Connect with us

Con voz propia

Carta abierta a López Obrador de un expolicía sobre la Guardia Nacional

El expolicía Tomás Borges, hoy escritor político, escribe al presidente Andrés Manuel López Obrador carta abierta sobre la Guardia Nacional

Tomas Borges

Published

on

Andrés Manuel López Obrador
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos

El que suscribe la presente lo hace de una manera particular, apelando a su conciencia y buen corazón.

A pesar de que su triunfo es un hito en la historia contemporánea de nuestra nación, la democracia ”proporciona un marco institucional capaz de permitir las reformas sin violencia, y por consiguiente el uso de la razón en los asuntos políticos” (Karl R. Popper, La Sociedad Abierta y sus Enemigos, Paidós 1992), veo con tristeza como en estos primeros meses de su gobierno, las fuerzas oscuras que el voto ciudadano sacó del gobierno, siguen en su afán de ensombrecer su gestión, pese a la buena voluntad y a la concordia que usted atinadamente ha apelado.

Tal vez la presente misiva no sea leída por Usted, ya que como mandatario las funciones a las que se ve a diario son innumerables y los problemas y desafíos bastantes como para estar leyendo cada misiva que “el pueblo sabio” le manda a Usted, pero es mi deber como ciudadano y como mexicano decirle Sr. Presidente lo que pienso respecto a no continuar con la guerra emprendida por otro mandatario, quien de una manera artera y sin estrategia bien definida, alebrestó el avispero del crimen organizado.

Pericles de Atenas dijo: “si bien sólo unos pocos son capaces de dar origen a una política, todos los ciudadanos somos capaces de juzgarla” y apelando a uno de los baluartes del gobierno democrático universal, le digo a usted señor presidente lo siguiente:

Dé marcha atrás a su proyecto de Guardia Nacional, lo cual sólo traería más violencia, cuando los hechos han demostrado que los cuerpos castrenses y los mandos militares no han sabido a llevar a buen término la embestida contra el crimen organizado.

Recuerde que cuándo usted era candidato y en los recorridos que hizo en campaña en cada mitin y reunión, escuchó a ese pueblo sabio que hoy le pide a gritos el cese de una guerra fratricida, donde los únicos beneficiarios han sido los mandos corruptos, que han minado la credibilidad de las instituciones de tal grado que la antes honorable Policía Federal Preventiva, hoy Policía Federal, sea sólo la sombra de lo que se intentó hacer en el papel, gracias a los malos manejos y que engrosaron de una manera muy obesa a una institución que en sus inicios fue vendida por la panacea.

Tal como lo dije en Diario de un agente encubierto (Temas de Hoy, 2011), vi con sorpresa cómo el área de Terrorismo Internacional fue desmantelada porque entonces se decía que en México no había terrorismo, y ese tema tuvo que salir en la agenda internacional un año después, tras los atentados de septiembre del 2011, haciendo caso omiso el entonces gobierno sobre el peligro que conllevaba la vecindad con la nación más poderosa del orbe y por ende, el objetivo principal de los grupos terroristas englobados bajo la bandera de Al Qaeda.

En ese tiempo, vi como el entonces Comisionado de la Policía Federal Preventiva (PFP), Almirante Wilfrido Robledo Madrid, en parte a su formación castrense, así como a la premura de crear una policía digna para el nuevo milenio, tuvo que llamar a servicio a marinos y militares para conformar la división de las Fuerzas Federales de Apoyo, mismas que siempre tuvieron mandos militares y que paradójicamente la tropa vio cómo algunos de los suyos se volvieron “Militares fifís”.

Cabe señalar que el Almirante y Comisionado no fue el innovador al respecto, sino desde los tiempos de Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000), se buscó que los militares fueran utilizados para labores de inteligencia policiacas, tomando a un puñado de las fuerzas especiales del ejército, quienes fueron enviados a la frontera, sin supervisión y sin unas tareas específicas, dando origen a los Zetas, quienes en su inicio fueron reclutados por Arturo Martínez Decenas Z1, ex miembro de los Gafes, las boinas verdes nacionales, con los resultados por todos conocidos.

Desde entonces, siempre los militares bajo la premisa de la “Disciplina y el Orden” que según maman en los cuarteles, no han logrado -si ya no erradicar-, controlar el crimen organizado, al grado que dicho fenómeno ya es un problema de “Seguridad Nacional” y no un problema político-militar tal como se quiere solucionar.

Como prueba de lo estéril que es ocupar a militares en tareas civiles, vemos a Pemex, la empresa mostrada como un modelo de corrupción, la seguridad física de la paraestatal estaba en manos de militares, sin que lograran evitar el robo de combustible, tal como al inicio de su mandato usted y sus colaboradores pudieron constatar.

Como en México, las cosas se hacen por decreto y cada seis años se reinventa el país, hoy le digo a usted señor presidente que escuche a este humilde ciudadano que también forma parte de esta nación y que muestra el sentir de muchos que portan o portaron el uniforme policiaco.

Uno de los errores que comúnmente se cometen, es pensar que “Todo cambio social significa, corrupción decadencia o degeneración” (Karl R. Popper, Op. Cit.), creyendo que los que lo critican con denuedo, son los perjudicados de su triunfo, los que costearon campañas de miedo haciéndolo ver a usted “un peligro para México”.

El problema del militarismo en acciones policiacas, es que los militares no saben tratar a la población (dando fe y constancia las recomendaciones hechas por la CNDH), al carecer los elementos de comunicación y sensibilidad con los ciudadanos, creyendo que, con sus armas y uniformes, se ganarán en automático el respeto de una población harta con tantos operativos y simulación.

Para ganar una guerra, hay que arrebatarle las banderas a los adversarios y la bandera de la corrupción que usted enarboló en campaña, es una bandera que la oposición busca arrebatarle, magnificando los errores de algunos integrantes de su gabinete, al mostrarlos como opacos y carentes de la austeridad republicana que usted pregona y manchados por el tufo de la corrupción.

Cabe destacar que la popularidad que hoy goza y el capital político que ésta le da, no puede ser dilapidado. Usted no tiene porqué convencer a sus detractores, deje que los hechos hablen, ni tampoco creer todo lo que sus seguidores le dicen, ya que uno de los errores que se cometen en el liderazgo, es estar rodeado de un grupo de incondicionales que, para no contrariarlo, aplauden como focas cualquier ocurrencia por más nimia que ésta sea.

Para finalizar señor presidente, si en verdad son patriotas los militares que le endulzaron los oídos con la Guardia Nacional de ponerla bajo mando militar, ¿Por qué no modificar la Constitución para que el próximo secretario de la Defensa sea un civil tal como sucede en España? Le aseguro que el sólo pensarlo, hará que estos patriotas de uniforme, se sientan vejados y comiencen a decir que la mística y el honor con el que cuentan, se ganan en las academias militares y que los civiles no seriamos dignos de comandar una unidad, argumento similar al esgrimido por muchos que fuimos uniformados que dice; “conozco muchos militares que quieren ser policías, pero a ningún policía que quiera ser militar”.

En espera de que Usted y su bancada que son mayoría, den un paso de costado, si no a su proyecto de Guardia Nacional, sí al designar un mando de extracción militar, además de que se le dé a la PF y a las instituciones civiles encargadas de la seguridad, las funciones que por ley le confieren.

Respetuosamente

Tomás Borges
Expolicía y escritor político

PD: Más vale decir lo que se piensa, que callar por apariencia.

Fotografia: Página de Facebook Guardia Nacional Mx

Continue Reading
4 Comments

4 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arteleaks

Stephen King y el escapismo literario

Alberto Farfán

Published

on

Por Alberto Farfán

No cabe duda de que en ocasiones en una entrevista el personaje a interrogar desliza involuntariamente ciertas verdades que lo colocan en el sitio que mejor le corresponde. O quizás al contrario, se define tal y como considera que es en realidad, sin importarle las críticas que puedan surgir por ello.

Acaso el best seller número uno de la Unión Americana, Stephen King es un prolífico escritor que ha publicado alrededor de 61 novelas, siete libros de no ficción y cerca de 200 relatos y novelas cortas. Y por toda su obra se estima que ha vendido más de 350 millones de copias.

Generalmente se le sitúa como un autor de historias de terror. Pero en entrevista concedida a The Associated Press (25/02/21), no rechaza abiertamente tal indicación, sin embargo, responde diciendo que lo pueden encasillar como quieran.  “Mi idea es contar una buena historia, y si cruza ciertos límites y no encaja en un género particular, está bien”. Y resulta interesante que él mismo lo afirme pues en realidad al analizar con detenimiento sus obras más representativas sólo se observa eso, que nos relata una simple historia, no una ficción de terror.

Pensemos en Carrie, The Shining y en Misery, la estructura de estas tres novelas es lineal, el discurso narrativo es sumamente elemental y en lo absoluto complejo, los personajes obedecen a estereotipos, se exagera en las historias –sin fortuna alguna– para anular las escenas previsibles y no hay profundidad acerca del entorno de los personajes ni sobre sí mismos. Todo lo cual, en suma, nos entrega tres libros de factura puramente comercial para un público nada exigente y conformista. No por nada los críticos y académicos estadounidenses de notoriedad omiten a King de la alta literatura.

No obstante, hay que mencionar que estas obras en formato cinematográfico sufren una metamorfosis por demás inquietante y plausible. Es decir, como películas son bastante aceptables y dignas de verse. ¿Cuáles serían las razones? En el caso de Carrie, que el director fue el enorme Brian De Palma y por las extraordinarias actuaciones de Sissy Spacek (Carrie White) y Piper Laurie (Margaret White), madre e hija, respectivamente.

The Shining cobra relevancia por su director, el magistral Stanley Kubrick, y la incomparable interpretación del inigualable Jack Nicholson como protagonista. Y en Misery, sin duda alguna, la participación de la actriz Kathy Bates, quien como personaje principal realiza un trabajo perversamente perfecto.

De este modo, podríamos afirmar que al rehacer las obras de mediano nivel literario de King por verdaderos creadores de historias visuales y por excelentes actores de personajes memorables, todo cambia de manera favorable para un público más exigente y difícilmente condescendiente.

De ahí que sea sumamente revelador que Stephen King en el marco de la entrevista sobre sus pasiones como la política y sucesos de actualidad, pero sobre todo al referirse a la literatura y la política, estime lo siguiente: La ficción ha sido un “escape” de la política, no un foro. Y claro, si es sólo un escape, ¿por qué no seguir escribiendo pésimos best sellers? ¿Por qué no continuar enriqueciéndose sin aportar nada para el pensamiento reflexivo de sus lectores? Una posición apolítica siempre es política.

Continue Reading

Con voz propia

Funcionario mexicano ocupa oficinas para hacer “Fiesta COVID”

Avatar

Published

on

En un video compartido por esta redacción, se aprecia cómo el secretario de Cultura de Hidalgo (Méx), José Olaf Hernández Sánchez, usa las oficinas gubernamentales para realizar convivios e incluso causar destrozos junto con sus acompañantes, mismos que posteriormente fueron pagados con dinero del erario

Por Emmanuel Ameth

Mobiliario de las oficinas de José Olaf Hernández Sánchez, secretario de Cultura en Hidalgo (Méx), resultó dañado luego de que al funcionario en compañía de sus subalternos, ocupara el espacio público para realizar un “convivio” durante la pandemia causada por COVID el pasado 30 de octubre (2020), cuando Hidalgo estaba en riesgo de regresar al semáforo epidemiológico rojo.

Cabe señalar que en la actual administración del gobernador Omar Fayad Meneses al menos una funcionaria que se desempeñaba como subsecretaria de Salud perdió su empleo luego de que difundiera un video donde usaba las instalaciones oficiales para celebrar su cumpleaños, obligando a otros burócratas a participar.

En el video se aprecia a 6 individuos acompañando a Olaf Hernández, quien a sus espaldas tiene enmarcado el retrato de Omar Fayad Meneses como en toda dependencia gubernamental.

Entre los asistentes se encontraban A. G. M., asistente del secretario que también es encargada de organizar eventos; R. O. L., encargada de prensa así como D. R., auxiliar también en el área de prensa.

Aparecen también el secretario Olaf Hernández, Goretti y O. E. C., identificado como su particular. Todos ellos estaban en las oficinas de la cultura ubicadas en El Ferrocarril (Pachuca).

Como saldo del convivio, al menos una mesa resultó rota, misma que posteriormente fue arreglada con presupuesto del erario.

Otros señalamientos

En 2018 este medio documentó desvíos con motivo de la supuesta compra de 300 Instrumentos musicales así como la financiación de 450 Actividades culturales, para lo que la Secretaría de Cultura del Gobierno de Hidalgo presupuestó un total de 77 millones 962 mil 500 pesos según el Programa Anual de Adquisiciones, Arrendamientos, Servicios y Obra Pública (PAAASOP); sin embargo en el Centro Cultural de las Artes de Hidalgo, los trabajadores allí presentes negaron tales adquisiciones pese a estar presupuestadas según la Función Pública.

Un año después, este medio documentó el asunto de la “Compañía de Teatro del Estado de Hidalgo: timo, fracasos y corruptelas de Olaf Hernández”, dado que lo que se vendió a los actores como uno de los proyectos de mayor envergadura para la entidad, terminó en engaños, penar, desvíos y abandono por parte del funcionario.

Días después, alrededor de 200 artistas hidalguenses pidieron mediante una carta al gobernador Omar Fayad Meneses la renuncia del secretario Olaf Hernández Sánchez “ante los múltiples señalamientos de funcionamiento irregular por parte del organismo que dirige y pone en riesgo el desarrollo de la política cultural del Estado”.

Continue Reading

Arteleaks

El Estado español encarcela al rapero Pablo Hasél por críticas al sistema

Alberto Farfán

Published

on

Por Alberto Farfán

El español Pablo Rivadulla Duró (1988), conocido en el ambiente musical como Pablo Hasél, es un rapero de izquierda que se asume antifascista y ha adoptado el compromiso con sus composiciones en video y mensajes a través de la red social Twitter en denunciar y poner en tela de juicio a los poderes monárquicos, políticos, jurídicos y policiacos de su país.

Y debido a 64 tuits (de 2014 a 2016) y una canción (publicada en YouTube), en donde pone de manifiesto su rechazo a los excesos del poder, ha sido sentenciado a prisión por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y contra las instituciones del Estado, por lo que deberá someterse a nueve meses de prisión, seis años de inhabilitación y al pago de casi 30,000 euros de multa (es decir, más de 700 mil pesos mexicanos).

Por ello, más de 200 personalidades del cine, la televisión, el teatro y la música, entre ellos Joan Manuel Serrat, Javier Bardem y Pedro Almodóvar, emitieron un manifiesto en favor de Hasél, rechazando de manera tajante su reclusión en prisión y planteando la solicitud de eliminar del Código Penal ese tipo de delitos, “que no hacen sino cercenar el derecho, no sólo de libertad de expresión, sino de libertad ideológica y artística”, tal y como sucede en países como Turquía o Marruecos

Pero van más allá los firmantes al argumentar lo evidente bajo un Estado autoritario:  “el encarcelamiento de Pablo Hasél hace que la espada de Damocles que cuelga sobre la cabeza de todos los personajes públicos que osemos criticar públicamente la actuación de alguna de las instituciones del Estado se haga aún más evidente. Es necesario que se difunda esta situación a nivel internacional, para poner de relieve en qué situación nos encontramos. Somos conscientes de que, si dejamos que Pablo sea encarcelado, mañana pueden ir a por cualquiera de nosotros, así hasta conseguir acallar cualquier suspiro disidente”.

Más aún, la organización Amnistía Internacional se ha pronunciado en el sentido de que el encarcelamiento de Hasél por sus expresiones artísticas es una injusticia, y hace un enérgico llamado al Estado español para que realice una reforma al Código Penal con respecto a ciertos artículos que vulneran el derecho a la libertad de expresión.

“Nadie debería ser procesado penalmente sólo por expresarse en redes sociales o por cantar algo que pueda ser desagradable o escandaloso. No se pueden penalizar expresiones que no incitan de manera clara y directa a la violencia. Si no se modifican estos artículos se seguirá silenciando la libertad de expresión y coartando las manifestaciones artísticas”, subraya Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España.

Incluso en favor del cantante y también poeta se expresó asimismo la diputada del Parlamento Europeo para Dublín, Clare Daly: “Mañana, el rapero catalán Pablo Hasél irá a la cárcel por sus letras. ¿Dónde está el llamado a sancionar a España?” Todo lo cual en el marco de la discusión por amonestar a Rusia debido al arresto de un disidente de ese país, en donde Daly evidencia la hipocresía de los congresistas de ser rígidos contra Rusia pero blandos con países como España o Estados Unidos al violar los derechos humanos de sus ciudadanos.

En definitiva, Pablo Hasél no es más que una víctima del autoritarismo de Estado que rige en España, en donde los excesos del poder son públicos y evidentes, basta revisar algunos medios de comunicación para corroborarlo. Él no miente, sólo dice la verdad de manera visceral.

Y este martes, 16 de febrero, ha sido consumada la ignominia. Ha sido aprehendido por los Mossos d’Esquadra (la policía autonómica catalana) en la Universidad de Lleida, en donde se resguardó acompañado de un centenar de simpatizantes, quienes fueron dispersados con gases.

 

Continue Reading

Trending