¿Y si hacemos una cadena humana de pobres en México?

 

Cadena humana contra la Ley Telecom. Foto: Tw/Robles Maloof
Cadena humana contra la Ley Telecom. Foto: Tw/Robles Maloof

*Una cadena humana con el número de pobres del Estado de México bordearía más de la mitad del territorio mexicano.

*Otra con el total de pobres en todo el país iría por carretera de extremo a extremo en 33 ocasiones.

Por Emmanuel Ameth

Las cadenas humanas son una excelente idea para demostrar la inconformidad social de una manera pacífica si bien su organización es mucho más complicada que la de las manifestaciones habituales. Este fin de semana fue organizada una que iba desde la sede de la Cámara Alta en México, hasta las instalaciones de Televisa, la empresa que impulsara la candidatura del hoy presidente mexicano Enrique Peña Nieto y que como pago a su apoyo, propusiera el mandatario una serie de beneficios y blindajes que impida la entrada de nuevas cadenas televisoras competidoras.

Hasta este momento, todas las manifestaciones realizadas en contra de Enrique Peña Nieto y de las leyes propuestas por su partido han conseguido el objetivo de generalizar el repudio hacia su gobierno: mídase la tendencia a la baja de su popularidad, inferior a la de los más recientes mandatarios y donde más de la mitad de los mexicanos lo desaprueba, incluso en los resultados dados por encuestadoras que solían ocultar y maquillar sus cifras.

El día de ayer se hizo una cadena humana en protesta a las leyes secundarias de la reforma en materia de Telecomunicaciones, difundida en las redes como #LeyTelecom. El número de manifestantes varía dependiendo de la fuente, sí; pero no por ello Peña Nieto deja de ser temeroso ni Miguel Mancera obediente al colocar cercos policíacos. Si juzgamos a partir de esta reacción, la protesta también triunfó. Para los conocedores de la teoría política, es más importante aparentar poder que poseerlo de verdad, principio que mantiene a Peña Nieto en Los Pinos y a los protestantes en los reflectores.

grafica1

Si somos pragmáticos, la cadena humana y sobre todo las reacciones en redes sociales también funcionaron al haberse pospuesto la discusión sobre estas leyes secundarias.

Hay que ser claros. Aunque la propuesta contemple formas de censura al acceso a internet, dándole además estas facultades a instituciones de proceder oscuro, ello parece ser un simple anzuelo (aunque si se hubiera conseguido, el equipo que radica en Los Pinos estaría más que contento).

La propuesta es tan infame que hasta la ultraderechista OCDE emitió cinco recomendaciones a modificar en el paquete de iniciativas de leyes secundarias.

A Peña Nieto y su equipo de operadores –mapaches- electorales no les bastó con rebasar su tope de campaña en 4 mil 264 millones de pesos sino que en propuestas como las leyes secundarias descritas se aprecian los compromisos adquiridos con el duopolio Televisa-Azteca, si bien hay otras reformas más descaradas como la Energética, que vislumbran el compromiso adquirido con petroleras internacionales por parte del titular de Hacienda Luis Videgaray para que su mentor, Pedro Aspe, se sirva con la cuchara grande.

Distancias a cubrir con cadenas humanas

Contemplemos que cada persona tomada de la mano con otra, teniendo sus brazos completamente extendidos, observan una longitud cercana a la de una braza, con 1.6 metros lineales.

Siete mil personas son capaces de hacer una cadena humana de 11.2 km de longitud, suficiente como para bordear una circunferencia de 1.78 km de radio (P = π*2 r ; 11.2≅2*(3.14)(1.78)). Discriminando las fallas geográficas, la geometría nos dice que bordearían un área más o menos así:

Sólo el centro de la circunferencia (la del signo ‘+’) casi cubre la totalidad de las instalaciones de Televisa San Ángel. Pero vayamos a otras medidas ocupando las cadenas humanas, unas que dimensionen mejor nuestra realidad, aunque atenten contra nuestra razón.

Según CONEVAL, la población no pobre y no vulnerable del Estado de México, es decir, aquellos que sí cuentan con las condiciones mínimas de bienestar señaladas por los organismos internacionales, ascienden a 2.8 millones. A pesar de los intentos de manipulación de cifras ante la llegada del nuevo gobierno, aún podemos calcular entonces que la población pobre y aquella en situación de vulnerabilidad derivado de sus carencias, asciende a 12.4 millones de personas.

Con los 12.4 millones de pobres que hay en el Estado de México, una cadena humana circular, que no contemple las fallas geográficas, sería capaz de bordear el área de una circunferencia de 3 mil 159 kilómetros.

Compruebe:

12.4 millones * 1.6 m = 19, 840, 000 m = 19, 840 km
19,840 km = 2π*r = 2 (3.14) * (3,159 km)

grafica2

Como puede observar, la cadena humana toma proporciones impresionantes.

Ahora bien, los 90 millones de mexicanos que actualmente viven en situación de pobreza y vulnerabilidad en el país, son suficientes para hacer una cadena humana que vaya de Tijuana a Cancún pasando por Chapultepec e independientemente de las fallas geográficas, según la información de la SCT, en 33 ocasiones o de recorrer 3.6 veces la longitud ecuatorial de todo el planeta. Abstraer la formación de cadenas humanas de estas magnitudes, dimensionan el nivel de pobreza en el que realmente vive el pueblo de México.

grafica3

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *