Connect with us

Oriente Medio

Consejo Nacional Sirio apuesta por la intervención extranjera para evitar guerra civil

Estados Unidos busca incidir en Siria, mientras el Consejo Nacional Sirio hace un llamado a la comunidad internacional para evitar más muertes inocentes.

Published

on

Por Samer Araabi

prensalibre.com

WASHINGTON, (IPS).- La revuelta en Siria está por cumplir un año y la continua violencia hizo llamados más fuertes para una intervención internacional que obligue al presidente Bashar al-Assad a dar un paso al costado.

Al principio, el Consejo Nacional Sirio (CNS), que al parecer encabeza la revuelta, se oponía a una intervención extranjera, pero gradualmente fue cambiando de posición hasta considerar que es la única forma de evitar una guerra civil en el país. La ONU (Organización de las Naciones Unidas) estima que en los enfrentamientos del año pasado murieron por lo menos 5 mil personas.

El CNS divulgó un comunicado llamando a la comunidad internacional «a defender y a hacer algo para evitar el derramamiento de sangre de sirios inocentes», al tiempo que condenó la falta de voluntad de Rusia para poner fin a su sólida alianza militar con el régimen de Al Assad.

Los intentos de coordinar acciones internacionales recibieron un duro golpe el domingo 5 cuando Rusia y China vetaron una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que proponía a Assad ceder el mando al vicepresidente, Farouk al-Shara, como parte de un proceso hacia un gobierno de unidad nacional.

El Departamento de Estado (cancillería) de Estados Unidos comunicó el lunes 6 el cierre de la embajada en Damasco y la repatriación de todo el personal. Tras los últimos episodios de violencia en Damasco «nos preocupa que nuestra embajada no esté lo suficientemente protegida de ataques armados.

El embajador estadounidense, Robert Ford abandonó la capital siria, pero sigue siendo el representante de Estados Unidos para ese país y su pueblo, reza el comunicado del Departamento de Estado (cancillería).

Las responsabilidades humanitarias de Estados Unidos también estuvieron en el tapete. La legisladora Sue Myrick expuso las formas en las que Washington podría aliviar la profunda crisis que padecen las comunidades de refugiados sirios en las fronteras del país, así como en la propia Siria.

Las duras sanciones contra el régimen sirio, la ruptura de las relaciones diplomáticas y económicas y las nuevas prioridades presupuestales fijadas por Damasco hicieron que se disparara el precio de los alimentos básicos. En algunas zonas del país hay escasez de alimentos, de medicamentos y de electricidad. Los campamentos de refugiados de Turquía no parecen estar mucho mejor, faltan suministros básicos, además de padecer malas condiciones climáticas.

Armando a los rebeldes

El fracaso de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU multiplicó los llamados para que Washington tome medidas independientes en Siria e incida en el desarrollo de los acontecimientos en el terreno.

Tras la votación del domingo en el Consejo de Seguridad, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Rodham Clinton, llamó a la coalición de «amigos de la democracia de Siria» a coordinar esfuerzos para sacar a Assad.

«Trabajaremos con los amigos de la democracia de Siria en el mundo para respaldar los planes pacíficos de la oposición a favor de un cambio», declaró Clinton. Esa afirmación hizo pensar en la posibilidad de que las potencias occidentales asistieran con armas y entrenamiento a los rebeldes, algo similar al Grupo de Contacto para Libia, que el año pasado ayudó a financiar y armar al opositor Consejo Nacional de Transición.

Todavía no parece que haya ánimo para una participación militar directa, pero muchos gobernantes, como el senador Joseph Lieberman, del Partido Demócrata, llamaron abiertamente a suministrar armas, inteligencia y otro tipo de asistencia militar a los rebeldes sirios, en especial a los desertores del Ejército Libre de Siria.

Preocupación por una intervención

Foto: omar-astalavista www.citizenside.com

Numerosos observadores están molestos por la creciente militarización del conflicto y muchos consideran que la participación militar de Occidente distorsionaría la naturaleza de la revuelta. Bassam Haddad, director del programa de Estudios sobre Medio Oriente en la Universidad George Mason, escribió un artículo condenando la forma en que una intervención extranjera socavaría los objetivos originales de la revuelta, generando un acalorado debate entre defensores y opositores de la medida.

En una entrevista con la cadena de noticias qatarí Al Jazeera, Haddad, también cofundador del sitio Jadaliyya, alertó sobre la transformación gradual de la revuelta de Siria, «de un levantamiento interno legítimo contra la dictadura a algo mucho más cínico».

Haddad, entre otros, acusó a Estados Unidos de apoyar la revuelta de Siria en beneficio de sus propios intereses, al tiempo que ignora o socava otros fenómenos similares, por ejemplo en Bahrein y Yemen.

Bashar Jaafari, el embajador de Siria en la ONU, capitalizó el sábado esas contradicciones y preguntó a su par estadounidense Susan Rice por qué no estaba «asqueada» con los numerosos vetos de Estados Unidos protegiendo las operaciones militares de Israel contra Gaza, Líbano y, en general, contra el pueblo palestino.

Rice había declarado sentirse «asqueada de que Rusia y China impidieran que el Consejo de Seguridad cumpliera con su exclusivo propósito». Las relaciones de Washington con el régimen sirio son delicadas por un asunto oscuro de hace unos años. Con visos de amenaza para quienes defienden un cambio de régimen en Occidente, Siria habría liberado a Abu Musad al-Suri, presunto cerebro de los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres, preso en el marco del programa de detenciones extraordinarias de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus sigas en inglés).

El hecho fue interpretado como una declaración implícita de las consecuencias de abandonar al régimen sirio y un recordatorio de los lazos que mantuvieron ambos países durante la «guerra global contra el terrorismo», lanzada por el gobierno de George W. Bush (2001-2009).

En el marco de la escalada de violencia en Siria y de la disposición del régimen de Assad de recurrir a todas las opciones disponibles para permanecer en el poder, muchos analistas consideran que ese tipo de episodios sugieren que una mayor intervención extranjera solo avivará las brasas de una guerra civil.

«El veto disminuirá la relevancia de la ONU y aumentará las posibilidades de que Siria se hunda en una guerra civil, alimentada por el flujo de armas y la asistencia a todas las partes», escribió Marc Lynch, experto en Medio Oriente de la Universidad George Washington, en su blog foreignpolicy.com tras la votación del Consejo de Seguridad.

«El fracaso de la ONU no pondrá fin a los esfuerzos regionales e internacionales por contener la escalada de brutalidad, pero los empuja hacia otras opciones menos efectivas y hacia canales menos legítimos. Las posibilidades, ya escasas, de un ‘aterrizaje suave’ en Siria, una transición política que ponga fin a la violencia, se acercan a un fracaso rotundo», añadió.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La red en lucha

Amnistía Internacional exige reapertura de organizaciones de derechos humanos de Palestina

Published

on

By

Amnistía Internacional exige reapertura de organizaciones de derechos humanos de Palestina

BEIRUT – Amnistía Internacional (AI) exigió que cese la campaña de represión contra entidades de la sociedad civil palestina y que se reabran las sedes de las siete organizaciones de derechos humanos que fueron allanadas y clausuradas por el ejército israelí.

“Pese a que estas organizaciones han contribuido enormemente a los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados y en todo el mundo, el ejército israelí pisotea todo su trabajo”, dijo Amna Guellali, directora adjunta de Amnistía para Oriente Medio y Norte de África.

Las organizaciones, que Amnistía Internacional reivindica como sus asociadas, son Addameer, Al-Haq, Defensa de Niñas y Niños Internacional–Palestina, la Unión de Comités de Trabajo Agrícola, el Centro Bisan para la Investigación y el Desarrollo, los Comités de Trabajo Sanitario y la Unión de Comités de Mujeres Palestinas.

Te puede interesar: Amnistía Internacional documenta más ataques indiscriminados y ejecuciones a manos de tropas rusas en Ucrania

Sobre las oenegés cerradas pesan señalamientos de terrorismo por parte del ejército y el Ministerio de Defensa de Israel, y se las acusa de servir para recaudar fondos y reclutar miembros para el Frente Popular para la Liberación de Palestina.

Antes del amanecer del 18 de agosto, las fuerzas armadas israelíes irrumpieron en las sedes de las organizaciones, confiscaron archivos y equipos, emitieron órdenes militares de cierre y soldaron las puertas de las oficinas.

Seis de las siete organizaciones allanadas quedaron vetadas para funcionar, entre ellas Al-Haq, dedicada a supervisar el cumplimiento de los derechos humanos en territorios palestinos ocupados por Israel, y la Asociación de Derechos Humanos y Apoyo a Prisioneros (Addameer).

“Pese a que estas organizaciones han contribuido enormemente a los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados y en todo el mundo, el ejército israelí pisotea todo su trabajo”: Amna Guellali.

Amnistía Internacional recordó que el 19 de octubre de 2021, el Ministerio de Defensa israelí dictó una orden militar que declaraba “terroristas” a seis organizaciones de la sociedad civil palestina, todas las allanadas en esta nueva acción, excepto los Comités de Trabajo Sanitario, que fueron objeto de otras actuaciones.

 

Investigadores de Amnistía Internacional examinaron las órdenes militares colocadas en las puertas de las oficinas de tres de las oenegés. En todos los casos, la orden de cierre se basó en el Reglamento de Defensa (de Emergencia) de 1945, dictado por Gran Bretaña para aplastar la resistencia a su gobierno colonial y aún en vigor.

Desde 1967, según Amnistía Internacional, las autoridades militares israelíes utilizaron ese reglamento al demoler cientos de viviendas palestinas, deportar a residentes y someter a detención administrativa a decenas de miles de palestinos en los territorios ocupados.

De interés: Ministra de Sudáfrica dice al secretario de Estado de EEUU que Palestina, al igual que Ucrania, “merecen su territorio y libertad”

 

AI “se solidariza con orgullo con nuestras entidades asociadas palestinas y pide a todos los gobiernos que condenen el ataque del ejército israelí contra la sociedad civil palestina”, dijo Guellali.

“La comunidad internacional debe colaborar no sólo para reabrir las oficinas de estas siete organizaciones, sino también para cumplir con sus llamamientos de apoyo a la investigación de la Corte Penal Internacional de la situación de Palestina”, agregó.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, consideró la acción del ejército israelí “un delito y ataque flagrante no solo contra las organizaciones de la sociedad civil y de derechos humanos, sino también contra las internacionales”.

La Comisión Europea “tomó nota” de los sucesos que se desarrollaron en Cisjordania el 18 de agosto y recalcó “el papel esencial” que tienen las ONG en la sociedad civil palestina.

Entérate: Palestina entrega a la Corte Penal Internacional informe sobre asesinato de la periodista Shireen Abu Akleh

La portavoz de asuntos exteriores y de seguridad en la Comisión, Nabila Massrali, señaló que las acusaciones lanzadas por Israel sobre el mal uso de fondos europeos “no han sido fundamentadas”.

“La Unión Europea continuará estando con el derecho internacional y apoyando a las organizaciones civiles y otros que promueven el estado de derecho, los derechos humanos y los valores democráticos”, añadió Massrali.

En el terreno, portavoces y trabajadores de las entidades vetadas por Israel indicaron que continuarán con sus labores.

“No somos simples empleados, creemos en lo que hacemos. No dejaremos que nadie nos impida hacer lo nuestro”, manifestó el experto legal de Al-Haq, Tasheen Elayan.

***

Fuente: ipsnoticias.net

Continue Reading

Oriente Medio

Asalto de Israel en Gaza mata a 44 palestinos, 15 niños: el alto al fuego no acaba con derramamiento de sangre

Published

on

By

gaza ataques

 

El número de muertos de tres días de un bombardeo militar israelí en Gaza ha llegado a al menos 44 palestinos, incluidos 15 niños. Al menos 350 palestinos resultaron heridos. Desde entonces, los bombardeos se han detenido después de que Israel y el grupo militante Jihad Islámica acordaron el domingo un alto el fuego mediado por Egipto, y los cruces fronterizos se reabrieron el lunes para permitir la entrada de las necesidades básicas.

El periodista y activista Issam Adwan, señaló que la operación militar de Israel está destinada a reforzar el actual gobierno israelí antes de las elecciones de noviembre. “Están usando la sangre palestina para promover una campaña a favor de ciertas personas”, dice Adwan.

El periodista reiteró fueron testigos de la muerte de 44 palestinos, incluidos 15 niños y seis mujeres, lo que representa la mitad de las bajas del lado palestino. «No hay palabras para describir los crímenes de guerra que se han cometido, incluso con las afirmaciones de las autoridades israelíes de que están apuntando a los miembros de alto rango de PIJ, miembros militares de alto rango. Esto incluía, por supuesto, atacar edificios residenciales, matar niños y mujeres, por supuesto», especificó.

De acuerdo con Adwan, en entrevista con Amy Goodman, el conflicto inició cuando Israel cortó el suministro de combustible a Gaza durante el bombardeo lanzado sobre Gaza. Luego la escalada comenzó, cuando la administración israelí decidió cerrar ambas fronteras, en el cruce de Kerem Shalom y en el cruce de Erez, que son los principales cruces de las mercancías que ingresan a Gaza, así como de equipos médicos y combustible.

Otro de los puntos que mencionó el periodista es la acción de provocación para detener a Bassam al-Saadi, un alto miembro del PIJ en Cisjordania y de convertir en objetivo también a Tayseer al-Jabari, un alto miembro de la PIJ en Gaza, quien según Adwan se trata de una persona política más que un militar.

Con información de Democracy Now!

Continue Reading

Oriente Medio

Sobrina de la periodista Shireen Abu Akleh asesinada por militares israelíes pedirá a EEUU una investigación independiente

Published

on

By

periodista israelí

Lina Abu Akleh, sobrina de la periodista veterana Shireen Abu Akleh, señaló que seguirán pidiendo justicia y que se lleve a cabo una investigación transparente, después de que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijera el lunes que la bala que mató a la periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh probablemente provino de disparos militares israelíes, pero evitó decir que los investigadores habían llegado a una “conclusión definitiva” sobre su muerte.

Abu Akleh, quien trabajaba para la cadena Al Jazeera, recibió un disparo en la cabeza el 11 de mayo mientras cubría una incursión del ejército israelí en los territorios ocupados de Cisjordania, aun cuando vestía un chaleco antibalas y un casco claramente marcados como ”PRENSA”. Organizaciones palestinas y varios medios de comunicación, incluidos la cadena de noticias CNN, el periódico The New York Times y la cadena Al Jazeera, han determinado que fueron las fuerzas armadas israelíes las que mataron a Abu Akleh. También lo ha hecho la organización israelí para los derechos humanos B’Tselem, la que acusó al Gobierno de Biden de encubrir su muerte. La sobrina de Shireen Abu Akleh, Lina Abu Akleh, respondió el lunes a los hallazgos no concluyentes del Departamento de Estado [de Estados Unidos].

“Esperábamos que semejante investigación de hecho responsabilizara a los perpetradores y llevara a cabo una investigación transparente y libre de cualquier presión política. Sin embargo, ese no fue el caso. […] Seguiremos pidiendo justicia. Seguiremos pidiendo a EE.UU. que lleve a cabo una investigación transparente mediante un organismo independiente. Además, seguimos acudiendo a la ONU y a la Corte Penal Internacional para que lleven a cabo una investigación y responsabilicen a Israel y pongan fin a esta grotesca impunidad de la que Israel sigue disfrutando”.

What’s the story?: Lina Abu Akleh on justice for her aunt, Shireen Abu Akleh

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: