Connect with us

Estados Unidos

Cómo funciona el sistema electoral de Estados Unidos: claves para seguir el escrutinio

Published

on

Por Javier Biosca Azcoiti
eldiario.es

Trump fue elegido presidente en 2016 con casi tres millones de votos menos que Hillary Clinton por cómo funciona el sistema electoral: la clave para ganar no es el número de votos, sino dónde están repartidos

En 2016, Hillary Clinton recibió 2,8 millones de votos más que Donald Trump. Sin embargo, perdió la presidencia. En2000, el demócrata Al Gore recibió 450.000 votos más que George W. Bush. También perdió la presidencia. Hasta en cinco ocasiones en la historia de Estados Unidos el candidato con más votos no ha llegado al Despacho Oval ¿Por qué? Por cómo funciona el sistema electoral y cómo ha evolucionado la demografía del país.

¿Quién elige al presidente de EEUU?

En Estados Unidos rige un sistema presidencialista en el que el presidente es a la vez jefe de Gobierno y jefe de Estado y es elegido en una votación popular. Es decir, la decisión no emana del Parlamento como sucede en España o en otros países europeos donde los votantes eligen directamente a diputados que a su vez elegirán al presidente.

Pero los estadounidenses tampoco votan directamente a su candidato preferido. Aunque en la papeleta ponga «Donald J. Trump» o «Joseph R. Biden» lo que eligen con su voto es al grupo de compromisarios del estado donde viven que forma lo que se llama el colegio electoral. Es este organismo el que elige al presidente por mayoría absoluta.

¿Cómo se forma el colegio electoral?

El colegio electoral está formado por 538 compromisarios. Para ganar, uno de los candidatos tiene que recibir al menos 270 votos del colegio electoral. La cifra de 538 no es aleatoria y equivale al número de miembros de la Cámara de Representantes (435) más el número de senadores (100) más tres delegados por Washington DC, que no tiene representantes en ninguna de las dos cámaras.

Los compromisarios se reparten por estados y el partido ganador en cada territorio se lleva la totalidad del número de compromisarios asignado a ese estado, excepto en Maine (4) y Nebraska (3), donde el sistema es proporcional. Salvo estas dos excepciones, no hay diferencia de si ganas un estado por una papeleta o por un millón: si ganas, te llevas todos los votos electorales de ese estado, y el perdedor en ese estado no se lleva nada.

¿Cuántos compromisarios tiene cada estado?

Cada estado tiene asignado un número de compromisarios equivalente a la cifra de congresistas que manda a la Cámara de Representantes más dos por los dos senadores que cada territorio envía al Senado. Washington, que no tiene representación oficial en el Congreso, tiene tres compromisarios. El estado con más peso es California, con 55 miembros del colegio electoral. Le siguen Texas, con 38, Florida y Nueva York, con 29, y Pensilvania e Illinois, con 20.

El cambio demográfico y la movilidad del país ha llevado a que más votantes se concentren en los estados más poblados de ambas costas por lo que el candidato demócrata tiene más posibilidades de sumar millones de votos más que el republicano gracias a estados como Nueva York y California. Pero por muchos votos que obtenga ahí se llevará el número de votos electorales que tienen esos estados.

¿De qué estados hay que estar pendientes en estas elecciones?

El sistema del colegio electoral permite a los candidatos centrar sus esfuerzos en los estados más disputados y en los cuales pueden obtener una victoria. Por ejemplo, estados como California y Nueva York se consideran sólidos para Biden. Otros como Alabama y Kentucky se consideran seguros para Trump. Según Real Clear Politics, Biden parte con 118 votos electorales sólidos y Trump, con 63.

Según las encuestas actuales, 13 estados están realmente disputados para el próximo 3 de noviembre. Entre ellos Texas (38 compromisarios) –lleva desde 1980 votando a republicanos–, Florida (29), Pensilvania (20), Wisconsin (19), Michigan (16) y Ohio (18). De acuerdo con las estimaciones de FiveThirtyEight, Pensilvania tiene un 28,8% de posibilidades de emitir el voto decisivo hacia un candidato u otro. Le sigue Florida, con un 14%, y Wisconsin, con un 13,8%.

¿Y si hay empate?

Es muy improbable, pero 538 es un número par y podría producirse un empate a 269. La legislación contempla la posibilidad de que ninguno de los candidatos logre la mayoría necesaria de compromisarios. En este caso, la Cámara de Representantes elegiría al presidente entre los tres candidatos más votados. Aunque los demócratas tienen actualmente mayoría, las normas establecen que cada estado emite un voto y este se decide por mayoría entre los congresistas de cada estado. Por otro lado, el Senado elegiría al vicepresidente entre los dos candidatos más votados –se podría dar la situación de tener un presidente de un partido y un vicepresidente de otro–.

Esta situación se ha dado dos veces en la historia de Estados Unidos. En 1801, Thomas Jefferson y Aaron Burr recibieron el mismo número de votos electorales. Entonces la Cámara de Representantes tuvo que votar hasta en 36 ocasiones seguidas a lo largo de cinco días hasta que Jefferson recibió una mayoría de votos a favor.

Antiguamente había más de dos candidatos principales, por lo que obtener una mayoría absoluta en el colegio electoral no era tan sencillo. En 1854, Andrew Jackson ganó en voto popular y obtuvo 99 compromisarios. Le siguieron John Quincy Adams, con 84; William Crawford, 41; y Henry Clay, 37. El Congreso eligió a Adams en la primera votación, desatando la furia de Jackson, que criticó un pacto formado entre Adams y Clay, quien se convertiría en secretario de Estado del recién nombrado presidente. «El Judas [Clay] ha cerrado el contrato y recibirá las 30 monedas de plata», afirmó el perdedor.

¿Puede haber compromisarios desleales?

La Constitución no obliga al compromisario a votar al candidato por el que ha recibido más votos en su estado. Sin embargo, algunos estados sí que lo tienen regulado por ley e incluso tienen establecidas penas para los llamados ‘electores desleales’. En cualquier caso, nunca en la historia los ‘electores desleales’ han alterado el resultado de unas elecciones.

En toda la historia de EEUU, aproximadamente 90 electores han votado de manera diferente a lo esperado, pero solo uno de ellos ha votado directamente por el candidato del partido contrario y se produjo en 1796, en las terceras elecciones democráticas del país. El resto lo han hecho por candidatos que, por ejemplo, ya no estaban en la carrera o que nunca lo estuvieron –63 de ellos se produjeron en los comicios de 1872 tras la muerte de uno de los candidatos, Horace Greeley–.

En las últimas elecciones entre Donald Trump y Hillary Clinton hubo siete ‘electores desleales’, un número sorprendentemente elevado. Dos de ellos iban en un principio dirigidos a Trump y el resto eran compromisarios demócratas: uno votó a Bernie Sanders, tres de ellos a Colin Powell y otro a Faith Spotted Eagle, una activista indígena de Dakota del Sur.

¿Cuándo se conocen los resultados?

Las elecciones se realizan siempre el primer martes después del primer lunes de noviembre cada cuatro años. El primer lunes después del segundo miércoles de diciembre, los electores del Colegio Electoral emiten formalmente sus votos. El 6 de enero, el Congreso recibe los votos electorales de los estados, los recuenta y certifica. Por último, el 20 de enero se celebra la ceremonia de investidura, donde el presidente jura el cargo en las escaleras del Capitolio.

Sin embargo, normalmente no hay que esperar al primer lunes después del segundo miércoles de diciembre para saber quién será el próximo presidente.

Los grandes medios de comunicación del país siguen el recuento de votos en cada estado y son ellos los que anuncian quién ha ganado en cada territorio, aunque esto no es un resultado definitivo.

En 2016, no fue hasta las 9.30 horas de la mañana del día siguiente en España cuando los medios anunciaron la victoria de Trump en Wisconsin y la suma superaba ya los 270 compromisarios. Este año ha aumentado notablemente el voto por correo, lo que puede retrasar considerablemente el recuento en muchos estados. Además, las declaraciones de Trump sugieren que el actual presidente no reconocerá fácilmente los resultados en caso de perder, lo que podría dificultar proclamar a un ganador definitivo en las horas posteriores a las elecciones.

 

Imagen de portada: Un seguidor de Trump ondea una bandera de EEUU en Florida el pasado 15 de septiembre. Douglas R. Clifford/Tampa Bay Ti / DPA.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Estados Unidos

Trump podría enfrentar ‘demanda penal amplia’ por su papel al frente del asalto al Capitolio

Published

on

By

 

  • El expresidente sabía que sus partidarios estaban armados cuando les animó a marchar al Capitolio, y quería entrar él mismo como parte del asalto, según la declaración de una responsable de su equipo ante la comisión de investigación del Congreso

Por Hugo Lowell

Washington, DC.- Donald Trump y sus dos asesores más cercanos podrían afrontar una demanda penal amplia por el asalto al Capitolio tras el testimonio sobre sus posibles actos ilegales que dio el pasado jueves la exasesora de la Casa Blanca Cassidy Hutchinson durante una audiencia especial de la comisión de investigación de la Cámara de Representantes sobre lo sucedido el 6 de enero de 2021.

Una de las revelaciones significativas del testimonio de Hutchinson es que el expresidente sabía que sus partidarios estaban armados y que, probablemente, tenían la intención de causar daño cuando les dijo que se dirigieran al Capitolio.

Hutchinson testificó bajo juramento que Trump estaba muy enfadado porque algunos de sus simpatizantes, reunidos en la explanada frente al Capitolio, no estaban pasando el perímetro de seguridad para participar del mitin “Save America” en el parque público donde él iba a hacer sus declaraciones.

Los simpatizantes no querían pasar el control de seguridad, dijo Hutchinson, porque muchos iban armados con cuchillos, cuchillas, espráis de pimienta y, según se supo después, pistolas. No querían entregar sus armas al servicio secreto para asistir al mitin.

“Me da igual que tengan armas, no han venido a hacerme daño”, exclamó Trump en un extraordinario arrebato de furia, de acuerdo con el testimonio de Hutchinson. “Dejen entrar a mi gente, pueden marchar al Capitolio desde aquí, dejen entrar a la gente, quiten los putos mags [magnetómetros, usados para detectar armas]”.

La reacción del expresidente es importante por dos razones: deja claro que había sido informado sobre las armas que portaban sus simpatizantes y sabía que esas personas, armadas, pretendían hacer una marcha no autorizada hacia el Capitolio.

Trump subió a continuación al escenario del mitin y dijo a sus partidarios del parque y de los alrededores del monumento a Washington que marcharía al Capitolio junto a ellos, proporcionándoles el mayor incentivo para acudir a la sesión conjunta del Congreso que tenía que certificar la victoria de Joe Biden y Kamala Harris.

Trump quería indultos presidenciales preventivos

El expresidente hizo estos comentarios, según Hutchinson, en contra de la opinión del abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, que trataba desesperadamente de impedir que Trump y su jefe de gabinete, Mark Meadows, fueran al Capitolio por temor a las posible consecuencias legales.

“Nos van a acusar de todos los delitos imaginables”, dijo Cipollone a Hutchinson en la mañana del 6 de enero sobre las intenciones de Trump de marchar hacia el Capitolio, algo que podría representar obstrucción de un procedimiento oficial y fraude contra los Estados Unidos.

El análisis legal de Cipollone fue clarividente: incluso antes de escuchar a Hutchinson por primera vez a principios de este año (a puerta cerrada), la comisión de investigación del Congreso ya sostenía que Trump y sus asesores principales habían violado múltiples leyes federales el 6 de enero de 2021.

En la audiencia especial, Hutchinson también reveló que inmediatamente después del ataque al Capitolio Meadows y el entonces abogado de Trump, Rudy Giuliani, expresaron su interés en recibir indultos presidenciales preventivos.

La revelación de Hutchinson marca un nuevo hito en la conciencia de culpabilidad, o el temor de haber cometido un delito, que tenían los asesores más cercanos a Trump, su abogado John Eastman y al menos media docena de congresistas republicanos.

Cassidy Hutchinson, ex asesora del jefe de gabinete de la Casa Blanca de Trump, testificando en el Capitolio. EFE/EPA/Andrew Harnik

Al hablar del interés de Giuliani en un indulto, Hutchinson también testificó sobre otro posible delito que podría haber cometido el abogado de Trump por el aparente conocimiento de los planes para el 6 de enero que tenían los grupos de extrema derecha Oath Keepers y Proud Boys.

Según las declaraciones de Hutchinson, en los días previos al ataque al Capitolio, las palabras Oath Keepers y Proud Boys se escucharon en la Casa Blanca durante visitas de Giuliani.

La nueva conexión entre Giuliani, los Oath Keepers y los Proud Boysha hecho surgir el fantasma de que el entonces abogado del expresidente estaba perfectamente al tanto de las intenciones que tenían los dos grupos de extrema derecha. Los miembros principales de las dos formaciones han sido acusados de conspiración para la rebelión.

Sala de guerra

En la víspera del ataque al Capitolio, Trump instruyó a Meadows para que hablara con el activista político de extrema derecha Roger Stone y con el que había sido su asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, una instrucción que el jefe de gabinete siguió, según el testimonio de Hutchinson.

Meadows planteó en repetidas ocasiones la posibilidad de ir hasta el lugar donde se reunía el círculo de Trump en el hotel Willard de Washington, aunque luego comenzó a tener dudas y en vez de eso terminó haciendo una llamada a dicha sala de guerra, según Hutchinson.

Fue entonces cuando Trump llamó desde la Casa Blanca a Giuliani y al grupo de abogados que trabajaba para él en el hotel Willard para debatir sobre posibles formas de impedir la certificación de la victoria electoral de Joe Biden.

La conexión de Meadows con este equipo de Trump parece tan importante como la de Giuliani con los grupos de extrema derecha. Entre otras razones, porque el hotel Willard también era la sede de Roger Stone, relacionado con los Proud Boys, y de Flynn, que en otra época trabajó con los Oath Keepers.

La congresista republicana Liz Cheney, vicepresidenta de la comisión de investigación del 6 de enero, terminó la audiencia especial del jueves con pruebas de un posible intento de manipulación de testigos por parte de personas aparentemente cercanas al expresidente. En una llamada de tono mafioso, a un testigo le dijeron que Trump sabía que todos seguirían siendo “leales”.

***

Traducción de Francisco de Zárate

Fuente: eldiario.es

Continue Reading

Estados Unidos

¿Cómo encontrar a familiares de migrantes fallecidos que iban dentro de un tráiler en Texas?

Published

on

By

SAN ANTONIO – Tras la muerte de cincuenta migrantes y más de una docena heridos por haber estado hacinados, sin aire, en el remolque de un camión de carga, con temperaturas de más de cien grados transitando por el estado de Texas, las autoridades de Estados Unidos y las Américas han dirigido sus esfuerzos hacia la identificación de las víctimas.

El Consulado General de México en San Antonio estaría ayudando a coordinar los esfuerzos de identificación de las víctimas, y alentó a cualquier persona que crea que uno de sus familiares iba en el camión que se comunique al 210-872-4386.

También se pidió tener paciencia, pues se espera que la línea telefónica se encuentre saturada.

“Estamos recopilando la información sobre la nacionalidad de las víctimas y de las personas heridas”, declaró el cónsul Rubén Minutti Zanatta. “Estamos en contacto con las autoridades locales y en espera del informe de las autoridades federales de los Estados Unidos.”

Por otra parte, el Consulado de Guatemala ofreció las siguientes líneas de emergencia:

  • McAllen
    • 956-800-7351
    • 956-900-2736
  • Del Río
    • 830-308-3870

Estos son los números telefónicos para los consulados de Honduras y El Salvador:

  • Honduras: 346-352-3176
  • El Salvador: 956-612-3306

El tráiler con los migrantes fue encontrado la tarde de este lunes en una zona rural del suroeste de San Antonio, Texas. De los migrantes, se sabe que 22 eran mexicanos, siete guatemaltecos, dos hondureños, y la nacionalidad de 19 aún está por determinarse.

Información: consulados.
Continue Reading

Qué sucede en Estados Unidos

Biden sobre el fallo del aborto de la Corte Suprema: un día triste para el país, pero esto no ha terminado

Published

on

By

 

Por Javier Biosca/eldiario.es

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha afirmado que hoy “es un día triste” para el Tribunal Supremo y para el país, después de que la corte revocara el derecho constitucional al aborto, casi medio siglo después de que se consagró como un derecho, tras la decisión del alto tribunal controlado por una mayoría de jueces conservadores que ha revocado la histórica decisión de 1973 Roe v Wade.

Si bien no ilegaliza el aborto en EEUU, esta decisión supone que cada estado será libre de regularlo como quiera. Por lo que el presidente de los Estado Unidos, Joe Biden, señaló que “El Tribunal Supremo de EEUU ha quitado un derecho constitucional al pueblo estadounidense. No lo ha limitado, simplemente lo ha quitado. Es un día triste para el tribunal y para el país”, ha dicho el presidente Biden en un discurso.

“Han sido tres jueces, Samuel Alito con el apoyo de Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett –los últimos tres nombrados por Donald Trump, los que están en el núcleo de esta decisión. No se equivoquen, esto es una decisión que viene de un esfuerzo deliberado. Es una realización de una ideología extrema. El tribunal ha hecho lo que nunca había hecho antes”, ha añadido el mandatario, que ha afirmado que hay leyes estatales que prohíben el aborto que entrarán en vigor este mismo viernes.

Biden ha indicado que la mayoría conservadora del Tribunal Supremo demuestra “lo extrema que es y lo alejada que está de la mayoría de este país”. “Ha convertido a Estados Unidos en un país atípico entre las naciones desarrolladas del mundo. Mi administración utilizará todos sus poderes legales apropiados”, ha asegurado durante su intervención.

El presidente también ha instado a la población estadounidense a movilizarse: “El Congreso debe actuar, pero con su voto, ustedes pueden actuar. Ustedes pueden tener la última palabra. Esto no ha terminado”, ha indicado.

***

Fuente: eldiario.es

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: