Polémica eutanasia a niño, víctima de cáncer en Holanda

17 de mayo del 2017

Con voz propia, Europa

Foto: red

Dianeth Pérez Arreola

Estos días en Holanda, un caso ha desatado nuevos debates sobre la eutanasia. David, un niño de 12 años, fue respaldado por los jueces en su decisión de no aceptar más quimioterapias contra el cáncer que padece, pese a la oposición de su padre, quien llevó el caso ante los tribunales.

Con tratamiento, la posibilidad de superar la enfermedad se eleva al 80 por ciento. Sin él, el 50 por ciento. La madre de David apoya su decisión, el padre no. La pareja está divorciada. El niño fue evaluado por un psicólogo, quien concluyó que el pequeño tiene la madurez suficiente para entender las consecuencias de sus decisiones.

La eutanasia es legal en Holanda y se aplica a quien la desee y cumpla una serie de requisitos, tales como dejarlo estipulado por escrito en pleno uso de sus facultades, tener un padecimiento incurable y la imposibilidad de mejorar la calidad de vida. Se aplica a pacientes desde los 12 años, aunque para pacientes de los 12 a los 15 años es necesario que los padres estén de acuerdo, lo que hace el caso de David muy complicado.

También hay discusiones para no poner un límite de edad y eliminar el requisito del padecimiento incurable. ¿Por qué eliminar esta cuestión que parece básica? Porque los pacientes con Alzheimer o demencia no desean sufrir el deterioro que un padecimiento de esta naturaleza causa y no quieren terminar siendo una persona totalmente diferente, con sus capacidades disminuidas y sin poder disfrutar de las actividades que le dan sentido a su vida, como viajar, escribir, cuidar de su jardín o tener una mascota. Por eso defienden su derecho a decidir su partida, argumentando que su vida ya está completa.

Aunque las personas en esta condición solo son conscientes de su situación al principio de su enfermedad, alegan su derecho a terminar su vida con dignidad, y sostienen que es igual de aterrador tener una enfermedad terminal que acabar desconociendo a la familia y olvidando su propio nombre.

El año pasado más de 6 mil personas tuvieron una muerte asistida, un 4 por ciento de las muertes registradas en el país. La enorme mayoría, el 83 por ciento, eran pacientes con padecimientos como cáncer, problemas cardiacos y respiratorios, esclerosis múltiple o Parkinson. El procedimiento es el siguiente: el médico aplica un medicamento que ocasiona casi de forma instantánea un coma profundo, para después aplicar un relajador muscular que ocasiona un paro respiratorio seguido de un paro cardiaco.

El tema de la eutanasia es polémico, pero Holanda es un país progresista donde la influencia de la iglesia es nula (muchas misas católicas son oficiadas por “sacerdotisas” pese a la molestia del Vaticano) y como dice un mensaje en las redes sociales: si no le gusta el aborto, no aborte, si no le parecen las bodas entre personas del mismo sexo, no se case con gays, y si está en contra de la eutanasia, no la pida.  Es difícil aceptar este concepto en un país tan conservador como México, pero seguramente es un tema que tarde o temprano será discutido.

, ,

No comments yet.

Leave a Reply