Connect with us

Europa

Anne Applebaum, historiadora: “Lo que debería preocuparnos no es que Rusia sea humillada sino que salga fortalecida”

Published

on

Por María Ramírez/eldiario.es

La historiadora y periodista Anne Applebaum dio hace unos días el discurso anual de la Facultad de Historia de la Universidad de Oxford sobre su libro ‘Hambruna roja’, que documenta la muerte de hambre y la persecución millones de ucranianos bajo las órdenes de Stalin a principios de los años 30. La lección magistral estaba prevista para marzo de 2020, y pocos podían imaginar que el retraso de dos años por la pandemia la convertiría en una conferencia de actualidad. Pese a los horrores que retrata en el libro, Applebaum terminó su discurso con algo de optimismo: “La historia ofrece esperanza además de tragedia. Stalin fracasó. Y esta vez los ucranianos no están solos”, dijo.

Applebaum, que trabaja para la revista The Atlantices estadounidense-polaca y vive entre Washington y Varsovia, donde atiende a elDiario.es por teléfono unos días después de la conferencia. Su pasión es la historia de Europa del Este del siglo XX, que retrata en ‘El telón de acero‘ y ‘Gulag‘, ganador del Pulitzer al mejor libro de no ficción en 2004. Su último libro, ‘El ocaso de la democracia‘ (Debate, 2021), describe la amenaza del autoritarismo dentro de las democracias occidentales. En el próximo, se centrará en la influencia de autocracias como Rusia y China en países más pequeños.

Usted ha documentado abusos de la Unión Soviética en Europa del Este a lo largo del tiempo, pero el nivel de obsesión y de crueldad con Ucrania de los líderes soviéticos que retrata su libro ‘Hambruna roja’ y que vemos hasta nuestros días es notable. ¿Qué tiene de especial el caso de Ucrania?

Si miras lo que los rusos les hicieron a los chechenos, no es muy diferente. Si miras lo que los rusos hicieron, por ejemplo, a los polacos durante la Segunda Guerra Mundial, no es muy diferente. En realidad, si miras lo que los rusos hicieron a otros rusos, durante el período de Stalin, no es muy diferente. Éste es un país cuyos líderes durante mucho tiempo han visto el abuso contra otras personas como su derecho, está conectado con la naturaleza de quiénes son. Así que no creo que sea muy sorprendente. Se puede decir que están especialmente enfadados con Ucrania, porque piensan que los ucranianos deberían ser rusos y que han decidido deliberadamente no serlo. Lo sienten como una especie de ataque personal. Y eso podría explicarlo. Pero si miras la historia de Rusia, nada de lo que está sucediendo ahora es tan inusual. Puedes ver casi exactamente el mismo tipo de comportamiento en las décadas de 1930 y 1940.

Usted dice que la élite rusa ha visto una amenaza en el hecho de que Ucrania quiera ser una democracia europea como las demás. ¿Por qué no pasó lo mismo con los países bálticos o incluso otros en Europa del Este? 

Creo que la razón de esto es que esos países lograron reafirmar su independencia y unirse a las instituciones occidentales antes de que Rusia fuera lo suficientemente fuerte desde el punto de vista militar como para detenerlos. Creo que si esos países estuvieran tratando de unirse a la Unión Europea ahora, Rusia los invadiría. Ahora estaríamos teniendo esta guerra en Berlín Oriental.

¿Tuvieron suerte?

Sí. También hay que decir que Ucrania ha cometido muchos errores en los últimos 30 años. El país estaba dirigido por personas que no eran realmente patriotas, eran muy corruptas y se dedicaban a robarle al país. No crearon un Estado soberano con una política exterior clara hasta hace poco. Creo que perdieron mucho tiempo. En parte porque Ucrania no tuvo antes la condición de Estado. Los ucranianos intentaron formar un Estado en 1918. También tuvieron un movimiento nacional en el siglo XIX, pero no ganaron. Así que no lo consiguieron hasta 1991. Y no estaban totalmente preparados. En cambio, otros como los países bálticos y Polonia tuvieron Estados entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial, así que estaban mejor enfocados.

Lo que describe en ‘Hambruna roja’ sobre la jerga que usaba Stalin contra los agricultores ucranianos que llamaba ‘kulaks’ y la ‘deskulakización’ para justificar atrocidades se parece mucho a las palabras que utiliza ahora Putin. ¿Ha estudiado a Stalin para justificar la invasión?

El lenguaje es similar. Y sí, probablemente Putin lo haya estudiado. El KGB en particular -y él estuvo en el KGB-, lee su propia historia. Lo sé porque he consultado sus archivos. Preparaba a sus oficiales estudiando casos del pasado. Así que Putin, como oficial del KGB, conocería muy bien la historia del KGB, cómo funcionaba antes. Así que sí, lo sabía exactamente.

Usted describió cómo el corresponsal del New York Times en Moscú en los años 30, Walter Duranty, ocultó o desdeñó la hambruna de Ucrania ¿Quiénes son los Walter Duranty de nuestro tiempo?

Nadie que trabaje para una publicación como el New York Times está ahora encubriendo a Putin. No hay ningún periodista destacado como Walter Duranty que esté haciendo eso. Hay algunos negacionistas que se pueden ver en redes sociales. El equivalente de Walter Duranty sería alguien que esté negando que Putin ha invadido Ucrania o negando que ha cometido abusos contra los derechos humanos. Hay muchas personas así en Rusia, por supuesto; la televisión estatal rusa lo niega. Y se pueden escuchar esos puntos de vista repetidos en algunas cuentas prorrusas y algunas personas prorrusas en Europa y en Estados Unidos. En los medios italianos, hay dos o tres personas que niegan abiertamente lo que está pasando. Por el contrario, ahora hay mucha gente entregada a contar la verdad. Hay una enorme cantidad de periodistas en Ucrania que están trabajando para documentar la historia. Yo fui a Bucha, pero no escribí de manera específica sobre Bucha porque cuando fui muchas otras personas ya habían estado allí y habían contado muy bien la historia. El problema ahora es que los propios rusos tienen un aparato de propaganda muy elaborado, que está diseñado para mentirles sobre lo que está sucediendo. Y algunas personas marginales que lo replican.

¿Hasta qué punto está relacionado con el hecho de que las autoridades de Rusia nunca afrontaron el pasado de abusos que cuenta en ‘Hambruna roja’ y en ‘El telón de acero’ como, en cambio, sí hizo Alemania? ¿Explica lo que está sucediendo ahora? 

Sí, creo que eso es una gran parte del problema. No creo que los rusos hayan llegado a aceptar nunca de verdad su propia historia. No creo que hayan entendido realmente por qué sus vecinos los odiaban y les tenían miedo. No creo que entendieran el significado del estalinismo, cómo dio forma a su país y cómo es percibido en el mundo. En la década de los 90, nunca tuvieron la sensación de que habían perdido. Sintieron que los habían engañado o traicionado, pero no sintieron que las ideas habían fallado o que su nación había fallado de alguna manera. Simplemente encontraron a otras personas a las que culpar: culpan a Occidente, al FMI o a Estados Unidos por la década de pobreza en los años 90. Nunca se culparon a sí mismos ni a su propio sistema político.

Muchos países no han afrontado los abusos de su propia historia. Pero, ¿por qué sucedió esto en Rusia en particular?

Hubo algunos pequeños esfuerzos. El problema fue que el primer presidente ruso, Boris Yeltsin, no estaba realmente preparado para hacerlo: tenía instintos buenos de que era importante escapar del comunismo y del estilo soviético e hizo algún esfuerzo por hablar del pasado. Pero enseguida enfermó y estaba rodeado de personas que trataban de robar dinero. Y realmente no hizo un esfuerzo para crear una nueva identidad nacional basada en valores nuevos. Hubo un momento en que podría haberse hecho en la década de 1990. Luego Putin llegó al poder, y Putin fue desde el principio revanchista, estaba interesado en reconstruir una dictadura con una ideología imperial agresiva.

¿Y por qué ha conseguido difundir con éxito esta ideología a izquierda y a derecha? Putin tiene aliados de ultraderecha, pero en países como España también hay voces de la izquierda que excusan su comportamiento. ¿Cómo lo ha hecho?

En general, eso viene del hecho de que hay una parte de la izquierda tanto en Europa como en Estados Unidos que todavía ve como el enemigo principal a Estados Unidos y, a veces, a la OTAN. Entonces piensan que todo lo que está mal en el mundo tiene que ser explicado por el imperialismo estadounidense y la idea de que existe un imperialismo europeo. Para ellos, que haya un tipo diferente de imperialismo, el imperialismo ruso e incluso el imperialismo chino, es una idea muy difícil de entender. Muchos de ellos están encerrados en una mentalidad tipo años 70 donde todo lo que hace Estados Unidos y la OTAN está mal. Creo que esa es la explicación principal. Y luego, por supuesto, parte de la explicación también es que Putin les paga. Algunos de la extrema izquierda y algunos de la extrema derecha tanto en Europa como en Estados Unidos dependen de una forma u otra del dinero ruso a cambio de su apoyo a Rusia de alguna manera.

¿Ve espacio para alguna institución de seguridad en Europa, que no sea la OTAN o en el que Estados Unidos no esté tan involucrado?

Me encantaría que hubiera una institución de seguridad europea, un ejército europeo que pudiera trabajar con Estados Unidos o incluso un ejército voluntario que pudiera hacer misiones que fueran de interés para Europa. Pero en este momento, no veo que los ejércitos europeos estén siquiera operativos sin el ejército estadounidense. No creo que los europeos entiendan realmente la escala de lo que Estados Unidos está proporcionando en Ucrania, hasta 30 o 40 veces más. La capacidad militar de Estados Unidos es mucho mayor que la capacidad militar europea, y, en este momento, es difícil imaginar cómo el ejército europeo puede estar a la altura. Puedo imaginar uno que pueda luchar contra la piratería en el Mediterráneo o encargarse de problemas más pequeños, pero no veo cómo un ejército europeo podría afrontar una guerra contra Rusia, mientras que claramente el ejército estadounidense podría y ganaría. Eso tampoco está sucediendo ahora. Los estadounidenses están armando a Ucrania, pero no están luchando contra Rusia ellos mismos. Me gustaría que hubiera un ejército europeo y que hubiera una institución de seguridad europea que pudiera funcionar sin la OTAN. Pero no veo que sea factible en este momento.

Anne Applebaum en el Parlamento Europeo en Bruselas en 2009. Yorick Jansens/EFE

Algunos gobiernos y expertos europeos dicen que hay que darle algo a Rusia o a Putin, ya que podría existir el riesgo de tener una Rusia humillada y revanchista como Alemania después de la Primera Guerra Mundial, y eso sería incluso más peligroso. ¿Ve ese riesgo? 

¿Por qué muchos hablan de la Primera Guerra Mundial? Yo creo que la comparación aquí es con la Segunda Guerra Mundial. Lo que tenemos es una nación peligrosa y agresiva que no tiene reparos en las muertes masivas, o en usar la comida como arma o crear millones de refugiados. Tenemos a Rusia en este momento tratando de desestabilizar todo el continente europeo, y hay gente preocupada de que sea humillada. Realmente no entiendo qué creen que está pasando. Si Putin es capaz de ganar esta guerra de alguna manera, incluso si es simplemente capaz de ganar en el Donbás y tomar un tercio o lo que quiera de Ucrania, eso significará que tendrá tiempo para descansar y recuperarse y construir más armas hasta que pueda invadir nuevamente. Esta guerra no va a terminar hasta que Putin entienda que ha perdido, y hasta que Rusia deje de ser una potencia imperial. Y eso podría no ser hasta el final de la vida de Putin. Así que no hay miedo de que lo humillen. Ese no es el problema en este momento, el problema no es que Rusia pueda perder. El problema es que pueda haber un alto el fuego que le dé tiempo a Rusia para reorganizarse.

No veo ninguna evidencia de que alguien dentro de Rusia haya pensado seriamente en que esto ha sido un gran error. No veo ninguna evidencia de que el Kremlin piense que es un error. No lo veo más allá de los medios rusos independientes, que ahora se encuentran principalmente fuera del país, y de muy pocos empresarios. No he escuchado a nadie dentro de Rusia describir esto como un error. Así que no piensan que está mal, piensan que está bien. Lo que debería preocuparnos no es que Rusia sea humillada, sino que salga fortalecida.

Si esto fuera la Segunda Guerra Mundial, y Hitler hubiera invadido Francia y ocupado Bélgica, ¿diríamos ahora, ‘es mejor que no retrocedamos porque entonces Hitler será humillado’?

¿Cómo se rompe este patrón de intentos de conquista de otros territorios? ¿Es posible con Putin?

Putin seguirá así hasta que lo paren, intentará conquistar Ucrania, Moldavia, parte de Georgia. Eventualmente, si decide que la OTAN es lo suficientemente débil, podría intentar conquistar los Estados bálticos. Él, sin duda, seguirá adelante hasta que se le frene. No ve ninguna razón para no hacerlo. No tiene motivos para parar. Y no tiene ninguna razón política para parar.

¿Se está cansando la opinión pública en Europa y en Estados Unidos después de casi 100 días?

La opinión pública se cansó de la Segunda Guerra Mundial. La opinión pública se cansó de la Guerra Fría. La opinión pública se cansará. Por eso los rusos le pagan a su portavoz en Nueva York para que promueva la idea de que esta guerra ya dura demasiado. A la izquierda y a la derecha en Europa hay partidos que tienen profundas conexiones con Rusia y que tienen un gran interés en detener la guerra en un momento en que Putin esté ganando. Y tratarán de hacer eso. También usarán el agotamiento público con los precios altos de los alimentos y de la gasolina. La pregunta es si la gente entiende el significado de esta guerra y tiene la voluntad para ganar los argumentos, yo no lo sé.

La UE acaba de acordar un embargo parcial del petróleo ruso. ¿Es suficiente?

Las sanciones no son suficientes, la economía rusa no se ha visto gravemente perjudicada. Y hemos tenido muy poco impacto con nuestras sanciones.

Algunos artículos citan la hambruna de Stalin para hablar de la crisis alimentaria. ¿Es comparable? ¿Los granjeros ucranianos y otras comunidades en el mundo pueden sufrir de la misma manera?

No creo que sea la comparación exacta, porque los rusos no están tratando de matar de hambre a los ucranianos, pero sí están usando la comida como arma. Saben que pueden usar esto para bloquear el puerto de Odesa y pueden bloquear las exportaciones de trigo de Ucrania. Y, por lo tanto, pueden crear una crisis alimentaria en el norte de África, en Marruecos y Egipto, y así sucesivamente. Su objetivo es usar eso, y luego negociar el levantamiento de las sanciones. Tratarán de usar eso como moneda de cambio.

Usted ha escrito a menudo sobre la apatía como meta del gobierno ruso. No parece un objetivo muy inspirador para una campaña al menos a largo plazo…

Putin ha tratado de crear apatía en el público, y también una especie de nihilismo, una sensación de que no hay razón para involucrarse en la vida pública, porque no se puede lograr nada, y ha tenido mucho éxito en esto. Pero es cierto que no es muy inspirador. No veo gran entusiasmo ruso por esta guerra. No veo ninguna oposición rusa al respecto aparte de las personas que se han ido del país y de una minoría. Pero tampoco una gran inspiración. Me parece interesante que cuando las tropas rusas ocupan territorio ucraniano, ahora colocan banderas soviéticas y estatuas de Lenin. Y eso es porque la idea nacional rusa está tan vacía. No hay nada inspirador al respecto… Y así esperan que la idea soviética todavía produzca algo de nostalgia entre los ucranianos, porque Rusia no representa nada.

¿Rusia cambiaría con un nuevo liderazgo?

Realmente no lo sé. Sabemos muy poco sobre qué sucede dentro del Kremlin. La pregunta no es solo quién sería el próximo líder de Rusia, sino quién elegiría a esta persona. No hay Politburó, no hay Partido Comunista Soviético. No existe ninguna institución que seleccione al próximo líder de Rusia. Así que sinceramente no sé. Seguro que hay rusos que podrían liderar el país y que lo llevarían en una dirección diferente. Pero no sé cómo podrían llegar al poder, no sé cuál sería el mecanismo.

***

Fuente original: eldiario.es

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Europa

Rusia y Ucrania se culpan por los ataques a un sitio de energía nuclear

Published

on

By

 

La Agencia Internacional de Energía Atómica advierte sobre un posible desastre nuclear en Zaporizhzhia, la planta nuclear más grande de Europa, ubicada en una ciudad al sureste de Ucrania, situada a orillas del río Dniéper. Es el centro administrativo del Óblast en la región de Zaporizhzhia, que fue atacado dos veces desde el viernes 5 de agosto.

Ucrania y Rusia se acusan mutuamente del ataque del sitio nuclear. Rusia, por su parte, ha ocupado la planta desde principios de marzo. y afirma que los bombardeos de las fuerzas ucranianas podrían tener “consecuencias catastróficas” para Europa.

Ucrania, por otro lado, afirma que fueron las fuerzas rusas las que llevaron a cabo ataques con misiles en la planta nuclear en un esfuerzo por desconectarla de la red eléctrica de este país. Los residentes locales pidieron el fin de los combates cerca del sitio, que alberga seis reactores nucleares y miles de toneladas de materiales altamente radiactivos.

Volodymyr Martynyuk señaló que “como residentes de la ciudad, hacen un llamado al ejército ruso y a las Fuerzas Armadas de Ucrania para que eviten los combates abiertos en el área alrededor de Enerhodar y dentro de una zona de 20 kilómetros alrededor de la planta de energía nuclear. Estamos hablando de la seguridad de todo el planeta, no sólo de la seguridad de Ucrania, Bielorrusia y Rusia y los países cercanos”.

Con información de Democracy Now!

Continue Reading

Europa

Tras acuerdo de Ucrania y Rusia, sale primer barco con cereales desde de Odesa

Published

on

By

 

Por María García Arenales/eldiario.es

La guerra cumple 159 días. Los combates se recrudecen en el Donbás, lo que ha llevado a Kiev a ordenar la evacuación de la población civil de las zonas de la región de Donetsk controladas por el Ejército ucraniano.

La muerte de más de 40 prisioneros de guerra en cautiverio ruso en una explosión ha causado indignación en Ucrania, donde sus familias piden la investigación de lo que califican de “ejecución pública” y critican la inactividad de Naciones Unidas y de la Cruz Roja.

Por otro lado, el primer buque cargado de cereal ucraniano ha zarpado este lunes desde Odesa en cumplimiento del acuerdo sobre un corredor para exportación de grano de Ucrania. Kiev ha calificado de “alivio para el mundo” el desbloqueo del grano ucraniano y Rusia por su parte ha tildado de “positiva” la salida de ese primer barco.

Según el ministro, otros 16 buques esperan para partir en los puertos de la región de Odesa. “Se trata de los buques que han estado bloqueados desde el comienzo de la invasión rusa a gran escala”, dice Kubrakov. “Paralelamente, recibiremos solicitudes para la llegada de nuevos barcos para cargar productos agrarios. En las próximas semanas, con el apoyo de nuestros socios, planeamos alcanzar la plena capacidad de transporte de productos agrícolas”.

El Kremlin ha calificado este lunes de “muy positiva” la noticia de la salida del primer barco con grano de Odesa, según informa Reuters.

En aguas turcas este martes

Se estima que el buque llegará al lugar en el que será inspeccionado en aguas territoriales turcas este martes 2 de agosto. Según los acuerdos, los barcos que entren y salgan de los puertos ucranianos estarán sujetos a inspección para asegurarse de que los que ingresan no lleven armas y que los que salgan solo transporten granos, fertilizantes o alimentos relacionados.

Tras la inspección, se dirigirá a su destino final en Líbano, un país muy dependiente de las importaciones de cereales. El Ministerio de Defensa de Turquía, que junto a la ONU medió en el acuerdo, ha dicho en un comunicado que al ‘Razoni’ le seguirían más buques. Este domingo, un portavoz del Gobierno turco había informado de la previsible partida de un primer cargamento este lunes.

El acuerdo prevé la exportación desde tres puertos ucranianos: Odesa, Pivdennyi (Yuzhne) y Chornomorsk. Ucrania es uno de los mayores productores de cereales del mundo y se calcula que cerca de 20 millones de toneladas de grano están atascadas en el país a la espera de ser enviadas.

Turquía, que controla el paso por el estrecho que desemboca en el mar Negro, actúa como verificador de ese acuerdo. El propósito es posibilitar de nuevo las exportaciones de cereales ucranianos y paliar la crisis alimentaria mundial agravada desde el inicio de la guerra de Ucrania. “Hoy Ucrania, junto con sus socios, da un paso más para prevenir el hambre en el mundo”, ha dicho este lunes el ministro de Infraestructura ucraniano.

Los primeros pasos para poner en marcha el acuerdo estuvieron marcados por varios ataques contra el puerto de Odesa, uno de los tres de los que deben partir estos transportes, entre acusaciones de Kiev y la comunidad internacional hacia Rusia de socavar el pacto. A ello siguieron varios operativos de desminado de las aguas de esos puertos y nuevas demoras, supervisadas por Turquía y un equipo integrado por expertos de otros países occidentales.

El 27 de julio se inauguró en Estambul el Centro de Coordinación Conjunta (CCM), cuyo objetivo es controlar las salidas de los tres puertos ucranianos e inspeccionar los buques entrantes. El centro cuenta con 20 representantes, tanto civiles como militares, enviados por Rusia, Ucrania, Turquía y Naciones Unidas.

En un comunicado emitido a primera hora este lunes, el centro informó de que había autorizado al ‘Razoni’ a navegar tras verificar la capacidad del buque para zarpar y la preparación del puerto de Odesa, así como tras acordar las coordenadas y restricciones específicas del llamado ‘Corredor Marítimo Humanitario Seguro’, comunicar estos detalles y solicitar a todos los participantes del centro que informen a sus respectivas autoridades para garantizar la salida segura de la nave. El CCM está supervisando “el paso seguro del buque” a través de este corredor.

Guterres: “Es un importante punto de partida”

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha calificado la salida del buque desde Odesa como un “importante punto de partida” y ha recordado que las negociaciones hasta alcanzar el acuerdo han sido un “viaje largo” desde que presentó la propuesta a finales de abril.

“La salida de hoy es un enorme logro colectivo del Centro de Coordinación Conjunto, creado la semana pasada en Estambul bajo los auspicios de las Naciones Unidas, con representantes de Ucrania, la Federación Rusa y Turquía. Las partes han trabajado incansablemente para alcanzar este hito”, ha dicho Guterres. “Después de hablar con mis colegas, sé que han trabajado prácticamente toda la noche, durmiendo solo una hora, como todas las demás delegaciones del Centro de Coordinación Conjunta. Gracias a su compromiso, el Razoni ha podido salir sano y salvo de Odesa”.

“Debe ser el primero de muchos barcos comerciales que aporten alivio y estabilidad a los mercados alimentarios mundiales. (…) Junto con la facilitación acordada del acceso sin trabas de los productos alimentarios y los fertilizantes rusos a los mercados mundiales, aportará alivio y estabilidad a los mercados alimentarios mundiales y ayudará a afrontar la crisis alimentaria mundial”, ha dicho. Según ha adelantado, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) también tiene previsto comprar, cargar y enviar una cantidad inicial de 30.000 toneladas métricas de trigo desde Ucrania en un buque fletado por la ONU.

Volodymyr Sidenko, un experto del grupo de expertos del Centro Razumkov con sede en Kiev, ha señalado que la salida del primer barco “no resuelve la crisis alimentaria”, según recoge la agencia AP. “Es solo el primer paso que también podría ser el último si Rusia decide continuar los ataques en el sur”.

La OTAN se suma a las celebraciones de Ucrania y Rusia tras la salida del primer barco con granos.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha celebrado este lunes la salida desde el puerto ucraniano de Odesa, en el mar Negro, del primer barco cargado de cereal después de que Ucrania y Rusia, con la intermediación de la ONU y de Turquía, llegaran en julio a un acuerdo para desbloquear esas exportaciones.“Doy la bienvenida al primer envío de grano ucraniano desde Odesa en virtud del acuerdo negociado por la ONU”, ha expresado Stoltenberg en su cuenta de Twitter, al tiempo que ha agradecido a Turquía su “papel fundamental” en el acuerdo alcanzado entre Kiev y Moscú.

El Gobierno de Ucrania, por su parte, ha calificado de “alivio para el mundo” el desbloqueo del grano ucraniano tras la salida de ese primer barco con 26.000 toneladas de maíz. “Es un alivio, especialmente para nuestros amigos de Oriente Medio, Asia y África”, ha indicado el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, en su perfil de Twitter. El Kremlin también lo ha considerado una noticia “positiva” y una “buena oportunidad para poner a prueba los mecanismos”, según ha dicho este lunes en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Fuente: eldiario.es

Continue Reading

Europa

Rusia ataca varias bases militares en Ucrania, que contraataca en el sur

Published

on

By

AFP

Rusia lanzó este jueves varios ataques sobre infraestructura militar y edificios residenciales en Ucrania, cuyas fuerzas tratan de recuperar territorios ocupados por Moscú en una contraofensiva en el sur.

Al menos cinco personas murieron y 25 resultaron heridas tras un bombardeo ruso en Kropivnitskyi, unos 300 km al sur de Kiev, en el centro de Ucrania, indicó el gobernador regional Andriy Raikovitch en Telegram.

Citado por la agencia Interfax-Ucrania, Raikovitch precisó que había 12 soldados entre los heridos y que los bombardeos destruyeron «equipos aeronáuticos», un avión civil An-26 y aeronaves de entrenamiento, así como edificios colindantes.

Horas antes, Ucrania informó que Rusia había destruido parcialmente una base militar en Liutij, unos 30 km al norte de la capital ucraniana.

Los misiles, uno de los cuales fue derribado por las fuerzas aéreas ucranianas, fueron lanzados desde la península de Crimea, que Rusia se anexó en 2014, precisó Oleksiy Gromov, un alto funcionario militar ucraniano.

Además, Rusia también bombardeó la región de Chernígov, en el noreste de Ucrania, con lanzacohetes múltiples. Según Gromov, el ataque se lanzó desde la vecina Bielorrusia, un aliado de Rusia.

(De izquierda a derecha) el traficante de armas ruso Viktor Bout, la jugadora de baloncesto estadounidense Brittney Griner y el exmarine estadounidense Paul Whelan

© Nicolas Asfouri(De izquierda a derecha) el traficante de armas ruso Viktor Bout, la jugadora de baloncesto estadounidense Brittney Griner y el exmarine estadounidense Paul Whelan

Ucrania «no se rendirá y no bajará los brazos», dijo el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en Telegram.

En la región ocupada de Jersón, en el sur del país, las tropas ucranianas llevan a cabo una contraofensiva para recuperar el territorio perdido tras cinco meses de un conflicto que ha dejado miles de muertos y millones de desplazados según la ONU.

– «Terror de los misiles» –

«Es una mañana agitada. Una vez más, tenemos el terror de los misiles», añadió Zelenski.

Mapa con la situación del conflicto en Ucrania al 28 de julio a las 07H00 GMT

© Simon MALFATTOMapa con la situación del conflicto en Ucrania al 28 de julio a las 07H00 GMT

Al menos una persona murió y dos resultaron heridas en un ataque en la región de Dnipró, en el centro del país, según el gobernador Valentin Reznichenko.

Los servicios de emergencia ucranianos retiran escombros de un hotel bombardeado el 27 de julio de 2022, en Bajmut, región de Donetsk (este)

© Proporcionado por AFPLos servicios de emergencia ucranianos retiran escombros de un hotel bombardeado el 27 de julio de 2022, en Bajmut, región de Donetsk (este)

En el noreste, dos ataques con misiles S-300 alcanzaron la segunda ciudad ucraniana, Járkov, en la madrugada.

«Estás seguro solamente en los refugios y en el metro. Pero eso es todo», lamentó su alcalde, Igor Terejov, en una entrevista con la AFP.

La ciudad, a pocos kilómetros de la frontera rusa, sufre intensos bombardeos, aunque los rusos nunca lograron ocuparla.

Después de fracasar en la toma de la capital a finales de marzo, las fuerzas rusas centraron su ofensiva en el sur y en el este de Ucrania, aunque siguen bombardeando otras partes del territorio.

En la provincia de Donetsk, que junto a la de Lugansk conforma la región del Donbás (este), las tropas de Moscú continúan su avance cerca de Síversk y Bajmut.

Y en Toretsk, un bombardeo ruso dejó dos muertos y tres personas pudieron ser rescatadas de entre los escombros, dijeron los servicios de emergencia locales.

La región, que Rusia busca conquistar por completo, está controlada en parte por separatistas prorrusos desde 2014.

Más al sur, en Mikolaiv, próxima al mar Negro, otro bombardeo «masivo» destruyó una escuela e hirió al menos a una persona, según el gobernador regional Vitaliy Kim.

La urbe está a menos de 100 kilómetros de Jersón, una ciudad cuya región homónima cayó en manos rusas poco después de la invasión el 24 de febrero. La zona es fundamental a nivel estratégico, ya que limita con la península de Crimea.

El domingo, las autoridades ucranianas aseguraron que la liberarían «definitivamente» en septiembre.

En las últimas semanas, el ejército ucraniano, respaldado por el envío de artillería de largo alcance de las potencias occidentales, recuperó terreno.

Tres aldeas fueron reconquistadas en las dos últimas semanas, aseguró el alto militar ucraniano Gromov.

La víspera, las autoridades de ocupación denunciaron que un ataque ucraniano había alcanzado el puente Antonovski sobre el río Dniéper, clave para el abastecimiento de las tropas de Moscú.

– Aún no hay acuerdo canje EEUU-Rusia –

Tanto en Jersón como en la vecina Zaporiyia, también ocupada por Moscú, las fuerzas de ocupación dijeron haber arrestado a 21 «cómplices» del ejército ucraniano.

Según una fuente militar citada por la agencia estatal Ria Novosti, los servicios de seguridad rusos habrían desmantelado también un grupo de agentes ucranianos en Jersón, que proporcionaban información al ejército ucraniano sobre los movimientos de las tropas rusas.

Desde el inicio de la invasión, ambos países han llevado a cabo varios intercambios de prisioneros. Pero también se produjeron canjes de detenidos entre Rusia y Estados Unidos, un tema que surge de manera regular desde que el presidente estadounidense Joe Biden y su homólogo ruso Vladimir Putin se reunieran en junio de 2021 en Ginebra.

Moscú confirmó este jueves que mantiene conversaciones con Washington para intercambiar detenidos, aunque aún no hay acuerdo.

Según medios estadounidenses, se trataría de intercambiar a Viktor Bout –un traficante de armas rusos — por Brittney Griner, una basquetbolista detenida en Moscú en febrero por posesión de cannabis y Paul Whelan, quien cumple una condena de 16 años de prisión en Rusia por espionaje.

bur-pop/at/rsc/zm/sag/mis/meb

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: