Connect with us

Mexico Violento

CRAC-PC denuncia acciones paramilitares en Guerrero

El excoordinador regional Eliseo Villar, quien fue destituido por peculado, creó grupo de paramilitares con el que ataca a la Policía comunitaria de Guerrero

Published

on

Nicolás de la Cruz Manzano, retenido por la Policía comunitaria por la muerte de uno de sus propios compañeros a quien no dieron atención médica. Foto: Vania Pigeonutt/El Universal

Nicolás de la Cruz Manzano, retenido por la Policía comunitaria por la muerte de uno de sus propios compañeros. Foto: Vania Pigeonutt/El Universal

Por Sergio Ferrer

TLAPA, Guerrero.- La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (CRAC-PC) denunció acciones paramilitares que llevaron al enfrentamiento de la Policía Comunitaria con seguidores de Eliseo Villar y Nicolás de la Cruz Manzano, y a una persona armada que los acompañaba se le escapó un tiro dando muerte el 21 de junio a Felipe Lorenzo Salinas, afín a su propio grupo.

Nicolás de la Cruz fue retenido posteriormente por la Policía comunitaria, sin embargo, por acuerdo de consejeros y autoridades regionales ayer domingo 22 de junio se liberó sin cargos.

A decir de los coordinadores de la Casa de Justicia de San Luis Acatlán, estos hechos se incluyen en un trabajo de división y confrontación entre pueblos que ejecuta el  coordinador depuesto de San Luis Acatlán desde el pasado 29 de marzo, Eliseo Villar Castillo. Por lo que llamaron al gobierno del Estado a respetar a  la CRAC-PC evitando dar crédito y recursos económicos a la facción que representa Villar Castillo, «quien actúa como un delincuente paramilitar amparado en las armas y en el respaldo que tiene del gobierno estatal», afirma el texto signado por la Casa de Justicia de San Luis Acatlán.

También circuló un boletín apócrifo de la Policía Comunitaria, el cual señala que gente de uno de los coordinadores de San Luis Acatlán asesinó a un comunitario, el cual fue retomado por algunos medios de comunicación tergiversando los hechos. Por su parte, la CRAC-PC informó que siendo  aproximadamente  las cuatro de la tarde del 21 de junio, se dio una confrontación provocada por individuos armados al mando de Eliseo Villar Castillo y Nicolás de la Cruz Manzano en contra de un grupo de policías comunitarios que realizaban sus actividades cotidianas de seguridad.

Eliseo Villar y su grupo enfréntandose al grupo de Nicolás de la Cruz. Foto: Cortesía Bernardo Torres

Eliseo Villar y el grupo de Nicolás de la Cruz enfrentándose a comunitarios. Foto: Cortesía Bernardo Torres

La versión de la CRAC-PC indicó que al pasar un grupo de la Policía Comunitaria por el local del «Talachero» en el barrio Playa Larga, gente de Nicolás de la Cruz Manzano y de Eliseo Villar Castillo comenzaron a insultarlos y agredirlos verbalmente, lo que dio lugar a una discusión y luego a un forcejeo donde cortaron cartucho con sus armas. A uno de los individuos armados que iban con Nicolás de la Cruz se le escapó un tiro, pegando el disparo a uno de sus mismos compañeros de nombre Felipe Lorenzo Salinas, quien quedó herido ahí mismo, y más tarde falleció por falta de atención médica, afirma el texto.

Por estos hechos, la Policía Comunitaria detuvo a De la Cruz Manzano, el cual quedó bajo resguardo de una comunidad. En tanto, a los pocos minutos, bajo el mando de Villar Castillo alrededor de 40 individuos armados, asaltaron la Casa de Justicia matriz golpeando a sus compañeros, saqueando de nueva cuenta las oficinas y abriendo las celdas para que se escaparan los presos que tenían en proceso de investigación. El grupo de Villar Castillo  se llevó detenidos ilegalmente a tres coordinadores regionales, comandantes regionales, policías comunitarios y un consejero quien se cree que está herido en la cabeza y que ya había sido detenido por Villar Castillo debido a que formó parte de la comisión que investigó el fraude por 760 mil pesos en contra la CRAC-PC en el cual participó el ex coordinador.

La CRAC-PC de San Luis Acatlán indicó que a pesar de que ya fue quitado del cargo Villar Castillo, no ha respetado ese acuerdo y se ha dedicado a agredir a las personas, involucrando a gente inocente además de que recorre las comunidades amenazando  a comisarios municipales para que asistan a una asamblea convocada por él y que ya no participen en su Casa de Justicia, pues de lo contrario -amenaza- habría consecuencias que lamentar, denunció el boletín.

La CRAC-PC aseguró no desconocer la escalada represiva que actualmente se ejerce en contra de la institución comunitaria por parte del gobierno estatal. Como muestra, indican el encarcelamiento y asilamiento de varios de sus compañeros; Nestora Salgado, Arturo Campos, Gonzalo Molina, Bernardino García, entre otros, así como de Marco Antonio Suastegui, dirigente del Consejo de Comunidades Opositoras a la Presa La Parota que en los últimos meses se incorporaron a la CRAC PC y que hoy ha sido detenido y llevado también a una cárcel fuera del Estado de Guerrero.

La Policía Comunitaria se refirió a Villar Castillo como:

«un títere a quien le dieron la tarea de provocar el enfrentamiento entre los pueblos, por lo que abusando del poder de las armas de sus seguidores así como del respaldo que recibe del gobierno, no para de amenazar, golpear, secuestrar y hasta asesinar a nuestros compañeros y en general a la gente que no está de acuerdo con su manera de pensar y sus prácticas facciosas».

De la liberación de Nicolás de la Cruz Manzano, la CRAC-PC afirmó que por acuerdo de consejeros regionales y de autoridades comunitarias, con la mediación de Abel Barrera Hernández, de Tlachinollan, de Miguel Álvarez de SERAPAZ y del sacerdote Leonardo Morales de la Parroquia de San Luis Acatlán, se concretó la entrega de Nicolás de la Cruz a la gente de Eliseo Villar, tratando de evitar mayores agresiones a la comunidad de Miahuichan, en donde estaba resguardado por la población y a la que Eliseo Villar llegó con más de veinte camionetas con gente armada amenazando con liberarlo de manera violenta.

De este modo, también exigieron la liberación inmediata de sus autoridades y compañeros policías comunitarios detenidos por Eliseo Villar, demandando a que el gobierno del estado provea lo necesario para garantizar la salud e integridad de nuestros compañeros, así como su liberación.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mexico Violento

Periodista Antonio de la Cruz no había sido amenazado, según SSPC

Published

on

El subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Ricardo Mejía Berdeja, informó que el periodista Antonio de la Cruz, asesinado en Ciudad Victoria, Tamaulipas, no había recibido amenazas ni estaba incorporado al Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas.

El funcionario federal dijo que el comunicador fue asesinado con cinco disparos de armas de fuego y también hirieron a su hija Cintia, quien se encuentra en estado grave internada en un hospital de Tamaulipas.

Indicó que el periodista era reportero del diario Expreso y titular de Movimiento Ciudadano (MC) en Tamaulipas, pero sus notas periodísticas estaban enfocadas en el campo y el clima, aunque también identificaron contenidos relacionados con cuestionamientos a las autoridades locales.

Agregó que la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) está en contacto con la familia del comunicador, mientras que la Fiscalía General de la República (FGR) abrió la carpeta de investigación para deslindar responsabilidades e inició las indagatorias correspondientes.

Recordó que por los asesinatos de 11 periodistas en este año, un total de 26 personas han sido detenidas y 19 fueron vinculadas a proceso penal, por lo que especificó que Roberto Toledo no se dedicaba a actividades periodísticas, sino que era un auxiliar de despacho jurídico, mientras que Jorge Camero se dedicaba a actividades políticas.

Por su parte, el fiscal general de Justicia de Tamaulipas, Irving Barrios, informó que en el sitio del crimen fueron localizados cuatro casquillos percutidos y dos cartuchos útiles de arma de 40 mm, por lo que se encuentran analizando la posibilidad de integrar las probables causas de la agresión.

Continue Reading

Investigaciones

José Noriel Portillo Gil ‘El Chueco’, del cártel de Los Paredes, con dominio en Sonora desde 1990

Published

on

Por Guadalupe Lizárraga

Antiguas investigaciones periodísticas e información difundida en las redes sociales apuntan que el presunto asesino de los dos sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, al interior de una iglesia en Cerocahui, Urique, del estado de Chihuahua, está relacionado con el grupo delictivo de Los Paredes, que ha tenido relevancia en Sonora y Chihuahua, y ha operado desde 1990 con las autoridades locales.

Se trata de José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco, a quienes testigos refieren como el presunto asesino que perseguía a un hombre con otros pistoleros, y en un intento por salvar su vida, el hombre se refugió dentro de la iglesia donde estaban los sacerdotes y fue atacado a balazos por Portillo Gil, quien es ampliamente conocido en esa región, con el apodo ‘El Chueco’.

Esta misma persona, al ver que los sacerdotes jesuitas intentaron brindarle los primeros auxilios, disparó contra ellos. Posteriormente, el victimario movió los cuerpos a su camioneta para desaparecerlos.

En la información que ha trascendido, José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco, es señalado de ser el actual jefe de plaza de Los Paredes, de Agua Prieta, Sonora, y de rendir cuentas directamente a Martín Alonso Siqueiros Acuña, alias El Tin Tin, actual líder de la Gente Nueva de Agua Prieta.

El exgobernador Javier Corral, en noviembre de 2018, también señaló a José Noriel Portillo Gil, de haber perpetrado el asesinato del ciudadano estadounidense Patrick Braxton Andrews, un joven profesor radicado en Chihuahua, que había sido reportado como desaparecido. Sin dudar de su información, que además aseguraba que El Chueco había matado al joven al confundirlo con un agente de la DEA, el gobernador prometió entregar el cuerpo de Patrick y hacer justicia. El cuerpo de Patrick fue hallado, pero El Chueco siguió libre.

«…no sólo que encontraremos el cuerpo de Patrick, si no que haremos Justicia y daremos castigo ejemplar a este delincuente y su gavilla, a quienes paradójicamente, al actuar con esa cobardía ponen fin a su influencia y control de esa zona, bajo el cártel de Sinaloa».

Ex gobernador de Chihuahua Javier Corral, 15 de noviembre de 2018

La familia de José Noriel Portillo Gil también ha sido parte del grupo de narcotraficantes aliado a Los Paredes. De acuerdo con la información recibida, su padre fue ejecutado en Cerocahui, en un enfrentamiento armado contra integrantes del Cártel de La Línea, (de Ciudad Juárez), grupo rival de Los Paredes. El Chueco era primo de los narcotraficantes Bernardo y Benito Portillo Torres. El primero abatido en una balacera en la sierra de Chihuahua, límite con Choix, Sinaloa, el 4 de marzo de 2015. El segundo, el 28 de mayo del mismo año en Culiacán.

Benito Portillo Torres era socio y compadre de Marcos Paredes Machado, alias El M-100, y se le señalaba de haber encabezado la masacre en la cual murieron ocho personas en 2010, en el municipio de Creel, Chihuahua, por lo que fue detenido Enrique López Acosta, El Cumbias, del grupo Gente Nueva.

Los Portillo se dedicaban a sembrar y cosechar narcóticos en la zona serrana de Cerocahui, La Cieneguita y Urique, droga que transportaban a la ciudad fronteriza de Agua Prieta, para su entrega al grupo delictivo Los Paredes, quienes se encargaban de cruzarla a los Estados Unidos.

José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco, mantiene una férrea disputa por el control de esa zona con los líderes del Cártel de La Línea, que operan en San Juanito y Maguarichi, identificados con los nombres de Juan Márquez, César Manjarrez alias El H2 y los hermanos Ever José González Bournes, alias El Águila, y Víctor Noé González Bournes, alias El 500.

De acuerdo con el portal Bordeland Beat, el cártel de Los Paredes, en 2020, estaría integrado con estas personas.

Los Paredes

En Sonora, Los Paredes es el nombre con el que se identifica una familia mexicoamericana que ha destacado en el narcotráfico desde la década de 1990, según información de la prensa local. Leonel Paredes-Perú fue el fundador de esta organización criminal dedicada al narcotráfico, lavado de dinero y tráfico de armas.

El 3 de mayo de 2004, fue asesinado Leonel Paredes Perú, así como Leobardo Paredes Machado y María del Refugio Paredes Machado, en un restaurante de Agua Prieta. Fue cuando Marco Antonio Paredes Machado asumiría el mando.

Desde la ciudad fronteriza de Agua Prieta, Los Paredes han monitoreado y coordinado el paso de drogas por Arizona. “Lo trasladan en camiones, a través de inmigrantes indocumentados, con animales de carga (caballos y mulas) y esporádicamente en aviones ultraligeros”, indicó un agente mexicano que fue entrevistado y no quiso ser identificado por razones de seguridad. «Por los 388 kilómetros de frontera que comparte Arizona con esta árida tierra del territorio mexicano, casi toda la marihuana, cocaína, heroína y metanfetamina que ingresa por aquí es movida por el cártel de Los Paredes».

El Junior

Después de la detención de Marco Antonio Paredes Machado en 2011, en Huixquilucan, Estado de México, y extraditado a Estados Unidos en 2015, bajo sentencia de 22 años de prisión, su hijo Marco Antonio Paredes Ponce, alias Junior, asumió el liderazgo del cártel. Nacido en Estados Unidos y radicado en Phoenix, Arizona, Paredes Ponce, a quien también le dicen «Marquitos», junto con Martín Siqueiros Acuña, El El Tin Tin, controla los municipios de Agua Prieta, Cananea, Bavispe, Bacerac, Moctezuma, Huasabas, Sahuaripa y sus corregimientos aledaños según un informe de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, y que éstos, a su vez operan para Ismael ‘El Mayo’ Zambada. Sin embargo, pese a la información difundida por el gobierno federal mexicano, siguen en impunidad.

Infografía del cártel de Los Paredes, publicada el diario sonorense El Imparcial, el 20 de marzo de 2005, por el periodista asesinado el 2 de abril de 2005.

Lo que reveló el periodista asesinado Alfredo Jiménez Mota

Uno de los últimos reportajes del periodista Alfredo Jiménez Mota, asesinado en 2005, fue sobre el dominio del cártel de Los Paredes en Agua Prieta, Sonora. En su trabajo, señalaba directamente a Marco Antonio Paredes Machado, líder del cártel, como «dueño de más del 50 por ciento de las propiedades de este municipio», con información que había dado a conocer la Subsecretaría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), en ese entonces.

Marco Antonio sustituyó a Manuel Leobardo Paredes «El Leo», ejecutado el 3 de mayo de 2004, quien tenía una orden de aprehensión desde 1999 en la Corte de Tucson por cruzar de Naco Sonora a Naco Arizona, a través de un túnel, 40 mil libras de cocaína, unas 18 toneladas, escribió Jiménez Mota en su reportaje.

En ese mismo trabajo, destacó información de Nahum Acosta Lugo, el exfuncionario que fue acusado por la PGR de filtrar información a un cártel de las giras de trabajo del entonces presidente Vicente Fox. El periodista escribió que el subprocurador de la SIEDO, José Luis Santiago Vasconcelos, quien fallecería en un supuesto accidente aéreo en 2008, relacionaba directamente a Acosta Lugo con la familia de Marco Antonio Paredes.

«Las conversaciones telefónicas entre Nahum Acosta y Marcos Paredes, hermano del Leo Paredes, operador del Cártel de Juárez, ejecutado el 3 de mayo de 2004, es un indicio de la PGR sobre sus relaciones peligrosas», fue la afirmación recogida por el reportero. Y abundó en que eran ocho conversaciones telefónicas recogidas por espionaje en las que abordaban la política de Agua Prieta, el control que Nahum Acosta ejercía sobre algunos medios locales y su apoyo a Marco Antonio Paredes para «calmar» a un periodista -dice la nota- que quiere publicar un reportaje sobre Los Paredes.

Portada de El Imparcial, 20 de marzo de 2005, con el reportaje de Alfredo Jiménez Mota.

Continue Reading

Mexico Violento

Asesinan al periodista Antonio de la Cruz en Tamaulipas; suman 11 comunicadores ejecutados este año

Published

on

Esta mañana sujetos armados asesinaron al periodista Antonio de la Cruz, reportero del diario Expreso, al salir de su domicilio en Ciudad Victoria, Tamaulipas, por lo que suman 11 comunicadores asesinados en lo que va del año.

De acuerdo con el diario donde el reportero prestaba sus servicios, los hechos ocurrieron en la calle Puerta de la Luna, en el fraccionamiento Puerta de Tamatán, por lo que en el sitio también fue asesinada su hija y su esposa resultó herida.

La prensa local refirió que Antonio de la Cruz fue reportero en varios medios de comunicación de la capital de Tamaulipas y se desarrolló por más de 15 años en el periódico Expreso, aunado a que cubría temas agropecuarios y de medio ambiente y mantenía una crítica al gobierno en sus redes sociales.

El grupo editorial Expreso-La Razón exigió a las autoridades de todos los niveles que se haga justicia por el asesinato del periodista, mientras que la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas abrió la carpeta de investigación para deslindar responsabilidades.

Al respecto, diferentes organizaciones internacionales como Artículo 19 han reclamado el clima de violencia que persiste en México para ejercer el periodismo, pues en lo que va del año un total de 11 comunicadores han sido asesinados, los cuales permanecen en la impunidad.

También Amnistía Internacional (AI) alertó sobre las condiciones de riesgo que existen en el país para ejercer el periodismo, principalmente en las entidades federativas, donde los comunicadores han sido víctimas de agresiones y en ejecuciones que no han sido esclarecidas.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: