Connect with us

Autoridades fabricaron culpables para justificar Ciudad de las Mujeres en México

La fabricación de culpables de violencia de género fue una de las tácticas para fundar Ciudad de las Mujeres en Hidalgo, saqueada desde su creación en la adminsitración de Peña Nieto

Susana Enríquez Silva

Published

on

Con tal de edificar una obra millonaria que incluso fue inaugurada dos años antes de su operación por sus carencias, involucraron instituciones que fabricaron un culpable para poder tener un caso insignia qué presentar

Por Emmauel Ameth

TEPEJI DEL RÍO, Hidalgo.- El exgobernador de Hidalgo, Francisco Olvera Ruíz, así como el expresidente Enrique Peña Nieto, promovieron la edificación de Ciudad de las Mujeres en Hidalgo; pero éste fracasó pese a sus intentos por sacarlo adelante, mismo que incluyó la fabricación de un culpable para poder presentar un caso insignia que justificase la inversión.

Para mostrar su caso insignia se valieron de funcionarios públicos y de la misma esposa de Francisco Olvera para estar atenta a un proceso jurídico plagado de irregularidades y contradicciones en las que sin embargo, cometió su cometido: encarcelar a su exesposo y ser “madrina” de apertura de la Ciudad de las Mujeres en Tepeji del Río narrando su historia, misma que ya con antelación había expuesto en el auditorio Gota de Plata.

El negocio no era despreciable. Primero instruyeron al Colegio de Hidalgo para que realizase un estudio del cual se dijo atenderían a 310 mil mujeres, que tres años después de su inauguración no llegaba ni a las 2 mil 900 (menos del 1% de su meta); posterior, adjudicaron más de 136 millones de pesos a Operadora Mersi, empresa de Grupo del Blanco cuyo administrador fue el encargado de promover la campaña de Francisco Olvera ante los empresarios cuando se postuló para gobernador. Del Blanco la dejó con tantas carencias, que tuvo que pasar más de un año y medio posterior a la inauguración para que finalmente pudiera operar, y esto después de manifestaciones de ONGs que exigían su funcionamiento.

En la actualidad, el propio presidente municipal de Tepeji cuestiona el funcionamiento de Ciudad de las Mujeres al señalar que “nunca está abierto”.

 

La presunta “víctima”

Para tener un caso insignia encarcelaron a Fernando M., en ese entonces esposo de Ana Rocío O., cuyo proceso estuvo plagado de irregularidades luego de que para confirmar la sentencia se valieron de testimonios de familiares de la víctima y dos testigos más que fueron previamente aleccionados: en todas las declaraciones hay contradicciones de tiempo, lugar y forma.

La supuesta “víctima” es funcionaria del Gobierno del Estado de Hidalgo e incluso goza de dos plazas: una magisterial por parte de la SEP y otra como Encargada de atención en Desarrollo Social y se ostenta como Licenciada en Informática (en el registro de Cédulas Profesionales de la SEP no se encuentra dato alguno sobre su escolaridad), donde habría conocido a Guadalupe Romero de Olvera, esposa del exmandatario hidalguense.

Incluso la Agencia Reforma la tomó como una de las servidores públicas que recibían doble salario por parte del Gobierno de Hidalgo (VER AQUÍ) pues por una de sus actividades cobraba 15 mil mensuales y por la otra, 8 mil.

Para comprender el grado de complicidad en el que las autoridades se involucraron para incriminar a su ahora exesposo, se seleccionaron las siguientes afirmaciones de las cuales, se cuenta con un audio y que fueron otorgadas este 2019 (el juicio data de 2014):

“La señora Lupita de Olvera consiguió facilidades para que me fuera al refugio”; dicha aseveración la dijo a pregunta expresa sobre cómo terminó en un refugio en la CDMX mientras duraba su caso.

“Tuve que ir a ver a la señora Lupita, tuve que ir a amenazar al Procurador, yo se lo gritaba desde afuera de que iba a ser público que él metía las manos. Era el primer juicio oral de violencia. Nos fuimos a juicio, presentamos pruebas y se preparó todo, sólo podíamos comprobar la primera vez que me golpeó (Fernando M.)”.

“Fui a acusarla con la directora y les dije ‘Yo no quiero esa abogada’. Me fui yo sola a acusar al juez. Metí escritos e insistí hasta que la juez me atendió. Me dijo la juez te voy a dar el divorcio es inmediato y en cuanto a la custodia los pasaron con el Consejo de Familia. Me dieron la custodia definitiva y no hay convivencias autorizadas”; manifestado sobre su abogada de oficio y sobre su trato con la juez.

“Él (Fernando M.) volvió a meter un amparo ante instancias federales y yo le escribí a la ministra de GM en el TSJN, vi al magistrado y sale que confirman su sentencia”.

“Yo había participado, tres meses antes de Tepeji en el Gota de Plata. Yo me acerqué a la señora Lupita (De Olvera)… se acercó mucho a mí y yo mucho a ella. Platicaba mucho con ellas. Del centro de Justicia fui la cliente número 14, y mi juicio oral fue el número 5 y ellas siempre me acompañaban en todo, antes del juicio me veía con ellas y una vez me piden ‘Abrieron una página para servidores de capacitación de género’ y me invitaron al Gota de Plata a participar”.

Me sentía en deuda con la señora Lupita porque había sido muy cercana conmigo, ante 1,800 personas luego me invitaron a Tepeji con Peña Nieto, justo el día que ingresé al refugio. Fue a través del DIF”.

 

La fabricación de culpables

Ante la falta de pruebas para incriminar, las autoridades dieron por buenos testimonios contradictorios y/o mal aleccionados para el caso de Ana Rocío.

No sólo Guadalupe Romero de Olvera resultó involucrada en la fabricación de culpables sino que también intervinieron en el proceso:

  • Miroslava Hidalgo Chavarría, MP PGJEH
  • Grace Daniella Rangel Ramírez, MP CEA
  • Rocío Baños Briseño, MP
  • Adriana Ávila Rodríguez, Psicóloga
  • Martha Muñoz Islas, Perito
  • Verónica Nohemí Arias Martínez, Defensor de Oficio
  • Omar López Pedraza, Policía
  • Rosa María López Aguilar, Defensor de Oficio
  • Juan José Sánchez Sierra
  • Ariana Itzel Duarte Martínez, Juez

 

Las contradicciones del expediente

El 15 de diciembre de 2014, Ana Rocío O. declara que fue violentada en su domicilio. Dice que a partir de las 0:00 hrs sufrió tremenda golpiza por parte de su entonces esposo Fernando, quien le pegó en la cabeza, espalda y piernas; incluso la pateaba en el suelo y la jalaba del cabello, del que la levantaba para azotarla en la pared mientras sus hijos dormían. Temió por su vida.

Afortunadamente, relata que Fernando, al ir alcoholizado, se quedó dormido aproximadamente a las 2 hrs, tiempo en el que Ana Rocío marcó a su padre, mismo que tuvo que esperar en su auto afuera de su domicilio hasta que ella se percatase de que no había peligro y Fernando ya no iba a despertar, siendo las 4 hrs cuando salió de su casa para dirigirse al Ministerio Público, aunque fue atendida hasta las 6:30 para rendir su primera declaración.

Las autoridades tomaron su declaración y allí comenzaron las inconsistencias, algo que los jueces o se negaron a apreciar o bien, por ser funcionaria pública, con dos plazas en Gobierno del Estado y recomendada de Guadalupe Romero de Olvera, tenían la indicación de castigar.

Porque el médico forense la observó visiblemente íntegra, coherente y bien orientada. Tras media hora de auscultación en todo su cuerpo, solamente pudo apreciar un golpe en el labio superior derecho, mismo que estaba hinchado: el tamaño de la lesión era inferior a dos centímetros y con tiempo de recuperación menor a quince días (el menor). No encontró cicatrices pasadas ni recientes u otro tipo de lesión que dejara marca pese a que Ana Rocío decía que era golpeada diariamente con violencia desmedida, aunque eso sí, declaraba que “su marido sabía cómo golpearla para no dejar marcas”. Sus hijos, en la habitación contigua y posteriormente entrevistados por autoridades diversas, tampoco fueron testigos de ese tipo de maltrato como se aprecia en las carpetas de investigación, pese a que ella afirma que para que no siguiera con las golpizas que ponían en peligro su vida, gritaba como único medio de defensa.

La psicóloga forense por su parte la observó en buenas condiciones de higiene y aliño, pese a haber sido levantada del cabello en múltiples ocasiones para ser azotada en las paredes. Ella dio un pronóstico reservado a un eventual tratamiento como diagnóstico.

Pero las autoridades no fueron las únicas en contradecir su primer testimonio.

Seis meses después, su padre de nombre Rubén O., también funcionario y exdirigente sindical en Gobierno Estatal, narró que recibió una llamada antes de media noche donde su hija le decía que era agredida, trasladándose inmediatamente -está a 20min. de distancia como señaló en la misma carpeta-. Los miró discutiendo -pese a la importancia de la lesión en el labio, que era la única que tenía, nunca narró verla ni observa otro tipo de violencia que no fuera verbal-. Él dijo que Fernando se retiró (¿no había sido la agresión a las 00:00, aproximadamente a su llegada?) y agregó que echaba balazos al aire mientras se iba… (esto último no coincide con nadie más y fue aportado en un momento del juicio en el que se le quería inculpar de amenazas con arma). Allí fue cuando se llevó a su hija, misma que acompañó a declarar unas horas más tarde -él mismo no declaró como testigo en un principio-.

Rubén O. (Padre) posteriormente declararía que su hija había sido agredida en distintas ocasiones y que se había ido a refugiar a su casa todas las mismas… pero Ana Rocío del 2014 dijo que nadie en su entorno sabía de su situación e incluso, 4 años después que rememora el episodio, tampoco coincide consigo misma, pues asegura que esa noche -la noche que tuvo golpe en el labio inferior de dos centímetros como única lesión y de la que hasta que llegó su padre o no tenía o no se percató de la misma-, fue la más violenta que vivió al lado de su pareja, llamando a su padre a media noche para que la recogiera (Ana Rocío del 2014 ni la del 2019 hablan de que su exesposo tuviera un arma en ese momento ni de que dispara al aire pese a que posteriormente agregan ese “dato” pero siempre sin testigos y cayendo en contradicciones).

Más tarde vendrían más contradicciones.

Una de ellas en un triste episodio donde Ana Rocío O. dijo que su pareja tocó la puerta de su domicilio, entró y amagó a dos trabajadores que allí se encontraban. Discutiendo, logró arrebatar un arma que portaba Fernando, mismo que posteriormente se la arrebató. Ante el escándalo, sus hijos bajaron y mientras este se encontraba distraído, ella salió a pedir auxilio; al haber gente en la calle, Fernando desistió de su intento y se fue.

Pero las fechas tienen horas de diferencia entre los supuestos testigos e incluso los trabajadores que habrían sido amagados, presuntamente aleccionados, dieron versiones diferentes de la historia y todos describieron el arma de forma distinta así como los sucesos.

Algunas de las contradicciones se pueden apreciar en la siguiente tabla:

Continue Reading
1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Justicia pendiente

Director de Cefereso de Michoacán tortura, amenaza y viola derechos humanos, denuncian internos

Avatar

Published

on

Por Ignacio García

El director del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 17 de Michoacán, Julio César Pérez Álvarez, ha incurrido en constantes violaciones de derechos humanos hacia los presos del penal como la ausencia del servicio de agua potable, así como constantes torturas y amenazas sin haber sido sancionado por las autoridades federales.

Por medio de una misiva, George Khoury Layón, interno del penal federal acusado  falsamente del delito de homicidio calificado por Isabel Miranda de Wallace, denunció que el directivo ordenó que le arrojaran gas lacrimógeno, además de que ha incurrido en malos tratos y golpes constantes hacia su persona, así como enviarle un perro para quitarles sus tenis ortopédicos.

Por ello, pidió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ordene a los comisionados federales que atiendan las irregularidades cometidas por Pérez Álvarez, ya que, enfatizó, existen 273 amparos en contra del director por la falta de agua potable, falta de atención médica, amenazas y torturas contra los internos.

De acuerdo con el reo, los amparos se encuentran radicados en los juzgados Quinto y Octavo de Uruapan, Michoacán, sin embargo, hasta el momento no han obtenido una respuesta satisfactoria y el director lo ha amenazado con negarle el suministro de sus medicamentos contra la lumbalgia que padece, así como retirarle los tenis ortopédicos que requiere para su postura en caso de no desistir de sus denuncias públicas.

Agregó que Julio César Pérez ha alegado que cuenta con el respaldo institucional, pues su familiares trabajan en la Federación y él es uno de los ex colaboradores de Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) durante el gobierno de Felipe Calderón y preso en Estados Unidos por sus presuntos nexos con el Cártel de Sinaloa.

Asimismo, expresó que pueden contar con hasta 200 firmas de los presos que están en contra de las funciones de Pérez Álvarez, por lo que demandaron la intervención del presidente de México para que se frenen los abusos cometidos contra los internos del Cefereso de Michoacán.

 

 

Continue Reading

Arteleaks

Sara Sefchovich, ¿absurdo nivel Dios?

Alberto Farfán

Published

on

Por Alberto Farfán

En rigor, ¿realmente alguien en su sano juicio se plantearía como un instrumento contundente para combatir o eliminar el flagelo del crimen organizado en su modalidad de narcotráfico el hecho de solicitar apoyo educacional o moral a las madres de los delincuentes? ¿Las progenitoras regañando a sus vástagos para que dejen el mal y se conviertan al bien?

La connotada escritora y periodista Elena Poniatowska en entrevista con Sara Sefchovich (1949), quien se ostenta como socióloga, escritora, historiadora, catedrática, investigadora, traductora, comentarista y conferencista,  y que además es autora de más de una docena de libros y diversos artículos en periódicos y revistas, toman como hilo conductor de la misma el leitmotiv de la última novela de Sefchovich, Demasiado odio: la importancia de las madres en su papel de correctoras de sus hijos delincuentes. No por nada el título de la conversación se llama “Sin la complicidad de las madres el narco bajaría” (La Jornada, 10/01/21). Y como aquí no se comenta la novela desde el punto de vista estético-literario, sino sobre el asunto central, quien esto escribe realizará lo propio.

Como bien se observa, estamos frente a dos intelectuales de nivel que deben de dominar el tema en cuestión. Y aquí nos dice la entrevistada los orígenes de su proposición:

“Publiqué una novela: Atrévete, propuesta hereje contra la violencia en México (2014), que se presentó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. En ese libro yo hacía una propuesta a las madres de familia de bajarle la violencia en México diciéndole a sus hijos que si querían robar, robaran, pero no violaran, no mataran, no maltrataran (sic). Para escribirlo, viajé por todo México, me reuní con grupos de madres a quienes preguntaba cómo veían esta situación y pedirles que ayudaran; que su trabajo como madres era impedir que sus hijos entraran al mundo del narcotráfico. Para mi sorpresa, en todos los grupos con los que me reuní durante casi dos años encontré que las madres no estaban dispuestas a sacrificar los beneficios que reciben de la delincuencia aun a costa de que pueden encarcelar y hasta matar a sus hijos”. Y cabe añadir, por cierto, que esta situación no es el gran descubrimiento de Sefchovich, pues ya era conocido.

Y al percatarse que su exhorto caía en el vacío por parte de las jefas de familia, indica lo siguiente: “Incluso se lo escribí al presidente (Andrés Manuel) López Obrador. Él mismo pidió ayuda a las madres de familia y recuerdo que le dije: ‘Nos equivocamos, señor presidente, las madres no están dispuestas a ayudar’.” Y en efecto, es de todos conocido que el presidente de México hizo este llamado públicamente en más de una ocasión.

Por supuesto que es un fenómeno demostrado que ciertas familias han incursionado en el narcomenudeo. E incluso a un grado mayor. Recordemos a Delia Patricia Bustos Buendía, quien no sólo recibía de sus hijas y yernos enormes cantidades de dinero y enseres, sino que era ella misma quien lidereaba a la organización criminal que se denominó el Cártel de Neza, siendo ella la temible Ma Baker. Extendió su poder en buena parte del valle de México, a sangre y fuego. Puso en jaque a la extinta Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Salud (FEADS), asesinando ministerios públicos federales e incluso a un alto funcionario de dicha dependencia, fiscalía perteneciente a la antigua Procuraduría General de la República (José Antonio Caporal, El cártel de Neza, 2012).

Evidentemente nos encontramos con un problema de orden multifactorial. Y todo indica, al parecer, que nuestra socióloga realizó su investigación de esa manera: vivió en Michoacán, Reynosa y en zonas de migrantes, donde abordaría “el deterioro del medio ambiente, el descuido, la ignorancia, la indiferencia, la corrupción… (Y) lo mismo me sucedió en otros países. Recorrí siete ciudades del mundo para hacer un paralelismo entre el narcotráfico y el terrorismo y también me encontré con madres de familia que solapan a sus hijos”. Y no obstante su amplio y diverso estudio llegó a la misma conclusión.

Inmutable, tropezándose una y otra vez con la complicidad materna, reitera: “Yo pensaba que las madres podían ayudar a que sus hijos aprendieran a vivir de otra manera, pero después de escribir adquirí la certeza de que no quieren cambiar… Ese es mi tema: la complicidad de las madres y la de los familiares. Estoy convencida que sin ella bajaría el narcotráfico y el terrorismo”.

No obstante, al final Sefchovich apunta sobre el origen de todo ello: “Las carencias rigen nuestro funcionamiento social. Cuando una familia descubre que puede vivir mejor, es lógico que acepte dádivas. No sólo en México, en todos los países hay narco”. Pero bajo la lógica simplista de la pobreza significaría que miles de mexicanos en situación de miseria todos serían narcomenudistas. Y esto no es así.

 Resulta francamente impensable que una académica como Sefchovich reduzca de manera absurda el grave asunto del narcotráfico a la complicidad de madres e hijos viviendo en la pobreza. Y que Poniatowska no la haya cuestionado en su enfoque al entrevistarla. Lamentablemente ya no hablamos de un binomio, como nos quiere indicar nuestra socióloga, sino de una unidad. Existen familias enteras que participan en el narcomenudeo, desde el abuelo hasta los nietos. Basta revisar la nota roja de cualquier periódico para comprobarlo.

 Por lo tanto, ningún llamado a la congruencia moral dirigido a las madres o familiares del narcomenudista va a funcionar de manera alguna. Existe tal descomposición social que hasta suben fotografías en redes sociales luciendo armas y dinero como parte de su inserción a un grupo criminal. No, en lo absoluto es una solución.

Continue Reading

Mundo

OMS estima que vacunación contra Covid-19 se concentra sólo en 10 países

Avatar

Published

on

Por Ignacio García

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 95 por ciento de las vacunas aplicadas en el mundo se concentran sólo en 10 países, los cuales en su mayoría se ubican en Europa.

El organismo internacional lamentó que existe poca solidaridad de las naciones más ricas para permitir que los demás países también puedan aplicar de forma eficiente los programas de vacunación en sus respectivas poblaciones.

Los países con más vacunas aplicadas son Estados Unidos, China, Reino Unido, Israel, Emiratos Árabes, Italia, Rusia, Alemania, España y Canadá, por lo que la OMS pidió mayor solidaridad para que se apliquen a otras naciones que no cuentan con la misma riqueza.

Asimismo, enfatizó que en más de un mes se han vacunado a 28 millones de personas en el mundo, distribuidas en apenas 46 países, pero también advirtió que la nueva cepa viral localizada por primera vez en Reino Unido también se propagó por 25 naciones.

Sin embargo, la OMS es optimista con el comportamiento de la pandemia y aunque reconoció que durante este año continuará con presencia en el mundo, será más controlable, debido a la aplicación de la vacuna en la mayor parte del planeta.

México se ubica en el lugar 13 de los países con más vacunas aplicadas en el mundo, aunque muy rezagado con respecto a Estados Unidos que ha vacunado a más de 3 millones de personas en el último mes.

Continue Reading

Trending