«Por puta», el juicio fácil del machismo

11 de Abril del 2017

Con voz propia

Composición en la red

Dianeth Pérez Arreola

Sobre el reciente accidente de la avenida Reforma en la Ciudad de México se comentaba en un post de Facebook: “murieron tres personas por accidente de tráfico y una por puta”. Era un relato sobre las circunstancias previas a la muerte de la mujer que salió “sin permiso” del marido, a beber alcohol y subió al carro de un desconocido. De cómo en México morirse por «puta» se llega a justificar, y de cómo las víctimas además de perder la vida, pierden el derecho a la privacidad, ése que todos defendemos.

Hace pocos días los medios «cachanillas», como les dicen a los oriundos de Mexicali, daban la noticia de la desaparición y posteriormente, la muerte de una joven de 15 años. Su cadáver apareció en las inmediaciones del circo Rolex, un circo que se estableció temporalmente. Un empleado del circo fue detenido por la presunta violación y muerte de la joven. Hasta ahí, los medios aparentemente cumplieron con el qué, quién, cómo, cuándo y por qué.

Después empezaron las historias paralelas. Que si el acusado fue a un negocio con el celular de la joven, que si tras la última función del circo, se realizaban espectáculos con tintes sexuales donde participaban menores de edad, que si el ayuntamiento había cometido un error en darles el permiso para trabajar en la ciudad.

Pero la vida de la joven también se empezó a diseccionar sin miramientos. Que si era novia de uno de los bailarines, que si no salía del circo, que si el día de su muerte la joven había tenido sexo con tres hombres distintos, que si estaba deslumbrada y quería ser artista…

Los periodistas ejercieron poca ética en este caso. Con publicar asuntos de la vida privada de la joven  ¿no están violentando el derecho a la privacidad de la víctima? ¿Qué aporta el hacer pública la precoz vida sexual de la joven? ¿No están acaso fomentando el linchamiento público y la “justificación” de que la mataron por «puta»? La joven ya está muerta, pero se le re-victimiza desde los medios, haciendo pública su vida privada sin ningún motivo que aporte nada ni en lo legal ni en lo social.  Entonces ¿qué tan ético es publicar esa información? Lo único que aporta es escarnio público para su familia y combustible para la sociedad machista que lanzará su piedra desde las redes sociales con un: “se lo buscó”.

 También las instituciones de seguridad pública deberían analizar desde la ética, su responsabilidad al informar sobre cuestiones de la vida privada. Son datos que no aportan nada a la investigación, porque para la ley no hay diferencias entre víctimas hombres o mujeres, viejos o jóvenes, vírgenes o activos sexualmente.

Como en el caso del accidente mencionado de la avenida Reforma, a la joven se le responsabiliza de su muerte, mientras que las reacciones de condena hacia el responsable del hecho son muy pocas. Tenemos que analizar el derecho a la privacidad como periodistas, como personas y como funcionarios. Por la información hecha pública, pareciera que el que la víctima tuviera vida sexual a sus 15 años fuera un atenuante de su muerte. La precocidad de la víctima nos puede parecer bien, mal o ser indiferentes, lo que quiero subrayar es que el juicio fácil del machismo sólo hace más daño a la víctima, a la sociedad de hombres y mujeres, y exhibe la ignorancia de los medios; después de todo, no somos nadie para juzgar un comportamiento que debería permanecer en la esfera privada de la víctima. ¿Y si fuera tu hija?

, , ,

One Response to “«Por puta», el juicio fácil del machismo”

  1. Raul Hernandez Says:

    Unas y unos mueren por imprudentes,o por descuidada@s, por atrevid@s, por accidente,por pendej@s,etc. cual es el problema de morir por put@ ?

    Reply

Leave a Reply