“Bomba de tiempo en la Sierra de Guerrero”, advierten comisarios

image (1)
Grupos de la unidad de fuerzas especiales vigilan Filo de Caballo, Guerrero, por unos días y vuelven hasta que registran nuevos enfrentamientos. Foto: Alondra García

Por Alondra García Lucatero

CHILPANCINGO, Guerrero.- Comisarios de 12 comunidades reprocharon la falta de atención de los gobiernos estatal y federal a los problemas de inseguridad de la sierra de Guerrero, los cuales dejaron al menos tres masacres con decenas de muertos a finales del año pasado.

La tarde de este lunes, los comisarios de 12 comunidades de la sierra se reunieron a puerta cerrada con el subsecretario de Asuntos Políticos del estado de Guerrero, Misael Medrano Baza. Entrevistados al término del encuentro, los comisarios reprocharon la falta de solución al pliego petitorio que presentaron al gobierno estatal desde hace tres meses.

El segundo comisario de Filo de Caballo, Arturo López Torres, recordó que el 4 de octubre se registró un tiroteo entre dos grupos delincuenciales; una semana después se registró otra refriega en la que también participó el ejército y la última fue el 22 de octubre. En cada enfrentamiento se registraron decenas de pobladores inocentes muertos. “Cada balacera dejó de 25 a 30 muertos en el pueblo”, llegó a informar en diciembre Ismael Castro Guzmán, comisario de Los Morros.

La ola de violencia se extendió a comunidades cercanas, como Campo de Aviación, Tlacotepec y Filo de Caballo, hasta alcanzar a toda la sierra. Tres días después de que ocurrió la primera balacera y la masacre de casi 30 pobladores, 25 pueblos de la sierra de Filo Mayor se unieron para bloquear la carretera interestatal Chilpancingo-Tlacotepec. Ese día, el 7 de octubre del 2013, anunciaron la creación de grupos de Policía Comunitaria para defenderse de la delincuencia organizada, ante la inmovilidad de las autoridades por contrarrestar la ola de violencia e inseguridad.

El movimiento de los pobladores serranos impulsó la aprobación en el Congreso local del dictamen que da vida a la Policía Rural, el 29 de noviembre del año pasado. Sin embargo, el gobierno estatal aún no entrega el marco regulatorio de la Policía Rural para su discusión y aprobación por el Poder Legislativo, motivo por el cual el proyecto aún no se ejecuta.

En la primera reunión realizada hace tres meses, los comisarios de la sierra también entregaron al gobierno de Guerrero un pliego petitorio en el que enlistaron sus principales necesidades en materia de seguridad, salud, educación e impulso al campo. Sin embargo, este lunes reclamaron que a tres meses de que se firmaron acuerdos con el gobierno estatal, no se cumplió ninguno de los compromisos.

“Hasta ahorita no tenemos nada en concreto de lo que quedamos en la primer reunión”, reprochó el segundo comisario de Filo de Caballo, Arturo López Torres. Recordó que el gobierno estatal se comprometió a pedir el apoyo del ejército para la instalación de retenes y filtros de seguridad, así como la presencia permanente de la Policía Estatal que se encargaría de resguardar la zona.

El 22 de noviembre llegaron a la sierra del Filo Mayor tres grupos de las Fuerzas Especiales de la Policía Estatal, bajo el compromiso de que permanecerían en el área para salvaguardar a la población. Su llegada a la sierra estuvo acompañada de varios diputados del Congreso local; sin embargo, los policías de las Fuerzas Especiales sólo estuvieron 15 días y se retiraron.

López Torres reprochó que desde hace más de un mes no hay presencia policíaca y el ejército se dedica únicamente a la destrucción de sembradíos de amapola y marihuana. A la falta de resguardo policíaco se suma la incomunicación telefónica en la zona, ya que se carece de telefonía móvil.

image (2)
Fuerzas especiales de la policía estatal sólo estuvieron 15 días en la sierra. Foto: Alondra García

En la reunión que los comisarios sostuvieron con representantes del gobierno estatal hace tres meses, éstos se comprometieron a gestionar la instalación de antenas telefónicas, ya que el único servicio de comunicación es una caseta de teléfono que sirve para varios pueblos.

“Yo creo que lo único que está esperando el gobierno para atendernos es que se vuelva a haber otra matanza, que haya más muertos para que otra vez volteen los ojos y digan ahora sí, ahí vamos”, criticó el comisario. Agregó: “Siempre se los hemos dicho abiertamente como ahora, que no esperen, que hay una bomba de tiempo en la zona de la sierra”. Puntualizó que la inseguridad y violencia no sólo se vive en la sierra de Filo Mayor, sino que se extiende a por lo menos 50 comunidades de cinco municipios.

“Es una región bastante caliente, todos sabemos que es una zona de alta incidencia de siembra de estupefacientes donde está bastante metido el narco, lamentablemente nosotros -los ciudadanos que vivimos en paz y ajenos a todo eso- somos los que estamos saliendo más perjudicados”, recriminó. Tambié señaló que además de los municipios de San Miguel Totolapan, Leonardo Bravo, Heliodoro Castillo, Eduardo Neri y Chilpancingo, la zona de la sierra también la integran algunas comunidades de Atoyac, Tecpan de Galeana, Zihuatanejo y Coyuca de Catalán, que al igual sufren a causa de la delincuencia organizada.

“Yo creo que esta situación no puede permanecer más tiempo, el gobierno tiene que ponerse las pilas”, sentenció el comisario de Filo de Caballo. Al cuestionarle sobre el avance en el tema de la Policía Rural, lamentó que el gobierno de Guerrero aún no entrega el marco para su reglamentación.

“Nosotros estamos listos, tenemos ya nuestras policías en todas las comunidades, las 12 comunidades que estamos aquí reunidas tenemos nuestra policía que siempre ha trabajado desde hace 50 años, pero estamos expuestos porque es gente que ha trabajado sólo con machetes y palos”, dijo.

Reconoció que ante las acciones que han tomado como ciudadanos para exigir seguridad, temen represalias por parte de los grupos delincuenciales que operan en la zona.

En la reunión con el subsecretario de Asuntos Políticos del estado de Guerrero, Misael Medrano Baza participaron los comisarios de Filo de caballo, Campo de Aviación, Los Morros, La Escalera, Puentecillas, El Mirabal, La Laguna, Carrizal, La Felicidad, El Naranjo, La Torre de Camotla y Tres Cruces.

comisario
El segundo comisario de Filo de Caballo, Arturo López Torres. Foto: Alondra García

Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *