Preguntas abiertas al fiscal de Chihuahua sobre el presunto asesino de Miroslava Breach

Alzar la voz en tu memoria, Miros. Aquí estamos.

Sr. César Augusto Peniche Espejel
Fiscalía General del Estado de Chihuahua

No puedo acallar mi profunda indignación por el manejo irresponsable y supino de parte de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, a cargo de Usted, sobre la investigación del asesinato de la colega Miroslava Breach. Esta mañana, 22 de diciembre, me enteré de la ejecución de su presunto asesino filtrada a El Diario de Juárez, especialmente en un contexto de escándalos mediáticos protagonizados por el gobernador del estado respecto a la corrupción del PRI y los despotismos e ilegalidades de Lucha Castro en la Judicatura estatal.

No menos irresponsable considero la información manejada por El Diario de Juárez, quien, con falta de profesionalismo y ética periodística, no hace honor a la memoria de Miroslava, ni a la de ninguno de nuestros colegas caídos en su estado y en México por ejercer la libertad de expresión y de prensa.

Desgloso la información del diario en referencia, entre una batería de preguntas medianamente razonables que suscribiría cualquier periodista consciente de lo que significa la impunidad por nuestras muertes y agresiones en un espacio autoritario como el que se ha instaurado en cada rincón de México.

El Diario de Juárez afirmó que según “datos confidenciales”, la Fiscalía tenía “plenamente reconocido” a la persona victimada el 19 de diciembre en Álamos, Sonora, bajo el nombre de Ramón Andrés Zavala Corral, de 25 años, como el asesino de Miroslava.

Si esto es cierto:

¿Por qué la fiscalía de Chihuahua tuvo que “filtrar” esta información a un diario de Ciudad Juárez, en vez de dar una conferencia de prensa formal en la capital del estado, donde está su sede, y es el lugar donde asesinaron a Miroslava? ¿Por qué no se organizó esta rueda de prensa después de cumplimentar el proceso de investigación que viene realizando una unidad especial nombrada por el gobernador Javier Corral, y de la que él mismo aseguró ante medios nacionales formar parte y tener reuniones cada tercer día?

Esta unidad especial de investigación se integró precisamente para que no hubiera filtraciones informativas, y de ninguna índole, además por la seguridad de los agentes investigadores con el fin de evitar persecuciones, amenazas u otro tipo de acoso por grupos delictivos. La unidad está ubicada en el Complejo de Seguridad, conocida como C4, una zona resguardada por y para agentes, y ninguno de los miembros de este grupo interdisciplinario de investigación debía dar a conocer a sus compañeros de la Fiscalía ni de ninguna otra instancia gubernamental el asunto de interés.

Si la información se filtró sin el conocimiento de la Fiscalía, podemos asumir entonces que la investigación del asesinato de Miroslava por parte de ustedes ¿fue un fracaso? Pues contradice el principio de discrecionalidad y ética para el manejo de información por su funcionariado antes de ser verificada.

La filtración a El Diario de Juárez además apuntó que “el hombre fue identificado extraoficialmente”.

Sr. Peniche ¿qué significa esto para la fiscalía? ¿Qué un agente investigador lo identificó sin hacerlo público oficialmente? ¿Qué fue identificado por una persona ajena a la investigación oficial? ¿Qué al momento de identificarlo la Fiscalía no sabía nada respecto sobre quién se trataba?

También es pertinente preguntar ¿dónde se identificó “extraoficialmente”? ¿En la morgue de Hermosillo, Sonora? ¿Quién dio notificación del cadáver? ¿Cómo se identificó? ¿Visualmente por un testigo, por una fotografía, cómo Sr. fiscal? ¿Cuándo sucedió esto? ¿El día que fue victimado, 19 de diciembre? Si el presunto asesino de Miroslava fue asesinado ese día ¿por qué tres días después se da a conocer el hecho?

¿Cómo obtuvieron el nombre del victimado para hacer el reconocimiento fisonómico del rostro, y saber que se trataba de la misma persona que disparó ocho veces contra el cuerpo de Miroslava frente a su hijo, bajo el nombre que supuestamente guardaban con celo en un expediente de la unidad especial de investigadores? ¿Cuándo fue esto? ¿Después de realizarle una autopsia? ¿Se la realizaron?

¿Qué respuesta tiene usted para la sociedad chihuahuense, y para la comunidad de periodistas mexicanos y extranjeros que estamos atentos y exigimos un mínimo de garantías constitucionales para que nuestros colegas en su estado ejerzan sus libertades como informadores?

¿Por qué, si la información salió de su Fiscalía, tardó tantas horas en confirmar si era verídica ante medios mexicanos a nivel nacional como La Jornada?

Por último, déjeme decirle que, a las primeras horas de la mañana, después de analizar la información filtrada al diario local, me comuniqué a la Fiscalía de Sonora, a diferentes áreas, desde Comunicación hasta la Dirección de Investigaciones, y la de Secuestro y Crimen organizado. Ninguno de los agentes que amablemente respondieron a mi llamada reconocía la información. Más aún, dos directores de área se enteraron por mis preguntas y buscaron la información en internet.

¿Cómo es posible Sr. Peniche, que, si ustedes tenían en la investigación un elemento de vínculo con Sonora, como eran las placas del auto en el que se trasladaba el victimario de Miroslava, no hayan coordinado un trabajo de investigación conjunto entre ambas entidades?

¿A qué atribuye la ineficiencia y falta de profesionalismo de sus agentes investigadores en el asesinato de periodistas? Le recuerdo que no es sólo Miroslava. A su gestión también corresponde la investigación del homicidio de Jesús Adrián Rodríguez Samaniego, de radio Antena 760 AM.

La sociedad de Chihuahua merece respuestas, ciertamente. Pero los periodistas del mundo las exigimos, estamos atentos a lo que sucede allí en su localidad con nuestros amigos y compañeros. Exigimos respuestas, porque matando periodistas no se asesina la verdad.

Atentamente
Guadalupe Lizárraga
Escritora y periodista independiente
Los Ángeles Press

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *