Sinaloa: Urgente cambiar paradigmas en adicciones y legislación

Para ganar la batalla de la conciencia es urgente cambiar los paradigmas en las adicciones y su legislación, alertó en Culiacán, Sinaloa, Cristhian Aldo Muñoz Madrid, comisionado estatal para atención de adicciones. 

“El problema no es solo el consumo sino el abandono de los padres y la falta de interés de los jóvenes por tener un plan de vida. Mi trabajo es también sensibilizar y convencer, no es fácil que un adicto me llame ‘padrino’, se trata de humildad, respeto, responsabilidad y congruencia”, comentó al advertir que es urgente rescatar una generación de jóvenes perdidos entre el alcohol, el tabaco y las drogas.

 

Por Miguel Alonso Rivera Bojórquez

“Ha llegado el momento de cambiar radicalmente los paradigmas de las políticas públicas y las legislaciones para comprender las adicciones como un tema de salud que requiere además de atención, tratamiento y manejo terapéutico, sensibilización social y participación ciudadana en la prevención”, advirtió Cristhian Aldo Muñoz Madrid, Comisionado Estatal de Prevención, Tratamiento y Control de las Adicciones (CEPTCA) de la Secretaría de Salud en Sinaloa.

Al impartir la conferencia “Cambios de paradigmas en las adicciones y su legislación”, la máxima autoridad en materia de adicciones en Sinaloa señaló que es esencial alcanzar tal transformación  en la vida social para cambiar no solo las políticas públicas y los marcos legales sino los temas de salud, seguridad y justicia.

 Túmbate el rollo y actúa

 “Por muchos años hemos hablado de las consecuencias de las adicciones, y los jóvenes no hacen caso. Necesitamos hablar el mismo idioma”, dijo al anunciar la campaña “Túmbate el rollo y actúa” que engloba temas que le interesan a la juventud en el marco de la educación, la cultura, el deporte y la recreación. “El escudo de las drogas es el poder de decisión porque la vida es una constante sucesión de elecciones”, aclaró.

Explicó que este programa pretende ganar la batalla de la conciencia para sensibilizar a la sociedad con conferencistas que han superado las adicciones y han logrado construir una nueva vida como Víctor Manuel Capaceta Emus, creador del grupo “Una Luz en el camino”. Capaceta, actualmente estudiante de psicología, tenía catorce años cuando fumo mariguana en una “convivencia de amigos”. Inició con las drogas legales, alcohol y tabaco, para continuar con las sustancias ilícitas con una adicción que lo atrapó durante diez años: consumió de todo, desde inhalantes, pastillas psicotrópicas hasta cocaína. Era terrible el sufrimiento por sus amargas depresiones: perdió la escuela y su familia. El 13 de noviembre de 1995 bebió por error un litro de cerveza con nueve pastillas psicotrópicas (pingas) disueltas y despertó en el sillón de una casa ajena. En esa fecha celebraba el cumpleaños de su padre, y lamentablemente el regalo fue la condena de su hijo para purgar dos años en la cárcel acusado de robo en lugar habitado. “Yo era un niño queriendo vivir”, confesó.

Atormentado por el dolor y lleno de una profunda tristeza que le quemaba por dentro cuestionaba a Dios y le pedía una señal que lo orientara sobre el sentido de su terrible experiencia. “Yo quería morir”, apuntó. Buscando escapar del infierno Capaceta trató de suicidarse en varias ocasiones. “No tenía miedo a la muerte sino al dolor previo”, admitió. En el último intento por quitarse la vida se puso la soga al cuello y saltó tambaleándose en un baile de muerte pero la cuerda se rompió. Ese mismo día, en su trabajo, subió a la cabina de una pipa de 20 mil litros cargada de gasolina que se incendió a causa de un corto circuito. Tras la explosión y el estruendo, el fuego lo envolvió; la piel se le caía de las manos. Era humanamente imposible salir de ahí pero lo logró y cayó en estado de coma.Dios me regaló una nueva oportunidad de vida. La clave de mi recuperación son la fe y el amor”, dijo. Hoy se dedica a ayudar a las personas de escasos recursos con problemas de alcoholismo, drogadicción, tabaquismo y toda clase de adiciones, proporcionándoles ayuda médica, psicológica, de alimentación, vestido, asistencia social, a través de su organización civil.

El capitán José Ramón Pedregal Soto en entrevista. Foto: Miguel Alonso Rivera Bojórquez

El rescate de los jóvenes perdidos

Un comparativo entre los tamizajes de problemas en adolescentes realizados en 2013 y 2018 en ocho escuelas de Culiacán a las que se les aplicaron POSIT, siglas en inglés de Problem Oriented Screening Instrument for Teenagers arrojan datos preocupantes. CEPTCA aplicó cuestionarios de valoración breve que permitieron detectar a personas que están en riesgo y/o consumen sustancias adictivas. Está prueba se compone de 81 reactivos y evalúa siete áreas como son el uso o abuso de sustancias, salud mental, relaciones familiares, relaciones con amigos, nivel educativo, interés laboral y conducta agresiva y/o delincuencia. En el análisis estadístico encontraron que el riesgo fue diez por ciento mayor en 2018 respecto a 2013. “Mientras que en 2013 el área de mayor riesgo fue la salud mental donde se manejaban temas de prevención de depresión, ansiedad y trastornos leves en los jóvenes ya que no sabían qué hacer y no eran escuchados, en 2018 –ahora con el “boom” de las redes sociales- fue evidente que el área de mayor riesgo es la relación con los amigos donde se deberían aplicar talleres psicoeducativos y la relación con los padres es deficiente”, alertó.

Por tal razón, Aldo Muñoz puntualiza que se deben de fortalecer los programas preventivos en los niveles de educación básica, para fortalecer en los alumnos las relaciones con los amigos a través de los talleres psicoeducativos como habilidades para la vida. “Una forma para tratar la problemática es trabajando de manera conjunta todas las instituciones relacionadas con el tema”, aseveró.

“El problema no es solo el consumo sino el abandono de los padres y la falta de interés de los jóvenes por tener un plan de vida. Mi trabajo es también sensibilizar y convencer, no es fácil que un adicto me llame ‘padrino’, se trata de humildad, respeto, responsabilidad y congruencia”, comentó al advertir que es urgente rescatar una generación de jóvenes perdidos entre el alcohol, el tabaco y las drogas.

 

Audiencia. Foto: Miguel Alonso Bojóquez

Cambio de paradigmas

Recordó la ocasión en que en un encuentro nacional de la Secretaría de Salud pidió se dejara de hablar de indicadores y exhortó a las autoridades federales a cambiar de paradigmas con una visión innovadora para evitar que los jóvenes sigan muriendo a causa del alcohol, el tabaco y las drogas. “Mientras aquí hablamos de cifras hay jóvenes muriendo en nuestros estados”, acusó.

El 24 de abril del 2017 se crea por decreto la Comisión Estatal de Prevención Tratamiento y Control de las Adicciones (CEPTCA), casi dos años después –el 25 de enero de 2019- Cristhian Aldo Muñoz Madrid compareció ante el Congreso del Estado, junto al Secretario de Salud Dr. Efrén Encinas Torres, para explicar las actuaciones sanitarias en políticas de adicciones y advertir a los diputados que el fenómeno de las drogas está en constante evolución lo que hace indispensable el cambio de paradigmas. “Es un tema doloroso y no grato aceptar que las adicciones se encuentran inmersas en la sociedad”, sostuvo.

Según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco, ENCODAT 2016-2017 es uno de los seis estados con la prevalencia de tabaquismo más baja de México en población de12 a 65 años (Promedio nacional 17.6%, Sinaloa 12.9%). “Uno de los factores que ha influido es que anualmente acreditamos cerca de 90 espacios libres de humo de tabaco y Sinaloa paso del lugar 17 paso al seis”, afirmó.

Lamentó que el consumo diario de alcohol en la población de 12 a 65 años  aumentó de 0.8% a 2.9 % y el consumo consuetudinario (costumbre o tradición) creció de 5.4% a 8.5 %. En la población de 12 a 17 años el aumento fue de 0.2% a 2.6% de consumo diario y de 1% a 4.1% de consuetudinario. En la población de 18 a 65 años fue de 0.9% a 3% de consumo diario y de 6.3 a 9.3% en consuetudinario.

Precisó que una de las consecuencias fatales del alcohol, sobre todo en los jóvenes, son los accidentes automovilísticos. Afortunadamente, expuso, los 400 grupos de Alcohólicos Anónimos mantienen en la sobriedad a ocho mil personas y la vigilancia para la prohibición de la venta de alcohol a menores de edad también favorece la disminución del consumo.

Aseveró que Sinaloa en 2016 se ubicaba en el lugar 29° en centros reconocidos por CONADIC y actualmente la entidad se ubica en el lugar 3°. Sin embargo, reconoció que el consumo promedio en todas las drogas creció en 2.2 por ciento siendo el cristal la droga de mayor impacto en los jóvenes, sustancia barata y accesible que en menor tiempo los hace adictos. “Hay niños que consumen cristal que están en quinto, sexto de primaria, sin un plan de vida”, lamentó.

El equipo. Foto: Miguel Alonso Rivera Bojórquez.

 

Del barrio al combate a las drogas

“Vemos con mucha pena que el capital humano se está perdiendo, la mayoría de quienes caen en la cárcel son jóvenes de 18 a 30 años”, refirió el Capitán José Román Pedregal Soto, ex director del sistema penitenciario en Sinaloa y fundador del Programa “Tú Puedes Vivir sin Drogas. El militar narró su experiencia de lucha contra las adicciones al interior del sistema de prisiones en la entidad y felicitó por su trabajo a Aldo Muñoz quien reconoció que Sinaloa había pasado de ser un estado de producción a un estado de consumo. Cristhian Aldo Muñoz Madrid nació el 22 de abril de 1981 en la cuna de la familia formada por Carmen Beatriz Madrid Valenzuela y Eduardo Muñoz Aguilar. Creció en un barrio de Mazatlán donde convivían alrededor de veinticinco niños de los cuales solamente estudiaron tres. En una ocasión, al visitar un centro de rehabilitación en la colonia 20 de noviembre encontró ahí a la persona que los asaltaba. “Nos quitaba hasta los tenis”, recuerda. Tras graduarse como médico se formó en el área operativa del combate a las adicciones: fue el primer médico de los UNEME CAPA en Sinaloa.

En octubre de 2009 se le dio la responsabilidad de ser encargado de la Unidad Médica Especializada como Centro de Atención Primaria en Adicciones (UNEME-CAPA) “Nueva Vida” de Culiacán.

Posteriormente, estuvo al frente del UNEME-CAPA “Nueva Vida” de la Sindicatura de Eldorado durante ocho meses, de junio de 2010 a enero de 2011 y luego asumió la responsabilidad como Coordinador Estatal de los Centros “Nueva Vida” en el Estado de Sinaloa de marzo del 2011 a mayo de 2014.

Por sus logros en estas tareas se le dio el nombramiento de asesor de Salud Pública de la Dirección de Prevención y Promoción a la Salud teniendo como jefe directo al Dr. Álvaro Martin Acosta Padilla de junio de 2014 a octubre de 2014.

Ahí fue donde se tomó la decisión de aprovechar su experiencia y se le encargó la jefatura del departamento de Nueva Cultura del 16 de octubre de 2014 al 1 julio del 2015 y posteriormente, la jefatura del Departamento de Promoción a la Salud y Determinantes Sociales en Salud del 1 de julio del 2015 al 1 marzo del 2016.

Por sus avances en estas áreas fue ascendido a subdirector de Promoción a la Salud el 1 de marzo del 2016 y actualmente es Comisionado Estatal de Prevención, Tratamiento y Control de las Adicciones, organismo de la Secretaría de Salud en el Estado de Sinaloa, donde una de sus próximas metas es establecer nuevas políticas públicas en la prevención y atención de adicciones rompiendo paradigmas, e impulsando iniciativas ante el Congreso del Estado de Sinaloa para apoyar a las personas con problemas de adicción, principalmente a los jóvenes y ahora a los niños, particularmente a los menores adictos al cristal.

Su destacada labor y experiencia lo ha llevado a conducir cursos relacionados con las drogas y a impulsar el cambio de enfoques para prevenir y atender esta problemática por lo cual ha recibido múltiples reconocimientos.

A pesar de su juventud es una autoridad en la materia y ha presentado trabajos en jornadas y congresos nacionales e internacionales, así como también dicta seminarios, conferencias, entrenamientos y coordina grupos de manera permanente en el tema de las adicciones, destinados a trabajadores de la salud, maestros, adictos o familias que enfrentan en su seno este flagelo, así como público en general.

Hoy Aldo Muñoz, en su deseo de cambiar los paradigmas de las adicciones, también estudia la Maestría en Salud Pública en la Universidad Pacífico Norte.

El Dr. Jorge Guadalupe Haros Rodríguez, director general de CEDI-CEUS, compartió la visión del conferencista en el sentido de que México tiene que hacer con urgencia cambios para transformar una realidad que afecta profundamente a los jóvenes ya que los tiempos actuales son complicados donde las adicciones y el delito son flagelos que les arrebatan la vida de muchos niños, adolescentes y adultos jóvenes que tienen entre 12 y 29 años de edad.

 

Inicia el ciclo de conferencias CEUS´2019

 Aldo Muñoz agradeció el foro al destacar que tres egresados de CEUS trabajan en las filas del CEPTCA: Alejandro Machado, supervisor estatal de los centros de rehabilitación y los hermanos Venegas, en Mazatlán.

Con esta exposición inicia el Ciclo de Conferencias CEUS´2019 en el marco del Día del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, y el Día Mundial de la Justicia Social. Rosa María Pérez Niebla, coordinadora de Relaciones Públicas de esta institución académica fungió como maestra de ceremonias y como anfitriones estuvieron presentes la maestra Martha Sofía Ochoa Beltrán, coordinadora de bachillerato en CEUS; Dr. Luis Guillermo Inzunza Castro, coordinador de la licenciatura en Odontología; Lic. Irma Gabriela Samaniego Beltrán, Coordinadora de Psicopedagía; los profesores Nancy Aracely Angulo Rodríguez, Fidel Bojórquez Solís, Claudia Berenice Osuna Corrales, titular de Control Escolar del Centro de Estudios Universitarios Superiores, S.C. (CEUS) y la psicoterapeuta Alejandra Ordóñez Rivera, adscrita a la Unidad Médica Especializada en Adicciones UNEME CAPA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *