Connect with us

Con voz propia

Colectivo CREA participa en IV Brigada Nacional de Búsqueda de personas desaparecidas en Guerrero

El colectivo CREA realiza la IV Brigada Nacional de Búsqueda de personas desaparecidas en Guerrero pese al gobierno mexicano

Avatar

Published

on

 

Luis Miguel Castrejón
CREA*

La IV Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas está conformada por familiares de las víctimas. Empezaron hace cuatro años y, en este proceso, han desarrollado habilidades para obtener información que les permita ubicar zonas con fosas clandestinas, así como habilidades que les permitan mejorar su búsqueda en campo. La Brigada Nacional es el resultado de colectivizar esos conocimientos y ponerlos a disposición de otras familias. En este ejercicio no buscan responsables, solamente buscan a sus familiares.

La falta de voluntad del gobierno para atender este problema orilla a los familiares a salir personalmente a recorrer cerros y colonias peligrosas donde se encuentran las fosas clandestinas. Hay tres ejes de acción: el primero se refiere a labores de búsqueda, el segundo a sensibilización en iglesias, y el tercero a actividades culturales en plazas públicas e instituciones educativas.

Las cifras y el miedo

Los desaparecidos superan los 40 mil en todo el país, según las cifras que manejan los colectivos. Y la cifra continúa aumentando. Todos los días, todo México convive con miles de personas que llevan dolor en su corazón y eso impacta el ánimo de la sociedad en general, pero ante eso, algunos cientos de ciudadanos han dejado de lado la indiferencia.

Durante el segundo día de actividades de la brigada, se llevó a cabo una marcha por las calles de Huitzuco, difundiendo mensajes de paz. La gente local observaba desde sus casas, negocios o las banquetas, y hubo quiénes mostraban angustia en sus rostros, incluso  una mujer que se soltó a llorar desconsoladamente. Pero nadie se unía. El miedo se percibía presente en las calles a pesar de los mensajes de “basta ya de guerra, queremos ya la paz, Huitzuco no está solo, venimos a apoyar”. A pesar de este esfuerzo colectivo que llevó a cientos de personas a un lugar históricamente peligroso, la realidad continúa siendo dura: la brigada se irá, y los locales que hayan participado en ella serán identificados por todos los vecinos, situación que les vulnera y por eso prefieren mirar de lejitos. Aún así, el mensaje de paz se compartió.

Ante el peligro, la solidaridad.

Huitzuco, Guerrero, no es un lugar que se mencione mucho, pero es conocido por la familia Figueroa, caciques de la zona, quienes han dado gobernantes recordados por combatir a los zapatistas, han protagonizado acciones de terrorismo de Estado (como se debería reconocer a la llamada Guerra sucia) o la matanza de Aguas Blancas; sin olvidar que Huitzuco estuvo directamente involucrado en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Buscar desaparecidos, sin duda, es una actividad peligrosa; las cifras rojas y la percepción de inseguridad continúa aumentando. Pero tan peligrosa también se ha vuelto la vida cotidiana, que el riesgo se vuelve cotidiano también. Y ante eso la mejor solución es la solidaridad, la unión de muchas personas que demuestren que son mayoría.

La Casa de la Cristiandad en Huitzuco fue testigo de las más de 200 personas que estábamos reunidas. Había mucha esperanza, pues era la brigada más numerosa, la mayoría de los presentes éramos solidarios (aquellas personas que no tienen algún familiar desaparecido pero se unen a la causa). Había gente de todo el país, incluso extranjeros, de todas las edades, de diversas profesiones y orígenes; reunidos para acompañar y colaborar en las labores de búsqueda. 

Ahí el miedo no tenía cabida, lo que llenaba el lugar era una fortaleza en el alma que se contagiaba en cada rincón. Sirvan estas palabras para motivar a más personas al otro lado de la computadora a que participen apoyando estas labores a lo largo y ancho del país.

Disposición – indisposición del gobierno.

Muchos familiares han sido amenazados por estar buscando a sus desaparecidos, pero no se han detenido, están conscientes que están asumiendo un gran riesgo, pero saben que alguien lo tiene que hacer y el gobierno no se distingue por eso. Doña Mary tiene más de 60 años, participó en una de las jornadas más exhaustivas donde tuvo que caminar tres horas en un terreno difícil y bajo el sol del medio día para llegar a una cueva. Ella fue la primera en llegar. Del total de acompañantes del gobierno, entre policías federales, peritos, y otros, solamente llegó una tercera parte por las difíciles condiciones del terreno, lo que enaltecía el esfuerzo de Doña Mary. Sin embargo, al regresar al punto de partida, ya de noche, un policía le preguntó “y ahora usted cómo se va a ir”, en un tono irónico. Actitud poco solidaria con una señora de esa edad, después de un desgaste físico tremendo, quien incluso ayudó a unos policías que estaban perdidos.

La seguridad federal estuvo presente, aunque a veces parecía forzada, cumpliendo lo mínimo indispensable, y claro, con algunas excepciones. Lo cierto es que existieron muchas actividades de riesgo donde la policía decidió no tomar la iniciativa y dejar a los brigadistas a su suerte, porque entre todos los presentes ellos son los mejor preparados para estas actividades. La lentitud les caracterizaba, y aunque cumplieron con su deber, quedó mucho por hacer; por ejemplo, durante las labores de búsqueda los caninos que ayudan a descubrir zonas con restos humanos, llegaban muy tarde, o al finalizar las actividades de búsqueda los brigadistas ya no era resguardados de manera adecuada para llegar al lugar donde dormían. Incluso en Chilpancingo, personal de la PGR mostró su falta de voluntad al no querer llevar a cabo los trámites burocráticos para hacerse cargo de los restos encontrados en diversas fosas.

Los colectivos de desaparecidos han generado mucha información sobre temas de seguridad, que si el gobierno tuviera voluntad y decidiera actuar, muchos problemas se resolverían. Si los familiares tuvieran los elementos de capacitación, equipo y poder que tiene el gobierno, las cosas serían diferentes.

La búsqueda: abrir camino

En las labores de búsqueda la desesperación por encontrar a sus seres queridos se hace evidente. Al estar recorriendo cerros, cuando algunos buscadores decían “por aquí no se puede pasar” por las condiciones del suelo o por lo espeso de los matorrales caracterizados por tener muchas espinas, no faltaba alguna señora que dijera “¿cómo no se va a poder?” al mismo tiempo que se aventaban contra los matorrales y abrían camino para los demás. Y en sentido figurado eso han hecho durante varios años con gobiernos omisos, indiferentes y con una sociedad temerosa: abrir camino.

 Chilpancingo

Chilpancingo ha sido catalogada como una de las ciudades más violentas del mundo. Hay un pequeño grupo de la Brigada conformado por los más experimentados y valientes que salen a recorrer los sitios en días previos a la búsqueda colectiva, al que se le denomina La avanzada. Los colectivos de Chilpancingo les informaron sobre varios sitios para llevar a cabo las búsquedas, pero la mayoría de ellos fueron considerados zonas “calientes” porque la actividad delincuencial continúa. Fueron amenazados por un chofer de transporte público que les mostró una pistola como una advertencia, o en otro momento fueron abordados por personas sospechosas que les preguntaron qué hacían ahí. Incluso el sitio donde se llevó a cabo la búsqueda, está flanqueado por colonias donde la actividad delincuencial sigue presente.

La policía de Guerrero

Los años de experiencia han dado a los colectivos de familiares las habilidades para mejorar sus protocolos de seguridad, aunque sea preventiva. Una de las condiciones de seguridad para llevar a cabo la búsqueda fue que la policía estatal no interviniera absolutamente en las actividades, pues los familiares la identifican como una organización que está al servicio de los delincuentes, y la confianza es nula. A pesar de ello, algunos policías estatales ingresaron sin permiso a la Casa de la Cristiandad durante los primeros días. También cuando la Caravana se conducía a Chilpancingo, al salir de Iguala una camioneta de ellos se metió al convoy formado por decenas de vehículos de la policía federal y los que transportaban a los brigadistas, realizando movimientos extraños que podrían haber sido actos para amedrentar, mientras otras camionetas alumbraban con las altas a cada uno de los carros que pasaban mientras tomaban video. Durante el primer día de búsqueda en Chilpancingo, una camioneta particular con personas que dijeron pertenecer al gobierno estatal tomaron fotos de varios brigadistas, pero no se les permitió acompañar la brigada pues no había ningún convenio de colaboración con ellos. Estas situaciones ponen de manifiesto que la intención de la policía del Estado de Guerrero no es precisamente colaborar con las actividades de búsqueda.

¿Qué queda pendiente?

Los Brigadistas están solicitando una mesa interinstitucional de trabajo en el nivel estatal y federal, así como demandan también la atención y seguridad para algunos activistas como Mario Vergara. Queda pendiente la identificación de los restos encontrados, ante lo cual el gobierno en cualquiera de sus manifestaciones, no ha señalado un plazo para cumplir con esta labor. Queda pendiente también un plan nacional de exhumación y de prevención de la violencia.

María “N”

Al finalizar un día de búsqueda, una señora de aproximadamente 70 años compartió su experiencia ante todos los presentes. La llamaré María “N” para proteger su identidad, evitar la criminalización y no exponerla al riesgo, porque vive en Guerrero. Ella había participado en la búsqueda, y entre los restos encontrados, estaban los de un hombre en posición fetal, boca abajo, en una fosa muy angosta que había sido tapada con un poco de tierra y muchas piedras muy pesadas. Sus palabras no fluían a la misma velocidad que sus emociones, su cuerpo pequeño y delgado estaba al borde de una crisis, llamaba la atención su llanto, ese llanto le paralizaba pero no fluía. Su mirada se nublaba como si tuviera una visión terrorífica, dijo que ella seguiría buscando a su hijo, y que rogaba a Dios no encontrarlo de esa forma porque parecía que ese hombre encontrado había sufrido mucho. Dijo que nadie merecía morir de esa manera. 

El testimonio de María es uno de tantos entre los guerrerenses que padecen la violencia del narcotráfico y de los representantes del Estado vinculados a grupos delictivos. Es el testimonio del pueblo de Guerrero.

 

*Comunidad Creativa de Emprendedores Revolucionarios, CREA.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arteleaks

Stephen King y el escapismo literario

Alberto Farfán

Published

on

Por Alberto Farfán

No cabe duda de que en ocasiones en una entrevista el personaje a interrogar desliza involuntariamente ciertas verdades que lo colocan en el sitio que mejor le corresponde. O quizás al contrario, se define tal y como considera que es en realidad, sin importarle las críticas que puedan surgir por ello.

Acaso el best seller número uno de la Unión Americana, Stephen King es un prolífico escritor que ha publicado alrededor de 61 novelas, siete libros de no ficción y cerca de 200 relatos y novelas cortas. Y por toda su obra se estima que ha vendido más de 350 millones de copias.

Generalmente se le sitúa como un autor de historias de terror. Pero en entrevista concedida a The Associated Press (25/02/21), no rechaza abiertamente tal indicación, sin embargo, responde diciendo que lo pueden encasillar como quieran.  “Mi idea es contar una buena historia, y si cruza ciertos límites y no encaja en un género particular, está bien”. Y resulta interesante que él mismo lo afirme pues en realidad al analizar con detenimiento sus obras más representativas sólo se observa eso, que nos relata una simple historia, no una ficción de terror.

Pensemos en Carrie, The Shining y en Misery, la estructura de estas tres novelas es lineal, el discurso narrativo es sumamente elemental y en lo absoluto complejo, los personajes obedecen a estereotipos, se exagera en las historias –sin fortuna alguna– para anular las escenas previsibles y no hay profundidad acerca del entorno de los personajes ni sobre sí mismos. Todo lo cual, en suma, nos entrega tres libros de factura puramente comercial para un público nada exigente y conformista. No por nada los críticos y académicos estadounidenses de notoriedad omiten a King de la alta literatura.

No obstante, hay que mencionar que estas obras en formato cinematográfico sufren una metamorfosis por demás inquietante y plausible. Es decir, como películas son bastante aceptables y dignas de verse. ¿Cuáles serían las razones? En el caso de Carrie, que el director fue el enorme Brian De Palma y por las extraordinarias actuaciones de Sissy Spacek (Carrie White) y Piper Laurie (Margaret White), madre e hija, respectivamente.

The Shining cobra relevancia por su director, el magistral Stanley Kubrick, y la incomparable interpretación del inigualable Jack Nicholson como protagonista. Y en Misery, sin duda alguna, la participación de la actriz Kathy Bates, quien como personaje principal realiza un trabajo perversamente perfecto.

De este modo, podríamos afirmar que al rehacer las obras de mediano nivel literario de King por verdaderos creadores de historias visuales y por excelentes actores de personajes memorables, todo cambia de manera favorable para un público más exigente y difícilmente condescendiente.

De ahí que sea sumamente revelador que Stephen King en el marco de la entrevista sobre sus pasiones como la política y sucesos de actualidad, pero sobre todo al referirse a la literatura y la política, estime lo siguiente: La ficción ha sido un “escape” de la política, no un foro. Y claro, si es sólo un escape, ¿por qué no seguir escribiendo pésimos best sellers? ¿Por qué no continuar enriqueciéndose sin aportar nada para el pensamiento reflexivo de sus lectores? Una posición apolítica siempre es política.

Continue Reading

Con voz propia

Funcionario mexicano ocupa oficinas para hacer “Fiesta COVID”

Avatar

Published

on

En un video compartido por esta redacción, se aprecia cómo el secretario de Cultura de Hidalgo (Méx), José Olaf Hernández Sánchez, usa las oficinas gubernamentales para realizar convivios e incluso causar destrozos junto con sus acompañantes, mismos que posteriormente fueron pagados con dinero del erario

Por Emmanuel Ameth

Mobiliario de las oficinas de José Olaf Hernández Sánchez, secretario de Cultura en Hidalgo (Méx), resultó dañado luego de que al funcionario en compañía de sus subalternos, ocupara el espacio público para realizar un “convivio” durante la pandemia causada por COVID el pasado 30 de octubre (2020), cuando Hidalgo estaba en riesgo de regresar al semáforo epidemiológico rojo.

Cabe señalar que en la actual administración del gobernador Omar Fayad Meneses al menos una funcionaria que se desempeñaba como subsecretaria de Salud perdió su empleo luego de que difundiera un video donde usaba las instalaciones oficiales para celebrar su cumpleaños, obligando a otros burócratas a participar.

En el video se aprecia a 6 individuos acompañando a Olaf Hernández, quien a sus espaldas tiene enmarcado el retrato de Omar Fayad Meneses como en toda dependencia gubernamental.

Entre los asistentes se encontraban A. G. M., asistente del secretario que también es encargada de organizar eventos; R. O. L., encargada de prensa así como D. R., auxiliar también en el área de prensa.

Aparecen también el secretario Olaf Hernández, Goretti y O. E. C., identificado como su particular. Todos ellos estaban en las oficinas de la cultura ubicadas en El Ferrocarril (Pachuca).

Como saldo del convivio, al menos una mesa resultó rota, misma que posteriormente fue arreglada con presupuesto del erario.

Otros señalamientos

En 2018 este medio documentó desvíos con motivo de la supuesta compra de 300 Instrumentos musicales así como la financiación de 450 Actividades culturales, para lo que la Secretaría de Cultura del Gobierno de Hidalgo presupuestó un total de 77 millones 962 mil 500 pesos según el Programa Anual de Adquisiciones, Arrendamientos, Servicios y Obra Pública (PAAASOP); sin embargo en el Centro Cultural de las Artes de Hidalgo, los trabajadores allí presentes negaron tales adquisiciones pese a estar presupuestadas según la Función Pública.

Un año después, este medio documentó el asunto de la “Compañía de Teatro del Estado de Hidalgo: timo, fracasos y corruptelas de Olaf Hernández”, dado que lo que se vendió a los actores como uno de los proyectos de mayor envergadura para la entidad, terminó en engaños, penar, desvíos y abandono por parte del funcionario.

Días después, alrededor de 200 artistas hidalguenses pidieron mediante una carta al gobernador Omar Fayad Meneses la renuncia del secretario Olaf Hernández Sánchez “ante los múltiples señalamientos de funcionamiento irregular por parte del organismo que dirige y pone en riesgo el desarrollo de la política cultural del Estado”.

Continue Reading

Arteleaks

El Estado español encarcela al rapero Pablo Hasél por críticas al sistema

Alberto Farfán

Published

on

Por Alberto Farfán

El español Pablo Rivadulla Duró (1988), conocido en el ambiente musical como Pablo Hasél, es un rapero de izquierda que se asume antifascista y ha adoptado el compromiso con sus composiciones en video y mensajes a través de la red social Twitter en denunciar y poner en tela de juicio a los poderes monárquicos, políticos, jurídicos y policiacos de su país.

Y debido a 64 tuits (de 2014 a 2016) y una canción (publicada en YouTube), en donde pone de manifiesto su rechazo a los excesos del poder, ha sido sentenciado a prisión por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y contra las instituciones del Estado, por lo que deberá someterse a nueve meses de prisión, seis años de inhabilitación y al pago de casi 30,000 euros de multa (es decir, más de 700 mil pesos mexicanos).

Por ello, más de 200 personalidades del cine, la televisión, el teatro y la música, entre ellos Joan Manuel Serrat, Javier Bardem y Pedro Almodóvar, emitieron un manifiesto en favor de Hasél, rechazando de manera tajante su reclusión en prisión y planteando la solicitud de eliminar del Código Penal ese tipo de delitos, “que no hacen sino cercenar el derecho, no sólo de libertad de expresión, sino de libertad ideológica y artística”, tal y como sucede en países como Turquía o Marruecos

Pero van más allá los firmantes al argumentar lo evidente bajo un Estado autoritario:  “el encarcelamiento de Pablo Hasél hace que la espada de Damocles que cuelga sobre la cabeza de todos los personajes públicos que osemos criticar públicamente la actuación de alguna de las instituciones del Estado se haga aún más evidente. Es necesario que se difunda esta situación a nivel internacional, para poner de relieve en qué situación nos encontramos. Somos conscientes de que, si dejamos que Pablo sea encarcelado, mañana pueden ir a por cualquiera de nosotros, así hasta conseguir acallar cualquier suspiro disidente”.

Más aún, la organización Amnistía Internacional se ha pronunciado en el sentido de que el encarcelamiento de Hasél por sus expresiones artísticas es una injusticia, y hace un enérgico llamado al Estado español para que realice una reforma al Código Penal con respecto a ciertos artículos que vulneran el derecho a la libertad de expresión.

“Nadie debería ser procesado penalmente sólo por expresarse en redes sociales o por cantar algo que pueda ser desagradable o escandaloso. No se pueden penalizar expresiones que no incitan de manera clara y directa a la violencia. Si no se modifican estos artículos se seguirá silenciando la libertad de expresión y coartando las manifestaciones artísticas”, subraya Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España.

Incluso en favor del cantante y también poeta se expresó asimismo la diputada del Parlamento Europeo para Dublín, Clare Daly: “Mañana, el rapero catalán Pablo Hasél irá a la cárcel por sus letras. ¿Dónde está el llamado a sancionar a España?” Todo lo cual en el marco de la discusión por amonestar a Rusia debido al arresto de un disidente de ese país, en donde Daly evidencia la hipocresía de los congresistas de ser rígidos contra Rusia pero blandos con países como España o Estados Unidos al violar los derechos humanos de sus ciudadanos.

En definitiva, Pablo Hasél no es más que una víctima del autoritarismo de Estado que rige en España, en donde los excesos del poder son públicos y evidentes, basta revisar algunos medios de comunicación para corroborarlo. Él no miente, sólo dice la verdad de manera visceral.

Y este martes, 16 de febrero, ha sido consumada la ignominia. Ha sido aprehendido por los Mossos d’Esquadra (la policía autonómica catalana) en la Universidad de Lleida, en donde se resguardó acompañado de un centenar de simpatizantes, quienes fueron dispersados con gases.

 

Continue Reading

Trending