Connect with us

Latinoamérica

American dream, muerte y pesadilla en su paso por México

Alcanzar el ‘american dream’ para centroamericanos se ha convertido en pesadilla a su paso por México por la violencia de pandillas y narcotraficantes

Published

on

migrante1

Migrante viajando en el tren La Bestia. Foto: Alejandro Gálvez

Por Alejandro Gálvez

ATITALAQUIA, Hidalgo, México.- María, una joven hondureña que no rebasa los 25 años, lleva casi una semana viajando en el techo del vagón de un tren; ha recorrido miles de kilómetros desde la frontera entre Guatemala y Chiapas, fijándose la meta llegar a los límites entre México y Estados Unidos, cruzar y en el mejor de los casos con un golpe de suerte lograr el anhelado americandream.

La tragedia viene incluida en el escueto equipaje de María; tan dramático como desgastante ha sido su recorrido; un día, mientras dormía en el ardiente techo del tren, vapuleada por la fatiga y el hambre, no reparó en que su hijo de apenas unos meses de nacido se le escapó de los brazos. No sintió nada, no vio nada. Kilómetros más adelante, cuando el tren hizo una de sus tantas paradas obligadas, el sobresalto se apoderó de María, al abrir los ojos y advertir que su pequeño hijo se había caído desde lo alto del tren, en algún lugar, quizá muy cerca, quizá muy lejos, nunca sabrá.

Con la misma suerte corrió un menor hondureño de apenas 5 años de edad; en su aventura para llegar a los Estados Unidos, el infortunio lo tocó, y cayó de lo alto de un vagón, mientras jugaba con un grupo de centroamericanos, con quienes bromeaba y platicaba para hacer más llevadero el martirio disfrazado de viaje en tren.

IMG_0703

Albergue para migrantes en Casa del Samaritano, en Fracc. Bojay, Atitalaquia, Hidalgo. Foto: Alejandro Gálvez

Una historia más:

Durante su viaje, un grupo de migrantes son interceptados por unos delincuentes que salieron de entre las arroceras; con machete y escopeta en mano, con violento grito advierten:

«¡Esto es un asalto cabrones, no se muevan o se los carga la chingada!».

Paralizados por el miedo, los centroamericanos obedecen a sus agresores; separan a los hombres y mujeres; a los varones los desnudaron y los pusieron en posición de lagartijas, les quitaron los zapatos y el dinero. De entre las muchachas escogieron a una, la metieron al monte y la violaron. El esposo de otra pidió no le hicieran nada a su mujer, pero uno de los asaltantes dejó en claro que en esos momentos «los ruegos no valían», y ordenó le cortarán la cabeza a la joven.

Casos como estos sorprenden, incluso impactan y dejan con la boca abierta a la opinión pública y a los propios periodistas, testigos fieles de una decena de testimonios que desnudan las atrocidades más inverosímiles a las que son sometidos los migrantes centroamericanos a su paso por nuestro país a bordo de la llamada Bestia.

Extorsiones, vejaciones, asaltos, violaciones, golpizas, asesinatos…es con seguridad a lo que se enfrentan los migrantes que provienen principalmente de Honduras, El Salvador, Guatemala y Perú.

Esto lo sabe Oscar Rolando, un joven hondureño de apenas 17 años, quien dice haber escuchado historias horribles de lo que le pasa a los migrantes, sean hombres, mujeres y niños, «a todos por igual», sobre todo en los estados controlados por las bandas del crimen organizado.

Pero parece no inmutarse, al contrario, asegura que vale la pena arriesgar la vida para llegar a los Estados Unidos «allá hay dólares, en mi país no hay nada, ni siquiera trabajo».

“Lo hemos visto todo, hemos pasado por todo, sabemos que con el simple hecho de estar montados en este tren, nos estamos jugando la vida, pero así es esto”, suelta en tono rudo un migrante hondureño que se identifica como Pepe, un tipo delgado, tez morena, quien cubre su negro pelo largo con una gorra sucia, decolorada ya, evidencia fiel de los intensos rayos del sol.

“Mira, aquí traemos pa´ defendernos de los que nos asaltan”, dice amenazante, al tiempo que empuña con fiereza un machete tan largo como oxidado; esto provoca el malestar de sus compañeros, quienes lo regañan y a punta de gritos le exigen guarde el arma.

Pepe no es el único que ha tomado sus propias medidas de seguridad para el camino, -pues a decir de Antonino Ramos Sierra, uno de los encargados de la casa del Migrante el Samaritano, ubicada en la comunidad de Bojay en el municipio de Atitatalquia, “algunos migrantes viajan con machete, no es que quieran matar a alguien, solo lo hacen para defenderse”.

El 23 de marzo del 2011 comenzó a funcionar la casa del Samaritano en el fraccionamiento Bojay, municipio de Atitalaquia en el estado de Hidalgo; se ubica a la orilla de las vías del tren, donde diariamente llegan decenas, a veces cientos de migrantes centroamericanos, hambrientos, sedientos, con los pies llenos de ámpulas, enfermos, algunos con heridas graves, pues llegan a caerse del tren.

En la casa del Samaritano, se les brinda atención a los centroamericanos; les dan de comer, se les obsequia ropa, zapatos, agua, incluso tiene varias camas para quienes necesiten pasar la noche. La casa del migrante es un espacio que ha sido dividido en tres, tiene dormitorios con baños, cocina, y una pequeña bodega donde se guarda la ropa recolectada y algunas medicinas básicas.

En este lugar los servicios básicos son irregulares, el agua escasea, la basura pasa cada ocho días, los baños no tienen regaderas, tampoco tienen calefacción.

Desde su apertura en marzo del año pasado, la casa del migrante en Atitatalaquia ha atendido a más de 60 mil migrantes, de los cuales dos mil han sido adolescentes, explican las hermanas encargadas del sitio asistencial.

“Hemos detectado que algunos de los migrantes son proclives a ser víctimas de trata. En algunos casos hemos visto a adolescentes que estaban a merced de los coyotes y decidimos ayudarles”, añaden las hermanas.

Ramos Sierra, refiere que el viacrusis que pasan los migrantes en su recorrido buscando el utópico objetivo de llegar a los Estados Unidos es tortuoso, injusto, y lleno de hechos trágicos, “que ni siquiera en una película de terror se han visto”.

Por ejemplo, indica que existen grupos de delincuentes que operan en la zona de Atitalaquia; esperan la llegada del tren y mientras hace su parada obligada, roban el material reciclado (fierro); después los policías, e incluso los propios ferrocarrileros culpan e incriminan a los migrantes en los robos.

“Hace unas semanas por poco y me llevan al bote a mí también, porque unos muchachos se vinieron a robar el fierro reciclado de los vagones, cuando llegaron los policías se querían llevar detenidos a los migrantes, yo intervine, porque me di cuenta de todo, y sólo porque traía mi credencial de la casa del Samaritano me salvé, pero ya me querían detener también”, relata Ramos Sierra.

IMG_0637

Migrantes en espera del tren en su paso pro Hidalgo. Foto: Alejandro Gálvez

Con todo y la labor social que la casa del Samaritano hace a favor de los migrantes, los encargados se enfrentan al desprecio y el rechazo producto de la xenofobia de los vecinos del fraccionamiento Bojay, quienes están solicitando el cierre definitivo del lugar, pues a su juicio, los migrantes centroamericanos “son personas repugnantes, sucias y fachosas que dan mal aspecto a la colonia”.

Al menos así lo explica Ramos Sierra, quien dice “pueden estar sucios, y fachosos, pero no se meten con nadie, son personas tranquilas, que lo único que buscan es comida y ropa”.

La hermana Luisa Silverio Cruz, quien atiende también en la casa del migrante, coincide con Ramos, y asegura que para los vecinos de Bojay «ser centroamericano es sinónimo de mugroso, delincuente, violador y asaltante”.

Antes de la llegada de los reporteros, en el lugar reposaron y comieron una mujer con siete meses de embarazo y sus dos hijos pequeños, al parecer venían de Honduras, “solo se bañaron, descansaron un poco y se fueron caminando, porque el tren tuvo una falla y no salió, caminarán como unos 5 kilómetros hasta que encuentren al próximo tren”.

-¿Una mujer embarazada, caminando 7 kilómetros con semejante calor?.

“Eso no es nada joven, si usted escuchara todas las historias que yo he escuchado, no las creería, sería bueno que un día se dé otra vuelta, y pregunte usted mismo, se asombrará”, concluye Ramos Sierra.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Latinoamérica

Nueva agenda de la Embajada de México en Colombia incluirá acuerdos de pacificación con las FARC y comunidades indígenas

Published

on

La nueva embajadora de México en Colombia habla de las FARC y la priorización de las comunidades indígenas como parte de su agenda en el país

Entrevista exclusiva

La diplomacia es un paso adelante de la política, y su principal objetivo es la paz: Patricia Ruiz Anchondo.

Por Zavianny Torres Baltazar

Infancia es destino

Mi papá fue el cronista deportivo del estado de Chihuahua, muy conocido. Podría decir que el más importante, está en el Salón de la Fama, se le conoce como el ‘padre de la crónica en Chihuahua’, le gustaba mucho el béisbol, y es que los norteños somos beisboleros y basquetboleros.

De mi infancia puedo decir fui una niña muy feliz. Como parte de una familia muy numerosa tuve mucha responsabilidad desde muy chiquita  -yo soy la hermana mayor- mi madre se apoyó mucho en mí, para resolver el tema de catorce hijos que tuvo.

Tuve mucha responsabilidad, misma que me obligó a tomar decisiones. Y de alguna manera me dieron la fortaleza desde temprana edad. También tuve un padre muy recto, muy honrado y muy trabajador. Fueron buenos ejemplos en mi familia, creo que tengo una formación muy sólida en ese sentido.

La vena de la izquierda

Cuando ingresé a la universidad a la carrera de filosofía -leyendo a los clásicos- me fui orientando hacia el humanismo, hacia la izquierda. Me acerqué también a través del feminismo, formamos una agrupación de mujeres en Chihuahua que se llamaba Asociación de los derechos de la mujer, donde participábamos jóvenes universitarias de los años ochenta.

Participé por primera vez en un movimiento en la universidad, hicimos un movimiento para democratizar la Universidad Autónoma de Chihuahua para qué se eligiera al rector por voto universal directo y secreto, y fue la única vez que se eligió al rector. Nosotros luchamos por eso en 1985 y terminando ese movimiento, me vine para la Ciudad de México.

Para leer más del autor: Héctor Belascoarán, el detective de Paco Ignacio Taibo II, que brincó de la Condesa a Netflix

Justamente cuando acababa de ser el temblor, en septiembre, eso fue lo que marcó más mi orientación hacia lo social, básicamente vinculados hacia la izquierda fueron el cimiento.

Cuando llegué aquí a la Ciudad de México me incorporé a un grupo político que se había forjado a raíz del 68, con Punto Crítico, estaban los líderes de 1968, Raúl Álvarez Garín, Gamundi, Marco Rascón  y otros más. Ellos fueron los que me formaron políticamente.

Proceso de paz con las FARC y el encargo de embajadora

Parte de ese proceso lo vas a acompañar como embajadora

Sí, como país México va a participar como garante de la paz en Colombia. En el tema de la pacificación de los acuerdos con la FARC México tiene mucha experiencia con el tema indígena y de hecho Colombia nos ha pedido que lo apoyemos ahí, con el tema indígena.

Tú estás familiarizada con el zapatismo..

Estoy familiarizada con el tema, pero no soy una experta. México tiene que mandar a alguien de las autoridades correspondientes del Instituto para los pueblos indígenas. Ellos serían más apropiados porque ellos son los que tienen la expertise. El presidente tiene que definir quién lo acompañará a los Diálogos de Paz.  Yo sería como que el vínculo para promover la participación.

En el rumbo mediático y la cultura

En el “Plan de trabajo” se menciona  la vinculación con los medios de comunicación y se esboza una estrategia…

Te voy a decir una cosa: los embajadores y embajadoras son los voceros de lo que dice tu gobierno, lo que dice tu país, somos los promotores del país en el extranjero tanto en materia para inversión económica directa, como para promover el turismo. Todas las actividades económicas debemos fortalecerlas, la cultura promoverla, por supuesto, y la relación de hermandad, el estrechamiento de los lazos entre ambos países, además de esa relación pública, también con el sector empresarial, con los medios, con la comunidad artística, y el rubro de educación.

La primera tarea que voy a tener es apoyar en la en la realización de la Feria Internacional del Libro en Bogotá, el Fondo de Cultura Económica lo va a llevar a cabo, pero nosotros tenemos que apoyar para que todo salga bien.

Entre las tareas en el rubro de medios, el punto es consolidar la presencia de México en medios de comunicación colombianos, líderes de opinión y en las distintas redes sociales, que permitan difundir los avances y cambios en las políticas interior y exterior del país.

Promover un diálogo constante con los principales medios nacionales, con los principales promotores culturales colombianos, las principales instituciones educativas colombianas.

Lee más: ‘SUMA: Construyendo Sociedad’, nueva organización en apoyo a la candidatura presidencial de Claudia Sheinbaum

Elaborar y difundir el boletín mensual de la Embajada para posicionar la imagen de México y destacar el apoyo, servicio e historias de éxito de los connacionales en este país. La Embajada también promueve en importantes medios de comunicación temas como la cultura mexicana, tradiciones como el Día de Muertos, Fiestas Patrias, historia mexicana y turismo.

La política la definen los presidentes

¿Ya tienes una hoja de ruta trazada?

Se tiene que trazar a partir de los acuerdos con la reunión bilateral que tuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador con el presidente Petro. Hay un acuerdo que se tiene que cumplir antes de que concluya este año, que es el retorno de los restos del ex presidente José María Melo, qué fue un internacionalista, lo expulsaron de Colombia y en cuanto salió de Colombia con todo su gremio pidieron unirse a las fuerzas del presidente Juárez para luchar por la Reforma Liberal y estuvo peleando en la frontera con Chiapas.

No olvidemos que Colombia fue la primera nación que reconoció la Independencia de México, hace 200 años. Son 200 años de tradición, de hermandad, 200 años de relación diplomática.

ruiz anchondo 2

Designación de Patricia Ruiz Anchondo como embajadora de Colombia.

Sector empresarial y economía binacional

Intuyo que con el sector empresarial ya estableciste algunos vínculos…

Sí, ya establecí vínculos con algunas empresas que tiene México en Colombia. Voy a tener una reunión con ellos ahora que sea la reunión de embajadores. También acabo de tener una reunión informal con el representante de Cemex, para que me empiecen a plantear los problemas que tienen y también para que me digan cómo pueden ayudar a la comunidad mexicana que radica en Colombia, ése es un asunto de primer interés para nosotros. Y en el caso de la sociedad comercial: Colombia, después de Estados Unidos, es el segundo socio comercial de México en América Latina.

Hay una relación muy extensa en materia comercial, tenemos un tratado de libre comercio que entró en vigor desde 1995 y que ha generado casi once mil millones de dólares en este tramo. Parece que es poco, pero ha mantenido una relación constante, y como te digo ya tenemos más de mil empresas mexicanas invirtiendo en Colombia y más de 1500 empresas colombianas invirtiendo en México.

Estamos en la mejor disposición de fortalecer las relaciones con el sector empresarial mexicano en Colombia. Promover a México como  destino  turístico  en  el  contexto  de la  nueva normalidad, consecuencia de la pandemia.

Otra de las prioridades son la de facilitar la participación de Estados y empresarios mexicanos en ferias y eventos que se desarrollen en Colombia. Apoyar y asesorar al sector empresarial mexicano en sus procesos de internacionalización o inversión en el mercado colombiano.

Dar acompañamiento a las empresas que atraviesan procesos sancionatorios. México y Colombia mantienen una relación comercial estrecha. Actualmente, Colombia ocupa  el  décimo  lugar  entre  los  destinos  de  las exportaciones mexicanas, con 3,434 millones de dólares, tan sólo en 2021. Las grandes empresas mexicanas operan en Sudamérica desde Colombia ahí tienen su centro de operaciones.

¿Tienes una hoja de ruta en ese sentido con los empresarios?

Pues los empresarios de manera natural buscan a las embajadas y ellos se organizan en cámaras de comercio. Hay una cámara de comercio México-Colombia y voy a reunirme con ellos, ya me reuní con la representante de Pro-México, han sido reuniones informales, porque no tengo todavía las cartas credenciales presentadas con el presidente Gustavo Petro, y esto tiene que ser muy formal, son estrictos con el protocolo. Así lo indica las leyes internacionales.

Hay un asunto que ha generado ruido en los medios de comunicación, relacionado con el tema migratorio ¿cuál es el estatus actual?

Está en mi plan de trabajo, debemos mejorar la relación en ese sentido, hubo una reunión de alto nivel con el Instituto Nacional de Migración y con la cancillería colombiana, el Ministerio de Migración de Colombia y ya se alcanzaron acuerdos. Creo que se ha mejorado mucho porque la misma cancillería de Colombia pidió se estableciera un mecanismo de pre-registro de las personas que van a visitar México, no necesitan visa porque somos parte de la alianza del Pacífico. La alianza del Pacífico establece el libre tránsito de mercancías, servicios y personas y no se necesita visa para ir a Colombia.

La editora recomienda: Colombia: ¿Qué obstáculos enfrentará el primer gobierno de izquierda con Gustavo Petro y Francia Márquez??

Hemos tenido estos problemas con los colombianos que no acreditan las razones para visitar a nuestro país, pero se están afinando estas cosas. Con el pre registro se ha mejorado mucho.

La semana pasada fuiste del grupo de recepción del presidente Petro  ¿De qué hablaron en ese acto?

Pues realmente fue el protocolo de recibirlo, darle la bienvenida. Empezar a establecer una relación, desgraciadamente hubo retraso de un día de su viaje y ese día estábamos convocados en el Zócalo por la marcha, y ya no me tocó ir a despedirlo. Él tenía su viaje programado y viajaría el sábado, pero decidió no hacerlo por la agenda tan grande que tenía aquí en México, la tenía muy abultada y decidió viajar hasta el domingo, y ya no lo pude ir a despedir. Tengo que ir a verlo para entregarle las cartas credenciales a Colombia.

Por azares de la política, por primera vez en la historia a México y Colombia lo gobierna la izquierda, Patricia Ruiz Anchondo es una política de izquierda, esa coincidencia parece que va a contribuir para bien.

Bueno sí, vamos a tener mejores canales de comunicación entiendo que nos interesan los mismos problemas; queremos encontrar una hoja de ruta, para resolverlos, pero yo sólo soy la embajadora. Quién establece los acuerdos es el presidente. Yo sólo tengo que darle seguimiento.

Si bien la relación ha sido positiva independientemente del gobierno de turno, la llegada de Gustavo Petro a la presidencia es una excelente oportunidad para revitalizar la relación bilateral y propiciar una mayor participación de Colombia en las iniciativas mexicanas.

ruiz 3

Embajadora de Colombia, Patricia Ruiz.

Pero te conviertes en una facilitadora, un conducto.

Eso es lo que son las embajadas, somos las áreas operativas de los acuerdos que alcanzan los países a través de su presidente, digamos que a nosotros -los y las embajadoras- nos toca darle seguimiento a esas agendas.

Ya existe una agenda de trabajo que surgió de la reunión del presidente Andrés Manuel López Obrador y el presidente Gustavo Petro. Los acuerdos no los hace el presidente Petro con la embajadora, los hace con el presidente, entre iguales  se firman convenios,  se firman  acuerdos de intención, tratados, hay una serie de instrumentos y a través de esos instrumentos es como se maneja la diplomacia. México tiene varios mecanismos para las relaciones internacionales en América Latina, está la CELAC, CEPAL, Mesoamérica sin hambre, Alianza del Pacifico, por medio de esos mecanismos es como se establecen las relaciones diplomáticas y como se aterrizan los acuerdos.

Hay dos acuerdos qué se firmaron para cumplirse en el 2021 al 2023, y es cooperación en materia educativa y cooperación en cuestiones científicas tecnológicas que se tienen que aterrizar. Y aparte la agenda de los 16 puntos, la que me va a tocar a mí darle seguimiento y completar esos acuerdos de manera muy puntual.

¿Bajo perfil o una embajadora protagonista?

Las embajadas son otra cosa distinta a la política, en la actividad diplomática la política la hace el presidente. Yo tengo que dar seguimiento a esa política; no son espacios para protagonismo, las embajadas son espacios para trabajar y aterrizar acuerdos.

Para difundir lo que estamos haciendo, los servicios que vamos a prestar desde la embajada. Para que se acerque la comunidad mexicana con confianza, si tienen algún problema donde podamos apoyarlos, guiarlos, difundir mucho el tema de sus derechos, De sus obligaciones compartir sus problemas, hacer el diagnóstico de cómo está la comunidad de mexicanos allá.

Para eso es la diplomacia, pero como te vuelvo a decir, no son iniciativas de los trabajadores son iniciativas del presidente y voy a hacer la voz del gobierno mexicano en ese país.

¿Algo que quisieras agregar?

Tenemos un reto ahora en esta fase de la política, la diplomacia es un paso adelante de la política. El principal objetivo de la diplomacia es la paz, alcanzar la paz en el mundo para que los países puedan vivir en hermandad y se puedan desarrollar y ampliar sus derechos y sus democracias. Fortalecer sus democracias, ése es el objetivo de la diplomacia.

 

Continue Reading

Latinoamérica

Condor Gold pone a la venta proyecto Mina La India en Nicaragua tras sanciones del Departamento de Estado de EEUU

Published

on

By

Condor Gold puso a la venta la Mina La India tras sanciones del Departamento de Estado de EU

La compañía minera británica Condor Gold puso a la venta su proyecto de oro a cielo abierto Mina La India en Nicaragua, un mes después de que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, impusiera sanciones a la Dirección General de Minas en Nicaragua, y al Ministerio de Energía y Minas.

Los directivos dijeron que lo mejor para la empresa era deshacerse de sus activos, y en el sitio web mining.com, especializado en temas de la industria minera, informaron que el directorio de Condor Gold revisó las opciones de la compañía, incluida la etapa de financiamiento y construcción como una compañía de un solo activo y una sola jurisdicción sin producción de oro existente.

No te pierdas: Minera canadiense Esperanza Silver acosa y divide a la comunidad de Tetlama para imponer proyecto

En este sentido, concluyó que lo mejor para la empresa y todas las partes interesadas era deshacerse de sus activos, por lo cual contrató a Hannam and Partners para ayudar con la venta.

Condor Gold completó en octubre un estudio de factibilidad definitivo para La India, que confirmó el plan de la minera de construir una mina en dos etapas, con dos pozos de alimentación adicionales permitidos de alta ley que se pueden agregar durante los primeros años de producción”, explican.

También señalan que el estudio Mina La India tiene la capacidad de producir un promedio de 81, 524 onzas de oro por año durante los primeros 6 años de los 8,4 años de vida útil de la mina, con un costo de capital inicial relativamente bajo de $106 millones, informó el presidente ejecutivo Mark Child.

Lee más: Mineras fueron protegidas en el gobierno de Fox

Asimismo, Child explicó que los dos pozos de alimentación adicionales pueden impulsar la producción inicial a más de 100.000 onzas de oro al año, con una expansión de etapa 2 a 150.000 onzas de oro al año.

Según la empresa le otorgaron concesiones en Nicaragua en el 2016. Desde entonces, consideran que ha despegado el sector minero debido a la llegada de empresas extranjeras con el dinero y la experiencia para aprovechar las reservas existentes.

El proyecto Mina La India cubre un paquete de terreno de 588 km2, que cuenta con 12 concesiones contiguas y adyacentes.

***

Fuente: 100noticias.com.ni

 

Continue Reading

Latinoamérica

Suspensión de derechos civiles en El Salvador a miembros de la comunidad LGBTI

Published

on

By

gays el salvador

 

SAN SALVADOR – Las redadas policiales contra pandilleros en El Salvador, en el contexto de la suspensión de derechos civiles, ha alcanzado a personas de la comunidad Lgbti en El Salvador, y todo apunta a que han sido detenidas por razones de odio a su identidad sexual.

Testimonios recogidos por IPS revelaron que en algunas de esas detenciones privó una actitud de odio hacia personas gais y sobre todo transexuales, por parte de efectivos autoridades policiales.

“Casos así, que revelan ese odio hacia personas gais o trans están pasando, pero las organizaciones no dicen mucho, por el temor que se siente ahora en el régimen de excepción”, dijo un activista de Cultura Trans, una organización con base en San Salvador, del colectivo Lgbti (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales).

redadas el salvador

Un policía detiene a un joven en San Salvador y le revisa la espalda y otras partes del cuerpo para ver si posee tatuajes alusivos a pandillas. Foto: Policía Nacional Civil

Un policía detiene a un joven en San Salvador y le revisa la espalda y otras partes del cuerpo para ver si posee tatuajes alusivos a pandillas, uno de los parámetros con que las autoridades persiguen a miembros de esos grupos criminales en El Salvador. Desde la instauración del régimen de excepción, se han detenido a 58 000 personas, en muchos casos en forma arbitraria, entre ellos miembros del colectivo LGBTI. Foto: Policía Nacional Civil

Odio a los homosexuales y trans

El activista, quien pidió mantener su nombre en reserva, dijo que un miembro de esa organización, un hombre gay conocido como Carlos, se encuentra detenido desde el 13 de julio, por denunciar la captura, realizada dos meses atrás, de su hermana Alessandra, una mujer trans.

Las autoridades los han acusado de agrupaciones ilícitas, la figura legal de la que se vale el Estado para detener a quienes considera pandilleros o colaboradores de pandillas, en el contexto del régimen de excepción.

“Fue un caso montado el de Carlos, fue inventado, nuestro compañero es un activista en derechos humanos en la comunidad trans, tenemos documentos que demuestran que él participa en nuestros talleres, en nuestras actividades”, dijo la fuente.

La suspensión de algunos derechos civiles, conocido como régimen de excepción, está vigente en El Salvador desde el 27 de marzo, fecha en que el gobierno de Nayib Bukele inició una cruzada contra las pandillas delictivas, con el respaldo de la Asamblea Legislativa, dominada por el partido gobernante, Nuevas Ideas.

Esos grupos criminales han sido responsables de la mayoría de crímenes cometidos en este país centroamericano, desde hace décadas.

“Casos así (de detenciones arbitrarias), que revelan ese odio hacia personas gais o trans están pasando, pero las organizaciones no dicen mucho, por el temor que se siente ahora en el régimen de excepción”: Cultura Trans.

La Constitución indica que la vigencia del régimen de excepción es de 30 días, prorrogable por un periodo igual. Pero una laguna legal, al no establecer un periodo exacto de determinación, ha permitido al gobierno y la Asamblea prorrogar la medida cada mes, bajo el argumento de que así se hizo durante los años 80, en plena guerra civil (1980-1992), cuando imperó ese régimen de excepción.

Esa interpretación solo podría ser modificada por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, pero Bukele impuso, con el respaldo de la Asamblea Legislativa, en esa sala a cinco magistrados de su confianza, en mayo de 2021, en lo que supuso según sus críticos el comienzo de una deriva autoritaria del gobernante, dos años después de llegar al poder.

Desde  ese 27 de marzo, las autoridades policiales y militares han capturado y encarcelado a unas 58 000 personas.

En la mayoría de los casos no hay órdenes de capturas emitidas por un juez, y las detenciones tienen como base, en general, expedientes de pandilleros en poder de los organismos policiales a autoridades.

Además, progresivamente se han sumado denuncias anónimas realizadas por la población a un centro de llamadas habilitado por el gobierno.

“El régimen de excepción te expone a un fiscal ineficiente, incapaz de investigar y de vincular delitos con personas”, señaló a IPS William Hernández, director de Entre Amigos, una organización Lgbti fundada en 1994.

Agregó: “Si a algún policía se le ocurre hacerte una ficha, salen a buscar a la gente, pero nadie ha dicho quién hace la ficha, de dónde sale la información, nadie sabe quién investigó”.

Entre esos 58 000 detenidos se encuentran unas 40 personas de la comunidad Lgbti, según reveló un informe hecho público en octubre por Cristosal y otras organizaciones de derechos humanos que monitorean los abusos cometidos por el Estado salvadoreño en ese régimen de excepción.

Esas organizaciones han recogido unas 4000 denuncias de detenciones arbitrarias y otros abusos, incluso torturas, cometidas contra los detenidos. Alrededor de 80 personas han fallecido en manos del Estado, mientras permanecían en prisión.

el salvador 2

Carlos, un hombre gay que denunció la detención de su hermana Alessandra, una mujer trans capturada en mayo por policías salvadoreñas, acusada de pertenecer a grupos de pandillas. Foto: Cortesía de Cultura Trans

Carlos, un hombre gay que denunció la detención de su hermana Alessandra, una mujer trans capturada en mayo por policías salvadoreñas, acusada de pertenecer a grupos de pandillas. En julio él también fue detenido y hasta ahora poco se sabe de ellos, al amparo del régimen del régimen de excepción en El Salvador, que ha llevado a la cárcel a 58 000 personas. Foto: Cortesía de Cultura Trans

Homotransfobia policial

En el caso de Carlos, de 32 años, y de su hermana Alessandra, de 18, lo que sabe es que ella fue detenida en mayo, en uno de los operativos policiales, en un barrio pobre en el norte de San Salvador.

La capturaron por no tener su documento de identidad personal. Ella había cumplido recientemente sus 18 años, la mayoría de edad y a partir de lo cual debería de haber obtenido ese documento para cualquier tipo de trámites.

Los policías que la detuvieron dijeron a la madre que se la llevaban solo por 72 horas, mientras se dilucidaba su situación.

Sin embargo, algo que pudo investigarse y resolverse fácilmente, se convirtió en una agonía para ella y para su familia, sobre todo para la madre, que enfrentaba varios achaques de salud, dijo el activista de Cultura Trans.

“Estaba en las bartolinas (calabozos) de la Zacamil (una delegación policial de ese barrio pobre), le fuimos a dejar alimentos, luego la enviaron al penal de Mariona, nos dimos cuenta de que había sido golpeada y abusada sexualmente, porque estaba en un recinto de hombres”, contó la fuente.

Agregó: “Cuando se llevaron a Alessandra, la mamá nos contó que los policías le decían, culero, te vamos a llevar a que te violen, a que te cojan, lo cual pasó de verdad. Te vamos a llevar para que aprendás a no andarte vistiendo de mujer”.

Culero es un término peyorativo usado en El Salvador contra los gais.

Mientras tanto, Carlos, el hermano, denunciaba en actividades de la comunidad Lgbti la detención de Alessandra.

En mayo, en una marcha contra la homolesbotransfobia, es decir, contra el odio los gais, lesbianas y personas trans, portó varios carteles hechos a mano pidiendo la libertad de su hermana.

Las autoridades llegaron a la casa de Carlos, y lo amenazaron con que pronto lo detendrían a él también, lo cual sucedió, en efecto, el 13 de julio.

Según la fuente, los agentes y fiscales montaron un caso y lo acusaron de agrupaciones ilícitas y piden una pena de 20 años de cárcel.

“No es por agrupaciones ilícitas, lo sabemos bien, es por ser un activista de derechos humanos en la comunidad Lgbti y por pedir la liberación de su hermana”, subrayó el activista de Cultura Trans.

“Lo queremos de nuevo con nosotros, al igual que a su hermana”, denunció.

William Hernández, director de la asociación Entre Amigos, señaló que la policía y la fiscalía realizan redadas contra presuntos pandilleros sin realizar las debidas investigaciones, que lleven a fundamentar las capturas o a liberarlos, si las personas son inocentes. Foto: Edgardo Ayala / IPS

Subregistro oculta más casos

Las 40 personas detenidas de la comunidad Lgbti registradas, según los reportes de las organizaciones, representan una cifra pequeña del total de capturados, pero pudiera haber un subregistro de casos no documentados, sobre todo sucedidos en zonas rurales.

“En el país, aunque pequeño, pueden haber casos en lugares recónditos que ni saben ni nunca han acudido a una oenegé. Son casos que quedan invisibles,”, señaló a IPS Catalina Ayala, una mujer trans activista de Diké, organización Lgbti cuyo nombre denomina a la justicia en la mitología griega.

Ayala dijo que, pese a que ella personalmente no ha sentido ningún tipo de transfobia por parte de las autoridades, al caminar por las calles de San Salvador, ni que su organización tenga reportes concretos de casos como el de Alessandra, tampoco descartó que pudieran estar sucediendo.

“Creo que es positivo que las autoridades detengan a pandilleros, pero no a personas que nada tienen nada que ver con el crimen, o solo porque son Lgbti”, acotó.

La abogada de esa organización, Jenifer Fernández, dijo que hasta la fecha, como institución, han dado asistencia legal a 12 personas de la comunidad Lgbti detenidas, la mayoría de los casos vinculados a que no portaban sus documentos de identidad.

En uno de esos casos, sí hubo expresiones de parte de las autoridades policiales que pudieran entenderse como odio transfóbico, aunque también se puede entender que había una sospecha básica, pues era una mujer trans sin documentos de identidad personal.

“Era una chica de 25 años que nunca había tenido DUI, el documento de identidad, porque sufría de disforia y temía ir a registrarse, temía que le pidieran que se cortara el cabello, que se desmaquillara”, apuntó Fernández.

Disforia es la angustia clínica experimentada por algunas personas cuyas identidades de género no corresponden a las del sexo con el que nacieron y repercute en su discapacidad para desenvolverse socialmente.

“El acta de detención decía que era un pandillero disfrazado de mujer, que no sabían quién era, que ella decía un nombre, pero cómo se comprobaba eso sin el DUI”, explicó la abogada.

Añadió que, en general, con o sin régimen de excepción, las mujeres trans son las que más sufren de acosos, burlas y otras agresiones.

De los 12 casos, 11 personas ya están fuera de la cárcel, solo una permanece dentro porque, según la policía, sí hay evidencia de que pudo haber estado relacionado con pandillas, aunque se desconocen los detalles de esas evidencias.

Llamado a parar los abusos

El 11 de noviembre, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación por “la persistencia de detenciones masivas y presuntamente arbitrarias” cometidas por las autoridades salvadoreñas, en el contexto del régimen de excepción.

Además, abogó por el incumplimiento de las garantías judiciales, por lo que llamó al Estado “a implementar acciones de seguridad ciudadana que garanticen los derechos y libertades que están establecidas en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y en consonancia con los estándares interamericanos”.

Entre los derechos constitucionales suspendidos desde el inicio del estado de excepción el 27 de marzo, se encuentran el de asociación y reunión, aunque el gobierno lo enmarcó solo a grupos delictivos que estuvieran reunidos para organizar crímenes.

También se restringe el derecho a la defensa y se extiende el periodo en que una persona puede ser detenida y presentada a los tribunales, que la legislación sitúa en un máximo de tres días.

El 16 de noviembre, la Asamblea Legislativa, controlada por el gobernante Nuevas Ideas, aprobó una nueva prórroga del estado de excepción, algo que viene haciendo al final de cada mes.

Diputados de Nuevas Ideas han asegurado que la restricción de derechos civiles se va a prorrogar hasta que sea necesario, detallando que será «hasta que se detenga al último pandillero». Se calcula que en este país de 6,7 millones de personas los grupos criminales tienen entre 60 000 y 70 000 miembros.

El partido de Bukele cuenta con 56 diputados, en una Asamblea de 84 legisladores, lo que se eleva a 60 con tres fuerzas aliadas, lo que le asegura una amplia mayoría absoluta.

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: