Connect with us

La red en lucha

América Latina muestra firme solidaridad al pueblo de Palestina

América Latina es la región del mundo que más decididamente ha apoyado a Palestina y condenado los ataques de Israel a Gaza

Published

on

Marcha en Caracas, el 2 de julio, en solidaridad con el pueblo de Palestina . Foto: Raúl Límaco /IPS

Marcha en Caracas, el 2 de julio, en solidaridad con el pueblo de Palestina . Foto: Raúl Límaco /IPS

CARACAS, Venezuela (IPS) .– América Latina es la región del mundo donde los gobiernos más decididamente han apoyado a la causa de Gaza ante la metralla de Israel, con el retiro de algunos embajadores de Tel Aviv y duros pronunciamientos de varios presidentes contra los ataques al pueblo palestino.

Pero paradójicamente, dicen algunos especialistas, esa solidaridad la priva de jugar un papel determinante en la búsqueda internacional de contener, reducir o solventar el conflicto.

“Lo deseable sería aprovechar la distancia geográfica y las relaciones con los pueblos del Medio Oriente para ayudar a frenar la confrontación”, dijo la exdirectora de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela, Elsa Cardozo.

América Latina “tiene además la autoridad de ser una zona libre de conflictos de naturaleza religiosa o existencial como naciones, lo que le da un aval para pronunciarse por ejemplo ante los horrendos ataques de Israel sobre objetivos civiles palestinos”, señaló Cardozo.

Pero “su toma de partido militante y con antelación priva a la región de autoridad para presionar a las dos partes, porque esa autoridad no se gana ‘partidizándose’ sino condenando cada acción de cada actor que viole derechos esenciales”, agregó la experta.

Desde que Israel desencadenó el 8 de julio la operación Margen Protector con bombardeos inclementes sobre la franja de Gaza, se produjeron declaraciones de condena de los gobiernos de Argentina, México, Nicaragua y Uruguay, y llamaron a consulta a sus embajadores en Tel Aviv las cancillerías de Brasil, Chile, Ecuador y Perú.

Ya desde la operación Plomo Fundido, a la que sometió Israel a Gaza a fines de 2008, habían roto relaciones con Tel Aviv los gobiernos de Bolivia y Venezuela, mientras que Cuba las tiene rotas desde 1973 y La Habana se ha confrontado diplomáticamente con Israel y brindado su abierto respaldo a los movimientos de liberación de Palestina.

El 29 de julio, cuatro de los cinco presidentes del Mercado Común del Sur (Mercosur) emitieron durante una cumbre en Caracas una declaración en la que “condenaron de manera enérgica el uso desproporcionado de la fuerza por parte del ejército israelí en la Franja de Gaza, que afecta mayormente a civiles, incluyendo mujeres y niños”.

“Condenaron igualmente cualquier tipo de acciones violentas contra poblaciones civiles en Israel”, reza el texto suscrito por los Cristina Fernández (Argentina), Dilma Rousseff (Brasil), José Mujica (Uruguay) y Nicolás Maduro (Venezuela). Se abstuvo el mandatario de Paraguay, Horacio Cartes, cuyo país es también socio del bloque.

Mapa de América Latina, con escasos países en blanco, porque sus gobiernos no se solidarizaron abiertamente con Palestina. En negro, los países sin relaciones diplomáticas con Israel, en verde los que han llamado a consultas a sus embajadores en Tel Aviv y en rojo los que han emitido declaraciones de condena contra los bombardeos a Gaza. Crédito: Telesur

Los países en blanco señalan que sus gobiernos no se han solidarizado con Palestina. En negro, los países sin relaciones diplomáticas con Israel, en verde los que han llamado a consultas a sus embajadores en Tel Aviv y en rojo los que han emitido declaraciones de condena contra los bombardeos a Gaza. 

Durante las primeras cuatro semanas de la guerra contra Gaza, han muerto al menos 1.830 palestinos, tres cuartas partes de ellos civiles, y 67 israelíes, de los cuales 64 soldados y tres civiles, según datos recogidos en el área.

Entre los países latinoamericanos se han producido mítines y marchas de solidaridad con Gaza y la causa nacional palestina en al menos Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, El Salvador, México, Nicaragua, Panamá y Venezuela.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, canceló su viaje a Israel y Palestina, previsto para este semestre y dijo que su país “tiene que seguir denunciando este genocidio que se está cometiendo” en la Franja de Gaza.

El 29 de julio, el presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció que su país colocaba a Israel en la lista de “estados terroristas” por lo que consideró un “genocidio” y acción inhumana contra los asentamientos civiles en Gaza.

El lunes 4, Mujica, el presidente de Uruguay, definió también como “genocidio” la ofensiva contra el pueblo gazatí, mientras su canciller, Luis Almagro, dijo que se está evaluando “toda la relación diplomática con Israel”. “Todos tienen derecho a defenderse, pero hay defensas que no se pueden hacer”, dijo Mujica sobre la actuación de Israel.

El venezolano Maduro también condenó con dureza la ofensiva israelí, calificándola como “una masacre horrorosa”. “Razón tienen quienes la comparan con el genocidio que vivió el propio pueblo judío de manos de la derecha intolerante que tuvo su máximo líder en (Adolfo) Hitler”, añadió.

Adicionalmente, el canciller venezolano, Elías Jaua, anunció el miércoles 6 en El Cairo que Venezuela despachará 16 toneladas de ayuda humanitaria a Gaza, vía Egipto, fondos para la compra de 15 ambulancias y 240.000 barriles de combustible en lo que resta de año, con base en acuerdos que manejará la entidad Petropalestina.

Su viaje a El Cairo tuvo como objetivo coordinar estas ayudas, reiterar el compromiso con la población palestina, visitar a víctimas de los bombardeos refugiadas en Egipto, y reafirmar la oferta del país de acoger a niños palestinos que quedaron huérfanos durante los ataques del último mes.

Kenneth Ramírez, presidente del privado Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales, dijo a IPS que Venezuela, un centenario productor petrolero, “puede contribuir al desarrollo de los hidrocarburos presentes en Palestina (sobre todo frente a su litoral) y su transformación en oportunidades de desarrollo para esos pueblos”.

También, desde la Organización de Naciones Unidas – donde es candidata a un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad para el bienio 2015-2016- , Venezuela “puede contribuir en los esfuerzos internacionales que permitan un cambio en la dinámica actual, pero para ello debe evitar insistir en posturas parcializadas en este conflicto”, dijo Ramírez.

Milos Alcalay, exembajador de Venezuela ante la ONU, recordó que “América Latina en el seno de la organización mundial, desde 1947 apoyó siempre el establecimiento de dos estados, uno israelí y otro palestino, a distancia de países árabes que apoyaban la formación de un solo estado”.

“Lamentablemente esa posición de equilibrio se hace a un lado y se pierde así la oportunidad de entenderse con todas las partes confrontadas”, dijo Alcalay, quien también fue vicecanciller.

América Latina “debe enviar un mensaje de que llora a todos los muertos, de que condena las acciones militares israelíes y las provocaciones que hacen extremistas que se le oponen, siempre con miras a lograr y consolidar un cese del fuego y el camino a la paz”, añadió.

“No quedan interlocutores estatales válidos para mediar, en buena parte porque son actores que fallaron en sus intentos de mediación y han asumido posiciones polarizadas en cuanto al conflicto en Gaza”, dijo a IPS el especialista Andrés Serbin, presidente de la académica Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales, basada en Buenos Aires.

Ante la fallida mediación de los Estados y la ONU “la alternativa es la de las acciones de la sociedad civil. Los primeros esfuerzos apuntan a la alerta temprana y la prevención, y ante la escalada de la violencia como la que vemos en la actualidad en Gaza, iniciativas de diplomacia ciudadana y campañas dirigidas a reabrir el diálogo”, opinó Serbin.

Ramírez, a modo de síntesis, sentenció que “Israel no puede continuar con la guerra con Hamás sin erosionar su legitimidad internacional; y Hamás no puede continuar jugando con fuego, ya que la permanente división de las facciones palestinas no contribuye a materializar el Estado palestino”.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Europa

La OTAN pide a Vladímir Putin el fin «inmediato» de la guerra en Ucrania

Published

on

By

 

MADRID, 30 jun (EFE).- El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, instó hoy al presidente ruso, Vladímir Putin, a «poner fin inmediatamente» a la guerra iniciada por Rusia en Ucrania.

«El presidente Putin debería retirar sus fuerzas y poner fin a esta guerra inmediatamente, deteniendo el ataque a una nación democrática y soberana que causa tanto sufrimiento en Ucrania», indicó Stoltenberg en una rueda de prensa al término de la cumbre de la Alianza en Madrid.

Stoltenberg afirmó que “la guerra brutal del presidente Putin en Ucrania es absolutamente inaceptable y está causando mucha muerte y daño para el pueblo ucraniano”, a la vez que “tiene ramificaciones para todo el mundo, por el incremento en los precios de los alimentos”.

Al término de dos días de reunión de los jefes de Estado y de Gobierno aliados, Stoltenberg dejó claro que “esta crisis alimentaria no la ha causado las sanciones de la OTAN, sino la guerra de Putin”.

En concreto, el ex primer ministro noruego valoró que Turquía esté trabajando en favor de un acuerdo, que Grecia esté dispuesta a poner a disposición barcos para sacar por mar el grano de Ucrania y que otros aliados estén implicados en diferentes esfuerzos diplomáticos para que el cereal pueda salir a través del mar Negro.

En paralelo, Lituania o Rumanía informaron de sus esfuerzos por expandir la capacidad ferroviaria para sacar el grano por tierra.

Continue Reading

Europa

El ‘perro faldero’ de Estados Unidos, Gran Bretaña, avanza para extraditar a Julian Assange

Published

on

By

Si al presidente Biden realmente le importara la libertad de prensa, ya habría cancelado la solicitud de extradición hace meses

Por Peter Oborne

Todos los periodistas de investigación veneran con razón a Daniel Ellsberg, el ex oficial de la Marina de los Estados Unidos que expuso muchas de las mentiras contadas por su gobierno sobre la guerra de Vietnam.

Al filtrar los ‘Papeles del Pentágono’ a The New York Times, Ellsberg reveló el bombardeo ilegal de Estados Unidos sobre Laos y Camboya, y ayudó a poner fin a la guerra.

Cuando el fundador de Wikileaks, Julian Assange, libró su desesperada batalla en el Tribunal Penal Central de Londres para evitar la extradición a los Estados Unidos, Ellsberg trató de acudir en su rescate. Él bien podría. Porque la historia de Julian Assange es una repetición de la acción de Ellsberg medio siglo después.

Ellsberg, como Assange, fue juzgado por espionaje. Ellsberg, al igual que Assange, enfrentó cadena perpetua, sólo para que los cargos fueran desestimados debido a la mala conducta del gobierno en su contra. Le dijo a la Corte de Londres que sentía un inmenso sentimiento de camaradería con el fundador de Wikileaks.

En una declaración importante, Ellsberg, el decano de los denunciantes, también explicó que mientras estuvo en Vietnam, el conocimiento detallado de los crímenes de guerra estadounidenses permaneció confinado a un pequeño círculo de poder, pero en cambio, más de 100.000 personas tenían acceso a los registros de guerra de Irak y Afganistán filtrados por Chelsea Manning.

Esto significaba, dijo Ellsberg, que “la tortura y el asesinato se han normalizado”.

Y ciertamente, las revelaciones de Wikileaks han arrojado luz sobre los crímenes cometidos casualmente por los EEUU durante la llamada «Guerra contra el terrorismo».

Wikileaks publicó un video donde aparecen pistoleros estadounidenses en un helicóptero riéndose mientras disparaban y mataban a civiles desarmados en Irak. Quince personas murieron en el ataque, incluido un fotógrafo de Reuters y su asistente.

El ejército estadounidense se negó a sancionar a los perpetradores de este grotesco crimen, quienes permanecen impunes. Pero el gobierno de los EE. UU. ha impuesto cargos judiciales al hombre que reveló sus crímenes.

Wikileaks reveló que el número total de víctimas civiles en Irak fue mucho mayor que lo admitido previamente por el gobierno de EE.UU. También reveló el abuso infligido a los reclusos en la Bahía de Guantánamo, así como el hecho de que 150 reclusos inocentes estuvieron detenidos durante años sin cargos.

Clive Stafford Smith, que ha representado a 87 presos de la Bahía de Guantánamo, rindió homenaje a la importancia de las revelaciones de Wikileaks al permitirle probar que los cargos contra sus clientes eran falsos.

Muchas otras revelaciones, aunque menos aterradoras, fueron casi igualmente vergonzosas para Estados Unidos y sus aliados. Estuve en Beirut hace diez años cuando Wikileaks reveló que el ministro de defensa libanés había conspirado con Estados Unidos para facilitar una invasión israelí de su país en 2008.

Los cables de Wikileaks revelaron cómo, durante un almuerzo de dos horas y media con diplomáticos estadounidenses, Elias Murr explicó en detalle qué partes del país deberían atacar los aviones israelíes. También revelaron que había ordenado al ejército libanés que “no se involucrara en ningún combate y cumpliera un papel de defensa civil”. Éste es sólo un ejemplo, y afortunadamente el asalto de 2008 nunca sucedió.

No es difícil imaginar la furia y la vergüenza dentro del establishment militar y de Defensa de los Estados Unidos ante revelaciones como éstas. Y hace que la determinación de Estados Unidos de procesar y condenar a Assange sea totalmente racional. Tienen el mayor incentivo posible para hacer de él un ejemplo, a fin de advertir a otros de las consecuencias de hacer lo mismo.

Cualquier historia que dependa de la obtención de documentos de fuentes del gobierno de los EE. UU. se volverá imposiblemente peligrosa. Cualquier periodista en cuestión podría verse sujeto a una solicitud de extradición.

Cuanto más grave es la historia, mayor es el peligro de extradición y enjuiciamiento.

Un simple experimento mental demuestra el daño que hará la extradición de Julian Assange a Estados Unidos.

***

Fuente original en inglés: America’s Lapdog Britain Moves to Extradite Julian Assange | The Nation

Continue Reading

La red en lucha

‘Paquete de Ginebra’ responderá a inseguridad alimentaria ocasionada por invasión de Ucrania: OMC

Published

on

By

 

GINEBRA – Los 164 países de la Organización Mundial del Comercio (OMC) alcanzaron el “Paquete de Ginebra”, con acuerdos para suprimir subvenciones a la sobrepesca, trabajar por la seguridad alimentaria y levantar temporalmente las patentes para las vacunas contra la covid-19.

“El paquete de acuerdos que se han alcanzado marcará una diferencia en la vida de las personas en todo el mundo. Los resultados demuestran que la OMC es, de hecho, capaz de responder a las emergencias de nuestro tiempo”, señaló la directora general de la organización, la nigeriana Ngozi Okonjo-Oweala.

En primer lugar, en atención a la inseguridad alimentaria agravada en muchos países como consecuencia de la guerra en Ucrania, en particular por el incremento de precios, la OMC subrayó la importancia de “no imponer prohibiciones o restricciones a la exportación” de alimentos.

Al compromiso de minimizar las restricciones a la exportación de alimentos, se sumó el de cooperar para “garantizar un aumento de la productividad y la producción, el comercio, la disponibilidad y la accesibilidad y asequibilidad de los alimentos, especialmente en situaciones de emergencia humanitaria”.

Se hizo hincapié en la necesidad de proteger las ventas destinadas al Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas.

La duodécima conferencia de la OMC, en su sede en esta ciudad suiza, debió trabajar más tiempo de inicialmente previsto por las discrepancias en torno a un acuerdo sobre la pesca, que había naufragado en anteriores reuniones en lo que va de siglo.

El fondo del asunto es que varios países desarrollados y en desarrollo –como India, China, Japón, Estados Unidos y los de la Unión Europea- continúan mejorando sus flotas pesqueras para lograr mayores capturas con el propósito de disponer de más alimentos para sus enormes poblaciones.

“El paquete de acuerdos que se han alcanzado marcará una diferencia en la vida de las personas en todo el mundo. Los resultados demuestran que la OMC es, de hecho, capaz de responder a las emergencias de nuestro tiempo”: Ngozi Okonjo-Iweala.

Al año se destinan más de 20 000 millones de dólares para fortalecer las flotas pesqueras y un resultado es la disminución de las poblaciones de peces en todos los mares, especialmente en las áreas costeras, con perjuicio de la vida marina y la disponibilidad general de alimentos en el globo.

El “Paquete de Ginebra” incluyó un compromiso para completar en la próxima conferencia, dentro de dos años, un acuerdo completo sobre las subvenciones a la pesca, mediante disciplinas adicionales sobre ciertas formas de subvenciones a la pesca que contribuyen a la sobrecapacidad y la sobrepesca.

Ese acuerdo deberá incluir un trato especial y diferenciado para los países en desarrollo y en particular para los países menos adelantados, y un fondo de ayuda para que los pescadores migren hacia prácticas ambientalmente más sostenibles.

En el tema de salud, los Estados miembros acordaron facilitar el comercio de productos médicos necesarios en la lucha contra la covid, y se decidió levantar, al menos temporalmente, las patentes de las vacunas para los países en desarrollo.

En otra decisión, se reiteró la negativa de anteriores conferencias a la imposición de aranceles a las transacciones electrónicas, a pesar de las búsquedas de ingresos en ese renglón que han procurado países como India y Sudáfrica.

Finalmente se decidió continuar los trabajos de reforma de la OMC, “mejorando todas sus funciones. Varios países, incluidos Estados Unidos y los de la Unión Europea, procuran mejoras en el sistema de arreglo judicial de las diferencias comerciales.

A-E/HM

***

Fuente:

Continue Reading

Trending

A %d blogueros les gusta esto: