Connect with us

La red en lucha

“Coyotes” de Europa y EEUU piratean “Tenangos” indígenas

La confección de tenangos por indígenas de Hidalgo México, un negocio lucrativo para revendedores al extranjero pero sus creadores permanecen en la miseria

Published

on

tenangos4

Puesto de tenangos hidalguenses y otras artesías indígenas que son revendidas en EEUU y Europa sin ganancia para sus creadores. Foto: Alejandro Gálvez

Por Alejandro Gálvez

TENANGO DE DORIA, Hidalgo.- Explotados, mal pagados, olvidados y casi al borde del exterminio, así pasan sus días cientos de artesanos indígenas de la sierra hidalguense, dedicados a la confección de los tradicionales tenangos, esas telas preciosas distinguidas por sus coloridas figuras, bordadas a mano y cuyo valor económico ha sido una fuente de jugosas ganancias para los “coyotes”, no así para sus creadores, quienes si bien les va, apenas tienen para comer “frijoles, quelites y chile”.

Un tenango de gran tamaño (por ejemplo un mantel), puede llegar a revenderse hasta en 8 mil pesos (USD 630 dlls); aunque los artesanos en su mayoría indígenas, solo reciben cerca de mil 200 pesos (USD 94 dlls).

Por su belleza y alto costo, la fama de los tenangos ha trascendido fronteras, de ahí que los llamados “coyotes” no solo provienen de México, también llegan de Estados Unidos, Francia y Alemania, debido a que han visto en la reventa de éstas prendas un redituable negocio que en contraparte poco a poco ha ido acorralando a los artesanos de Tenango de Doria, uno de los municipios más pobres y marginados del estado de Hidalgo.

Algunos incluso han pensado seriamente en dejar el bordado, «pues el trabajo es pesado y la recompensa muy poca, basta decir que algunos llegan a vivir solo con 30 pesos al día».

Situación muy diferente enfrentan los revendedores, quienes ofertan estas prendas casi 10 veces más el precio que pagan a sus creadores. Incluso, algunos diseñadores de moda han “plagiado” el estampado de los tenangos para convertirlos en prendas de vestir, atribuyéndose la idea.

Por ejemplo, el diseñador estadounidense Mara Hoffman, cuyo negocio se ubica en Manhattan, ofrece vestidos y hasta bikinis con dibujos de tenangos, los cuales oferta a través de internet.

diseños_de_hoffman

En 2009 durante un desfile de primavera-verano celebrado en Nueva York, Hoffman lanzó su línea de natación, donde se incluía una colección de bikinis, entre estos, algunos estampados con figuras de los famosos tenangos. Dicha colección fue exhibida durante la semana de moda de Mercedes-Benz realizada en Miami.

“Coloridos diseños de Hoffman han recibido reconocimiento entre celebridades como Blake Lively, Ashley Tisdale, Helena Christensen, Rihanna, Katy Perry, Jennifer López, Drew Barrymore, Ginnifer Goodwin, Kerry Washington, Whitney Port, Lauren Conrad, Paula Patton, LeAnn Rimes, Kim, Kourtney”, explica en su red social Facebook el propio Hoffman.

En la ciudad de Pachuca la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno estatal, opera la tienda Hidarte, donde se venden tenangos a precios muy por arriba de lo que se les paga a los indígenas, quienes a su vez, acusan la falta de apoyo por parte de éste comercio que exige una serie de requisitos “imposibles” para quienes quieran ser proveedores.

En Hidarte se exhiben artesanías tradicionales de Hidalgo, elaboradas en diversos materiales, y cuenta con un exclusivo restaurante. Sin embargo, además de diseñadores y «coyotes», las coloridas telas algún día llamaron la atención del hombre más rico del mundo, Carlos Slim, quien intentó contratar la mano de obra de los indígenas de la sierra hidalguense, para que bordaran pequeñas manteletas para dar vida a las mesas de su cadena de restaurantes Sanborn’s.

Pero el negocio se cayó, porque el trabajo implicaba una gran producción de manteletas, y los artesanos no contaban con los recursos materiales ni humanos para llevar a cabo tan titánica labor. Tampoco hubo reacción por parte de las autoridades, para apoyarlos y concretar lo que pudo haber sido el gran negocio de su vida.

En la miseria, creadores de tenangos

Es en la comunidad de San Nicolas, ubicada a 7.5 kilómetros de la cabecera municipal, donde se bordaron las primeras telas coloridas, “muchos dicen que los primeros tenangos se bordaron en el municipio de Tenango de Doria (de ahí su nombre), pero no es cierto, son de aquí, aquí se hicieron los primeros”, dice con peculiar sentido de pertenencia Rebeca López, quien tiene su propio taller de bordados.

Durante la época revolucionaria, San Nicolás (la comunidad más grande de Tenango de Doria), fue cuartel de guerra; Carlos y Santos Patricio, primeros presidentes municipales, se desempeñaban entonces como jefes de armas.

La religión ha sido uno de los principios básicos bajo los cuales, los habitantes de San Nicolás se rigen; existen varios templos de adoración y los fieles siguen al pie de la letra las normas; por ejemplo, aquí la gente no bebe, “es raro ver un borracho por acá”, dicen los lugareños, quienes recuerdan que antes de la fundación del municipio, aquí “llegó un señor de Estados Unidos a evangelizar, desde entonces la religión se quedó muy arraigada entre la población”.

Durante un recorrido por San Nicolás, algunos artesanos abren las puertas de sus humildes viviendas habilitadas como talleres de confección; la mayoría, en teoría, no debería tener carencias, ni privaciones de lo más básico, pues se ha creado erróneamente la idea de que estos viven holgadamente, dado el alto precio que tienen sus artesanías que lo mismo pueden dar vida a los muebles de una oficina gubernamental, que a la sala de algún coleccionista de estas “carísimas” telas.

Pero la idea es abismalmente opuesta:

Gente enferma, discapacitada y explotada, que no pierde las ganas de seguir bordando sus preciosas telas, aunque saben que la recompensa económica por semanas, incluso meses de trabajo no será la que esperan; si tienen suerte obtendrán de 30 a 45 pesos (USD 2.50 a 3.50) por una pequeña manteleta que los coyotes revenderán hasta en 300 pesos (USD23.50); o un mantel que en la reventa se cotiza hasta en 4 y 6 mil pesos (USD 315.00 a 472.00), pero ellos solo reciben entre 800 y mil 200 (USD 63.00 a 95.00)si es que corren con suerte.

Tenangos

Desde niña tejedora de Tenangos. Foto: Alejandro Gálvez

Juanita es una mujer de 80 años de edad, lleva 74 bordando, pues desde que tenía 6 aprendió el oficio de su madre; ella, como el resto de artesanas de la región, bordan para subsistir, no para vivir.

Se encuentra en el abandono total, pues sus hijos emigraron a Estados Unidos y no ha sabido de ellos en años. No le mandan dinero, cartas, nada. Muestra un mantel de cuatro metros de largo, el cual, lleva bordando desde hace seis meses. Espera obtener por éste trabajo al menos 800 pesos (USD 63.00), que en números fríos equivalen a una jornada laboral pagada a 133 pesos al mes (USD 10.45).

Un caso aún más angustiante es el de Justina Valerio de 60 años de edad; como el resto de las entrevistadas, casi no habla español, por ello, las mujeres indígenas que acompañan en el recorrido hacen la labor de traductoras.

Al percatarse de la presencia de los visitantes, Justina sale de una pequeña choza de madera, de donde emana humo de un fogón; postal viva de la pobreza y marginación; apenas puede andar, al parecer tiene una grave herida en el pie, producto de la diabetes que la aqueja desde hace años.

Apoyándose de lo que encuentra a su paso, camina un poco hasta un tronco de madera que utiliza como silla para reposar un poco, se quita uno de sus zapatos y la aparatosa herida sale a relucir en el pie; el dedo regordete, de una tonalidad blanca, casi amarillenta, parece que está a punto de reventar.

“Tiene diabetes, y esas heridas no le cicatrizan tan rápido, por eso tiene así el pie”, argumenta una mujer.

Justina, además de la diabetes que le está generando estragos en su salud, también debe sortear las dificultades que le provoca su discapacidad en el brazo izquierdo; hace tiempo le dio una embolia, desde entonces solo borda con una sola mano.

“Estoy triste porque así no puedo trabajar bien, mi cuerpo no trabaja”, sostiene, mientras hace un esfuerzo sobrehumano por bordar sobre el arillo que coloca con impaciencia sobre sus piernas.

tenangos 1

Tejedoras de tenangos muestran sus creaciones exclusivas. Foto: Alejandro Gálvez

Lejos de ahí, Georgina de 46 años mantiene clavada la mirada en sus costuras que borda a la entrada de su casa; el esplendoroso paisaje, de verdes campos, grandes riscos, enormes árboles y un cielo azulado coronado con abultadas nubes, contrasta con la pobreza de su hogar, y con la tragedia que no la deja en paz.

De entrada, ante la falta de clientes y con cierta impaciencia ofrece sus tenagos a los reporteros:

“¿Ustedes no me compran?”, pregunta con mirada desconfiada.

“No es justo que hagamos bordados y los vendemos tan baratos, lo hacemos por la necesidad, pero es un abuso lo que hacen algunas personas”, interviene Elisa de 22 años, hija de Georgina.

La mujer se sienta sin ganas sobre una silla, su mirada se pierde en los colores de su bordado, habla sin querer pero no deja de bordar, responde sin ganas a las preguntas, luego cuenta la tragedia que carga en hombros como el mayor de los suplicios.

Sus hijos se encuentran en Estados Unidos; uno de ellos, recluido en una cárcel de Texas, acusado de asesinato imprudencial, pues en un accidente vial su hijo perdió la vida; no tuvo argumentos ante los jueces, quienes le impusieron una condena de 20 años.

Los ojos de Georgina se rozan, parece estar al borde del llanto, pero aguanta, respira un poco y suelta:

“Mi deseo es volver a ver algún día a mi hijo, no sé cuándo, pero ojalá lo vuelva a ver”.

-¿Con cuánto vive al día?.

“Pues con 30 pesos”.

-¿Qué come tu familia?

“Pues frijoles, quelites y chile”.

Don Apolonio otro caso no menos grave; él se encarga de dibujar las figuras de personas y animales que posteriormente son bordadas con especial cuidado con hilos de diferentes colores. Sin embargo, también es mal pagada su labor que la tiene perfectamente ensayada.

-¿Cuánto cobra por dibujar?

“Pues como 35 pesos”, responde, sin quitar la vista de la manta donde a plumón realiza trazos perfectos de personas.

-¿Eso vale su trabajo?

“Pus no; pero la gente ya no quiere pagar, porque se les hace muy caro”, dice esbozando una sonrisa.

Rebeca López, bordadora de tenangos denuncia que además de lo mal pagada que está su labor, los artesanos también enfrentan la discriminación por parte de algunos compradores, ya que muchas veces «dan prioridad a los estadunidenses quienes vienen a comprar nuestros productos y los revenden».

“Nuestro trabajo está vías de desaparecer, porque nadie quiere pagar al precio”, añade Rebeca, quien reconoce que los coyotes han sido el principal problema al que se han enfrentado los artesanos de Tenango de Doria.

“Nos da coraje”, se queja.

-¿Qué le ocasiona ese coraje?

“Hay una señora de Estados de Unidos que viene a comprar acá (tenangos) se los lleva y los vende allá, los franceses también vienen a comprar, y por esa razón está muy marcada la discriminación”.

-¿Cómo se les discrimina?

“Como nos ven pobres y mal vestidos muchas veces en las propias dependencias nos discriminan cuando hemos pedido apoyo para que nos compren nuestros productos, pero eso sí, llegan coyotes americanos, gueritos y de ojos verdes y a ellos sí hasta les abren la puerta”.

La crisis que enfrentan los artesanos, también ha llegado a afectar incluso su vida personal.

“Tenemos conflictos con nuestras parejas, mi esposo me regaña, porque dice que estamos muy mal pagados, y pues la verdad creo que estamos en vías de desaparecer”.

*  *  *

Twitter: @editorademedios

Comentarios: editorademedios@gmail.com

*El autor es reportero hidalguense, colaborador de diferentes medios de comunicación tanto locales, como internacionales. Actualmente dirige el grupo periodístico Editora de Medios de Comunicación (Emecom).

 

Continue Reading
2 Comments

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Latinoamérica

Flotas de China incurren en pesca ilegal y excesiva en las costas de América Latina: oceanógrafos

Published

on

By

Flotas de China incurren en pesca ilegal y excesiva en las costas de América Latina: oceanógrafos

 

Por Humberto Márquez

CARACAS – La pesca ilegal y excesiva, atribuida principalmente a las flotas de China, se mantiene como amenaza para los recursos marinos del Pacífico oriental y el Atlántico sudoccidental, así como para ese sector de la economía en países de América Latina bañados por uno u otro océano.

En todo el mundo “uno de cada cinco peces que se consumen ha sido capturado de manera ilegal, 20 % de los casi 100 millones de toneladas cada año, y generalmente en las zonas vedadas a la pesca”, observó el experimentado oceanógrafo venezolano Juan José Cárdenas.

La editora recomienda: AMLO opta por la Unión Americana, pero sin China 

 

Un caso emblemático, indicó el también investigador de la caraqueña Universidad Simón Bolívar, es el de las Islas Galápagos, 1000 kilómetros al oeste de la costa firme de Ecuador, rodeadas de un área marina protegida de 193 000 kilómetros cuadrados, un semillero de especies de gran demanda para el consumo humano.

Galápagos, un archipiélago que suma 8000 kilómetros cuadrados, es famoso por su portentosa y única biodiversidad, un laboratorio natural empleado por el naturalista inglés Charles Darwin (1809-1882) para sus famosas teorías sobre la evolución.

La Armada ecuatoriana indicó que en junio mantenían la vigilancia sobre 180 buques extranjeros, entre pesqueros, tanqueros y refrigerantes, pescaban cerca del límite de las 200 millas náuticas (370 kilómetros) de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Galápagos, también conocida como plataforma continental.

En 2017 se detectaron 297 buques, en 2018 cerca de 300, en  2019 unos 245, y 350 en 2020. Al comienzo de cada verano boreal faenan junto a las aguas de Ecuador y Perú, luego mar afuera frente a las de Chile, cruzan el estrecho de Magallanes, y remontan el Atlántico sudoccidental frente a Argentina, Uruguay y Brasil.

“En varias especies del Pacífico oriental ya estamos al borde del precipicio ambiental con la pesca legal; basta un pequeño esfuerzo pesquero adicional, la pesca ilegal, para afectar la sostenibilidad y la seguridad alimentaria que esas especies proporcionan”: Juan José Cárdenas.

En el Pacífico han operado intensamente en la captura del calamar gigante (Dosidiscus gigas). Según la plataforma de seguimiento por satélite Global Fishing Watch, en 2021 lo hicieron 615 buques, de los cuales 584 eran chinos.

Otra mirada: Alerta: Nivel de degradación de la tierra pone en peligro salud humana

El peruano Alfonso Miranda, presidente del Comité para el Manejo Sustentable del Calamar Gigante del Pacífico Sur, constituido por empresarios y pescadores de Chile, Ecuador, México y Perú, dijo que este año frente a las aguas ecuatorianas y peruanas del Pacífico han incursionado 631 barcos de bandera china.

Alfonso Miranda dice que pescadores peruanos reportan incursiones de barcos chinos en la ZEE de Perú, y hace sus cuentas: si la producción peruana de calamar llega a 500 000 toneladas, con ingresos de 860 millones de dólares anuales, unas 50 000 toneladas que tome la flota extranjera implican la pérdida de 85 millones de dólares al año.

El calamar gigante es el segundo recurso pesquero más importante para Perú, después de la anchoveta, y su captura genera más de 800 millones de dólares anuales y miles de empleos, por lo que se busca preservar el recurso de la incursión en sus aguas patrimoniales de naves de otras banderas, especialmente la china Foto: Gobierno de Perú

Se acumulan males

El oceanógrafo Juan José Cárdenas recordó que el área es proverbialmente rica en atunes, de los que se capturan más de 600 000 toneladas anuales (10 % del total mundial), pero con grave riesgo para la sostenibilidad, por ejemplo con el uso de “plantados” o dispositivos agregadores de pesca que alteran hasta los hábitos de esa especie migratoria.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en las siete especies más utilizadas de atún 34 % de sus poblaciones se explotan en niveles biológicamente insostenibles.

En varias especies del Pacífico oriental, incluidas algunas vedadas a la pesca como los tiburones, “ya estamos al borde del precipicio ambiental con la pesca legal; basta un pequeño esfuerzo pesquero adicional, la pesca ilegal, para afectar la sostenibilidad y la seguridad alimentaria que esas especies proporcionan”, afirmó Cárdenas.

Pedro Díaz, pescador en el norte peruano, dijo a la plataforma informativa Diálogo Chino en el puerto de Paita que “no queremos solo pescar y capturar. Queremos permitir que la pota (el calamar gigante o de Humboldt) se desove y se desarrolle para que genere empleo y divisas para el Estado”.

“También queremos que la pota tenga una temporada sostenible, ¿y qué encontrarán los que vienen detrás de nosotros, los jóvenes que se dedican a la pesca?”, añadió.

De interés: Alerta: Nivel de degradación de la tierra pone en peligro salud humana

Alicia Mosteiro Cabanelas, oficial de pesca de la FAO, dijo desde la sede regional del organismo en Santiago de Chile, que “no siempre es posible dimensionar el impacto que realiza una determinada flota que opera en áreas adyacentes a la zona económica exclusiva de Estados ribereños”.

Ello porque “no siempre hay una evaluación de stock de la especie objetivo a capturar, ni se dispone de información de la pesca retenida, descartada e incidental, o del número de barcos autorizados a operar por los respectivos Estado del pabellón y de barcos sin autorización”.

En 2017 Ecuador incautó el buque chino Fu Tuang Yu Leng tras encontrar en sus bodegas más de 5000 tiburones ilegalmente capturados en la Reserva Marina de las Galápagos. Foto: DPN Galápagos

Mosteiro Cabanelas observó que “la sobrepesca siempre impacta directamente en la sostenibilidad de los recursos, generando una disminución de los ingresos al sector pesquero, y de la disponibilidad de productos pesqueros para las comunidades locales y en general para los consumidores. América Latina no es la excepción”.

Y para la FAO es claro que “la pesca ilegal no declarada y no reglamentada (IUU, en inglés) es una problemática mundial que compromete la conservación y el uso sostenible de los recursos pesqueros”, dijo la experta.

Además “perjudica los medios de vida de los pescadores y las actividades conexas, y agrava la malnutrición, la pobreza y la inseguridad alimentaria”.

Medios informativos de los países costeros recogen denuncias de que también pesqueros de América Latina –casos de Brasil, Chile y México- infringen vedas y extraen valiosas especies no permitidas. Los de Ecuador han exportado grandes cantidades de aletas de tiburón, tras declarar a los escualos como captura accidental de fauna acompañante.

Las aletas de tiburón son muy apetecidas en plazas como Hong Kong, -una sopa con ellas puede costar hasta 200 dólares- y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) cifra en 2600 millones de dólares el comercio mundial de carne de tiburón y raya.

Vigilancia de la Armada de Argentina sobre un pesquero chino en los límites de la Zona Económica Exclusiva del país austral, muy rica en calamares, merluzas y langostinos. Foto: Prefectura Naval argentina

Vigilando a los furtivos

También el año pasado, unos 350 barcos de bandera china faenaron durante el primer semestre frente a las aguas territoriales de Argentina, donde hay gran riqueza de otro calamar, el Illex argentinus, amén de la merluza hubbsi, langostinos y otras apreciadas especies.

Es una flota que, según capitanes de navíos argentinos, incurre en la IUU con trasbordos no reportados que camuflan la pesca ilegal, transfiriendo pescado entre barcos y apagando los transpondedores que indican la ubicación de sus naves.

Un informe publicado en junio por Oceana, organización no gubernamental internacional que hace seguimiento a la pesca IUU, sostuvo que más de 400 barcos de bandera china pescaron por cerca de 621 000 horas a lo largo de la ZEE argentina entre 2018 y 2021, y desaparecieron de los sistemas de rastreo más de 4000 veces.

El gobierno argentino ha reportado que, por contraste con las 400 000 toneladas anuales de Illex desembarcadas en sus puertos a finales del siglo XX, desde 2015 se capturan menos de 100 000 toneladas anuales, con apenas 60 000 en 2016.

Informes del sector en los medios locales dan cuenta de que, en cambio, los buques extranjeros (chinos, surcoreanos, taiwaneses o españoles) han podido pescar hasta 500 000 toneladas anuales de calamar, en las proximidades  de su ZEE o en incursiones dentro de ella, un volumen que puede representar entre 5000 y 14 000 millones de dólares al año.

Los dispositivos para agregación de pesca o «plantados» son empleados en el Pacífico oriental para facilitar y multiplicar la captura de atunes, con riesgo de sobrepesca y de alterar los hábitos migratorios de la especie. Foto: WWF

No sólo Argentina: el pasado 4 de julio, la Armada uruguaya capturó en sus aguas territoriales, a 280 kilómetros del balneario de Punta del Este, un buque de bandera china, el “Lu Rong Yuan Yu 606”, dedicado a la pesca del calamar y que al parecer faenaba furtivamente, de noche, en esa área.

Como las bodegas estaban vacías, no se pudo establecer con certeza que pescase en la ZEE uruguaya, y se le liberó tras el pago de una multa por contravenir otras normas de navegación.

No se repitió la experiencia de 2017 en Ecuador con el “Fu Yuan Yu Leng 999”, barco que funcionaba como un gran refrigerador para almacenar la pesca de otros buques, y el cual actuó ilegalmente en la Reserva Marina de Galápagos.

En el barco se encontraron unas 500 toneladas de pesca, incluidas especies vulnerables y que están protegidas, sobre todo de unos 6000 tiburones martillo.

 

La justicia ecuatoriana sentenció al capitán del barco y a tres tripulantes por el delito de pesca de especies protegidas, a prisión y al pago de 6,1 millones de dólares. Como el pago no se realizó, el barco se convirtió en propiedad de la Armada de Ecuador.

China formalmente ha desautorizado que su flota actúe en aguas prohibidas, advirtió a los capitanes que retirará licencias a quienes violen esas reglas, y su presidente Xi Jinping dio seguridades en ese sentido a su par ecuatoriano Guillermo Lasso cuando este visitó Beijing en febrero.

Lejos de las costas latinoamericanas, los mandatarios Anthony Albanese, de Australia; Joe Biden, de Estados Unidos; Narendra Modi, de India, y Fumio Kishida, de Japón, pactaron en Tokio el 24 de mayo, entre otros acuerdos de ese bloque, conocido como Diálogo de Seguridad Cuadrilateral (Quad, en inglés),  nuevos mecanismos de vigilancia para la flota pesquera china.

Lo más leído: Ricardo Raphael trafica influencias con el fiscal Gertz Manero y Defensoría para sostener el caso Wallace: revelan audios

 

En paralelo, Washington trabaja, con países como Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica y México, acuerdos que ayuden a vigilar la flota China, la mayor del mundo y que cuenta con 17 000 barcos que capturan 15 millones de toneladas anuales en los mares del planeta.

La iniciativa estadounidense se inscribe en su renovada confrontación global con el gigante asiático, la llamada nueva guerra fría.

***

Fuente: ipsnoticias.net

Continue Reading

Europa

Ataques de Rusia a la ciudad ucraniana de Járkov dejan doce muertos y decenas de heridos

Published

on

By

Ataques de Rusia a la ciudad ucraniana de Járkov dejan doce muertos y decenas de heridos

 

En la ciudad de Járkov, al noreste de Ucrania, al menos doce personas murieron y decenas más resultaron heridas en la noche del miércoles y las primeras horas del jueves a causa de ataques del ejército de Rusia. En el más mortífero de los ataques, un edificio residencial de tres pisos fue destruido después de recibir el impacto directo de un misil ruso. Imágenes de video muestran cómo los equipos de rescate revisan los escombros del edificio en el que residían unas 50 personas.

Dmytro Chubenko señaló que “A causa del impacto del misil, hemos contabilizado hasta esta medianoche siete personas muertas y 16 heridas. Éstas [últimas] son personas que estaban dentro del edificio y que pudieron sobrevivir y también otras personas que se encontraban en edificios aledaños y que sufrieron diversos grados de heridas a causa de la metralla, los vidrios rotos y otras cosas”.

Para entender más sobre el caso: Imágenes satelitales muestran aviones de combate de Rusia destrozados tras el ataque a la base aérea de Crimea

 

La organización Human Rights Watch condenó los ataques rusos en Járkov y acusó a Rusia de disparar municiones de racimo prohibidas de manera indiscriminada en áreas pobladas y de causar daños en instalaciones sanitarias y viviendas.

Mientras tanto, las fuerzas armadas ucranianas sostienen que bombardearon un depósito de municiones ruso ubicado cerca de la primera línea del frente de combate en la región de Jersón. Un asesor del presidente de Ucrania, Volodymir Zelensky, afirmó que las fuerzas armadas ucranianas han alcanzado un “punto muerto estratégico” y que los contingentes militares rusos solo han logrado avances mínimos.

 Más información: El secretario general de la ONU viajará a Ucrania para reunirse con Zelenski y Erdogan

El secretario general de la ONU, António Guterres, estará en reunión con el presidente Zelensky en la ciudad occidental de Lviv, donde se les unirá el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. El objetivo de la reunión es discutir un acuerdo que permita a Ucrania exportar cereales de manera segura desde los puertos del Mar Negro.

 

Con información de Democracy Now!

Continue Reading

Europa

El secretario general de la ONU viajará a Ucrania para reunirse con Zelenski y Erdogan

Published

on

By

El secretario general de la ONU viajará a Ucrania para reunirse con Zelenski y Erdogan

 

Por María García Arenales/eldiario.es

La guerra cumple 174 días. Un depósito provisional de municiones del Ejército ruso ha explotado recientemente en la península de Crimea. Rusia, que en un principio lo atribuyó a un incendio, ha admitido que se trata de un sabotaje, mientras que un oficial del ejército de Ucrania ha reconocido el ataque. Esta explosión se produce una semana después de una serie de ataques en un aeródromo militar también la península de Crimea.

Por otro lado, el primer buque fletado por el Programa Mundial de Alimentos ha salido del puerto de Yuzhny, en Ucrania, con 23.000 toneladas de grano que se enviarán a los países del Cuerno de África. Se trata del primer “cargamento humanitario” desde que se desbloquearon los puertos ucranianos, en medio de la invasión de Rusia.

Entérate: Rusia y Ucrania se culpan por los ataques a un sitio de energía nuclear – Los Ángeles Press (losangelespress.org)

El secretario general de la ONU, António Guterres, viajará este jueves a Ucrania, donde tiene previsto mantener una reunión trilateral con el presidente del país, Volodímir Zelenski, y con el líder turco, Recep Tayyip Erdogan, según ha anunciado Naciones Unidas.

El encuentro tendrá lugar en la ciudad de Leópolis, y al día siguiente Guterres visitará Odesa y su puerto, que está siendo utilizado para la exportación de cereal ucraniano a través del acuerdo impulsado por la propia organización y Turquía. Este es un esfuerzo por parte de la Organización de las Naciones Unidas para reactivar el comercio proveniente de Ucrania.

Posteriormente, el jefe de Naciones Unidas viajará a Estambul, la capital de Turquía, para visitar el Centro de Coordinación Conjunta (CCJ) que vela por el cumplimiento de ese pacto, ha explicado su portavoz, Stéphane Dujarric.

La editora recomienda: Svetlana Sokova, activista perseguida por Rusia: “Putin odia la verdad y mata a quienes la dicen”

 

Hasta ahora no ha habido una postura del gobierno de Rusia sobre estos encuentros que encabeza António Guterres.

 

Informa EFE.

Fuente: eldiario.es

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: