Connect with us

La red en lucha

Cuba iniciará ensayos de la vacuna contra Covid-19

Published

on

El próximo 24 de agosto Cuba comenzará con los ensayos de la vacuna contra el Covid-19 y los resultados podrían estar listos en febrero que llevará el nombre Soberana 01 y que será efectivo contra el nuevo tipo de coronavirus.

La investigación de Cuba tiene el propósito de evaluar la seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad en un esquema de dos dosis, según la ficha del Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos, por lo que esta etapa abarca su aplicación a 676 personas de entre 18 y 80 años de edad bajo el control del estatal Instituto Finlay de Vacunas.

De acuerdo con la investigación cubana, el ensayo deberá culminar el 11 de enero y sus resultados se publicarán el 15 de febrero, pues Cuba controló la propagación del nuevo tipo de coronavirus, aunque sufrió un nuevo rebrote que ha afectado particularmente el occidente de la isla donde se ubica la capital.

Cuba desarrolló un programa activo de aislamiento de casos sospechosos, la aplicación de pruebas de diagnóstico y la búsqueda casa por casa de personas con síntomas, aunado a que se suspendieron las clases y el transporte público, se cerraron comercios y cancelaron vuelos comerciales.

Asimismo, Cuba llegó a un acuerdo con Rusia para la fabricación de la vacuna Sputnik V, una de las primeras en ser registradas, por lo que se encuentra en la tercera fase y esperan la aprobación total para su distribución masiva de las dosis por distintos países.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que todas las vacunas deben completar las fases de ensayos clínicos antes de ser distribuidas en distintos países para que garanticen su efectividad contra el nuevo virus.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latinoamérica

Migración de Colombia prohíbe ingreso a la activista Teri Mattson, de Codepink, como observadora electoral.

Published

on

By

#EleccionesColombia

La activista estadounidense Teri Mattson, coordinadora para América Latina de CodePink se dirigió a Colombia para acompañar el proceso electoral y evaluar la situación de los derechos humanos en el país. Fue invitada por una de las organizaciones de derechos humanos más prestigiosas de Colombia, el Comité Permanente para la Defensa de los Derechos Humanos fundado en 1979.

Teri Mattson fue detenida por Migración y le negaron la entrada a Colombia. La razón oficial dada para negarle la entrada al país fue que representaba un riesgo para el Estado. En la “Resolución administrativa de no admisión o rechazo” se indicó: “Por razones de soberanía, cuando existan hechos o antecedentes fundados que indiquen que la persona representa un riesgo para la seguridad del Estado o la convivencia ciudadana” su ingreso debe ser negado.

Common Frontiers denuncia la detención y deportación de Teri Mattson por motivos políticos. Colombia tiene una alarmante crisis de derechos humanos y una larga historia de intimidación y violencia relacionada con las elecciones. Vemos con grave preocupación que el Estado colombiano vea en el acompañamiento electoral internacional y la observación de los derechos humanos un riesgo para la seguridad del Estado. Ambos mecanismos de apoyo internacional son fundamentales y están respaldados internacionalmente como parte de la garantía de elecciones justas y transparentes.

Teri Mattson es la coordinadora para América Latina de CODEPINK, una organización de base dirigida por mujeres que trabaja para poner fin a las guerras y el militarismo de EEUU y para apoyar iniciativas de paz y derechos humanos. En los últimos años, Teri ha supervisado elecciones en cinco países latinoamericanos diferentes.

 

***

Fuente: Agencia de Medios Hoy

Continue Reading

Europa

Del sótano a Suiza: el último niño de Járkov en ruinas sale de su refugio después de 87 días

Published

on

By

The Guardian en español

Por Daniel Boffey y Kostyantyn Andriyuk

El último niño de un pueblo en ruinas del noreste de Ucrania ha sido evacuado junto a su familia del sótano en el que han vivido durante los últimos tres meses gracias a la acción de un lector de The Guardian que conoció su historia por el artículo publicado en este medio.

Tymofiy Seidov, de ocho años, no quería salir de su casa subterránea en Kutuzivka, al este de Járkov, debido a los ataques rusos, pero su madre, Rita Sotnikova, y una segunda mujer que vivía en el sótano, Alla Lisnenko, de 59 años, le convencieron amablemente para que saliera.

“Cuando sacamos a Tymofiy del refugio antibombas, no dejaba de cogerme de la mano”, dice Rita. “No paraba de decirme: ‘Mamá, volvamos dentro; mamá, escondámonos; mamá, no estemos a la intemperie’”.

Kutuzivka, a 19 kilómetros al este de Járkov, la segunda ciudad de Ucrania, ha estado en la línea del frente de la guerra desde el 24 de febrero y fue recuperada por las fuerzas ucranianas hace tres semanas, con un alto precio para los que viven entre sus ruinas.

El pueblo fue bombardeado en su totalidad y de las 1.500 personas que vivían allí, sólo quedan unas 50, la mayoría de las cuales vivían junto a Tymofiy en el oscuro y polvoriento sótano donde el joven pasaba gran parte de su tiempo dibujando monstruos, tanques y recordando playas y días más felices bajo el sol.

Junto con Rita, su tía Yana, de 33 años, su abuela Lyudmyla, de 57 años, y su abuelo Mykola, de 62 años, Tymofiy se dirige ahora a la relativa seguridad del oeste de Ucrania, pero el destino final de la familia es Zúrich, en Suiza, donde más de 40.000 refugiados ucranianos han establecido su hogar desde el comienzo de la guerra.

Su futuro sigue estando lleno de incertidumbre mientras buscan reasentarse en un país extraño, sin dinero ni capacidad para hablar las lenguas locales, pero Rita dice que la familia no tuvo otra opción que huir de los combates.

“Al principio, Tymofiy no quería dejar Kutuzivka”, cuenta. “Se enfadó mucho cuando le dijimos que nos íbamos. Creo que ahora tiene miedo de viajar. Lloraba. Tenía miedo de los bombardeos cuando nos llevaron de Kutuzivka a Járkov.

“Tiene miedo de los bombardeos en toda Ucrania. Alla, como madre, y todos nosotros hablamos con él y le convencimos de que íbamos a un lugar donde no dispararían y donde todo estaría tranquilo”.

Rita dice que la salud de su hijo había empezado a decaer después de vivir durante 87 días con otras 23 personas en el sótano de 40 por cinco metros, casi en la oscuridad absoluta, bajo las ruinas de la guardería y el centro médico de dos plantas.

“Un médico examinó a Tymofiy y le diagnosticó una alergia al polvo del sótano”, señala Rita. “Este polvo de las paredes del sótano, que Tymofiy respiraba todo el tiempo, había empezado a provocar una reacción alérgica”.

La evacuación de la familia fue posible después de que un lector de The Guardian con conexiones con Ukraine Now, una organización sin ánimo de lucro, se pusiera en contacto para ofrecer ayuda logística, mientras que el ejército ucraniano aceptó proporcionar un pasaje seguro. El lector no ha querido ser identificado, pero ha dicho que espera que otros donen fondos para ayudar a Tymofiy y su familia y ha pedido un mayor esfuerzo político en Occidente para “evitar el sufrimiento de millones de personas causado por la locura de unos pocos”.

Rita cuenta que tomar la decisión de abandonar Kutuzivka había sido difícil, aunque se confirmó como la decisión correcta cuando salieron del sótano para ver la magnitud de los daños causados en su pueblo.

“Mi madre lloró todo el tiempo, todos estos días cuando estábamos haciendo las maletas lloraba. Lloró todo el camino desde Kutuzivka hasta la estación de tren de Járkov. Cuando empezamos a salir de Kutuzivka vimos cómo nuestro pueblo estaba destruido. Vimos que Kutuzivka estaba en ruinas”, dice Rita.

“Era la primera vez que veíamos nuestro pueblo porque todos estos días hemos estado constantemente en el sótano. Y cuando salimos y vimos la magnitud de la destrucción, se me hizo un nudo en la garganta de dolor y tristeza. Habíamos vivido en nuestro pacífico pueblo durante mucho tiempo y en un momento ha sido destruido. Ha sido muy doloroso para nosotros verlo”, cuenta.

“Mis padres no querían irse. No querían dejar su hogar. Pero les convencí porque no sabemos qué pasará mañana. Tenemos miedo de que mañana la guerra vuelva a nuestro pueblo. Les dije a mis padres que era seguro. No vamos a estar constantemente bajo el fuego y teníamos que irnos”, añade.

Rita dice que espera en el futuro ayudar a otros a escapar, y que nunca olvidará la ayuda que le prestaron los lectores de The Guardian. “Si pudiera, también ayudaría a la gente: los llevaría a lugares seguros, les ayudaría a establecerse”, asegura. “Después de vivir todo este horror en Kutuzivka, me di cuenta de lo importante que es la evacuación de la gente de lugares peligrosos”.

***

Traducido por Javier Biosca

Fuente: eldiario.es

Continue Reading

Europa

Invasión de Rusia a Ucrania desencadenará la peor hambruna mundial de la historia, advierte ONU

Published

on

By

Los puertos vitales del sur del país, donde se almacenan millones de toneladas de cereales para su envío, están bloqueados por las fuerzas rusas. Los alimentos y fertilizantes vitales para la producción en todo el mundo también están retenidos en la propia Rusia.

El número global de personas que enfrentan inseguridad alimentaria severa se ha duplicado a 276 millones en dos años y 500,000 se enfrentan a condiciones de hambruna, un 500% más que en 2016.

David Beasley, jefe del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, dijo: “El hecho de no abrir los puertos será una declaración de guerra a la seguridad alimentaria mundial.

“Esto no se trata solo de Ucrania, se trata de los más pobres de los pobres en todo el mundo al borde de la inanición”.

Agregó: “Le pido al presidente Putin, si tiene algo de corazón, que abra estos puertos.

“Para que podamos alimentar a los más pobres de los pobres y evitar la hambruna, como lo hemos hecho en el pasado, cuando las naciones en esta sala se unieron”.

La Organización de las Naciones Unidas ha advertido que la guerra de Rusia contra Ucrania ha ayudado a avivar una crisis alimentaria mundial que podría durar años si no se controla, ya que el Banco Mundial anunció una financiación adicional de $12,000 millones de dólares para mitigar sus “efectos devastadores”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que la escasez de cereales y fertilizantes causada por la guerra, el aumento de las temperaturas y los problemas de suministro provocados por la pandemia amenazan con “llevar a decenas de millones de personas al borde de la inseguridad alimentaria”, ya que los mercados financieros vieron cómo los precios de las acciones volvían a caer con fuerza ante los temores de inflación y una recesión mundial.

Hablando en una reunión de la ONU en Nueva York sobre la seguridad alimentaria mundial, advirtió que podría provocar “desnutrición, hambre masiva y hambruna, en una crisis que podría durar años”, mientras él y otros instaban a Rusia a liberar las exportaciones de granos de Ucrania.

Dijo que estaba en “contacto intenso” con Rusia y otros países para tratar de encontrar una solución.

“Las complejas implicaciones económicas, financieras y de seguridad requieren buena voluntad de todas las partes para llegar a un acuerdo global”, dijo sobre sus conversaciones con Moscú, Ucrania, Turquía, Estados Unidos, la Unión Europea y otros.

“No entraré en detalles porque las declaraciones públicas podrían socavar las posibilidades de éxito”.

La invasión de Ucrania por parte de Moscú y las sanciones económicas internacionales contra Rusia han interrumpido el suministro de fertilizantes, trigo y otros productos básicos de ambos países, lo que ha hecho subir los precios de los alimentos y el combustible, especialmente en los países en desarrollo.

Juntas, Rusia y Ucrania producen el 30% del trigo del mundo.

Antes de la invasión de febrero, Ucrania era vista como el granero del mundo, exportando 4.5 millones de toneladas de productos agrícolas al mes a través de sus puertos: el 12% del trigo del planeta, el 15% del maíz y la mitad del aceite de girasol.

Pero con los puertos de Odesa, Chornomorsk y otros aislados del mundo por los buques de guerra rusos, el suministro solo puede viajar por rutas terrestres congestionadas que son mucho menos eficientes.

Los precios se han disparado. El índice de precios de alimentos y productos agrícolas de la ONU alcanzó un máximo histórico de casi 160 puntos en marzo antes de caer 1.2 o 0.8% en abril.

Los índices de precios de los cereales y la carne también alcanzaron máximos históricos en marzo.

“Seamos claros: no hay una solución efectiva a la crisis alimentaria sin reintegrar la producción de alimentos de Ucrania”, dijo Guterres. “Rusia debe permitir la exportación segura de granos almacenados en puertos ucranianos”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, quien presidió la cumbre, se hizo eco del llamado junto con el director del Programa Mundial de Alimentos, David Beasley. Beasley dijo: “El mundo está en llamas. Tenemos soluciones. Tenemos que actuar y tenemos que actuar ahora”.

***

Agencias

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: