Yaskade Fernández pide castigo a torturadores de su hijo en penal de QRoo

Redacción

CHETUMAL, Quintana Roo.- Yaskade Fernández, madre de Héctor Manuel Casique, quien fue víctima de fabricación de delitos y tortura por la Policía de Quintana Roo, afirmó –ante funcionarios de derechos humanos y autoridades de Seguridad Pública del estado quienes dieron una disculpa pública a la víctima– que “no va a respirar tranquila” hasta que los torturadores de su hijo estén en la cárcel.

La madre de Héctor Casique señaló directamente como responsables de estas violaciones de derechos humanos a Higinio Sánchez Baltazar, actual director de la cárcel de Cozumel, a Ignacio Moreno Mejía, director general de Prevención y Readaptación Social de la SESP, y Salvador Reyes Muñiz, exdirector de la cárcel de Cancún.

Denunció que la tortura a su hijo había sido por dejar de pagar la extorsión dentro del penal para que garantizar que estuviera a salvo. “Ya no podíamos pagar la extorsión a la que nos tenían sometidos todos los días”, dijo Fernández. “En cuatro meses, yo ya llevaba gastado más de millón y medio de pesos (74 mil dólares aproximadamente), porque no te piden tres pesos, y lo di no porque quisiera pagarlo, sino porque estaba de por medio la vida de mi hijo”, señaló la madre. Incluso, enfatizó, que tenían instrucciones de matarlo.

Héctor Manuel Casique fue encarcelado durante tres años y seis meses bajo delitos fabricados y torturado por dejar de pagar su seguridad dentro del penal. Desde entonces, Yaskade Fernández se convirtió en una activista en las redes sociales por los derechos humanos de su hijo, hasta lograr la liberación y una disculpa pública por parte de las autoridades estatales. Sin embargo, reiteró que tanto los medios de comunicación que se prestaron a la corrupción de la policía y señalaron a su hijo como “criminal”, como los funcionarios responsables de la tortura y fabricación de delitos deben pagar por ello.

Yaskade Fernández en la denuncia contra los torturadores de su hijo. Foto; detalle video.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *