Connect with us

Narcopolítica, corrupción y más de lo mismo

PRI acusa a medios y encuestas de supuesta derrota de AMLO

Los culpables de la derrota de AMLO son medios de comunicación y encuestas se justifica Lerdo de Tejada sin responder caso #Monex

Published

on

Por Michelle Gastélum

MÉXICO, DF.- El representante del Revolucionario Institucional ante el IFE, Sebastián Lerdo de Tejada, acusó a los medios de comunicación y a las encuestas de generar una intención en favor de su partido y de escándalo y confusión contra la Izquierda. Señaló que “los culpables son los medios y las encuestas de esta derrota” dijo el priista, “y no la decisión de los ciudadanos”.

Por su parte, el candidato de Izquierdas Andrés Manuel López Obrador ha convocado a que se considere un presidente interino para organizar nuevas elecciones, debido a las pruebas presentadas contra Enrique Peña Nieto por el financiamiento de su campaña con dinero ilícito y una serie de delitos electorales. López Obrador planteó que en un periodo de 15 a 18 meses podrían volverse a realizar las elecciones.

Lerdo de Tejada, en el marco de la sesión extraordinaria del IFE, calificó de «irresponsable» la propuesta de López Obrador, «porque eran una amenaza a la autoridad del Tribunal Electoral». En este sentido, los magistrados responsables  de evaluar la elección señalaron que era «válida» la propaganda de la empresa Soriana y los monederos electrónicos. Sin embargo, el tiempo límite para desahogar las pruebas contra el PRI por  lavado de dinero y demás delitos será hasta el 6 de septiembre.

Los resultados electorales favorables para Peña Nieto fueron avalados por el IFE a las poco más de 7 mil casillas electorales de más de 143 mil, el 1 de julio, cuando aún no concluía el proceso de emisión de votos. También se impugna al IFE que promovió el triunfo de Peña Nieto sin considerar las miles de evidencias de irregularidades y delitos de acuerdo al COFIPE. Las evidencias han circulado en las redes sociales, por medio de videos, fotos, testimonios e incluso los análisis técnicos del sistema de cómputo, así como el reconocimiento del fraude por consejeros electorales locales.

Estos resultados aún no calificados por el Tribunal, también los dió por legítimos y legales la prensa nacional e incluso corresponsales extranjeros que cubrían desde la sede del IFE. Para el representante del PRD, Guadalupe Acosta Naranjo, los delitos electorales dieron un porcentaje de 12 puntos para Peña Nieto y fue equivalente a seis millones de votos, que sería los votos del fraude.

Diputado del PRI Sebastian Lerdo de Tejada, en el IFE Foto: Cuartoscuro

Continue Reading
9 Comments

9 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con voz propia

CFE: represión de todo tipo

Sobre los altos costos de la energía eléctrica por la CFE y las consecuencias de protestar en este nuevo gobierno que dijo estar del lado del pueblo

Published

on

Lilia Cisneros Luján

Una colorada vale más que cien descoloridas

Las diferencias entre fingir, falsear, inventar, simular, engañar, timar, embaucar, burlar, aparentar, son solo de grado, porque todos esos conceptos llevan implícita una conducta consciente, cuya motivación más socorrida es no perder el aprecio de los otros, ni el lugar alcanzado. Mentir en el siglo XXI, es mucho más común que en el pasado como resultado de técnicas de mercado, tolerantes de algunas “exageraciones” tendientes a obtener algo –el voto de los pueblos, la compra de los clientes, la simpatía de los compañeros de grupo- que incluso puede caer en lo ilícito si las historias que contamos originadas en la mente[1][1], llegan al grado de ocultar un crimen o dañar a una persona a la cual se envidia o se teme. Si la recurrencia de fingimientos llega al terreno de la patología, el autor de los cuentos, leyendas o fantasías, terminará siendo descubierto como un mitómano que difícilmente podrá recuperarse de la caída de una nube de supuesta atracción vital.

Por supuesto que la historia registra mentirosos profesionales, pero más temprano que tarde la evidencia es contundente[1][2] y sus afirmaciones quedan en el ámbito de lo inventado, como es el caso de las cruces colocadas frente a Palacio Nacional, con los nombres de periodistas y defensores de derechos humanos, cuya ausencia no podrá ser achacada ni al pasado ni a los corruptos a los que se ofreció perdonar y olvidar. ¿Quién mató a Samir Flores Soberanes? ¿Será el gobierno como dicen las consignas de las marchas de protesta? ¿Fue para evitar la consulta que legitime una decisión tomada para concretar un proyecto que “el pueblo bueno y sabio” tiene más de una década rechazando? ¿Se tienen los elementos para enlodar esa lucha en las aguas negras del crimen organizado de Morelos? ¿Se logró una negociación con los empresarios afines que han invertido desde el 2011 en este proyecto?

Frente a lo que el primer mandatario califica diariamente como corrupción, desvergüenza o pasividad, -con ventajas que le permiten incrementar su porcentaje de aprobación, pues se presenta como una persona trabajadora, interesada por lo que preocupa a sus gobernados-  apenas unos cuantos observadores reflexivos notan que dichos calificativos no se aplican de manera genérica dejando a salvo “la honra” de algunos burócratas consentidos como los de la CFE que discriminan a los “fifís” a los cuáles les aplican facturas injustificadas, solo por que son “ricos”. Si Usted decide intentar el camino de la justicia y la equidad, debe lidiar con al menos una docena de leyes, reglamentos, decretos en los cuáles se determina que el usuario de la energía nunca logrará tener la razón y, en todo caso si opta por alumbrase con velas o luces fotovoltaicas, el adeudo seguirá al inmueble y hasta la descendencia del desafortunado usuario de la energía. ¿Por eso murió Samir? ¿Alguien de mi descendencia podrá reclamar que si algo me pasa los responsables[1][3] serán los de CFE?¿Por qué los más de 20 mil millones de pesos que deben inyectarle a esta empresa mal administrada lo quieren sacar del pueblo? ¿Qué hacemos si no deseamos ser sus clientes ni mucho menos sus socios? ¿Dónde están las medidas antimonopólicas?  ¿Qué podemos hacer los usuarios frente a una ley que estipula: 4.- La Comisión Federal de Electricidad tiene como fin el desarrollo de actividades empresariales, económicas, industriales y comerciales en términos de su objeto, generando valor económico y rentabilidad ….. la CFE deberá actuar de manera transparente, honesta, eficiente, con sentido de equidad, y responsabilidad social y ambiental, ….. en beneficio de la población y contribuir con ello al desarrollo nacional?  ¿Cómo se empata esto con las amenazas verbales y por escrito que me han proferido funcionarios de esta empresa de clase mundial advirtiéndome con expropiar mi propiedad luego de enviarme a buró de crédito por $174, pesos que no les pagué en un recibo que dice que consumí 0 WATS?

Por supuesto que debido a lo que he sufrido en carne propia de parte de la CFE; puedo entender la furia de todo un pueblo que no está dispuesto a dejar de luchar solo porque cegaron la vida de un líder que con honestidad deseaba que la sociedad se desarrollara sin que ello implicara sacrifico de recursos vitales como el agua. Viví la muerte de un ser muy querido que protestó por el trasformador viejo que sonaba día y noche en la ventana de su dormitorio. ¿Tiene alguien de la CFE algún rescoldo de culpa por el cáncer que contrajo esa joven madre?

Si Usted se encuentra en situación similar, tiene varias alternativas. Primera: levantarse en la madrugada, hacer su pancarta y presentare en Palacio Nacional para que su primer mandatario tome nota de que están vulnerando sus derechos. Segundo: pedir dinero prestado para dárselo a la CFE que dice que ésa es la condición sine qua non para atender su caso aunque nunca le resuelva a favor y se que usted como una deudora mayúscula[1][4] y Tercero: anímese a pasar al sector informal y pídale a alguien experto que le modifique algo para pagar menos o sea lo justo. Y por supuesto, deje la ingenuidad de lado, no es verdad que la corrupción ha quedado en el pasado, ni que se barrerá de arriba para abajo, ni mucho menos que ahora la energía eléctrica le costará menos. Sea suspicaz, siga cuidándose sobre todo si usted acumula toda una vida en la cual luchó por México, hay que asumir con valor las verdades aunque sepan amargo, en tales condiciones Usted es una persona pensante y por ende peligrosa. Las cosas no sólo seguirán igual sino que empeorarán porque los recién llegados al poder, ni saben de ética, ni de moral, ni de política, ni de nada. Se mantienen en el pandero de las mentiras, dispuestos a todo tipo de represión –incluso la cárcel o la muerte- contra todo aquel que les demuestre que manipulan, mienten y falsean las cosas.

[1][1] Del latín mentiri: urdir un embuste con la mente.
[1][2] Inventos entre hermanos herederos que por afán crematístico, son capaces de desacreditar a uno del grupo. Pero con el paso del tiempo, aparecen fotos, textos o testimonios que dejan claro quien fue el embaucador de otros.
[1][3] Llevo casi dos años, interponiendo toda suerte de recursos por los cobros confiscatorios aun cuando se ha demostrado que el 80% de mi domicilio está cerrado y sin uso. Finalmente, gracias a la intervención de la CNDH, retiraron uno de los medidores ladrones; pero ¡Que cree!, en el otro, mi consumo según ellos se ha incrementado 600%. ¿Que hace una mujer de la tercera edad, cuya pensión está por debajo de la línea de pobreza, cuya factura es casi igual a la pensión que como limosna el gobierno le otorga?
[1][4] Se de personas que se endeudaron por casi 50 mil pesos y la CFE simplemente dijo “venga,  cayó”

Continue Reading

La red en lucha

Congreso Nacional Indígena cuestiona a AMLO incongruencia sobre Proyecto Integral Morelos

El Consejo Nacional Indígena cuestiona la incongruencia del presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a la postura de oposición que tenía con el Proyecto Integral Morelos y la Termoeléctrica de Huexca durante la administración de Felipe Calderón

Published

on

El Congreso Nacional Indígena cuestionó al presidente Andrés Manuel López Obrador sobre su falta de congruencia con la postura política que mantuvo durante la administración de Felipe Calderón con respecto al Proyecto Integral Morelos y la Termoeléctrica en Huexca. 

Preguntas al presidente de la 4T (y al pueblo de México) sobre el Proyecto Integral Morelos y la Termoeléctrica en Huexca, Morelos:

¿Por qué en 2014, usted, ahora presidente de México, se pronunció contra la Termoeléctrica en Huexca y hoy la apoya? ¿Qué pasó en estos años que le ha hecho cambiar de opinión? ¿Por qué tanto interés en apoyar un proyecto, el PIM, que fue ideado en el gobierno de Calderón  e impulsado con fuerza por Peña Nieto? ¿Qué otras coincidencias tiene con esos  señores?

 ¿Sabe usted que los pueblos de Morelos, Tlaxcala y Puebla que se oponen al PIM no están, o no estaban, contra usted, sino contra un proyecto con el que llevan años luchando y han logrado detener? ¿Por qué ponerse del lado de Calderón y Peña Nieto en este tema y no del lado de los pueblos? ¿Por qué ofenderlos llamándoles «conservadores»? ¿Por qué no dialogar con ellos, si ellos se lo pidieron desde antes que usted anunciara su consulta? ¿Por qué se ha dado el tiempo de dialogar con los representantes de los poderosos de este país, Consejo Coordinador Empresarial y Consejo Mexicano de Negocios incluidos, y no con los pueblos de abajo que llevan años luchando contra el neoliberalismo? ¿Acaso usted prefiere ser amigo de los neoliberales?

 ¿No dice que con su gobierno se acabó el neoliberalismo?  ¿No dijo usted que se preocuparía primero de los más pobres entre los pobres, los pueblos originarios? ¿O acaso la forma de preocuparse de ellos es simplemente ignorando sus luchas, formas y modos de participar democráticamente?  ¿No es este desprecio por los pueblos otra forma del racismo que, usted, bien señala que aún existe en México?

¿Por qué la prisa en organizar esta consulta para echar a andar un proyecto, el PIM, que durante años los pobladores han rechazado y por la vía de los hechos detenido? ¿Por qué no tomar en cuenta esa voz popular que  ha luchado contra la termo y el PIM durante tanto tiempo? ¿Por qué no esperar el tan anunciado pronunciamiento de la ONU al respecto? ¿Por qué no detenerse antes a investigar el asesinato del compañero Samir Flores, férreo opositor al PIM, no de ahora, sino desde hace años? ¿Habrá impunidad en este caso, qué tenemos, a parte de su palabra, para saber qué no es así? ¿Dentro de unos años no cambiará de opinión al respecto?

¿Tanta es la prisa que prefirió hacer esta consulta de forma ilegal antes que darse el tiempo para cumplir con los requisitos establecidos en la Constitución mexicana y en los acuerdos internacionales firmados por el país? ¿Qué pasó con aquello de que al margen de la ley nada, por encima de la ley nadie?  ¿No hay otras consultas que hacerle al pueblo de México mucho más importantes y sentidas? ¿No hay antes que consultar sobre la impunidad que usted ha otorgado a Peña Nieto y demás representantes de ese pasado corrupto que se dice haber superado ya? Usted prometió que consultaría ese tema ¿por qué no lo ha hecho? ¿Ya cambió de opinión al respecto?

¿Por qué, a pesar de que tantos millones votaron por usted, siente la necesidad de entregarle tanto a poder a tipos como los, esos si conservadores, dirigentes del Partido Encuentro Social (PES) en Morelos como Hugo Eric Flores Cervantes? ¿No sabe usted que este señor, ahora superdelegado en Morelos, fue aliado electoral de Calderón en 2006, sí en 2006 cuando le hicieron fraude a usted? ¿Acaso no sabe que el Sr Hugo Eric Flores se encargó de defender a capa y espada a los asesinos paramilitares de mujeres, niños y bebes no natos en Acteal? ¿Por qué confiar en este señor para encargarle la organización, en menos de 15 días, de la consulta a los pueblos de Morelos?

 ¿Por qué en la información repartida para la consulta no mencionaron el riesgo que traería el PIM debido a que se encuentra en zona volcánica? ¿Por qué dice usted que los principales opositores a la termoeléctrica son las empresas extranjeras que le venden electricidad a CFE? ¿Acaso no sabe que si esto es así se debe a la política neoliberal para desmantelar la industria eléctrica nacional y a las leyes y reformas en materia energética que se impusieron antes y usted ha decidido no modificar? ¿Ignora que una parte considerable de la infraestructura del PIM se concesionará a empresas extranjeras como las españolas ABENGOA,  ELECNOR y ANAGAS? Dice usted que se perderá mucho dinero si no se pone en marcha el PIM y la termo ¿es esto responsabilidad de los pueblos? ¿Ellos decidieron construir esa termoeléctrica e imponer el PIM? ¿Por qué no consigna ante las autoridades a quienes en el pasado decidieron imponer el PIM? Si hay o hubo pérdidas ¿por qué no pagan ellos? ¿Por qué siempre deben pagar los pueblos? ¿Ahora incluso con su vida y territorio?

¿Por qué al anunciar la consulta en Morelos intentó convencer a los pobladores de apoyar la Termoeléctrica y el PIM a cambio de bajarles las tarifas de electricidad? ¿No es eso compra de votos,  compra de conciencias? ¿No es eso corrupción? ¿Por qué durante la consulta se desplegaron esos esos operativos de vigilancia, con helicópteros incluidos? ¿Acaso los pueblos y comunidades son delincuentes? ¿Por qué en el informe de hoy sobre los resultados no decir que ni el 5% de los electores en Morelos participó? ¿Por qué no decir que en los poblados y municipios directamente afectados, la gente  decidió de manera abrumadora por el NO a la Termo y al PIM?

¿Por qué las votaciones en tiempos del PRIAN y las consultas en tiempos de la 4T se parecen tanto? Antes ya sabíamos quien ganaría en una elección, ahora también, ¿por qué? ¿Por qué no dar los resultados ayer por la noche, al finalizar la jornada de consulta, y hacerlo hasta hoy? ¿Por qué se presentan votos en casillas que ni siquiera se instalaron? ¿Por qué calificar las protestas de los pobladores como “provocaciones” o “polarización”? ¿Acaso cuándo usted encabezó en el pasado manifestaciones y movilizaciones, bloqueos y cierres, plantones y mítines, estaba provocando? ¿Estaba “polarizando? ¿O bien la protesta es un legítimo derecho de los pueblos? ¿O bien quienes polarizan son quienes a toda costa buscan imponer proyectos que ya han sido rechazados hace años por los pueblos? ¿Qué piensa hoy al respecto? ¿Cambiará de opinión en unos años?

Desde Tejiendo Organización Revolucionaria TOR denunciamos, una vez más, que la consulta recién realizada carece no sólo de la legitimidad, al ser realizada de espaldas a los pueblos, sin información suficiente, sin involucrarlos en su planeación y ejecución; sino también es ilegal al no ceñirse a los estándares establecidos en los acuerdos internacionales firmados por México y que por lo tanto son ley, ni a lo planteado en la Constitución en relación con las consultas de este tipo.

Nos pronunciamos contra la imposición del Proyecto Integral Morelos, incluida la termoeléctrica de Huexca y denunciamos, como lo hemos venido haciendo desde hace años, que el capitalismo neoliberal y sus proyectos de desarrollo no son más que megaproyectos de muerte, que el PIM es un proyecto neoliberal de despojo y explotación sin importar si tiene el visto bueno de este  u otro presidente en turno.

Llamamos a mantener la solidaridad y el acompañamiento a los pueblos que desde hace años luchan contra el PIM y demás proyectos de muerte. Señalamos que hoy y siempre quienes deben decidir son los pueblos, a sus modos y tiempos, en los marcos de la organización desde abajo y para abajo, ¡eso es mandar obedeciendo!  

¡Viva la lucha de los pueblos!

¡Viva la lucha del Congreso Nacional Indígena!

¡Viva Samir!

 

Tejiendo Organización Revolucionaria (TOR)

25 de febrero de 2019

 Síguenos en nuestras redes y visita nuestra página web:
www.tejiendorevolucion.org
Twitter: @TejiendOrgRev
FB: TOR Tejiendo Estamos

Continue Reading

Con voz propia

Los síndromes de la Seguridad pública

Una serie de síndromes han afectado a la Seguridad pública en México extinguiendo la eficiencia y capacidad que requiere hoy la ciudadanía

Published

on

Tomás Borges

“Todos los empleados públicos deberían descender a su grado inmediato inferior, porque han sido ascendidos hasta volverse incompetentes”
Ortega y Gasset

Cuando el pasado 13 de febrero del año en curso, circularon en redes sociales las declaraciones del titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, Hugo Gutiérrez Maldonado, donde el funcionario en comento criticó a los veracruzanos por quejarse por la inseguridad y exigir al actual mandatario de la entidad, Cuitláhuac García Jiménez del partido MORENA más seguridad, cuando “nunca la habido en la entidad”, hizo que el funcionario fuera noticia no por su labor, sino por lo soez de sus frases.

Dichas palabras (que posteriormente fueron desmentidas por el funcionario), muestran la punta del iceberg en materia de seguridad, donde los funcionarios no cumplen las funciones por las cuales devengan un sueldo, con los resultados por todos conocidos, al grado de que una gran parte del país es un cementerio clandestino, y la delincuencia un asunto no ya de seguridad pública, sino de seguridad nacional.

El funcionario en cuestión, según medios nacionales, dejó una cuenta pendiente en Nuevo León, donde se le ligó a una banda de extorsionadores, motivo por el cual fue destituido de su cargo en noviembre del 2016 del Centro de Operaciones Estratégicas (COE) de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, junto con un fiscal y 28 policías de la corporación.

El reciclar cartuchos quemados, es un mal que se ha anquilosado en la administración pública y más en materia de seguridad, donde una serie de males o complejos (más detallados en un libro de próxima aparición) aquejan a los responsables de velar por la seguridad de los ciudadanos. Algunos de estos síndromes o complejos se sintetizan a continuación:

El síndrome de Petrorio

De acuerdo al diccionario, pretorio (en latín, praetorium) fue el nombre dado al cuartel general del ejército romano, ello debido a que el praetorium era la tienda o edificio del comandante de una fortificación romana.

A pesar de estar hablando de un imperio que hace siglos dejó de existir, su legado pervive en el mundo occidental, de tal manera que, en caso mexicano teníamos un grupo llamado “Guardias presidenciales”, que se encargaba de custodiar al presidente en turno y a su familia, incluso cuando ya no estaban en funciones, lo que ha hecho que una serie de servidores públicos traten de emular al “César en turno”, un mal que el actual mandatario, López Obrador está tratando de erradicar, bajo el argumento de “quien nada debe, nada teme”, pese a las críticas de algunos ex presidentes.

El Cesarismo policiaco

Como término, surgió en el siglo XIX y varios autores lo enlazan con el bonapartismo, pero Antonio Gramsci consideró que éste último era el cesarismo aburguesado, el cual, aplicado en materia de seguridad, se refiere a aquellos mandos policiacos que se sienten emperadores, y que el Estado o demarcación de la cual son los responsables, sea considerado por ellos y su séquito como su feudo o reino.

En este contexto, la seguridad pública no escapa a las políticas públicas del César en turno (llámese gobernador o Presidente), ya que él es quien impone al titular de Seguridad Pública, quien se encargará de jure en seguir los lineamientos del Plan Nacional de Desarrollo (PND) en el rubro de seguridad y justicia.

El síndrome de Procusto

Tomado de la mitología griega por el personaje Procusto quien, de acuerdo a la leyenda, era un posadero de las afueras de Atenas, quien con engaños llevaba a viajeros incautos a su morada, donde al momento de brindarles posada los acostaba en un lecho, el cual estaba más corto de lo normal y, por ende, les cortaba las extremidades a los infelices con tal de que no sobresalieran del lecho.

Por lo tanto, el término es utilizado hoy en día para designar a las personas que pretenden acomodar los hechos o las situaciones a sus propios parámetros, aunque también para señalar a las personas que no les gustan que los demás sobresalgan.

Este síndrome queda muy ad hoc con aquellos mandos policiacos que les gustan rodearse de mediocres y gente de baja ralea, con el único objeto de que no lo superen en sapiencia, ya que el “jefe es él” y como dice la conseja militar “El mando no se equivoca y cuando lo hace, vuelve a mandar”.

Estos sujetos jamás van a aceptar que sus acciones son erróneas y siempre buscaran el aplauso y la aprobación pública y denostarán a todo aquel que piense o cuestione lo más nimio de su proceder, bajo el rancio argumento de que son víctimas de vendettas políticas.

Como dijo en su momento el finado Ramón Durón Ruiz, el “Filosofo de Güémez”: “¡El que sabe, sabe! Y el que no, ¡pues es el jefe!

Al respecto, cabe señalar que los estándares los pone el mando en turno, quien huelga a decir “no se equivoca”, y cualquier elemento que ose levantar la cabeza, se la cortan (metafóricamente), tal como Procusto lo hacía con las extremidades de los que caían en su morada.

El no sobresalir ni mucho menos contradecir al mando, ha hecho que estudiosos como Robert Greene coloque como regla número uno, la que reza; “No le haga sombra a su amo” (Robert Greene, Las 48 leyes del Poder, Atlántida, Buenos Aires 1999) al decir que “Hay amos terriblemente inseguros. Y basta con ser encantador (o decir lo que se piensa) y desenvuelto para hacerles sombra”.

Bajo la premisa de que “las instituciones son como las naves,  que deben de ser bien ideadas y tripuladas” (Karl R. Popper, La Sociedad Abierta y Sus Enemigos, Paidós 1992), vemos que en México (utilizando la analogía citada), pese haber buenas naves, se siguen escogiendo a pésimos capitanes, tal como ocurrió en Morelos, donde el entonces titular de Seguridad Pública, el tijuanense Alberto Capella Ibarra prometió combatir el crimen, dejando una cuenta pendiente en el estado, donde los índices de criminalidad se dispararon y pese a ello, fue nombrado titular en la materia en el estado de Quintana Roo.

Alberto Capella, quien gracias a su proselitismo en contra de la inseguridad, cobró notoriedad pública en el 2006, al ser el rostro visible del hartazgo ciudadano de una de las ciudades más castigadas por el fenómeno del narcotráfico (y quien fue elegido como titular de Seguridad Pública en los periodos 2007-2009 y 2010-2013), dejó la entidad con un alto índice de homicidios, situación que replicó en Morelos bajo el gobierno de Graco Ramírez (2012-2018), donde su estrategia de combate al crimen fue cuestionada por activistas, quienes incluso solicitaron en la plataforma Change.Org el cese del funcionario.

El caso de Capella Ibarra es sintomático, ya que resultó un buen activista, pero un pésimo Secretario de Seguridad Pública, quien sigue aprendiendo a costa del erario, lo cual es un claro ejemplo del «Principio de incompetencia».

El principio de Peter,  o de incompetencia

Los casos mencionados son una muestra de lo que el psicólogo organizacional, Laurence J. Peter definió como “Principio de Peter” o “Principio de incompetencia”, el cual afirma que ”las personas que realizan bien su trabajo son promovidas a puestos de mayor responsabilidad, a tal punto que llegan a un puesto en el que no pueden formular ni siquiera los objetivos de un trabajo, y alcanzan su máximo nivel de incompetencia”, lo cual queda más que evidenciado en los ejemplos citados.

Suena hasta irrisorio que se sigan viejas prácticas al nombrar a los titulares encargados de velar por la seguridad de los gobernados, dejando que un puesto de vital importancia, caiga en manos de gente incapaz y de dudosa honorabilidad, lo que demuestra que los tan mentados exámenes de control de confianza, sólo se aplican a la tropa y no a los mandos por más corruptos e incompetentes que sean.

La simulación de «lo ciudadano»

No hay que olvidar que desde que la seguridad pública se politizó, el poseer un cargo en este campo garantiza una carrera en el ámbito político, lo que es un aliciente para que gente honesta -y no la de siempre-, realice un buen trabajo sin opacidad y bajo el escrutinio ciudadano real, no bajo el amparo de esas organizaciones que bajo el sello de «ciudadanas», apoyan a sus incondicionales y dictan las líneas a seguir en materia de seguridad, como lo hacen las asociaciones como Causa Común, AC, de María Elena Moreira Mitre (vinculada en su momento con Genaro García Luna) e Isabel Miranda de Wallace, con Alto al Secuestro,  cuya rapacidad quedó documentada en el excelente libro de Guadalupe Lizárraga, El falso caso Wallace.

Es importante detectar a tiempo a esos «defensores de los Derechos Humanos» y de sus «causas ciudadanas», que sólo utilizan las movilizaciones para promover su imagen y utilizar el mote de ciudadanos, para lucrar o extorsionar en perjuicio de la población que dicen defender, tal como ha quedado demostrado en los casos antes señalados.

En espera de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador realice en realidad un golpe de timón y ponga a trabajar a su titular en Seguridad pública, Alfonso Durazo, para que las prácticas señaladas y sus síndromes sean erradicadas por completo de la gestión pública, marcando un parteaguas en la materia. 

@borgestom

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.