Connect with us

Estados Unidos

Ben Crump, aclamado como «fiscal general de los negros» por sus defensas exitosas contra la brutalidad policiaca en EEUU

Published

on

BBC

Ben Crump se ha convertido en una presencia casi constante en Estados Unidos para todo lo relacionado con desigualdad racial y brutalidad policial. En la última década, este abogado de 51 años se ha involucrado en los casos más notorios de afroestadounidenses muertos o gravemente lesionados a manos de la policía.

Hablamos de Trayvon Martin, Michael Brown, Jacob Blake, Ahmaud Arbery, Breonna Taylor, George Floyd o, más recientemente, Daunte Wright y Andrew Brown, cada uno con una historia diferente, pero cuyo destino común sirvió para dar forma e impulso al movimiento Black Lives Matter.

Crump apenas tiene tiempo para celebrar una victoria judicial, como por ejemplo el veredicto de culpabilidad al exagente de policía Derek Chauvin el pasado 20 de abril por el asesinato de George Floyd en mayo de 2020. Se le acumulan los casos pendientes o los nuevos encargos.

Un día está celebrando un fallo en un tribunal con los familiares de una víctima y al día siguiente está en un funeral por otro joven muerto a tiros. ¿Quién es este abogado que parece estar en todas partes?

«Hasta que el infierno se hiele»

Tras la condena a Chauvin, el abogado nacido en Lumberton, Carolina del Norte, y afincado en Florida, apareció orgulloso ante las cámaras.

Rodeado de familiares de Floyd, Crump calificó el veredicto como una victoria para todos.

«La justicia no es justicia si no nos incluye a cada uno de nosotros», exclamó. «Es una victoria para cada hombre, mujer y niño que anheló y peleó por la justicia, pero no vivió para verla».

Crump no lideró la acusación penal contra el exagente de policía, pero representó a la familia de Floyd en su demanda civil contra la ciudad de Mineápolis y consiguió para ellos la mayor compensación económica de la historia de EE.UU. en una demanda civil previa a un juicio: US$27 millones.

«Sigo esperando y confiando en que, si podemos hacer que paguen millones de dólares cada vez que disparan a un negro por la espalda, habrá menos personas negras a las que se les dispara por la espalda», explicó Crump ante los medios.

«Ésa es mi teoría, que sigo sin confirmar porque nos siguen matando. Debemos luchar hasta que se hiele el infierno».

A esa lucha le ha dedicado su vida profesional como abogado, incluso antes de convertirse en una figura tan pública y mediática.

Conciencia desde la infancia

«He sido un abogado de derechos civiles durante toda mi vida profesional, pero he sido negro toda mi vida».

En esta frase se resume el pensamiento y la determinación de Crump para pelear contra la injusticia racial y para defenderse de las voces críticas, que también las hay, que le tachan de oportunista y de tener afán de protagonismo.

Se crió cerca de Fort Bragg, una importante base militar que fue pionera en la integración de blancos y negros en EE.UU.

El mayor de 9 hermanos y hermanastros, su traslado a una escuela que antes había sido solo para blancos le hizo darse cuenta de las diferencias raciales ya desde pequeño.

En su libro Open Season: Legalized Genocide of Colored People («Temporada abierta: el genocidio legal de la gente de color»), Crump describe cómo en la escuela primaria se enteró de que la asignación semanal de un compañero blanco era igual que el salario semanal que ganaba su madre con dos empleos en una fábrica de zapatos y la lavandería de un hotel.

En esta obra autobiográfica, Crump evoca cómo su madre le contó la historia del afamado abogado de derechos civiles Thurgood Marshall, el primer juez negro en llegar a la Corte Suprema de EE.UU., que se convirtió en su héroe.

Estudios de derecho

Estudió secundaria en Tallahassee, Florida, donde vivió con su madre y el segundo esposo de ella, el hombre al que Crump considera su padre. Obtuvo una beca para la Universidad Estatal de Florida (FSU), donde estudió Derecho y fue presidente del Sindicato de Estudiantes Negros.

«Siempre ha luchado por estos temas, y en aquel momento no era tan diferente. Combatía cualquier injusticia que percibiera como tal», le cuenta a la revista Time Sean Pittman, graduado de FSU y abogado que conoce a Crump desde hace más de 30 años.

Para Pittman, los casos que Crump defiende ahora son más grandes e importantes, pero el hombre es el mismo.

De profundas creencias religiosas, Crump lleva 22 años casado con su esposa, con quien tiene una hija de 8 años, Brooklyn.

Trayvon Martin

Crump asumió desde el principio de su carrera casos de demandas civiles de personas afroestadounidenses con los que fue dando forma a su perfil actual. Consiguió elevadas compensaciones económicas en varios litigios que hicieron que su nombre empezara a conocerse en Florida.

Hasta que llegó el caso de Trayvon Martin, que fue el que dio a Crump notoriedad nacional como abogado de derechos civiles.

Trayvon era un joven de 17 años que, una noche de febrero de 2012, caminaba por una calle de Sanford, Florida, hacia la casa de la novia de su padre.

Era de noche y el muchacho iba desarmado, pero George Zimmerman, un vigilante voluntario que patrullaba la zona, lo atacó y lo mató. Alegó que lo había hecho en defensa propia.

El padre de Trayvon contactó con Crump para que representara a la familia y así fue como el nombre e imagen del abogado comenzaron a asociarse con este tipo de casos.

«Fiscal general de los negros»

Tras el de Trayvon Martin llegaron otros casos, como el de Michael Brown en Ferguson, Misuri, un joven de 18 años que en 2014 murió por los disparos del agente de policía blanco Darren Wilson.

O el de Breonna Taylor, una mujer de 26 años de Louisville, Kentucky, que murió en un tiroteo en su propia casa en una redada policial.

Todos estos procesos le han ganado apodos, entre los que destaca el de «fiscal general del Estados Unidos negro» que le puso el reverendo Al Sharpton.

Cuando se le menciona ese apelativo, Crump simplemente se encoge de hombros.

Objeto de críticas

Las cámaras siguen a Crump allá donde va, la gente lo detiene para tomarse fotos con él, ha aparecido en documentales e incluso brevemente en una película, «Marshall», sobre su admirado Thurgood Marshall, y Netflix está preparando un filme sobre su lucha.

La autora conservadora Candace Owens lo acusó en abril de intentar sacar provecho de los disparos policiales y de estimular las protestas violentas.

«Mantener los temas raciales vivos se ha convertido en un negocio en Estados Unidos», dijo Owens en una entrevista en el canal conservador Fox News. «Era Al Sharpton ayer, Jesse Jackson mañana, Ben Crump hoy».

Esto no le molesta a Crump: «Sería el colmo de la arrogancia pensar que todo el mundo te va a adorar. Esto no es un concurso de popularidad«.

Una gran firma

Contrario a lo que pudiera parecer, la tarifa de Crump es la estándar para los casos en los que el acuerdo es que el cliente no paga nada hasta que haya una resolución.

Quienes ganan en los tribunales o reciben una compensación suelen pagar a sus abogados entre el 33% y el 40%.

Crump, cuya elegante firma legal con sede en Tallahassee emplea a 110 personas, explica que gana la mayor parte de su dinero y paga a su personal con ingresos adquiridos en casos menos visibles.

No se siente único ni imprescindible.

«Espero hacer todo lo humanamente posible, durante el tiempo como pueda, y cuando no pueda, me resultará perfecto pasarle el relevo a la siguiente generación».

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Qué sucede en Estados Unidos

Biden sobre el fallo del aborto de la Corte Suprema: un día triste para el país, pero esto no ha terminado

Published

on

By

 

Por Javier Biosca/eldiario.es

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha afirmado que hoy “es un día triste” para el Tribunal Supremo y para el país, después de que la corte revocara el derecho constitucional al aborto, casi medio siglo después de que se consagró como un derecho, tras la decisión del alto tribunal controlado por una mayoría de jueces conservadores que ha revocado la histórica decisión de 1973 Roe v Wade.

Si bien no ilegaliza el aborto en EEUU, esta decisión supone que cada estado será libre de regularlo como quiera. Por lo que el presidente de los Estado Unidos, Joe Biden, señaló que “El Tribunal Supremo de EEUU ha quitado un derecho constitucional al pueblo estadounidense. No lo ha limitado, simplemente lo ha quitado. Es un día triste para el tribunal y para el país”, ha dicho el presidente Biden en un discurso.

“Han sido tres jueces, Samuel Alito con el apoyo de Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett –los últimos tres nombrados por Donald Trump, los que están en el núcleo de esta decisión. No se equivoquen, esto es una decisión que viene de un esfuerzo deliberado. Es una realización de una ideología extrema. El tribunal ha hecho lo que nunca había hecho antes”, ha añadido el mandatario, que ha afirmado que hay leyes estatales que prohíben el aborto que entrarán en vigor este mismo viernes.

Biden ha indicado que la mayoría conservadora del Tribunal Supremo demuestra “lo extrema que es y lo alejada que está de la mayoría de este país”. “Ha convertido a Estados Unidos en un país atípico entre las naciones desarrolladas del mundo. Mi administración utilizará todos sus poderes legales apropiados”, ha asegurado durante su intervención.

El presidente también ha instado a la población estadounidense a movilizarse: “El Congreso debe actuar, pero con su voto, ustedes pueden actuar. Ustedes pueden tener la última palabra. Esto no ha terminado”, ha indicado.

***

Fuente: eldiario.es

Continue Reading

Migración

EEUU libera bajo palabra a mil migrantes diariamente, dando hasta un año para pedir asilo

Published

on

By

Por Elliot Spagat/Los Angeles Times

Adentro, cientos de migrantes comen, cargan sus teléfonos, se bañan y usan los baños. En cuestión de horas, un guardia los escoltará a un descampado cruzando la calle donde se montarán en autobuses que los llevarán desde Eagle Pass hasta el Aeropuerto Internacional de San Antonio por 40 dólares.

La Patrulla Fronteriza libera hasta mil migrantes diariamente a través de Mission: Border Hope, una organización sin fines de lucro surgida en una iglesia que en abril se trasladó al depósito. El traslado fue en respuesta a una creciente práctica del gobierno de Joe Biden de liberar migrantes bajo palabra, sobre todos los que no están sujetos a normas de la pandemia que les impiden pedir asilo.

La Patrulla Fronteriza liberó bajo palabra a más de 207.000 migrantes que ingresaron ilegalmente desde México entre agosto del 2021 y mayo del 2022, incluidos 51.132 en mayo, lo que representa un aumento del 28% respecto a abril, según documentos judiciales. En los siete meses previos había liberado a solo 11 migrantes.

La libertad bajo palabra evita que los migrantes sean deportados durante cierto tiempo, pero no ofrece otros beneficios. Por ley, el Departamento de Seguridad Nacional puede liberar a los migrantes bajo palabra “por razones humanitarias” o porque su liberación representa “un beneficio público significativo”. Una vez liberados bajo palabra, los migrantes tienen un año para solicitar asilo.

La Patrulla Fronteriza apeló a este recurso porque no tiene espacio para alojar a tantos migrantes, según documentos legales. Se trata de un giro poco publicitado respecto a las políticas seguidas por los predecesores de Biden, Donald Trump y Barack Obama.

Cuando no se pudo procesar las presentaciones de los migrantes ante un juez lo suficientemente rápido el año pasado, miles de ellos fueron retenidos debajo de un puente en el Rio Grande Valley de Texas. En el 2019, las celdas estaban tan colmadas que algunos migrantes se pararon en inodoros.

A los migrantes liberados en el depósito se les dice que se presenten ante las autoridades inmigratorias del sitio donde vayan dentro de dos meses. Deben llevar un aparato que permite monitorear sus movimientos.

“El trato estuvo bien”, dijo Anthony Montilla, un venezolano de 27 años. “No nos trataron como ladrones”.

Montilla llegó con su familia tras un viaje que incluyó un paso por el temido Tapón de Darién, donde bandidos violaron a muchachas jóvenes delante de sus padres y había cadáveres a lo largo del camino. Luego de ser liberada por la Patrulla Fronteriza, la familia se encaminó a la casa de un amigo en Washington.

José Castillo, de 43 años, llegó desde Nicaragua con su esposa y un hijo de 14 años tras superar el miedo a cruzar el río Bravo. Se dirigían a Miami, donde vive un primo. Dicen que su oposición al gobierno nicaragüense los expone a represalias.

Castillo dijo que el día que pasaron bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza fue “fácil”, pero que no le recomienda a nadie que siga sus pasos por el peligro que se corre de pasar hambre o ser secuestrado en México.

Mission: Border Hope, una iniciativa apoyada por la Iglesia Metodista Unida, opera en un sector que ahora se ofrece como una ruta de cruces ilegales casi tan popular como la del Rio Grande Valley. Sus servicios son modestos comparado con los de otras agrupaciones a lo largo de la frontera, que ofrecen albergues y transporte a un aeropuerto.

Comenzó a funcionar en el 2000, atendiendo a entre 25 y 50 migrantes por semana en otro sitio, según Valeria Wheeler, su directora ejecutiva, quien supervisa las operaciones con la efectividad de un capataz de fábrica.

En los días de más trabajo, los voluntarios no dan abasto para registrar migrantes, comprar pasajes en autobús y atender otras cuestiones logísticas, de acuerdo con Wheeler. En un día típico atienden a 500 migrantes, pero a veces han llegado a mil.

El depósito cuenta con una cocina improvisada en la que hay amontonadas cajas de salsa de tomate, sopa de pollo, carne de cerdo y frijoles. Los migrantes esperan sentados en bancos de metal y sillas de plástico. Se da instrucciones por un altoparlante cuando la Patrulla Fronteriza lleva gente y cuando llegan los autobuses que irán al aeropuerto.

Se pide a los migrantes que se vayan rápido para permitir la llegada de otros. Uno de cada diez, no obstante, terminan durmiendo en el piso de cemento porque no tienen adónde ir.

“No estamos preparados para ser un albergue”, dice Wheeler, quien en el pasado trabajó como asistente legal, mientras recorre el edificio sin ventanas. A menudo es interrumpida por migrantes que le hacen preguntas.

A los migrantes se les concede la libertad bajo palabra sin analizar sus pedidos de asilo ni preguntarles por qué vinieron a Estados Unidos. Se les da un paquetito sellado con una estampilla azul que dice cuándo vence su libertad bajo palabra.

Este trato contrasta con el de muchos otros migrantes que son expulsados del país sin que se les dé la oportunidad de pedir asilo al amparo de la Title 42, una norma que usó el gobierno de Trump para impedir los pedidos de asilo por razones de salud pública, para evitar la propagación del COVID-19. Un juez federal dispuso hace poco que la norma siguiese en efecto a pesar de las objeciones del gobierno.

La Title 42 es aplicada en forma despareja, sobre todo a los migrantes de México, Honduras, Guatemala y El Salvador, porque México aceptó recibirlos de vuelta.

El comisionado del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza, Chris Magnus, dijo que se concede la libertad bajo palabra a migrantes sin antecedentes penales, que generalmente llegan con sus familias y tienen gente que los reciba en Estados Unidos.

“Tratamos de manejarnos de una forma inteligente, reconociendo que hay gente que ha sido estudiada cuidadosamente, que representa un riesgo mucho menor y que puede recibir un trato distinto al de otros”, indicó Magnus en una entrevista.

Hay quienes dicen que esto alienta a que vengan más migrantes y que el gobierno no cumple con el requisito de que se analice “caso por caso”.

Pero Magnus dijo que es “mucho más eficiente” y tan efectivo como liberarlos con citas para que se presenten ante los tribunales de inmigración. Ese proceso, que lleva tiempo, queda ahora en manos del servicio de Inmigración y Control de Aduanas, que intervendrá en el destino final de los migrantes.

La Patrulla Fronteriza sigue procesando unos 25.000 migrantes por mes a los que envía a tribunales de inmigración, un procedimiento que según sus agentes toma más de una hora.

La libertad bajo palabras, en cambio, toma minutos.

Hace poco, una hondureña en el octavo mes de embarazo fue liberada con la orden de presentarse ante un juez de inmigración en Cleveland, donde la esperaba un tío.

Wheeler dice que no sabe por qué algunos migrantes reciben la libertad bajo palabra mientras que otros son enviados a los tribunales de inmigración, y que tampoco pregunta por qué sucede eso.

“Nuestro objetivo es dar seguridad”, manifestó.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Continue Reading

Migración

Estados Unidos otorgará 300 mil visas de trabajo a inmigrantes mexicanos y centroamericanos: Gobernación

Published

on

By

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López, dio a conocer que el gobierno de los Estados Unidos otorgará 300 mil visas para trabajo temporal a inmigrantes, como parte de un acuerdo con México, que tendrá lugar en la próxima reunión que sostendrán el presidente Joe Biden y su homólogo mexicano Andrés Manuel López Obrador el próximo mes en la Casa Blanca.

López señaló que EE.UU. entregará al menos 150,000 visas temporales de trabajo a mexicanos y una cifra similar equivalente a migrantes centroamericanos. Esta información la dio a conocer el secretario durante una visita a Tijuana.

“El Gobierno americano aceptó otorgar de primera instancia 200,000 o 300,000 visas de temporales de trabajo; 150,000 que van a ser para mexicanos o para extranjeros que están hoy en México esperando la posibilidad de migrar al norte”, señaló según reportó Univision.

Afirmó que los documentos temporales contribuirán a reducir la tensión migratoria.

“Cuesta muchísimo en términos sociales que nuestro país sea un paso de migrantes y todos los días estamos conversando con el Gobierno americano para tratar de generar condiciones”, señaló uno de los próximos candidatos a contender por la presidencia de la república en 2024.

López Obrador señaló el pasado viernes que insistiría en impulsar soluciones al problema migratorio durante su próxima reunión con Biden, para incluir apoyos económicos a Centroamérica y visas temporales para inmigrantes indocumentados.

Agencias

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: