Connect with us

Con voz propia

Congreso popular: ¿Hasta dónde?

El congreso popular, iniciativa ciudaadana que acordó derogar reformas impuestas por el gobierno de Peña, enfrenta retos y perspectivas puestas a reflexión

Published

on

cngresopopular

Toma de portesta de congresistas en la Coudad de México, 5 de febrero de 2014. Foto: Congreso popular

Guadalupe Lizárraga

El 5 de febrero de 2014 se empezó a escribir la historia del Congreso popular en México para derogar las reformas impuestas por Enrique Peña Nieto. La iniciativa ciudadana logró la participación de más de 2600 personas en esta primera sesión y más de 50 mil, a través de las redes sociales por la transmisión en vivo, de las 32 entidades federativas y de 12 países.

Hubo un diagnóstico reiterativo sobre la situación que vive el país: el saqueo legalizado por las reformas, abuso y corrupción de la clase política, denuncias de represión, desaparecidos, presos políticos, narcotráfico operando desde los poderes públicos, un Estado de derecho inexistente. Y una ovación generalizada cuando se propuso revocar el mandato de Enrique Peña Nieto. Pero también hubo una coincidente decisión para actuar en consecuencia, se propuso el decreto único:

«Decreto por el que se derogan las reformas y adiciones a diversas disposiciones de la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de energía, publicadas el 20 de diciembre de 2013 en el Diario Oficial de la Federación.», y luego se acordó que la siguiente acción se coordinaría para el 18 de marzo, un día significativo en la memoria nacional por el día de la expropiación petrolera en 1938.

El Congreso popular generó muchas dudas, pero también esperanzas. ¿Qué vamos hacer? ¿Cómo vamos a ayudar? ¿Todavía puedo unirme?, fueron algunas de las preguntas más recurrentes en las redes sociales que seguían las participaciones de los congresistas. Esperanzas prometedoras entre las propuestas como la instalación de congresos estatales, un consejo de judicatura popular que revise y sanciones los veredictos de los jueces, magistrados y ministros de la Suprema Corte de justicia de la Nación, un consejo procurador, fueron propuestas de suma relevancia que aún no alcanzaron a discutirse pero que seguirán trabajándose y difundiéndose para su debate público invitando a la ciudadanía de las entidades federativas.

El pueblo de Ucrania logró derogar 9 de 12 leyes impuestas, en medio de una crisis política que costó la renuncia del presidente y sus colaboradores más cercanos, 5 muertos, más de 50 periodistas atacados por la policía, y cientos de heridos en las protestas populares. México es más complejo por la falta de consenso masivo en las acciones políticas de resistencia, la fuerte presencia de crimen organizado en el poder público y su fuerza armada, la falta de visión estratégica en muchas de las propuestas políticas, algunas por su localismo metropolitano y otras por su falta de viabilidad, y no falta por supuesto la inacción masiva por esa percepción mediática de que “todos modos, no pasa nada”.

A pesar de todo lo negativo que se ha dicho de los convocantes o de la forma de integrar el congreso, como táctica de división al movimiento, no se sostienen las críticas. En el programa radiofónico de la periodista Patricia Barba, “Desde la raíz”, se dieron respuesta a algunas de estas observaciones que señalaban el que la convocatoria fuera limitada a internet, que hay todavía 60 millones de pobres sin acceso a la red y que los convocantes, un grupo de intelectuales, carece de representatividad.

Parecería ir contra toda lógica que habiendo 52 millones de usuarios de internet en México, y siendo uno de los países con más usuarios en la red más popular del mundo, Facebook, aún se considere “limitada” la convocatoria por estas vías. Y lo vimos esta primera sesión del 5 de Febrero, los asistentes fueron convocados sólo por las redes. Lo irracional sería intentar usar los medios controlados por el mismo poder que desconocemos, y pagar económicamente por esos espacios censurados.

Respecto a qué o a quiénes representan los congresistas, también carece de solidez este juicio. En una primera convocatoria abierta se registran más de 2600 personas como candidatos y ninguno fue excluido de la iniciativa. Ciudadanos, con un fuerte compromiso cívico, destinaron sus propios recursos para asistir a la instalación del congreso y expresar su opinión a fin de tomar decisiones en colectivo. Una acción política que tiene sentido para quien participa y que con ello impacta el entorno de otros, participen o no. Lo que podemos identificar como una acción social racional con arreglo a valores, en la famosa definición de Max Weber.

Este ejercicio es un aprendizaje colectivo sobre los valores de la democracia que no somos, es una experiencia que nos forja como ciudadanía activa. No hay filtros, no hay fraudes, no hay condiciones, no hay intemediarios ni corrupción. Hay convicciones y una ética pública. Se trata de ciudadanos que se dan a la tarea de reconstruir la nación arrebatada por las mafias políticas y judiciales.

Sobre el argumento de que algunos intelectuales tienden al protagonismo, hay que recordar el principio que fundamenta el congreso popular: ciudadanos ejerciendo poder. Una ciudadanía que no protagoniza su destino colectivo es irresponsable para la democracia. Una ciudadanía que confunde tolerancia con indiferencia y tiene miedo a que la señalen de protagonista, se transforma en víctima del autoritarismo. Y alguien tiene que dar el primer paso.

cngresopopular2

Aspecto de la instalación del Congreso popular con una asistencia de casi 3000 personas de los 32 estados. Foto: Congreso popular

El congreso popular necesita construir su camino, y sin duda alguna es un experimento social para reconstruir el tejido ciudadano. Después del congreso popular, no se puede seguir legitimando al sistema político que nos oprime y depreda. No se puede hacer una declaración de desconocimiento de los poderes públicos, y seguir arropados con el manto protector de las autoridades a las que cuestionamos sus delitos, ni tampoco podemos seguir dirigiéndonos al gobierno como si fuera un mero adversario partidista en la arena electoral.

Otro punto a reflexionar es la participación de quienes han tomado las armas y utilizaron el foro del congreso para ratificar que no las dejarán, como fue el mensaje explícito de José Manuel Mireles, impulsor de las autodefensas en Michoacán. Por una parte, Mireles no desconoce públicamente a las autoridades que el congreso popular ya desconoció al acordar la derogación de sus reformas. Mireles, además, aceptó la legalización de las autodefensas y ello significa ubicarse política y jurídicamente del lado del gobierno, que evidentemente favorece a grupos delictivos en todo el país. Pero aun cuando no hubiera aceptado legalizar las autodefensas, el congreso popular es una resistencia civil pacífica, conforme a derecho, en apego a la Constitución. Nuestra arma más peligrosa es ejercer el poder como ciudadanos, porque el poder desde una ciudadanía activa es directamente proporcional al poder del autoritarismo.

El caso de Nestora Salgado, líder comunitaria de Guerrero en prisión política por integrar la policía comunitaria, es diferente y su reclusión responde a otras debilidades del gobierno, como la discriminación, la misoginia, y su complicidad por favorecer a grupos narcotraficantes locales. Nestora fue detenida contra derecho sin poseer una sola arma, y recluida por denunciar al crimen. Las policías comunitarias indígenas no usan armas exclusivas del ejército y los comunitarios tienen fundamento legal para su integración desde hace 18 años, con leyes locales, constitucionales e internacionales. La presencia virtual de Nestora Salgado en el Congreso es un llamado de atención a la necesidad urgente de restaurar el Estado de derecho y de voltear a las comunidades indígenas y de proteger sus recursos, botín de trasnacionales y políticos locales.

El congreso popular es una desobediencia civil pacífica, y la congruencia es el pilar de su legitimidad. No es un mero acto simbólico de descarga emocional colectiva por el hundimiento de México. La declaración del Congreso popular es un acto político al que tenemos derecho y obligación moral. Su instalación es un acto de vergüenza para el Congreso de la Unión que no ha sido capaz de defender nuestro país ni producir los mínimos estándares de bienestar público con leyes justas y protectoras.

El mensaje es claro: Diputados y senadores sometidos al poder Ejecutivo y a las mafias narcotraficantes son desconocidos por el pueblo mexicano, porque no sólo no representan al interés público, sino que se han convertido en los principales depredadores de la ciudadanía. En cualquier país, un consejo popular que derogue las reformas de su gobierno es un gobierno que debería dejar de serlo, como ha ocurrido en Ucrania. Pero ¿hasta dónde va a llegar el Congreso popular?

Desde luego que es posible seguir en un partido político, callar ante el gobierno, obedecer las leyes y pagar impuestos. Desde luego que es posible seguir siendo un ciudadano pasivo con intervalos de activista de domingos. Pero lo que no es posible es ser -al mismo tiempo- un congresista popular si queremos tomarlo con la profunda seriedad que reclama el hundimiento de México.

 

Continue Reading
3 Comments

3 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con voz propia

Los olvidos del gobernador de Oaxaca ante López Obrador

Published

on

 

Por Miguel Montesinos León

En un contexto de aparente orden, el presidente López Obrador realizó su gira de trabajo del fin de semana, con la supervisión de las obras emblemáticas de su administración, el puerto de Coatzacoalcos, Veracruz, el recorrido al puerto de Salina Cruz, en Oaxaca, y el avance de la carretera Mitla-Tehuantepec y Oaxaca-Puerto Escondido.

Ismael Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, en su tiempo de discurso oficial en la sede de la 28ava Zona Militar -ubicada en el  municipio conurbado  de Santa Lucía del Camino- dijo que era “un orgullo ver a los paisanos  oaxaqueños en su visita a Naciones Unidas y en todas partes del mundo», pero se le olvidaron algunas cosas ante el presidente López Obrador.

Los oaxaqueños bien nacidos y originarios de este bello e histórico estado, le decimos a Ismael Alejandro Murat Hinojosa que le debería dar vergüenza manifestar que los paisanos se encuentran por todo el mundo. Al Cachorro, como se le conoce en el argot político, se le olvidó que su padre José Nelson Murat Cassap, siendo gobernador durante el periodo de 1998-2004, saqueó el estado robándose la cantera del zócalo de la capital de Oaxaca. También se llevó los cuatro leones de bronce del parque (El Llano) y en su lugar mando a colocar leones de yeso.

El Cachorro manifestó en sus palabras de bienvenida a AMLO que también Oaxaca crecerá económicamente con el apoyo del gobierno federal, pero se le olvidó hablar del saqueo perpetrado por su padre José Murat, en la construcción del Congreso del Estado, donde utilizó a Juan Diaz Pimentel, para comprar los terrenos ejidales a precios de hambre; y éste los vendió al gobierno del estado en millones de pesos. Todo esto está documentado en los diarios locales de esa época, solo búsquelo en Google. Díaz Pimentel, en aquel entonces fue premiado con la titularidad de la Secretaría de la Salud, igual que hoy.

Lo señalado es solo algunos recuerdos de los muchos saqueos del exgobernador que se inventó un atentado cuando se fue de juerga toda la noche con las chicas de la Hora Pico de Televisa.

Siguiendo el cacicazgo político que ha imperado en Oaxaca a través del PRI, José Nelson Murat Cassap hizo todo lo necesario para que su cachorro siguiera sus pasos.  Amigo cercano de Enrique Peña Nieto, acomodó a su hijo como alto funcionario en el Estado de México, cuando Peña fue gobernador en esa entidad, incluso éste le regaló un auto Fiat haciéndolo notario público.

Al llegar a la presidencia, Peña Nieto siguió protegiendo y apapachando al cachorro de Murat. Lo nombró titular de la Dirección Nacional del Infonavit, y con las mismas prácticas del padre, saqueó más de 700 mil millones de pesos a ese instituto.

En estas remembranzas, tampoco se olvida la revuelta del 2006, cuando se levantó el pueblo para exigir la renuncia del entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz, en la que murieron ciudadanos civiles y activistas, y desaparecieron a integrantes de la Asamblea de los Pueblos de Oaxaca (APPO). Sin embargo, el capitán José Manuel Vera Salinas, responsable de esa violencia institucional, hoy es el secretario ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública de Oaxaca, el mismo que encabezó las caravanas de la muerte en esos aciagos acontecimientos de 2006.

A Ismael Alejandro Murat Hinojosa también se le olvida dar la cara al pueblo oaxaqueño, solo se le ve en los eventos cuando el presidente López Obrador visita el estado.

Como dice Murat Hinojosa, Oaxaca tiene un rezago histórico de más de cien años, pero no dice que en doce años que su padre y él han sido gobernadores, han contribuido a este rezago con su depredación. Su corrupción, sus robos y muertes, han afectado a varias generaciones de oaxaqueños. Y ahora se jacta de la emigración de los paisanos. ¿Acaso es un orgullo darse cuenta de que los oaxaqueños se encuentran en Estados Unidos y en otros países del mundo porque en su estado natal vivían en extrema pobreza o huyeron de la violencia?

Sin duda, un signo muy emblemático el que los Murat hayan sido gobernadores, padre e hijo, y los que más hayan empobrecido al pueblo. Además, del enorme resentimiento que dejan tras de sí. Como se dice en el pueblo, nos conocemos todos. Y Oaxaca, con toda su riqueza cultural e histórica, no es más que un pueblo con infinidad de carencias e infraestructura, que cada seis años, hace ricos a un puñado de políticos y burócratas corruptos que se van con el poder y dinero de los oaxaqueños.

Continue Reading

Con voz propia

La militarización en México toma rostro, partido y nombres con apellidos

Published

on

By

TRAS BAMBALINAS

Por Jorge Octavio Ochoa

El general sí tiene a quién escribirle. Y son cartas amorosas, llenas de entrega, sin rubor.  Y aquel que dijo que los llevaría a los cuarteles, ahora las recibe gustoso, cada día más lejos de las promesas de sus tiempos mozos.

 Aquellos, los de antes, no son los mismos… son peores. La traición es su divisa.

Algunos han querido suavizar el desliz del general Luis Cresencio Sandoval y su apoyo desaforado al régimen de Andrés Manuel López Obrador. Aunque digan que “se le sacó de contexto”, las palabras no tienen torcedura y son más que claras:

“Las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional vemos en la transformación que vive nuestro país el mismo propósito de las tres primeras transformaciones: el bien de la patria”.

En México, el único que acuñó el lema de la 4ª transformación, fue el que hoy habita Palacio Nacional. Se necesitaría ser extraviado para no inferir que la frase del párrafo anterior se refiere a esta 4ª transformación.

El militar describe entonces la lucha contra la corrupción, y repite la línea central del discurso de López Obrador:

Esta transformación que vive nuestro país… “Se enfoca en desterrar la corrupción, procurar el bienestar del pueblo, el progreso con justicia, la igualdad, el crecimiento económico, educación, salud y seguridad entre otros rubros”.

Y a renglón seguido, viene la arenga, sin requiebros ni rubor: “Como mexicanos, es necesario estar unidos en el proyecto”. Es aquí cuando los seguidores de AMLO preguntan a sus adversarios: ¿Y qué tiene de malo?

Tiene de malo todo, porque vuelve una realidad en marcha lo que muchos hemos advertido desde hace meses: en México, la militarización ya tiene rostro, partido, nombre y apellidos, y colocan a nuestro presidente en los linderos de la traición.

El que dijo que los regresaría a los cuarteles, hoy les ha dado una preminencia sólo vista en la época postrevolucionaria. Involucrados en empresas, negocios y proyectos que antes sólo dirigían los civiles.

Tufo de autoritarismo

Todo ello, en medio de un innegable tufo de autoritarismo del presidente López Obrador, quien, otra vez, con una grave deficiencia intelectual y académica, tuerce la Constitución y las leyes para hacer su voluntad.

Así, por considerarlo un asunto de “seguridad nacional”, emite lo que él llama un “acuerdo”, que más bien es un decreto, para blindar las obras y proyectos que más le interesen al Ejecutivo Federal.

De no avanzar el amparo que preparan el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) y varios partidos de oposición, a partir de este fin de año, las dependencias federales tendrán que dictaminar y en su caso autorizar, en 5 días máximo, las obras del gobierno federal que éste considere “de interés público y de Seguridad Nacional”.

Esto implica emitir dictámenes, permisos, licencias; y en su caso, expedir la autorización provisional. Este “decretazo” incluye casi todo y, por ende, viola no sólo la Constitución, sino una decena de leyes en materia de Adquisiciones y de Transparencia.

También afecta leyes relacionadas con Comunicaciones, Telecomunicaciones, Ley Aduanera, Asuntos Fronterizos, Recursos Hidráulicos, Medio ambiente, Turismo, Salud, Vías férreas, Ferrocarriles, Energético, Puertos, Aeropuertos

Pero lo más alarmante y patético, es el remedo de exposición de motivos que argumenta el propio presidente López Obrador.

Dice que el “acuerdo o decretazo”, lo emitió con el fin de evitar los amparos promovidos por ex ministros de la Suprema Corte, así como por empresas privadas.  Si una obra cruza por su casa y usted quiere ampararse, queda inerme, desamparado ante una sola voluntad.

Pero más alarmante aún, es la argumentación final del mandatario, digna de cualquier sátrapa o dictador: “Estos proyectos se entregarán, en custodia, a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a fin de evitar que se privaticen”.

Al diablo, de un solo plumazo o decretazo, todos los conceptos rectores de la Constitución: Libertad, república, democracia y federalismo. Las opiniones de los Estados y Municipios tampoco contarán ya.

El escándalo no queda ahí. El mismísimo presidente de México conceptualiza su idea a través de la creación de una ¡empresa manejada por la Sedena! Y él mismo pone como ejemplos el Aeropuerto Felipe Ángeles, el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas.

Es, sin temor a exagerar, una aberración monumental que ya se encuentra en proceso, y que colocará a la Suprema Corte de Justicia de la Nación nuevamente en una situación extrema.

Ya una vez tuvo que resolver el intento de prolongar el mandato del presidente de la Corte por medio de un artículo transitorio. Ahora tendrá que litigar sobre un intento de descuadernar la Constitución.

El presidente, desesperado

Lo delicado del caso, es que este tipo de decisiones revelan ya, no sólo nerviosismo, sino desesperación porque las cosas ya no salen como él lo imaginaba. Convoca, para el miércoles, a toda su feligresía, a una criminal concentración en el Zócalo, sólo para tratar de convencerla de las bondades de sus intenciones, aunque los hechos no le permitan conseguirlas.

Lo único irrefutable es que el gobierno de la 4T cerrará su tercer año, con cifras sumamente negativas: Se desborda la tasa de inflación, hay una alarmante fuga de capitales y se contrae la actividad económica sin visos de levantarse.

Así, el año cerrará con un 7 por ciento de inflación, fuga de más de 14 mil millones de dólares y contracción económica del 0.4%. De hecho, van seis trimestres consecutivos de salida de capitales, lo que no ocurría desde 1986.

Esta noticia se da en medio de la peor crisis de salud que vive el país desde el siglo pasado y entre anuncios de una 4ª ola de pandemia y muertes ante una nueva variante del Covid19. Pero en México, lejos de preparar medidas de contingencia, el presidente López Obrador ordenó el regreso a clases en instituciones de educación superior pese a que pronto vendrá el periodo vacacional.

Los gobiernos estatales han decretado también semáforo verde en prácticamente todo el territorio nacional, aunque el pico de infecciones empieza a crecer nuevamente.

Empresas farmacéuticas advirtieron esta semana que podría venir un “nubarrón de desabasto”, porque el gobierno federal ha retrasado las fechas de las licitaciones. La licitación, compra y distribución de fármacos tardará al menos 3 meses. Es decir, hasta marzo del 2022.

López Obrador acusó de corrupción a industriales farmacéuticos, pero nunca dio nombres concretos ni inició litigios al respecto. Negoció con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) el reordenamiento, compra y distribución de medicamentos, por tan sólo 45 millones de pesos.  El organismo no pudo con el paquete. Las próximas semanas serán cruciales para la Secretaría de Salud, si es que quiere resolver pronto el desabasto.

Pero como fue el propio presidente quien empezó el desorden, seguirán las concentraciones masivas; en los estadios de futbol, en el Zócalo. ¡Mexicanos al grito de…!

Van a morir los que tengan que morir

Como si no fuera suficiente para una semana de pánico, López Obrador agitó el avispero de los mercados financieros y se recetó la nueva de que Arturo Herrera no será propuesto para gobernador del Banco de México.

Esto acabó por desfondar la confianza, y es el panorama con el que entrará a su tercer año de gobierno. Él insiste que México crecerá este año un 6%. Los reportes internos y externos revelan lo contrario. A ver…

Él asegura que la caída económica por la pandemia será en forma de V y no de L, como predicen los expertos. Sea como sea, hoy, ya existen en México 52 millones en pobreza laboral.

Entre el segundo y el tercer trimestre de 2021, la población con ingresos inferiores a la canasta básica pasó de 39.9 a 40.7%, según datos del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Este incremento de 0.9 puntos porcentuales significa que casi 1.1 millones de personas se sumaron a la pobreza laboral entre julio y septiembre, para llegar a más de 52 millones de personas en esa condición.

Veremos con sumo interés esa concentración masiva. Podría convertirse en el acto más irresponsable, que enmarque el derrumbe definitivo de Andrés Manuel López Obrador.

Continue Reading

Con voz propia

Los Humphrey no son como los pintan; Herrera y los Oxxo, la mejor lavandería… de dinero

Published

on

Historias para armar la Historia

Por Ramsés Ancira

 Humphrey DeForest Bogart, no era un hombre guapo, pero tenía una imagen de galán que todos le creíamos. Un hombre duro, pero amigo de un hombre negro cuando el racismo estaba en su máximo esplendor en Estados Unidos; y aunque se portaba grosero, no podíamos dejar de sentir ternura por él cuando con una copa, seguramente de whisky imploraba: ¡Play it again, Sam! o dejaba ir de Casablanca a una de las mujeres más hermosa de todos los tiempos, Ingrid Bergman, para que siguiera siendo soporte de un líder de la resistencia.  Carla Humphrey tampoco es la panista rancia que pretende la cultura patriarcal. Ya quisiera MORENA tener más cuadros progresistas, profesionales y liberales como ella.

Humphrey, el feo, y Humphrey la bella son dos ejemplos de estereotipos: Rick (Humphrey) tuvo que renunciar a Ilsa Lund, no porque fuera cinco centímetros más bajo que la actriz Ingrid Bergman, sino porque en la trama, detrás de su cinismo, se encontraba un hombre bueno. Santiago Nieto, tuvo que renunciar por el momento al servicio público porque se enamoró de Humphrey (la bella) y al presidente le salió lo palurdo; no quiso entender que un doctor y una doctorante en Derecho, tenían derecho a una boda digna. Mentira que fuera más ostentosa que una fiesta de XV años en un barrio pobre de Iztapalapa.

Pero esto también tiene que ver con las preguntas de muchas personas que se olvidan de sus obligaciones periodísticas y prefieren hacer el papel de patiño, poniéndole a López Obrador la oportunidad de dar respuestas pontificadoras, con juicios morales, y mal informadas.

#PerroSiComePerro dice, y dice bien el colega Francisco Rodríguez. Vicente Serrano no es santo de mi devoción porque he tenido noticias de que quiso cobrarle una entrevista al capitán Vladimir Malagón, pese a que recibe mucho dinero de instituciones de la 4T, para posicionar sus canales de Youtube. Ignoro si también le cobró a Carla Humphrey, pero la entrevista me encantó. La dama sacó toda la casta y quedó claro que como buena mexicana prefiere las tortillas al PAN, que tiene una honestidad mucho más valiente que la que pueden presumir muchos morenos y que ser de izquierda sin duda es un valor, pero pequeño en comparación con otros valores como son la justicia y la congruencia profesional.

Ataviada con un vestido floral, en el frio otoño, y con un estampado muy mexicano, Carla Humphrey enfrentó todas las preguntas maliciosas. No podía contar con seducir a Serrano, porque sus preferencias son distintas, pero lo dominó y lo venció, si acaso la intención hubiera sido hacerle una entrevista tramposa.

En uno de los momentos estelares de la entrevista, Carla Humphrey recordó que cuando José Woldenberg fue el primer presidente del Instituto Federal Electoral, nadie lo cuestionó sobre estar casado con Julia Carabias, a pesar de que ella formaba parte del gabinete presidencial del priista Ernesto Zedillo.

La eminente maestra Carabias, por cierto, fue integrante del Movimiento de Acción Popular (1981) y del Partido Socialista Unificado de México (1986). Su ex esposo, por cierto, también es autor de un libro de memorias desde la izquierda y es uno de los críticos mejor documentados de López Obrador. Ambos son de origen judío, así que por favor no le vayan a pedir referencias a Jalife, quien también odia a los científicos por su puro complejo de no haber estudiado un doctorado.

Pero regresando a Humphrey. Su discurso fue claro. Una cosa es que haya estado casada en primeras nupcias con el panista Gil Zuarth, y otra muy distinta que ella milite en ese partido. En la entrevista ella se colocó en una posición de centro izquierda y declaró que coincide con López Obrador en la urgencia de combatir la corrupción. Además, fijó su posición, dijo que no coincide con el INE en que haya que perdonar al que se pase con menos del 10 por ciento de su presupuesto de campaña. Ni aunque fueran centavos, enfatizó. Y con esto se vio mucho más ética que las instituciones que sacan dinero del erario público, para pagarle a youtuberos para servir de patiños de López Obrador en la mayoría de “las mañaneras”.

Herrera expulsado del paraíso

Si las tiendas Oxxo pagan menos por la luz, es lo de menos. Lo verdaderamente grave es que sean el mayor centro de lavado de dinero del país. Algo que hubiera podido frenar Santiago Nieto desde la Unidad de Inteligencia Financiera, si López Obrador no prefiriera a los fariseos que se sientan en las primeras filas de la 4T, pregonando la honestidad valiente mientras roban, mienten y traicionan.

Resulta que hay empresas fantasmas que incluso se han anunciado en Milenio Televisión, las cuales ofrecen préstamos de 100 mil pesos o más, pero el requisito es poner un fondo de garantía que se paga como una especie de tanda. La empresa no tiene una dirección fija, así que los depósitos se hacen en la tienda Oxxo. El préstamo no llega, pero tampoco los abonos. A cada uno que cae en la trampa le quitan unos 10 mil pesos.

Como se anunciaban en una televisora que parece muy profesional, imagínese que hayan caído en la trampa 10 mil personas, esto revela un fraude por 100 millones de pesos.

Ahora bien, otras supuestas financiadoras sí entregan el préstamo a quien tiene una cuenta de débito en el banco. Pero para prestarle le piden que use una aplicación que le da acceso a todos sus contactos. Si se retrasa, les mandarán a todos ellos una fotografía suya con una leyenda que dice que es defraudador(a) y no paga. Además, asegurará a sus contactos más frecuentes que ellos son deudores solidarios y si no les pagan los insultarán con epítetos como “analfabeto” “indio” y “ladrón”.

Si la persona pregunta como parar el pleito, le dicen que acuda al OXXO, con la cantidad prestada e intereses de alrededor del 50 por ciento por cada semana de retraso. Si les argumenta que quiere ir a pagarles  personalmente  y recibir el documento del finiquito, no se lo admiten “por razones de seguridad”. “Para todo lo demás, pague en Oxxo”.

Le recomendamos estar alerta y compartir esta información a quien más confianza le tenga, las razones sociales de estas APPs, que pueden pertenecer a los mismos defraudadores son, entre otras, las siguientes: Paay, que le cobra 2496 por ciento de interés anual; Cashcash, con Mil 600 por ciento de interés anual y más o menos por el mismo precio de agio Okredito y Kueski, Baubap, Ibillete y ,  Fus Money.

(Hacemos un paréntesis para recordarle al SAT que la empresa con la que Alfredo Jalife lava el dinero de sus inversiones en la Bolsa Libanesa de Valores, se llama Okonomia. De nada)

Además, esté atento de estas aplicaciones para teléfonos inteligentes: • DaddyCredi • Envía Dinero • Mango Credit • Lana Plus • Rapilends • Palta préstamos • Ok préstamos • Crediti • Yumi Cash • Exfectivo • Momo Credit • Cash Plus • Credi Elephant • Cash Movil • Credi Cash • Crédito Más • Dr. Loan • E. Prestamo • Express Loan • Flash Peso • Gryphus Crédito • Lemon Cash • Magic Crédito • Mi Cartera y Mío Préstamo

¿Quiere conocer más? Pues ahí le van: • Mi peso • Peso X • PP Crédito • Super Préstamo • Tala • Taoqianle • Trueno Cash • Real Peso • Super peso • Cash Money • Grupos Créditos • Money • Express Load • Listo Cash • Gub Préstamos • World Bank • Coco Peso • PrestamoRapido • CrediFacil • EasyCredit • Préstamos Celulares • Más Efectivo • Confiar • Crediya • Apppesito • Fastcash • Ok Credito • Cuestión • Pesa Prestamo • CashCash y • Dicredit.

¡Uff. Son Muchas, pero estas son las más denunciadas por los estafados.

Otro de los Youtubers consentidos de La Mañanera es El Chapucero, pero esto no quita que a veces haga un buen periodismo y no solo encabezados sensacionalistas. Aquí el tema es que denuncia que Arturo Herrera está involucrado, por acción y omisión en el gran lavadero de Oxxo que, como decíamos puede ascender a varios cientos de miles de millones de pesos. Pero para curarlo en salud, algunos medios se han apresurado a decir que Herrera no va a dirigir el Banco de México, porque será el ungido como candidato a gobernador de Hidalgo por Morena. ¡Se imagina!

Pero, también lo informa “El chapucero” con más datos, Arturo Herrera permitió que funcionarios de Banco Azteca intervinieran en la Comisión Bancaria y de Valores, haciéndole más fácil las condiciones para practicar la usura. Recordemos que Azteca es el único banco que tiene concesión para ingresar dinero a los reclusorios. ¿Cuándo crezca el Banco del Bienestar, le podrán arrebatar este negocio que se queda con el 15 por ciento del dinero que les depositan a los presos?

Bitácoras Suplementarias

4.5 T

Militantes del Partido Morena, que nunca fueron parte de Acción Nacional, el PRI, ni de los partidos confesionales integradores del Movimiento, han decidido pintar su raya, hacer un padrón con militantes que se autodenominan de izquierda y hacer una agenda progresista de cinco puntos con temas que los diputados y senadores de su partido han querido soslayar, entre los cuales se encuentran:  la liberación de presos que cumplen con los requisitos de la Constitución y el fin de la venta de niñas para explotación sexual y laboral, con el pretexto de que son “usos y costumbres”.

La iniciativa es del coahuilense Rogelio Montemayor y de militantes de Morena en Estados Unidos que fueron despreciados por Mario Delgado a pesar de constituir la Fuerza Migrante más importante con la que contaba el partido en el exterior. Puede conocerlos en https://reevolucion4tlanuevageneracion.org/

Nueva ministra

Conexiones: El @senadomexicano aprobó por dedazo presidencial a Loretta Ortiz como nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Ella fue cómplice por omisión de Netzaí Sandoval desde su cargo como integrante del Consejo de la Judicatura Federal, pues permitió que la defensoría pública despidiera a los abogados más competentes, (alguno de ellos escritor de gran prestigio en el medio académico), para poner a recomendados del líder del Senado: Ricardo Monreal. ¿Pudo usted ver los enlaces de estos hechos en los que se entrelazan el Ejcutivo, el Legislativo y el Judicial?

Nuevo Jugador presidencial

El Secretario de Gobernación, Adán Augusto, se suma a la lista de probables candidatos a la presidencia. Nada que objetar. Muchos presidentes de México han venido de ese ministerio. Solo una observación México está adherido a los acuerdos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, los cuales establecen que las personas privadas de la libertad no pierden derecho a una estancia digna, a medicinas, al trabajo y la educación. Esto es un chiste dadas las actuales condiciones de las prisiones de todo el país.

López Hernández es el responsable de todos los Centros de Reclusión Federales, como Martí Batres lo es de los reclusorios de la Ciudad de México. Ninguno de ellos se ha ocupado del asunto.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: