Padre Román, su última reunión por los derechos humanos de los calumniados

 

TOLUCA, Estado de México.- Hoy en la Ciudad de Toluca, Estado de México, falleció el Padre Román, (Román Ángel Moreno Herrera) a los 89 años de edad y 55, de sacerdocio. Miembro de la Congregación de Misioneros Claretianos, dedicó su vida a ayudar a los más vulnerables, y oficiaba misa en el Templo de la Santa Veracruz, en Toluca, además de ser consultor de la Comunidad claretiana. Activista por los derechos humanos, su última reunión de trabajo la dedicó a las víctimas de calumnias, la cual compartió con activistas, entre éstos el Padre Alejandro Solalinde y Enriqueta Cruz Gómez, los periodistas Guadalupe Lizárraga y José Reveles, y Ernesto Araiza, miembro del Comité 68.

En 2017, se sumó a la defensa de las víctimas del Caso Wallace, y visitó en la cárcel varias veces a Brenda Quevedo Cruz, quien lleva presa once años sin sentencias, falsamente acusada por la fabricación del secuestro y homicidio de Hugo Alberto Wallace. Por esta causa, el padre Román pidió ayuda a organizaciones internacionales de derechos humanos con las que trabajaba

“O dichosas y felices persecuciones y calumnias que tantas gracias y consolaciones celestiales me han proporcionado” fue una de las frases destacadas en su última reunión en alusión al misionero San Antonio María Claret, referido por el escritor español Azorín como “el hombre más calumniado del siglo XIX”.

 Desde el corazón de Los Ángeles Press se honra la memoria del Padre Román.

El Padre Román y el Padre Solalinde en reunión por los derechos humanos de los calumniados. Foto: Guadalupe Lizárraga
In memoriam
Guadalupe Lizárraga
Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *