Connect with us

Europa

¿Cuántos soldados rusos han muerto en la “operación especial” de Putin en Ucrania?

Published

on

The Guardian en español

Por Andrew Roth 

La cuestión de cuántos soldados rusos han muerto o han resultado heridos en estas primeras y caóticas fases de la invasión a Ucrania sigue abierta, tres semanas después de que Rusia publicara la última actualización en su número oficial de bajas.

El Ministerio de Defensa de Rusia admitió a principios de marzo que 498 soldados rusos habían muerto en combate y otros 1.597 habían sido heridos. Para los solo diez días de combates que llevaban, eran unas cifras elevadas que dejaban en evidencia los peligros de querer tomar Kiev en un ataque relámpago.

Según sus críticos, las cifras oficiales del Kremlin debían ser tomadas con escepticismo. Las autoridades estadounidenses y ucranianas han afirmado que, desde entonces, Rusia ha multiplicado sus bajas por 10, por 20 o hasta por 30. Las pérdidas rusas, dicen, podrían ser comparables a las sufridas en las guerras de Chechenia o de Afganistán. En medio del vacío informativo de Rusia se extienden los rumores de cientos, o miles, de muertos en las semanas que siguieron a aquella.

“Es casi un secreto de Estado”, dice un analista militar ruso que pide no ser identificado para poder hablar sobre el tema. “No sabemos exactamente [cuántas personas han muerto]… en este momento, es mejor hablar de otros temas”.

Bomba informativa

En gran medida, los medios de comunicación rusos que aún funcionan en el país habían dejado de informar sobre el número de muertos, ya que los censores han prohibido que el conflicto aparezca como una “guerra” o como una “invasión”. Pero este lunes, en el periódico tabloide ruso Komsomolskaya Pravda, que suele publicar noticias proKremlin, apareció una bomba informativa enterrada dentro de un artículo sobre el conflicto: “Según los datos del Ministerio de Defensa ruso, 9.861 soldados rusos han muerto en combate y otros 16.153 han sido heridos”.

Pocos minutos después, la frase desapareció de la web del periódico. Ninguna otra agencia de noticias rusa publicó esos datos y no se sabe cómo puede ser que solo Komsomolskaya Pravda tuviera acceso a la información. Enseguida se hicieron virales las capturas de pantalla y las versiones archivadas de la noticia eliminada, con los críticos del Kremlin aprovechando el artículo como evidencia de que Rusia está sufriendo pérdidas catastróficas en una guerra que lleva ya un mes.

El periódico dijo después que su web había sido víctima de piratas informáticos. “El acceso a la interfaz administrativa fue pirateado en la web del Komsomolskaya Pravda y se hizo una noticia falsa en esta publicación en torno a la situación de la operación especial en Ucrania”, escribieron. “La información falsa fue borrada de manera inmediata”.

Desde 500 hasta más de 15.000

Ante la escasez de datos oficiales, los periodistas han tenido que escudriñar en los obituarios y contactar con directores de morgues para obtener alguna pista sobre el número de muertos rusos mientras las autoridades acusan de desinformación a todo el que cubra el tema.

“El conjunto de Occidente está tratando de dividir a nuestra sociedad”, dijo Vladímir Putin en su discurso de finales de la semana pasada. “Haciendo conjeturas sobre las pérdidas militares y sobre las consecuencias socioeconómicas de las sanciones para provocar una revuelta civil en Rusia, y usando su quinta columna para lograr este objetivo… la destrucción de Rusia”.

El servicio en ruso de la BBC publicó el lunes una noticia que recogía el dato de 557 muertes confirmadas. La información se basaba en los soldados rusos con nombre y apellido de cuya muerte en batalla sí se tiene confirmación. Por ahora, es el recuento más autorizado del número de muertes rusas durante la guerra.

A principios de esta semana, el servicio de noticias Radio Free Europe/Radio Liberty, financiado por el Gobierno de EEUU y con decenas de periodistas en la región, publicó que hospitales bielorrusos se han llenado de cadáveres rusos en estas semanas de guerra. Un empleado del hospital clínico regional de Homel, en Bielorrusia, dijo a Radio Free Europe/Radio Liberty que desde el 13 de marzo habían enviado a Rusia más de 2.500 cadáveres de soldados. No ha sido posible confirmar esa información de forma independiente.

Otras estimaciones son muy superiores. Un cálculo “prudente” de los servicios de espionaje de Estados Unidos divulgado esta semana cifró en más de 7.000 el número de soldados rusos muertos durante los combates de Ucrania desde finales de febrero, un dato que supera el número oficial de soldados rusos muertos en los dos años de la primera guerra de Chechenia, una campaña que se recuerda como especialmente brutal y caótica.

El lunes por la noche, las autoridades ucranianas estimaron que habían muerto más de 15.000 soldados rusos, un número que se acerca a las bajas oficiales de soldados soviéticos muertos durante la guerra de Afganistán en la década de los 80. Ese conflicto duró diez años y significó un declive en el prestigio que los militares soviéticos tenían en el extranjero. Pocos meses después de su retirada se produjo la caída de la Unión Soviética.

Los expertos advierten sobre la necesidad de coger con pinzas esta información en una guerra donde los países occidentales quieren subrayar el coste para los militares rusos y donde el Kremlin busca restar importancia a las pérdidas.

Indicios de grandes pérdidas

Además de la referencia a las bajas rusas, el Komsomolskaya Pravda eliminó en su artículo una frase sobre el hecho de que el Ministerio de Defensa ruso negaba la información del lado ucraniano que habla de pérdidas “supuestamente gigantescas” en Ucrania.

Rusia ha amenazado a todas las publicaciones que difunden información sobre la guerra y es un momento especialmente peligroso para informar sobre el tema. Por miedo a sufrir consecuencias legales y un posible castigo por referirse a cifras no oficiales, varios analistas militares y varias ONG se negaron a comentar el artículo del Komsomolskaya Pravda. Pero hay indicios de que Rusia está sufriendo grandes pérdidas durante los combates.

Según el blog Oryx, especializado en rastrear las pérdidas de equipamiento militar, Rusia ha perdido en Ucrania 1.666 vehículos, entre ellos más de 800 porque han sido destruidos durante el conflicto. Entre esos vehículos destruidos se han confirmado 111 tanques, 74 vehículos blindados de combate, 123 vehículos de combate de infantería y 312 camiones, vehículos y jeeps. “Esta lista solo incluye los vehículos y equipos destruidos de los que hay pruebas fotográficas o videográficas”, según esta web. “Por tanto, la cantidad de equipos destruidos es significativamente mayor que la consignada aquí”.

Traducción de Francisco de Zárate.

Fuente: eldiario.es

Europa

Envíos de cartas con sangre a sedes diplomáticas de Ucrania ponen en alerta a varios países de Europa

Published

on

By

Las embajadas ucranianas en otros países han recibido paquetes sospechosos

Sobres manchados de sangre enviados a las embajadas ucranianas en España, Italia, Hungría, Polonia, Croacia, Países Bajos y Austria, alertan sobre tácticas de terror

Por Pedro Águeda /eldiario.es

La Embajada de Ucrania en Madrid ha recibido este mediodía un paquete sospechoso que, según fuentes policiales, no tiene las características del que recibió hace 48 horas la misma legación diplomática y varios organismos españoles. La sospecha de su peligrosidad ha obligado a activar los protocolos de seguridad y la Policía ha desalojado la zona. Las mismas fuentes sospechan que se trata de un envío similar a los recibidos en Italia, Hungría, Polonia o Austria, con restos de sangre y órganos de animales, pero aún no lo han abierto.

Pasadas las 14.00 horas de este viernes, el filtro de seguridad de la embajada ucraniana ha detectado un envío sospechoso. Los efectivos de la Policía Nacional que se encontraban en labores de seguridad en el exterior de la embajada han desalojado inmediatamente el edificio y se han desplazado hasta el lugar los técnicos del TEDAX.

El paquete ha dado negativo en explosivos pero se ha procedido a un análisis más exhaustivo, según marca el protocolo. Fuentes de Interior han confirmado después que el sobre no contenía ni mecanismos ni sustancia explosiva o deflagrante, sino un ojo aplastado de un animal.

Lee más: Congreso de España aprueba Ley de Memoria Democrática que declara ilegal el régimen franquista

El hecho de que el franqueo de este envío no sea español, unido a sus características, podría relacionarlo con los envíos que se han interceptado en otras embajadas y sedes consulares de Ucrania en diferentes países de Europa.

Los paquetes empapados en sangre han sido enviados a las embajadas en Italia, Hungría, Países Bajos, Polonia, Croacia y Austria; a los consulados generales en Nápoles (Italia) y Cracovia (Polonia); y al consulado de Brno (República Checa), según señala el comunicado del portavoz del ministerio, Oleg Nikolenko.

“Tenemos razones para creer que existe una campaña bien planificada de terror e intimidación contra las embajadas y consulados de Ucrania. Incapaces de detener a Ucrania en el frente diplomático, nos intentan intimidar”, ha declarado el ministro Dmytro Kuleba.

Nikolenko ha señalado que están “estudiando el significado de este mensaje”. Además, ha informado de que el ministro Kuleba ha ordenado que todas las embajadas y consulados involucrados pasen a un nivel reforzado de seguridad.

Lee más: Rusia expulsa a 27 diplomáticos y personal de la Embajada de España

 

El Ministerio subraya que “la parte ucraniana está cooperando con las fuerzas del orden de los Estados extranjeros para investigar todos los casos de amenazas, identificar a las personas implicadas y llevarlas ante la justicia”.

Más paquetes

Los hechos ocurren después de que esta semana se enviaran seis cartas bomba en España a distintos objetivos, entre los que se encontraba la embajada de Ucrania y la embajada de Estados Unidos. La deflagración de la primera carta enviada a la embajada de Ucrania en Madrid hirió a un empleado. Es por el momento la única persona herida por estos envíos.

El portavoz del Ministerio de Exteriores ucraniano ha señalado también que la embajada ucraniana en Kazajistán había recibido esta semana una amenaza de bomba. Por su parte, la embajada en EEUU recibió una carta desde un país europeo con un artículo que criticaba a Ucrania. También la entrada a la vivienda del embajador en el Vaticano ha sido vandalizada.

 

“Pedimos a los gobiernos extranjeros que garanticen la máxima protección de las instituciones diplomáticas ucranianas de acuerdo con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”, sostiene el comunicado. Todas las embajadas y consulados ucranianos han pasado a un nivel reforzado de seguridad.

Marlaska afirma que habrá resultados pronto

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha confiado este viernes en tener, en un corto periodo de tiempo, resultados positivos de la investigación sobre los seis sobres y ha dejado claro que no ha habido fallos de seguridad.

Marlaska ha recordado que la investigación, que ha calificado de “suficientemente compleja”, se encuentra judicializada en la Audiencia Nacional y ha subrayado la eficacia de la Policía y la Guardia Civil, que están llevando a cabo las pesquisas de una “forma relevante”, por lo que confía en tener “resultados positivos en un corto periodo” de tiempo.

***

Fuente: eldiario.es

 

Continue Reading

Europa

Jersón, ciudad liberada por Ucrania, vuelve a ser atacada hasta 17 veces en un día por misiles rusos

Published

on

La ciudad de Jersón, liberada hace unos días por Ucrania, fue atacada por misiles

JERSÓN, Ucrania (AP) — El cadáver de Natalia Kristenko cubierto por una manta permaneció durante la noche en la entrada de su edificio residencial. Los trabajadores municipales no podían ocuparse del cuerpo mientras respondían a una andanada mortífera de ataques que remecieron la ciudad ucraniana de Jersón.

La mujer de 62 años caminaba fuera de la casa con su esposo el jueves al anochecer cuando cayó el misil. Kristenko murió al instante, su esposo horas después en el hospital.

“Los rusos me quitaron a las dos personas que más amo”, dijo angustiada su hija Lilia Kristenko, de 38 años, aferrando a su gato bajo su abrigo y mirando con horror cuando finalmente llegaron los trabajadores para llevar a su hija a la morgue.

Lee más: Rusia confirma ataque ‘masivo’ al sistema de mando y control del Ejército de Ucrania y niega ataque a Kiev

Una andanada de misiles cayó sobre la ciudad recientemente liberada, en una fuerte escalada de los ataques desde el retiro de las fuerzas rusas hace dos semanas.

La ciudad fue atacada 17 veces el jueves antes del mediodía, y los ataques continuaron hasta la tarde. Al menos cuatro personas murieron y 10 resultaron heridas, según la administración militar de Jersón. Soldados en la región habían advertido que Jersón enfrentaría una intensificación de los ataques al atrincherarse los soldados rusos en la otra margen del río Dniéper.

Decenas de personas sufrieron heridas en los ataques que alcanzaron edificios residenciales y comerciales, algunos de los cuales estallaron en llamas, lanzando cenizas al aire y regando las calles con vidrios rotos. La destrucción alcanzó a algunos barrios residenciales que hasta ahora estaban casi intactos tras nueve meses de guerra.

La violencia está agravando una ya terrible crisis humanitaria. En su retirada, los rusos destruyeron instalaciones cruciales de electricidad y agua. La gente está tan desesperada que busca algún alivio entre los escombros.

Lee más: Zelenski pide al Consejo de Seguridad de la ONU actuar con urgencia contra el «terror energético» de Rusia

En tanto, los gobiernos europeos se afanan para ayudar a los ucranianos a mantenerse abrigados y con electricidad durante los gélidos meses de invierno, con promesas de enviar apoyo para mitigar la campaña del ejército ruso para apagar la calefacción y las luces.

Francia enviará 100 generadores de alta potencia para ayudar a la población, dijo la ministra del Exterior, Catherine Colonna, el viernes.

Dijo que Rusia está usando el invierno “como un arma” para provocar penurias a la población civil.

El secretario del Exterior británico James Cleverly, que arribó a Kiev para una visita no anunciada, dijo que un paquete de defensa antiaérea, valuado en 50 millones de libras (60 millones de dólares) ayudará a Ucrania a defenderse de los bombardeos rusos.

“Las palabras no bastan. Las palabras no mantendrán encendidas las luces en este invierno, Las palabras no los defenderán de los misiles rusos”, tuiteó Cleverly.

Continue Reading

Europa

Rusia confirma ataque ‘masivo’ al sistema de mando y control del Ejército de Ucrania y niega ataque a Kiev

Published

on

By

Vladimir Putin dijo que Rusia hizo un ataque masivo pero que no atacó la capital Kiev

El Gobierno de Rusia ha asegurado este jueves que el miércoles llevó a cabo una serie de ataques «masivos» por tierra, mar y aire contra el «sistema de mando y control» del Ejército de Ucrania, incluidos objetivos «relacionados con instalaciones de energía» y negó que el objetivo fuera la capital Kiev.

«El 23 de noviembre, las Fuerzas Armadas rusas llevaron a cabo ataques masivos con armas de largo alcance por tierra, mar y aire contra el sistema de mando y control del Ejército e instalaciones energéticas relacionadas», ha dicho el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov.
Así, ha manifestado que «como resultado de los ataques, el traslado a zonas de combate por ferrocarril de reservas de las Fuerzas Armadas de Ucrania, armamento extranjero, equipamiento militar y munición se vio alterado», según ha recogido la agencia rusa de noticias Interfax.

Konashenkov ha negado que Rusia atacara objetivos en la capital, Kiev, o sus alrededores y ha incidido en que «toda la destrucción anunciada por el régimen de Kiev en la ciudad fue resultado de la caída de misiles de los sistemas de defensa aérea ucranianos y extranjeros desplegados en áreas residenciales de la capital».

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha subrayado que Moscú no ataque «instalaciones sociales» en Ucrania. «Se presta atención ha esto», ha señalado, antes de indicar que «Los objetivos relacionados de forma directa o indirecta con el potencial militar (ucraniano) son susceptibles de ser derrotados».

Lee más: Rusia acepta de nuevo acuerdo de exportación de granos al tiempo que se restauran servicios en Kiev

«La cúpula de Ucrania tiene oportunidad de normalizar la situación y tiene todas las oportunidades de resolver la situación de una forma que cumpla los requisitos de Rusia y detenga todo posible sufrimiento por parte de la sociedad civil», ha zanjado Peskov.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, denunció el miércoles ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que los ataques de Rusia contra la infraestructura energética ucraniana son crímenes contra la humanidad y afirmó que, en condiciones en las que la población soporta temperaturas bajo cero y decenas de millones de personas se quedan sin electricidad, estos bombardeos suponen la «fórmula rusa para el terror».

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: