Oscar Hernández Neri, otra víctima de fabricación de culpables del gobierno Mexiquense

Los Ángeles Press

ESTADO DE MÉXICO.- Óscar Hernández Neri, profesor de Educación básica en el municipio de Chicoloapan, Estado de México, fue acusado falsamente de homicidio y está preso desde el 30 de abril de 2014. El activismo político de oposición a la Reforma Educativa impulsada por Enrique Peña Nieto fue el principal motivo de la fabricación del delito por parte de autoridades judiciales mexiquenses.

Una víctima más de la Fabricación de Culpables en México.

Óscar Hernández Neri es un profesor del municipio de Chicoloapan del oriente del Estado de México. Éste es uno de los municipios más pequeños de la entidad, enclavado entre los territorios de Chimalhuacán, Ixtapaluca y Texcoco, localidad que comparte con sus vecinos las carencias y altos grados de pobreza de su población. Hace 30 años Óscar, después de que egresó de la Universidad Autónoma de Chapingo, inició la fundación de la Escuela Preparatoria No. 55, una escuela que acepta a todos los jóvenes que deseen estudiar a pesar de que hayan sido rechazados de otras instituciones debido a carencias de recursos económicos, que no hayan aprobado el examen que para efectos de ingreso se hace a nivel medio superior en la zona metropolitana de la Ciudad de México, o bien aquellos que por tener su apariencia física o vestimenta; son rechazados de las demás escuelas.

Óscar, junto con diversos colectivos de profesores y vecinos, han procurado que niños y jóvenes de las regiones marginadas pueden tener un espacio donde ejercer el derecho humano a la Educación, un sitio donde puedan encontrar la convivencia y el acceso al conocimiento; que les ha sido negado por omisión o decisión del gobierno en los sitios en que viven. Esta posición, al lado de las comunidades marginadas mexiquenses, ha sido el motivo para que el gobierno del estado lo vea como un enemigo que tiene que hacer a un lado para imponer las reformas estructurales y la privatización de la educación (1).

El 30 de abril de 2014 es aprehendido y encarcelado en el penal conocido como Molino de las Flores en el municipio de Texcoco. Desde ese momento, sus compañeros, familiares y amigos instalaron un plantón a las afueras del reclusorio para exigir su libertad, denunciando la persecución política de la que Óscar ha sido objeto por parte del gobierno del Estado de México. Se ha convertido en un pretendido ejemplo para acallar la protesta del magisterio disidente de esta entidad. Un año antes de su detención arbitraria, se integraba un fuerte movimiento magisterial en contra de la Reforma Educativa porpuesta por Enrique Peña Nieto. Además se había decidido la integración de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) del movimiento magisterial estatal. De la misma forma, se habían denunciado y detenido acciones del gobierno del estado para criminalizar la lucha magisterial. Se había evidenciado los intentos del gobierno mexiquense para detener la formación de escuelas comunitarias impulsadas por organizaciones sociales, con la promulgación de modificaciones al Código Penal del Estado de México, ley penal, que trata como delincuentes a toda toda aquella persona que pretenda impulsar escuelas, enseñar a leer o bien brindar espacios educativos sin el consentimiento del gobierno estatal (2).

El profesor Óscar Hernández fue perseguido y criminalizado con delitos fabricados de homicidio. En 2011 se giró orden de aprehensión dictada por la Sala Penal de Texcoco. Quedó sujeto a proceso por la acusación que formularon el Ministerio Público y el Juez. En la causa penal 37/2011, Acusado de Homicidio calificado, con el amparo indirecto 970-2014-11 de Junio de 2015 se reclasificó a homicidio simple por hechos que ocurrieran siete años antes.

En abril de 2007 murió una mujer con quien el profesor tenia una añeja amistad, por haberse conocido en la Universidad, y en cuya averiguación previa participó como testigo. En abril de 2009, policías ministeriales “levantan” y trasladan a los separos de la Subprocuraduría en Chimalhuacán a un profesor y lo someten a tortura y amenazas contra su familia, para obligarlo a modificar testimonios hechos dos años antes y en el que incrimina a Óscar. Entre 2009 y 2011 el Ministerio Público solicita en tres ocasiones al juez girar orden de aprehensión contra el Profesor Oscar, negándose la acción penal, por no haber suficiencia en las pruebas; es hasta que el MP la solicita a una Sala, que es otorgada. Girada la orden en 2012 es hasta abril de 2014 que se ejecuta, en el marco de la lucha magisterial contra la Reforma Educativa Peñista en el Estado de México y el país. Con palabras del profesor se sintetiza el proceso jurídico y sus aberraciones.   

Soy profesor de toda la vida: estoy preso desde el 30 de abril de 2014 porque dijo el juez, que le dijo el Ministerio Público, que le dijo un testigo, que yo le dije que había estrangulado a mi apreciada amiga el 16 de abril de 2007, dentro de su automóvil, en algún lugar sin precisar, durante una discusión violenta en la que se me pasó la mano y la estrangulé; que finalmente acomodé la escena simulando un suicidio en un paraje boscoso.

Este ridículo bodrio, ajustado al código penal manipulado, me mantiene preso tras un proceso que tuvo sustento en la tortura del testigo clave, en el extravío de pruebas periciales, en la dilación de procedimientos, en la complicación deliberada de diligencias. (3)

El proceso que se le ha seguido, del que se espera sentencia desde el 22 de junio de 2018, duró en período de instrucción cuatro años y un mes, comprendiendo 101 audiencias, 5 juntas de peritos, 4 reconstrucciones de hechos, 11 careos procesales, 17 dictámenes periciales, 80 diligencias documentales, 36 testimoniales y 2 inspecciones judiciales. Del conjunto de pruebas desahogadas tanto por el Ministerio Público como por el inculpado y su defensa se puede concluir que: En la acusación que se hace al procesado no hay denunciante alguno. La determinación de la causa de muerte de la víctima fue apresurada e irrevocable, puesto que las autoridades ministeriales decretaron prematuramente un homicidio por estrangulación y pese a los elementos que resultaron de la investigación posterior, no les era conveniente rectificarla, porque lo que se pretendía no era esclarecer la verdad sino incriminar y encarcelar a un profesor.

En el deshago de pruebas el inculpado y sus defensores Leonel, Sandino y Amanda Rivero, demostraron que existen medios de convicción que llevan a colegir que en la muerte que le adjudican no hubo una privación de la vida, sino un probable suicidio, y que los elementos de prueba son suficientes para establecer que no se acredita la responsabilidad imputada. En el proceso se evidenció que para acusar al Profesor se utilizó la tortura del testigo principal, el extravío de peritajes toxicológicos, que se pudieron recuperar, y la carencia de otros. Resultó además el inicio de dos carpetas de investigación, una por tortura que permanece congelada desde diciembre de 2015 (TEX/MR/02/2015) y otra contra el médico que práctico la necropsia Jesús Morales Ramírez, perito de la Fiscalía, quien malversó información bibliográfica con mala fe para justificar su errónea determinación de muerte por estrangulamiento (carpeta 195840360010616 de enero de 2016) (4) En ambas carpetas debe haber el seguimiento correspondiente para que se resuelva conforme a derecho.

Anomalías que evidencian la impunidad, dilación y parcialidad con las que han actuado las autoridades de la Fiscalía, desde la fase de averiguación previa y en la instrucción del juicio.

Jaime Quintana afirma: “Criminalizar la lucha social mediante la fabricación de delitos es para intimidar y generar el miedo necesario para paralizar las resistencias en las comunidades”(5). El profesor Óscar es un preso político, a quien se le fabricó un delito y se le pretende tomar como rehén para evitar la unidad del magisterio mexiquense, para castigar la disidencia y evitar la lucha por la defensa de la escuela pública y  los derechos laborales y políticos de los maestros del Estado de México.

NOTAS:

(1) http://revoluciontrespuntocero.mx/necesario-para-epn-y-eruviel-neutralizar-al-profesor-hernandez-neri-promotor-del-derecho-a-la-educacion-en-edomex/

(2) https://www.proceso.com.mx/364476/en-edomex-toletes-y-leyes-contra-maestros-2

(3) http://niunpresuntoculpablemas.org/2018/10/carta-abierta-al-presidente-electo-andres-manuel-lopez-obrador-y-al-proximo-secretario-de-educacion-esteban-moctezuma-barragan/

(4)  http://niunpresuntoculpablemas.org/2018/10/carta-a-magistrado-dr-sergio-javier-medina-presidente-del-tribunal-superior-de-justicia-del-estado-de-mexico/

(5)http://www.jornada.com.mx/2018/11/04/opinion/012a1pol?fbclid=IwAR11oaBCtFfjIj8WObJbEwXNFdEdGbaz47IA_RtuGAoIIjhWcvfEJRQKgC0

Guadalupe Lizárraga
Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *