Connect with us

Con voz propia

Defensa de los culpables fabricados, aprendizaje para el Estado mexicano

Participación de Guadalupe Lizárraga en la Caribbean Philosophical Association con sede en Nueva York, sobre el aprendizaje de los éxitos de la liberación de culpables fabricados en México

Published

on

Guadalupe Lizárraga*

Reflexionar en nuestros éxitos en la lucha por la justicia para obtener un aprendizaje se antoja una tarea embarazosa, compleja. Más aún cuando esta tarea se enfrenta a una de las expresiones más monstruosas y cínicas del régimen autoritario como es la fabricación de culpables bajo tortura en México. El éxito en esta lucha significa salvar a un ser humano, liberarlo a tiempo del cautiverio, y lograr la reparación del daño para la víctima y su familia. Sin embargo, la tarea no concluye en ello. El aprendizaje, además de ser asequible a nosotros como activistas y periodistas, lo debe ser para el Estado. No obstante, los llamados más diversos en materia de derechos humanos y sensatez democrática se estrellan contra el muro de su indiferencia y contra esa especie de veleidad pertinaz que empapa nuestra vida pública.

Cuando uno piensa en México, el país más violento del mundo como ya se le ha señalado, se hace indispensable recordar a Hanna Arendt en aquella imagen cuando sugiere que las víctimas del Holocausto habían perdido algo de su humanidad mientras caminaban a su extinción. Esa dolorosa imagen, me lleva invariablemente a pensar en las víctimas mexicanas pero también en sus verdugos. ¿Y acaso no pierde algo de humanidad la sociedad toda con su indiferencia? México vive una tragedia permanente y potencialmente suicida alimentada por la impunidad. Se mata porque se puede. Se viola porque se puede. Se fabrican culpables y se tortura por la impunidad de la burocracia responsable de procurar justicia. Es decir, porque pueden.

Uno de los casos planteados en esta ponencia como éxito de lucha es la liberación de la líder comunitaria de Olinalá, Guerrero, Nestora Salgado, detenida arbitrariamente por el ejército mexicano e incriminada por secuestro de parte del mismo gobierno en agosto de 2013. Cuando impulsé la campaña por su liberación como periodista desde California –a través de las redes sociales y mi propio portal Los Ángeles Press– sabía que cruzaba la línea del periodismo para convertirme en una militante por la justicia. Logramos la atención de los medios, primero en Estados Unidos, antes que en México. Logramos la sensibilidad y consciencia en otros países como Canadá, España, Alemania, antes que en nuestro propio país. Y logramos su liberación después de casi tres años por la presión internacional y por un sinnúmero de personas que participaron espontáneamente en esta campaña desde diferentes partes del mundo. Sí, lo logramos. ¿Pero cuál fue el aprendizaje para el Estado?

La sociedad mexicana nunca se planteó la pregunta: ¿cómo fue posible este horror? El gobierno contra una mujer solidaria que lo único que hacía era ayudar al mismo Estado a proveer servicios básicos de seguridad, salud y alimentación para la supervivencia de las comunidades indígenas. No obstante, después de ello, el gobierno ha seguido cometiendo nuevas atrocidades, incluso mayores, como la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, la masacre de Nochixtlán por parte del ejército, asesinatos y secuestros de periodistas y de activistas, y podríamos seguir nombrando casos, antes y después de Nestora, y una larga lista de culpables fabricados por la burocracia para proteger a criminales en el poder. Y la pregunta sigue siendo la misma: ¿cuál es el aprendizaje para el Estado mexicano ante todos estos horrores cometidos por sus gobiernos?

La lucha por la justicia es muy larga y tortuosa en México, lo sabemos. Pero lo que no sabemos es qué tan acostumbrada está la sociedad mexicana a las condiciones que les imponen sus opresores: esa burocracia siniestra especializada en el horror de la tortura, la fabricación de culpables, la simulación de justicia a costa de vidas inocentes a quienes arrancan juventud y dignidad porque pueden. Un caso poco conocido mediáticamente y no menos espeluznante es el de José Eduardo Toledano Téllez, un hombre que iniciaba su carrera como policía de la Ciudad de México, casado y con familia, honesto y entregado al servicio público. Fue incriminado por narcotráfico por tener el mismo apellido que un criminal. Su madre, maestra de yoga y terapias alternativas, hoy adulta mayor, lleva 17 años luchando por la libertad de su hijo, a quien después de un tortuoso proceso determinan su inocencia, además de la detención del verdadero culpable. Sin embargo, José Eduardo sigue preso, sin ninguna justificación.  

El Estado se resiste al aprendizaje. Y lo que no sabemos, es qué tanto la sociedad facilita su propia opresión, en la imagen de Arendt, toda proporción guardada. Una tolerancia silenciosa al sufrimiento tejida fuertemente con la corrupción del gobierno mexicano es lo que provee ese poder siniestro. Una sociedad indiferente a su propio sufrimiento porque se percibe al margen de las víctimas, las aísla. El historiador inglés Norma Cohn escribió en su ensayo Garantía para el genocidio en referencia al Holocausto que “cuando la gente sabe, aunque sólo sea con la mitad de la cabeza, que se está cometiendo una gran injusticia y no tiene ni el valor ni la generosidad para protestar, automáticamente echa la culpa a las víctimas: es la forma más sencilla de apaciguar su conciencia” (1967, p.267).  

Romper con esta inercia sólo puede darse desde la constante que todos los regímenes autoritarios les es insoportable, la internacionalización de sus crímenes. Esto es, exhibir el horror desde fuera,  develar ese rostro sanguinario e inadmisible para lo que hoy todavía se percibe como mundo democrático. Lo constatamos en el caso de Nestora. Lo constatamos en el caso de los feminicidios de Ciudad Juárez. Lo estamos constatando en el caso de Ayotzinapa, y en tantos otros perpetrados en cada administración sexenal. La internacionalización del horror en México ya no da cabida a dudas de la naturaleza de su régimen. Y nuestro activismo en derechos humanos y en el ejercicio de nuestras libertades de expresión y prensa ha ayudado a este señalamiento internacional. Ha ayudado a que la impunidad no sea absoluta. Eso por una parte.

Por otra, quienes alzamos la voz por la justicia, generalmente, hacemos más de lo que creemos. No vemos la completa magnitud de nuestras acciones, y al hacer referencia a la magnitud implica un cambio cuantitativo, pero que en algún punto de su expansión alcanza un cambio cualitativo. Y este cambio es la acción moral. Para decirlo en términos del creador de esta idea, Zygmunt Bauman, sostiene que “la moralidad es un momento de generosidad”.  Es la idea del amor gratuito, de la acción gratuita por los demás. Debido a su gratuidad, los actos morales no se pueden comprar, atraer, exigir, no se pueden convertir en rutina ni en un plan. Un gobierno criminal no puede competir contra ello. Y es aquí donde surge la conciencia de lo político y se comparte, donde el Estado se emplaza frente a su propia imagen para reconocerse víctima y victimario. En ese momento se da el aprendizaje.  

El ejemplo de la autora de la fabricación del Caso Wallace es muy contundente para esta idea. La sociedad mexicana compró la mentira de Isabel Miranda Torres cuando ésta se presentaba con la máscara de madre dolida por el supuesto secuestro de su hijo. En aquel tiempo, supo manejar la empatía del dolor a través de los medios y supo engañar a la sociedad por tener acceso privilegiado a las instituciones. Pero al cambiar de máscara, de madre dolida a activista, ha tenido que ser legitimada e incorporada en la estructura de la dominación del régimen, como una criminal más, porque sola era imposible sostener su mentira. Su acción no es moral ni ética. Y esta debilidad es nuestra fuerza, una fuerza conjunta con la de los familiares de las verdaderas víctimas que no desfallecen pese a los titánicos esfuerzos, como los de Enriqueta Cruz, madre de Brenda Quevedo, o los de Lourdes Téllez, madre de José Eduardo Toledano, y en su momento los de José Ávila, esposo de Nestora Salgado, o los de Yaskade Fernández por su hijo torturado, incriminado, y asesinado después de su liberación, y los esfuerzos de miles y miles más. Contra estas acciones, contra la lucha auténtica, moral y ética, el autoritarismo y la corrupción no pueden competir.

Podemos ver estos logros, pues, por nuestra capacidad para actuar fuera de las fronteras geográficas del conflicto, fuera del régimen opresor, y éste sería uno de los aprendizajes que propongo registrar y sistematizar en la lucha por los derechos humanos. Porque además lo que desarrolla esta capacidad colectiva de lucha consciente, es la confianza que nos estimula día a día en nosotros mismos, como activistas, en mi caso como periodista, pero también en la comunidad creada virtualmente y en persona que sin condiciones se suma a la defensa de las víctimas. Para terminar, recapitulo mi propuesta:

La internacionalización del horror, el fortalecimiento de la confianza y el ejercicio impecable de nuestra responsabilidad moral. Cuestiones, insisto, con las que no puede competir el gobierno ni su burocracia criminal. Desde mi punto de vista, es la mejor lección para el Estado.

*Ponencia en Caribbean Philosophical Association en la mesa “Building a Blueprint: What can we learn from our successes against false imprisonment to better serve the innocents?”.

 

David Bertet y María José Espejo en Nueva York en la conferencia sobre culpables fabricados en México. Foto: perfil Twitter David Bertet

Guadaupe Lizárraga de la videoconferencia desde California sobre culpables fabricados en México. Nueva York/CPA

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Con voz propia

Estafa Siniestra en Hidalgo se fraguó incluso sin la intermediación de alcaldes

Published

on

En la Estafa Siniestra se detectó que el gobierno de Omar Fayat, incluido el otorgamiento de contratos a empresas fachada

Incluso sin la intermediación de alcaldes, la administración de Omar Fayad usó empresas fachada para desviar recursos. Es el caso de Aktaion Digital, una empresa que realiza páginas web que recibió un contrato por 7.2 MDD para recuperar datos hackeados, o eso afirmaron. Ésta es la tercera entrega de la serie Lavandería de contratos en Hidalgo

Por Emmanuel Ameth

El esquema de desvío de recursos mediante simulación de obras y servicios a través de empresas fachada denominado Estafa Siniestra, mismo que tiene en la cárcel a 3 alcaldes hidalguenses, 2 prófugos y 8 más investigados, no necesitó de los ayuntamientos para desviar recursos ni fueron ellos los únicos responsables: todo operó desde las entrañas de la administración del exgobernador Omar Fayad Meneses. En esta tercera entrega de la Lavandería de contratos en Hidalgo se analizan 220 millones de pesos otorgados a Aktaion Digital, entre los que se encuentra un contrato de 144 millones de pesos que tuvo un proceso turbio.

A los 220 millones de pesos que en esta investigación se demuestra fueron otorgados mediante irregularidades, se suman los 228 millones de la segunda parte de esta serie y los 40 millones de la primera, los que en conjunto prácticamente igualan los 500 millones por los que se investiga a 13 alcaldes… y la presente no es la última entrega.

 

El contrato millonario que se celebró en lo oscurito

El departamento 5 del piso 14 en el edificio ubicado en la calle Coyoacán 1878, Acacias, en el ayuntamiento de Benito Juárez, alberga una cantidad considerable de presuntas empresas fachada que han sido beneficiadas por decenas de millones de pesos en procesos de licitación cuestionables a lo largo de los años. Sus ganancias sin embargo, llegaron a un nuevo nivel cuando el gobierno de Hidalgo se prestó a hacer operaciones con ellos, pues de 22 millones obtenidos a través de distintas instituciones, con el Gobierno de Omar Fayad pasaron a facturar 220 millones de pesos, es decir, 10 veces más.

Para saber más del tema: El Gobierno de Hidalgo gastó 228 millones para estudio de Salud con una institución cuestionable

Y es que habiendo sido exhibidos por cobrar cuantiosas sumas por la realización de estudios que nunca existieron y que fueron ordenados por Movimiento Ciudadano y el PRI, las personas detrás de Aktaion Digital, Tecnologías del Comercio Descentralizado y Humanity Asesores en Dirección, entre otras, encontraron en Hidalgo un oasis para seguir operando de la forma que más les agrada: recibir jugosos contratos, todos a sobreprecio y en procesos amañados. Incluso, el más costoso fue escondido del escrutinio público, lo cual no impidió que se tuviera acceso al mismo.

Fue el pasado 31 de marzo que el Instituto Hidalguense de Educación representado por Pablo Moreno Calva, subordinado del entonces secretario Atilano Rodríguez Pérez, celebró un contrato con Aktaion Digital bajo la figura de Tania Edith Ayala Trejo.

El concepto fue por “Servicios especializados en recuperación de datos e información de diversas máquinas virtuales (VMWare, Sphere, Hypere, HyperV y VCenter) y recuperación de datos en sistemas basados en VM. Impresoras para oficina y Recuperación de discos duros virtuales de sistemas RAID fallidos para reconstrucción de máquinas virtuales”.

El monto del contrato fue por 144 millones de pesos y los archivos se solicitaron en almacenamientos físicos para el 7 de abril además de reactivarse el servicio.

Así, según las mismas condiciones del documento, la empresa se hizo beneficiaria del contrato apenas 3 días antes de iniciar las campañas por la gubernatura y recibió 20.57 millones cada día que prestó sus servicios, siendo liberado el pago el 7 de mayo.

Al respecto Natividad Castrejón Valdez, titular de Educación Pública en la entidad (SEPH), precisó que actualmente la Procuraduría General de Justicia en Hidalgo realiza indagatorias sobre diversos contratos, teniendo este la particularidad de que previamente existió el “secuestro” de datos sensibles y que se pidió un rescate ellos, condición que no se aceptó.

Lo raro del asunto, aseguró el funcionario, es que los supuestos “hackers” no se hicieron de información sobre la nómina, habiendo una presunta colusión para no afectar a trabajadores de la SEPH.

Pero aunado a lo expresado por Castrejón, quien se reservó datos para no entorpecer las investigaciones que actualmente se encuentran en curso, existieron otras irregularidades con el contrato.

Lee más: El escándalo de corrupción de las Lavanderías de contratos en Hidalgo

Primero, no hubo convocatoria alguna para concursar el contrato ni tampoco existió asamblea alguna y/o sesión por un comité de adquisiciones para adjudicar de manera directa. En segundo lugar, el monto de 144 millones fue exagerado, especialmente para un “servicio” que se realizó en apenas una semana. Por si hacía falta, el domicilio de la empresa tiene las características de ser una empresa fachada, además de cambiar de representantes legales según el proceso, característica que comparte con las demás Lavanderías de contratos e incluso con La Estafa siniestra.

 

La empresa fachada donde se lavaron los contratos

Según la información recabada en el padrón de proveedores, para el PRI en el Estado de México, Aktaion Digital realiza servicios de estrategias de comunicación, publicidad y asesoría de contenidos en plataformas digitales, además de producción audiovisual y hasta venta de mobiliario: para Movimiento Ciudadano, realizan estudios académicos además de la elaboración de monitoreos de medios, siendo también proveedores de papelería; para el INE son contratistas de trabajos de construcción, mientras que para el gobierno de Hidalgo, se trata de proveedores especializados de servicios y de equipos de informática.

Lo cierto es que su única especialidad sería la de confabularse con funcionarios para realizar jugosos contratos en los que ambos se vean beneficiados, o al menos eso se puede concluir de un análisis rápido sobre su información.

Y es que si vamos a su página web, Aktaion Digital describe como únicas áreas de especialidad las del diseño de páginas y de posicionamiento SEO. Pese a ello, incluso para su propia web contrataron a una empresa externa y sólo habrían invertido mil pesos anuales para la misma, adquiriendo la más económica del portafolio del proveedor.

Aunado a ello, Aktaion Digital se encuentra domiciliada en el departamento 1405 de Coyoacán 1878 en la Col. Acacias, un edificio habitacional donde los condominios son rentados como oficinas.

Como empresas ligadas a ese domicilio o bien vinculadas a los representantes legales de las entidades que allí se ubican, la Plataforma Nacional de Transparencia destaca a las entidades Ciprom Medical (CME181003C76), Consumer Consulting and Research (CCR020625BW3) -y Comercializadora Construmax-, Comercializadora Lorgies (CLO170208MM6), Tecmoin (TEC141027882), GSAU Pachuca (GPA190731J66) -y Grupo Susuki-, Ecopro Evaluación y Coordinación de Proyectos (EST1502265N6) -y Grupo Constructor Barocsa, Ackme Inc., Meridiano RL Consultorías y Estrategias, Estrem, Highway Signs de México, A.R. Consultores en Ingeniería Estructural, MT Instalaciones y Servicios, Promotora y verificadora de la Construcción-, Immanem (IMM1911255P3), Grupo Comercial Textilero Montes (GCT160804CK7) -e Inmobiliaria de Bienes y Raíces Orald-, Tony Gon Promocionales (TGP111213f78) -y RaMexico Consultores-, Corporb (COR180509Q32), Rocher Ingeniería (ARS160920CP0) -y All Risk Supervisión y Construcción, Servicios Interdisciplinarios para Inversiones y Proyectos, Euro Estudios, Precisa Industrial, Proyección y Construcción en Sistemas Inteligentes Jili, Desarrollo M70, Consultores y Constructores Escalante-, DivyMax México (DME1902141N6), Vortex Bussines (VBU171020520) -y Grupo de Limpieza y Mantenimiento Integral-, Grubiem (GRU190719HK5), e Inmobiliaria de Bienes y Raíces Orald (IBR160822G4A) -y Oaxaca manos de Ayuda AC-.

 

Es así que al menos 15 empresas se encuentran domiciliadas en Coyoacán 1878 Depto. 1405 de las que derivan otras 21 a dichos representantes legales. Cabe señalar que el área de alrededor de 70 m2 es fraccionada hasta en 5 cubículos por los que cada uno paga una renta promedio de 5 mil pesos pese a que el departamento completo no suele rebasar los 15 mil mensuales y supuestamente no se puede subarrendar.

*NOTA Para evitar la investigación de otros cientos de contratos vinculados a las 36 entidades referidas y sus representantes legales en el domicilio antes referido, que a la autoridad corresponderá investigar con los recursos suficientes para ello, nos enfocaremos específicamente a Aktaion Digital y sus representantes legales.

 

Una mina de oro el gobierno de Hidalgo para Aktaion Digital

Aktaion Digital ha sido representado por Tania Edith Ayala Tejo (EA-913003989-N019-2021, 7-03-2022/PRI, EA-913003989-N18-2021, AT-2021-140), Vianey Yadira Mora Marín (C-020-21, IA-913009982-E5-2020, EA-913003989-N386-2020), Edith Martínez Martínez (EA-913003989-N283-2021, EA-913003989-N197-2021), Alejandro Ríos Ortega (EA-9130039898-N436-2021) y María de los Ángeles Martínez Castillo (EA-913003989-N191-2022).

A su vez, Vianey Yadira Mora Marín representa a Tecnologías del Comercio Descentralizado, siendo también socia a partes iguales de Miguel Ángel Velázquez Argüello en Humanity Asesores en Dirección.

Con el PRI del Estado de México, Movimiento Ciudadano, la alcaldía de Tlalpan y el INE, Aktaion Digital, Tecnologías del Comercio Descentralizado y Humanity Asesores en Dirección suman 22 contratos por un total de 20 millones 832 mil 304.10 pesos. Como particularidad, 16 de estos contratos los firmaron con Movimiento Ciudadano el mismo día y en conjunto sumaron 10.2 millones de pesos, todos ellos por supuestos “estudios” que como reveló el periodista Álvaro Delgado de Sin Embargo, no se tiene certeza alguna de que efectivamente hayan sido realizados.

Con el Gobierno de Hidalgo sin embargo, vivieron su verdadera bonanza, pues de los contratos disponibles en transparencia, bastaron 8 de ellos para obtener 75 millones 448 mil 202.78 pesos, que sumado al de 144 millones firmado “en lo oscurito” nos da 219.5 millones de pesos, prácticamente 10 veces más que los obtenidos con otras instituciones.

La editora recomienda: Acusan despojo de predio donado por gobierno de Hidalgo

Aktaion Digital y “La Estafa Siniestra”

Elías S. S., alcalde de Yahualica, es uno de los tres presidentes municipales que se encuentran en prisión por su probable responsabilidad en el desvío de 29 millones 224 mil 736 pesos por el esquema de saqueo denominado La Estafa Siniestra.

Según lo rescatado por versiones periodísticas, funcionarios a nivel Secretario del Gobierno de Hidalgo contactaron presidentes municipales para ofrecerles un negocio mediante recursos extraordinarios de la Federación, el cual consistía en simular obras o servicios, quedarse con el 30% de la asignación y regresar el 70% mediante depósitos a empresas fachada, entre las que presuntamente se encontraban Aktaion Digital, Grupo Constructor Integral Cardavi y Team Xao.

Para el caso de Aktaion, en Yahualica, en su manual de registro de gastos se menciona como ejemplo la captura de una supuesta factura por 7.5 millones de pesos que le habrían sido transferidos por servicios informáticos.

 

 

Continue Reading

Con voz propia

La persecución del periodismo independiente en México: Seminario Kapuscinski en Chihuahua

Published

on

La violencia contra el periodismo independiente y quienes lo ejercen se mostró en el Seminario Kapuscinski

 

Por Miguel Montesinos León

El fin de semana fue muy intenso en la vida política nacional, sin embargo, los medios masivos de información no hicieron eco del asesinato del periodista Pedro Pablo Kumul en Veracruz.

Durante los cuatro años de este gobierno, la violencia contra periodistas y defensores de derechos humanos se acrecentó a tal grado que para la sociedad es normal la persecución, la fabricación de carpetas de investigación en contra de periodistas qué sufren persecución, encarcelamientos injustos o son asesinados por decir la verdad.

Te puede interesar: Gobierno de México omite casos de periodistas asesinados y de autores intelectuales en las investigaciones

En el X Seminario Internacional Ryszard Kapuscinski de Periodismo, Derechos Humanos, Migración y Fronteras, fundado por la Universidad Miguel Hernández, de Elche España, y que ahora se realizó en Chihuahua por primera vez, del 16 al 18 de noviembre, donde periodistas de diversos países expusieron los peligros y desafíos de la prensa, específicamente de medios y periodistas independientes que manifestaron su preocupación por la ola de violencia en contra del gremio periodístico en México. Un seminario qué cruzo el Atlántico para darle vida al periodismo, que en palabras de los conferencistas de talla internacional se encuentra postrado al poder político de México.

Marco Lara Klahr, en su ponencia destacó la importancia del periodismo en su magistral participación denominada Acoso, desprestigio y criminalización de periodistas, en la que destacó que el periodismo no es un oficio, porque no se basa en prácticas reiterativas. El periodismo es una función crecientemente compleja, el periodismo es una profesión. El periodismo se ejerce en el marco de un derecho humano qué es la libertad de expresión, en un segundo nivel al ser un derecho humano es un mecanismo de información, especificó el ponente.

El periodismo mexicano, en efecto, está postrado al poder político porque muchísimos periodistas que ejercían de contrapeso democrático ahora son voceros del gobierno en turno. Periodistas como voceros oficiosos que antes ejercían el saludable contrapeso democrático en la sociedad mexicana. Pero el periodismo está de luto en ese sentido, y en ese sentido el periodismo ha dejado de ser el cuarto poder.

Lee más: INAI ordena a Segob informar sobre medidas de protección para periodistas

Hoy en la boca de populistas como López Obrador o Bukele el cuarto poder es algo denigrante. Sin embargo, cuando el periodismo ejerce la función de cuarto poder en un sentido de contrapeso de los otros tres poderes, se vuelve un poder necesario, indispensable para la salud democrática, porque sin periodismo profesional, que sirva de contrapeso, no hay salud democracia.

¿Dónde dice qué la libertad de expresión es un derecho humano y tiene contraprestaciones?, pregunta Lara Klahr ante la audiencia del seminario.

Está en los tratados internacionales, específicamente está en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas, en el Artículo 19, y está en el artículo 13 de la Convención Interamericana sobre Derechos Humanos, y también está en el artículo 7 de la Convención Europea de Derechos Humanos y en el artículo sexto de la Constitución Mexicana donde se establece el derecho a la libertad de expresión como un derecho humano.

No obstante, el periodismo está postrado hoy en México, y tiene que recapitalizarse.

¿Quién es el sujeto obligado, quién está obligado a garantizar el derecho humano a la libertad de expresión? De acuerdo con los tratados internacionales y la Constitución mexicana la obligación de garantizar la libertad de expresión es del Estado, y en consecuencia quienes ejercen el poder público. Ese sujeto obligado de acuerdo con los tratados internacionales y la Constitución está obligado a respetarla, está obligado a protegerla, pero ahora en México tenemos un presidente qué es el redactor en jefe, es el que arma las primeras planas a la luz de los Guacamaya Leaks.

En esta magistral conferencia el maestro Marco Lara dejó en claro que los medios están postrados al poder público ya que dependen del presupuesto público y por ende no pueden morder la mano de quien les da de comer. Es de suma importancia que los periodistas profesionales sean independientes, pero eso en México se traduce en persecución política, fabricación de carpetas penales o incluso en asesinato.

El caso del periodista Héctor Valdez, quien acudió a Palacio Nacional y le pidió la protección y apoyo al presidente de México lleva dos años preso en el penal de Santa Martha Acatitla, caso que fue expuesto en Chihuahua en el marco del seminario, al igual que las agresiones, amenazas de muerte y persecución al periodista Alfredo Griz.

El periodismo en México tiene que empoderarse, tener aliados, crear redes internacionales, volver a inyectarle la dignidad para ser un pilar en la democracia. De lo contrario, será más de lo mismo, cárcel, muerte o exilio, fueron parte de las conclusiones del evento en los salones de Palacio Nacional del gobierno del estado de Chihuahua, donde se habló sin tapujos de los problemas del ejercicio de la libertad de expresión.

La editora recomienda: Persecución judicial y tortura a periodistas de Quintana Roo, expuestos en el Seminario Kapuscinski en Chihuahua

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Continue Reading

Con voz propia

La marcha alegre, una apuesta al 2024 y… mucha tristeza

Published

on

La marcha de AMLO también tuvo una sensación de tristeza, escribe Néstor Ojeda.

Por Néstor Ojeda
@nesojeda

Sin duda miente quien se pueda llamar a sorpresa sobre lo que ayer vimos en la marcha oficial organizada bajo el pretexto de celebrar los cuatro años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Un poco de experiencia y conocimiento de cualquier observador común de la vida pública podría haber previsto el tamaño de la movilización y las definiciones que hizo el presidente. Lo interesante, la incógnita, eran los detalles.

¿Pero por qué decir que hubo alegría, futuro, torpezas y tristezas? Pues porque fuimos testigos de ello.

¡Claro que fue una marcha alegre! Muchos mexicanos están felices de que AMLO gobierne porque fue su decisión sacar de la Presidencia de la República a un gobierno corrupto como el de Enrique Peña Nieto y darle una lección a una clase política alejada de una sociedad empobrecida a la que no le han llegado a los bolsillos los beneficios de la modernidad.

Lee más: CDMX: La última Madre de todas las Marchas  

Y luego de eso, se mezclan muchas cosas que tienen un común denominador: el ADN priista inmoral, exhibicionista y antidemocrático del que por más intentos y buenas intenciones no puede escapar la clase política mexicana sea panista, morenista o perredista.

Quizá para los que marcharon, la abrumadora fuerza y capacidad de convocatoria no les permitió ver una exposición que -vista en perspectiva- generaba tristeza y desencanto en medio de la legítima alegría y orgullo de muchos.

Porque en verdad da tristeza ver que a pesar de décadas de lucha por la democracia que vivió el país desde las décadas de los 50, 60, 70, 80 y 90 del siglo XX, hoy estamos igual que hace más de 70 años viviendo a una clase política que en lugar de renovarnos nos devuelve a los usos y costumbres antidemocráticos que pensábamos desterrados.

Ya sabíamos que iban a estar presentes muchísimos miles en el Paseo de la Reforma y en el Zócalo, pero es ofensivo el cinismo de un secretario de gobierno local como Martí Batres, que superaría en descaro a sus antecesores, afirmando que en la previa marcha opositora habían asistido unas “10 mil o 12 mil personas” y ayer -dijera en modo chabacano- que acompañaron a AMLO “un chingo y dos montones”.

No te pierdas: Repercusiones de la marcha y el juicio de la historia

También sabíamos que, brillante como es, el presidente iba a relanzar el rumbo de su apuesta política a las elecciones de 2024 y, por desgracia, confirmamos que lo hizo igualito que sus antecesores. Algo muy torpe, sin duda, pero no pudo evitarlo.

Y lo hizo como ellos; cambiando simplemente un slogan publicitario por otro al rebautizar la ‘Cuarta Transformación’ como “humanismo mexicano”; al igual que Carlos Salinas de Gortari se inventó el “liberalismo social” o Felipe Calderón la “guerra frontal contra el crimen organizado” o el PRI el “nacionalismo revolucionario” o la “Revolución Institucionalizada”, todo con tal de pretender justificar la prolongación de su poder político.

Vimos también con tristeza y decepción cómo de nueva cuenta se hicieron prácticamente inexistentes las fronteras entre el gobierno y su partido y el uso de los recursos del Estado para convocar, organizar y promover una manifestación de apoyo al presidente.

Fuimos testigos de la ruptura de algo que es fundamental en la democracia: la digna y obligada distancia entre el poder público que debe representar a todos y el partido en el gobierno.

Bastó la propia convocatoria y promoción del presidente a esta marcha y la transmisión del Sistema Público de Radiodifusión para constatarlo, con la vergonzosa exposición de propaganda oficial indigna de un medio público -que no de gobierno- de parte de muchos, no todos, conductores indignos de mención.

Debatir sobre el número de asistentes o el significado del “humanismo mexicano” es simplemente ocioso.

Hay que ver a México en perspectiva, si levantamos la mirada nos veremos en verdad cómo somos y seguramente no nos gustará del todo.

Veremos sí a miles de mexicanos que hoy legítimamente marcharon porque aman al país a los qué hay que respetar, al igual que los muchos miles que por la misma razón marcharon el pasado 13 de noviembre para defender la democracia y al INE.

La editora recomienda: Golpe al Estado, desde Palacio Nacional

Pero también veremos por a otros que, perdón, fueron acarreados porque nuestra clase política no cambia y que a pesar de que en 1997 ganó el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas el gobierno de la Ciudad de México y en el año 2000 Vicente Fox ganó la Presidencia, ni la derecha ni los progresistas le cumplieron a los mexicanos y siguieron conduciendo al país con las reglas del PRI: corporativismo, acarreo, corrupción, desprecio por la ley y la democracia.

Había esperanza de que el cambio nos llevaría a mejores cosas, pero no fue así, ni con el PAN ni con el PRD… no debe sorprender que con Morena sea más de lo mismo.

Sólo que no puede evitarse la decepción y la tristeza.

***

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: