.htm

Así que por el momento no me queda más que invitarlos a que se reflexionen sobre el tema, y quedarse con lo mío porque esta se trató de CINE actual en vigencia con los tiempos sociales, pos son filmes representativos y actuales del nueva era mexicana, mientras espero sus gentiles comentarios, mientras murmuran mí…

AAAAAAAAAAAAAAADIOOOOOOOOOOOOSSSSSSSSSILVER!!

JUANITO GUANABACOA
“EL SABROSO”
Aprendiz de la Vida y Profesional de la Dicha.
2003-desde lo infinito y más acá…

Continue Reading
1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Del cine como arte a la manipulación a través de la pantalla : Arteleaks : Los Ángeles Press | Cine político Mexicano | Scoop.it

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arteleaks

Jaime Sabines, un poeta menor

Alberto Farfán

Published

on

Por Alberto Farfán

Hace veintiún años, un 19 de marzo de 1999, dejó de existir el poeta mexicano Jaime Sabines (1926-1999), tiempo suficiente para que este articulista se atreva a tocar el tema sin lastimar a las obnubiladas mentes de afamados intelectuales, cuyo escándalo genuflexante y plañidero de aquel entonces hubiera podido trocarse en flamígero, particularmente a todo aquel que cuestionara la figura del chiapaneco.

         Pero vayamos por partes. Sabines nace en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, el 25 de marzo de 1926, procreado por un libanés emigrado. Se desarrolla alternativamente en dicho Estado y en la ciudad de México. Ingresa en la carrera de Medicina, pero la abandona para posteriormente estudiar Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde logra concluir la licenciatura en Lengua y Literatura Española.

         Asimismo, hay que destacar su arribista labor política realizada. Para ello hay que apuntar que fue diputado federal por el estado de Chiapas de 1976 a 1979 y diputado en el Congreso de la Unión en 1988 por el Distrito Federal, hoy Ciudad de México. Todo lo cual bajo las siglas del antaño hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI), el mismo que gobernó al país cerca de 70 años bajo opresión y nefandos ilícitos, con lo cual sobran explicaciones respecto a la estatura ético-política de nuestro autor.

         Fue Premio Villaurrutia en 1973 y Premio Nacional de Literatura en 1983, entre otros galardones recibidos, curiosamente todos de carácter local y no internacional. Y más aún, fue objeto del mayor elogio a nivel nacional (o del mayor vituperio, según se vea), cuando se le calificó como uno de los más importantes poetas del país del siglo XX, por quien fuera el presidente de México en aquella época, el priísta Ernesto Zedillo, uno más de los corruptos expresidentes que posiblemente sean juzgados por el actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

         Así pues, entremos en materia. Para ello hay que subrayar que nadie podrá negar esa especie de espíritu paisanil que han detentado sobre todo algunos críticos literarios en cuanto abordan a ciertos escritores de valía aldeana. Juan Rulfo, Rosario Castellanos y otros más de esa índole se han visto ensalzados una y otra vez sin que se pruebe en su favor una pizca de calidad universal en sus obras.

          Autores como el que nos ocupa soslayan las facultades reflexivas de sus lectores para buscar con sus textos, única y exclusivamente, las reacciones emotivas más primarias de estos, dentro de un marco ajeno a la más elemental universalidad humana; no se procura que piensen, sino que sólo sientan y se regodeen en ese sentir estrecho y enajenante, banal.

         Castellanos y Rulfo, por ejemplo, con su indigenismo a ultranza —en donde el sustento maniqueo hizo de las suyas—, erigieron al indio en el personaje pobrecito pero bueno de historias desalmadas. O el propio Sabines con sus seudo versos a “Julito”, respecto a una anécdota familiar por demás intrascendente: “No se dice tota, se dice Coca-Cola”; con lo cual quiso decir algo profundo, deseo suponer, ¿o no?

         Mejor aún, el priísta Sabines ha subyugado a sus miles de fanáticos en virtud de que elimina de sus poemas todo indicio de tensión interpretativa. Es decir: hace a un lado el carácter multívoco del discurso poético (que admite varias lecturas); el cual es intrínseco del arte literario en sí. Amén de que su prosaísmo, por cierto, no guarda relación alguna con el lirismo incuestionable que llega a presentarse en el género narrativo con otros autores, en efecto.

         Al eliminar dicha multivocidad cancelará la capacidad reflexiva del lector; hecho que se hace necesario para estimular el plano afectivo-emocional de aquél. Con ello cristalizaría su objetivo: narcotizar al sujeto lector; pues nunca buscó despertar la conciencia crítica del individuo sobre sí mismo o acerca de su entorno, cual poeta menor.

         Comparemos las diferencias en los siguientes fragmentos, cuyo tema es el mismo en ambos: la oquedad ontológica, que otros prefieren denominar vacío existencial, con el fin de ilustrar con mayor claridad las aseveraciones ya referidas.

         Dice Sabines en su poema titulado “A estas horas aquí”:

Yo lo que quiero es que pase algo,

que muera de veras

o que de veras esté fastidiado,

o cuando menos que se caiga el techo

de mi casa un rato.

   En oposición, veamos al premio Nobel de Literatura Octavio Paz –siervo del PRI-Gobierno de manera explícita y un colérico anticomunista– con su poema “La caída”.

         Escribe Paz:

Me dejan tacto y ojos sólo niebla,

niebla de mí, mentira y espejismo:

¿qué soy, sino la sima en que me abismo,

y qué, si no el no ser, lo que me puebla?

    Evidentes las diferencias, ¿verdad? En conclusión, si no se modifica radicalmente esa óptica acrítica y autocomplaciente (sobre todo si el escritor se muestra incapaz de romper con localismos estériles o cursilerías intimistas de orden sensiblero) por parte de los estudiosos exquisitos, nuestra literatura continuará patética y ridícula. ¿No cree usted?

Continue Reading

Arteleaks

Isabel Allende y su vulgar divertimento pro USA

Alberto Farfán

Published

on

                            El juego de Ripper 

 Por Alberto Farfán

Tiempo atrás, la escritora chilena Isabel Allende procuraba conferirles a sus libros de novelas y cuentos una óptica crítica con respecto al entorno y al ser mismo de sus personajes, poniendo en evidencia los aspectos negativos tanto políticos como sociales que los estructuraban, amén de los aspectos emocionales, por supuesto. En virtud de lo cual –cabe agregar–, quien esto escribe siempre catalogó a la literatura de Allende como impecable en todos sentidos, en oposición a la gran mayoría de críticos literarios que la descalificaban en América Latina.

Siguiéndola de cerca, debo reiterar que nunca faltó ese enfoque en sus obras, lo cual era de agradecer definitivamente. No obstante, sus últimas creaciones de ficción han dado un giro bastante abrumador, pues nuestra autora ahora sólo busca plasmar un banal divertimento que no conduce a ningún lado, sea desde un punto de vista estético-literario, filosófico o ideológico. Pero eso no le ha de importar a ella si, por el contrario, todos sus libros continúan alcanzando los grandes niveles de ventas a que está acostumbrada, quiero suponer.

El caso más paradigmático de lo referido lo podemos observar en una de sus novelas publicadas en estos últimos años: El juego de Ripper, en donde Isabel incursiona en el género policiaco para narrar la trayectoria de un asesino serial al que hay que ubicar y capturar antes de que continúe con su frenética espiral de violencia desencadenada.

Conociendo que el asunto policiaco no es lo suyo, la escritora confiesa en las páginas finales de su libro lo siguiente: “Este libro nació el 8 de enero de 2012 porque mi agente, Carmen Balcels, nos sugirió a Willie Gordon, mi marido, y a mí, que escribiéramos una historia de crimen a cuatro manos. Lo intentamos, pero a las veinticuatro horas fue evidente que el proyecto terminaría en divorcio, de modo que él se dedicó a lo suyo ─su sexta novela policial─ y yo me encerré a escribir a solas… Sin embargo, este libro no existiría sin Willie, él me ayudó con la estructura y el suspenso…”

Y en efecto, El juego de Ripper (Premio Libro de Oro, que se otorga en Uruguay por la cantidad elevada de ventas; con ediciones y reediciones en 2014, 2015, 2016, 2017) es un texto bien logrado como simple novela policial gracias a ese apoyo, pues logra sumergir al lector en los vericuetos propios de este género. Personajes en acción y ocultos, situaciones ambiguas o confusas, cambio de planos, todo lo cual conjugándose dará como resultado que el suspenso se mantenga in crescendo todo el tiempo según nos sumergimos en los incidentes relatados con gran maestría.

La trama es muy sencilla. Empiezan a surgir varios crímenes un tanto fuera de lo común en suelo norteamericano, que ningún policía logra conectar como propios de un sólo hombre. No obstante, a ciertos adolescentes, quienes integran un grupo para desarrollar un juego de rol vía internet (el juego de Ripper), les llama la atención estos crímenes y de inmediato se ponen a indagar por su cuenta para dar con el sujeto en cuestión, con la ventaja de que el padre de la líder de este juego es el policía investigador encargado del caso y debido a esto ella se hace de información de primera mano en todo momento, para alcanzar su objetivo al final de la historia.

Paralelamente al curso de la indagación policial, sin embargo, la escritora        –radicada en Estados Unidos desde hace años– omite cualquier rasgo de profundidad conforme avanzan los hechos, no hay cuestionamientos ni reflexiones sobre el entorno norteamericano en que se traza el hilo conductor, sino todo lo contrario.

Únicamente se busca vincular los homicidios y desenmarañar el entramado sangriento y cruel que se despliega, pero elogiando ciertos símbolos estadounidenses. Subraya que la policía de ese país puede equivocarse al buscar asesinos, pero no es corrupta ni abusa de su poder. Que los marinos norteamericanos se habrán excedido en sus funciones en latitudes extranjeras, pero que en su propio país son un dechado de virtudes, al grado de que el coprotagonista masculino y héroe de guerra militar logrará obtener una nueva insignia al final de la novela, siendo partícipe de la investigación. Que, en pocas palabras, el american way of life es una realidad total y más al contar con tan excelentes figuras policiaco-militares emanadas de cielo yankee.

Y nunca habla, por ejemplo, de que es en Estados Unidos donde prolifera el mayor número de serial killers; de que una cantidad importante de militares que retornan a su país después de haber actuado en cuestionables acciones de guerra sufren de problemas psico-emocionales y que los han llevado a agredir a la población; de que grandes hechos de discriminación –conocidos gracias a los mass media– los han protagonizado los policías anglosajones dentro de su propio país.

Así pues, corriendo ambas vertientes paralelamente a lo largo de El juego de Ripper que comentamos, la extensa novela (tiene 477 páginas) fluye vigorosa debido a la incuestionable capacidad narrativa de Isabel Allende, pero dejando en el camino una serie de aristas que bien pudo haber abordado para imprimirle un verdadero grado de literatura de corte universal, en vez de entregarnos un texto menor para la vulgar diversión del sujeto ocioso y, sobre todo, falto de asuntos trascendentales.

Continue Reading

Arteleaks

Ricardo Raphael plagia título del libro sobre la vida de Luka Modric, El hijo de la guerra

El título del nuevo libro de Ricardo Raphael plagiado de los autores españoles José Manuel Puertas y Vicente Azpitarte.

Avatar

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

Ricardo Raphael plagia el título “Hijo de la guerra” para su nuevo libro, bajo el sello editorial Seix Barral, a los autores españoles José Manuel Puertas y Vicente Azpitarte, quienes publicaron originalmente en febrero de 2016, el título Luka Modric: El hijo de la guerra, bajo el sello Espasa Calpe, en España.

La publicación de Raphael, de acuerdo con su descripción en la prensa mexicana, es una serie de conversaciones con un presunto confundador del cártel de los Zetas. Mientras que El hijo de la guerra, de Puertas y Azpitarte, trata sobre la difícil vida como refugiado del futbolista del Real Madrid, de origen croata Luka Modric, quien sufrió los embates de la guerra de los Balcanes, y llegó a ser uno de los jugadores más reconocidos del mundo.

El periodista y escritor José Manuel Puertas al darse cuenta de la situación dijo que hablaría con su editorial para saber cómo actuar, porque era la primera vez que le sucedía.

Por otra parte, el abogado mexicano, especialista en derechos de autor, Jorge León, señaló que jurídicamente no existe el plagio, sino “el uso no autorizado de un contenido literario”, y que los derechos de autor protegen al contenido de la obra y no a los títulos.

Sin embargo, el especialista también apuntó que si hubiera similitudes del Hijo de la guerra, de Raphael, con El hijo de la guerra, de Puertas y Azpitarte, podría haber un conflicto autoral, aunque se trate de contextos y personajes distintos. También enfatizó que la situación propiciada en este caso resultaba interesante porque tenía varias vertientes, y una de ellas es que el autor mexicano podría beneficiarse del éxito de la obra de los españoles, más si se trata de un libro reconocido a nivel global.

Un caso similar se dio en España con el caso de la escritora Lucía Etxebarria, quien en su novela Ya no sufro por amor (2005) copió fragmentos del texto “Dependencia emocional y violencia doméstica”, del psicólogo Jorge Casteló. Cuando se le demostró el plagio a la escritora reconoció que parte del éxito de su libro se debía a las acusaciones de plagio.

El escritor mexicano Abelardo Gómez Sánchez, autor de varios libros de cuentos, crónica, ensayo y novela, e instructor de Literatura, opinó que “tiene que ver mucho la intencionalidad del autor que plagia, porque podría ser por ignorancia, pero si lo sabes y lo haces, es una chingadera”. Gómez Sánchez dio el ejemplo de su libro Mala mujer no tiene corazón. “Es el nombre de una canción de Matancera, y alude a Bienvenido Granda, Celia Cruz, Daniel Santos… a muchos de ellos, e incluso el personaje principal es un cantante y a través de éste hago un homenaje a la Matancera; estoy usando esa frase de la canción pero para hacer una apología de la Matancera”.  

El abogado Jorge León, por su parte, insistió en que “al final, si el contenido es similar o partes de la redacción del libro Hijo de la guerra, del autor mexicano al de El hijo de la guerra, de los autores españoles, ahí sí, sería un tema de piratería o estaría copiando el contenido de la obra original, o sería una obra derivada de ésta, si tuviera la autorización de los españoles”.

Es la segunda ocasión en que Ricardo Raphael es exhibido de usar contenidos no autorizados de otros autores, y enfrenta una denuncia formal ante la Fiscalía General de la República en México, por adjudicarse la investigación El falso caso Wallace, de la periodista Guadalupe Lizárraga, quien desde 2014, ha publicado más de cien reportajes, videos y un libro. Ricardo Raphael la entrevistó en su programa de televisión, en Canal 11, el 12 de diciembre de 2018, y a partir del 24 abril de 2019, el conductor se ha presentado a los medios como el “investigador” del caso, con un reportaje publicado en la revista Proceso, conteniendo datos e información que Lizárraga había publicado en su libro en 2018, y en el portal de noticias Los Ángeles Press.

Continue Reading

Trending