Nuevas evidencias desmoronan el caso Wallace

Isabel Miranda Torres y Martín Moreno en la promoción del falso secuestro Wallace. Foto: El Universal

Isabel Miranda Torres y Martín Moreno en la promoción del supuesto secuestro Wallace. Foto: El Universal

Por Guadalupe Lizárraga

Última parte

El mito del secuestro y asesinato de Hugo Alberto Wallace Miranda en 2005 ha llegado a su fin al confirmarse oficialmente su verdadera identidad, escondida y manipulada desde su nacimiento, por su madre Isabel Miranda Torres, conocida como “la señora Wallace”. El juez 28º del Registro civil de la Ciudad de México, José Luis Keymur Landeros, certificó el 26 de junio de 2015 que el acta de nacimiento de Hugo Alberto Miranda Torres, nacido el 12 de octubre de 1969, es copia fiel del original perteneciente al libro 01, foja 27, partida 27, año de 1970. Con ello, se valida la evidencia de una doble identidad de la supuesta víctima de secuestro y homicidio presuntamente perpetrado el 11 de julio de 2005, y de la que no se encontró nunca el cuerpo, pero por la que pagan cadena perpetua cuatro sentenciados y dos más aún están en proceso judicial.

María Isabel Miranda Torres, el 15 de enero de 1970, presentó a un hijo vivo ante el Registro civil de Tuxpan, Ciudad de México, bajo el nombre de Hugo Alberto. Ella se identificó como Isabel Torres, de 21 años de edad y trabajadora del hogar. El supuesto progenitor de Hugo Alberto se presentó como Jacinto Miranda, de 31 años de edad y empleado de una empresa. Con esta acta de nacimiento, según el código de verificación 29230515, del que da fe de originalidad el juez Keymur Landeros, se ratifica también la invalidez de la única evidencia aportada por los Wallace consistente en la prueba de ADN de una gota de sangre extraída del departamento donde supuestamente Hugo Alberto fue mutilado con una sierra eléctrica, según la versión de su madre. El resultado de la prueba de ADN fue la coincidencia con el perfil de ADN de Isabel Miranda y Enrique Wallace Díaz, quien –con esta acta– se corrobora legalmente que no es Wallace el padre biológico de Hugo Alberto.

Con la autenticidad del acta de nacimiento también se revela que Isabel Miranda mintió ante las autoridades del Registro civil de Tuxpan, Ciudad de México, sobre su verdadero nombre y edad. Ya que registró a su hijo identificándose como Isabel Torres, de 21 años, hija de Mónica Romero y Alfredo Torres. Mientras que en su propia acta de nacimiento se señala que ella nació el 27 de mayo de 1951, y por lo tanto tendría 18 años de edad al momento del nacimiento de su hijo en 1969. En la misma acta se especifica que Isabel Miranda es hija de Fausto Miranda Romero y Elfega Torres Jaimes, de acuerdo con los datos oficiales de la Entidad 9, Delegación 1, Juzgado 3, Libro 20, Acta 288, del año 1951.

Acta original certificada por el Juez 28ª del Registro Civil.

Acta original de Hugo Alberto Miranda certificada por el Juez 28ª del Registro Civil.

Copia de acta con fecha de registro del 19 de noviembre de 1975, expedida en diciembre de 2006.

Certificación del acta original de Hugo Alberto Miranda Torres.

Una copia certificada de una segunda acta de nacimiento de Hugo Alberto con los apellidos de Wallace Miranda fue expedida el 10 de febrero de 1982 por la Oficialía 1 del Registro civil de Texcoco, Estado de México. En esta copia se especifica que Hugo Alberto nació en Coatlinchán, Texcoco, el 12 de octubre de 1969, y da fe de certificación Alejo Vázquez Ávila, quien no cuenta con cédula profesional. El oficial que levanta el registro civil es Abundio Vergara Mata con el número de acta 2371 y el número de control 1399. Sin embargo, el documento no especifica día ni mes, ni aparece el original del registro en la Consejería del Distrito Federal ni del Estado de México.

En esta misma fecha de expedición, Abundio Vergara Mata fungía como oficial del Registro civil de Texcoco, sin embargo aún no contaba con una cédula profesional. Fue hasta el 26 de marzo de 1982, cuando obtuvo el grado de Licenciatura en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México, con la cédula profesional 765481.

El 18 de diciembre de 2006, un año y cinco meses después del supuesto homicidio de Hugo Alberto, su madre, Isabel Miranda solicitó otra copia certificada de una tercera versión del acta de nacimiento de su hijo. En esta versión se incluyó el reconocimiento por parte de Enrique Wallace Díaz y el acta fue expedida en el municipio de Netzahualcóyotl, Estado de México, bajo la fe y el sello de la notaría 157, a cargo del notario Plácido Núñez Barbosa. No obstante, en este tercer documento, en el que se especifica también que Hugo Alberto nació en Coatlinchán, Texcoco, y no en Tuxpan como dice su acta original, Isabel Miranda declaró tener 24 años de edad cuando supuestamente presentó a su hijo vivo ante el Registro civil de Texcoco, mientras que en la segunda acta declaró tener 21 años, y en el acta original se señala que en realidad tenía 18.

acta-de-nacimiento-haw-anotado

acta-de-nacimiento-y-reconocimiento-haw (1)

El mito desmoronado

Para el presidente de la Asociación Canadiense por el Derecho y la Verdad, David Bertet, el personaje de la señora Wallace, “el de la figura ficticia de la madre coraje quién se supone investigó sola el secuestro y el asesinato de su hijo ha desaparecido”. El activista reconocido por la defensa de los culpables fabricados en México, abunda que “el mito de la señora Wallace, a todas luces cumplía con una función política en el período del gobierno de Felipe Calderón”.

Bertet explica que al defender el caso de los culpables fabricados de Isabel Miranda para sostener el falso secuestro de su hijo, estaban conscientes, él y su equipo de trabajo, de los riesgos que corrían, “ya que que todas las personas que se habían atrevido a seguir las líneas de investigación descartadas por las autoridades mexicanas habían recibido amenazas o habían sido objetos de represalias”.

“Lo más aterrador en el caso Wallace”, señala el activista canadiense para Los Ángeles Press, “es darse cuenta que Hugo Alberto Wallace Miranda ni siquiera existe como persona legal. Es decir, que seis personas, más las víctimas colaterales y los demás inocentes encarcelados para hacer creer que existía una banda de secuestradores responsables de la desaparición de Hugo Alberto y de otros, fueron procesadas, torturadas y cuatro de ellas condenadas a cadena perpetua por un crimen que nunca sucedió, por el simple hecho de que el victimario no existe”, enfatiza.

Por otra parte, Bertet destacó los rastros de vida de Hugo Alberto Miranda Torres, que desde el 31 de mayo de 2014 en siete ediciones presentó Los Ángeles Press sobre el falso secuestro Wallace y la tortura a las víctimas para que se incriminaran. El activista enfatiza que “a cambio, existen pruebas contundentes que su alter ego, Hugo Alberto Miranda Torres, estuvo vivo al menos hasta el año 2010, ya que él mismo tramitó su CURP cinco años después de la supuesta muerte de Hugo Alberto Wallace Miranda.”

El adulterio de Isabel Miranda

Isabel Miranda, madre soltera y empleada en el hogar, tenía 27 años y dos hijos cuando se casó con Enrique del Socorro Wallace Díaz, nicaragüense, de 39 años de edad, divorciado y empresario. El matrimonio fue consumado el 28 de septiembre de 1978 en Coyoacán, Distrito Federal, según el acta. Para entonces, Hugo Alberto tenía nueve años de edad y su hermana Claudia tres.

Sin embargo, desde 1973, Isabel Miranda sostenía relaciones sexuales adulterinas, según lo especificado por la primera esposa de Enrique Wallace, la señora Guadalupe Magallanes, motivo por el cual demandó a su esposo el divorcio necesario. Magallanes dejó asentado en el acta que el 3 de noviembre de 1973 llegó a su domicilio conyugal una señora de nombre Isabel Miranda y “le manifestó que llevaba relaciones sexuales adulterinas con el esposo de la actora, y que en eso llegó su madre, María Teresa Villareal, viuda de Magallanes, y que nuevamente Isabel Miranda repitió lo antes expuesto”, además de preguntarle por los bienes de propiedad de su esposo.

El divorcio fue promovido por Magallanes y para el 22 de julio de 1974, Enrique Wallace perdía la custodia de sus cinco hijos y enfrentaba el proceso de sentencia como cónyuge culpable, la cual se consumó un año después, coincidiendo con el nacimiento de su hija Claudia concebida con Isabel Miranda.

acta de divorcio2

El cuento de "El Caso Wallace"

La historia que Isabel Miranda narró a Martín Moreno, autor de El Caso Wallace, bajo el sello editorial Aguilar en 2010, muy poco tiene que ver con la realidad. Sin embargo, Miranda utilizó el libro de ficción –del que ella era la única fuente– como una evidencia de hechos para denigrar, calumniar y difamar a sus víctimas.

En la página 16, narra cómo fue su acercamiento con Enrique Wallace y afirma que ella tenía 16 años cuando se enamoró de él, y que se casaron siendo ella todavía menor de edad. Su padre, Fausto Miranda, dice la voz narrativa del autor, que dejó de hablarle: “el rechazo… fue absoluto, hasta que llegó su primer nieto: Hugo Alberto Wallace Miranda, quien nació el 12 de octubre de 1969 Isabel tenía 18 años”. Los únicos datos que coinciden con la verdad, de acuerdo al acta original, es que parió a Hugo Alberto a la edad de 18 años y la fecha de su nacimiento. Su padre firmó el acta, y Enrique Wallace Díaz, casado con Guadalupe Magallanes, no conocía todavía a Miranda.

Línea del tiempo sobre los documentos en torno a la identidad de Hugo Alberto

, , , , , ,

15 Responses to “Nuevas evidencias desmoronan el caso Wallace”

  1. Anna Says:

    Entonces el hijo de Miranda de Wallace, Hugo Alberto Wallace Miranda, nunca existió con estos apellidos !!!!???? WTF ??????

    Son 7 las personas arrestadas, inculpadas, torturadas y condenadas a penas de 90 años de prisión por el secuestro y asesinato de Hugo Alberto Wallace Miranda… y ese último nunca existió. Era el alter ego de Hugo Alberto Miranda Torres, que si existió y sigue existiendo ya que él mismo tramitó su CURP en el 2010.

    Vaya descaro de la señora ! Se burló de nosotros ! Se burló de los familiares de las personas secuestradas, y vaya que son miles ! A esta señora hay que demandarla, arrestarla, y acusarla por haber inventado el secuestro de su hijo.

    Reply

  2. jose scali Says:

    Lo que es importante de todo esto es como en México no hay justicia porque no se investiga, si hubieran investigado como el periodista, hubieran dado con la verdad, las autoridades mexicanas viven de los impuestos de los mexicanos haciendo como que trabajan.
    El gran problema es que como pueblo hemos dejado que esto suceda, no exigimos, no denunciamos, no hacemos nada para cambiar las cosas, debemos exigir que las cabezas rueden porque si las cabezas no exigen a sus subalternos que trabajen y resuelvan, estos últimos jamás lo harán.
    Es sabido mundialmente que en México los culpables de todo son creados y todo el sistema se basa en declaraciones forzadas, los obligan a declararse culpables.
    Una señora estafadora con cero intelecto, logró llevar al sistema a donde ella quiso, estafó y ha dejado clara la ineptitud de las autoridades mexicanas, demostrando con esto que el 99% de los casos de delitos en México son impunes!

    Reply

    • Raul Says:

      No hay que olvidar que todo eso fue fabricado con la ayuda d ella PGR. La PGR es cómplice de Ma Isabel Miranda de Wallace. Su abogado, Ricardo Martinez estuvo en la UEDO (SIEDO),y en a PGR del estado de Guerrero.
      Ella era muy amiga de Marisela Morales, que ella mismo metió a la PGR. La Sra Wallace también fue amiga de Murillo Karam, el procurador cansado.

      Ella también mando a un MP, Oswaldo Jimenez Juarez a torturar a los inculpados.
      En las torturas estaba presente el hermano de ella, Roberto Miranda Torres a quién los inculpados reconocieron como uno de sus torturadores. El hermano de la señora es ex-MP.

      Miranda de Wallace fue la que metió a Raul Plascencia a la CNDH.
      Todo eso lo hizo para protegerse.

      Reply

    • juan jose arenas sanchez Says:

      PREGUNTO QUE HACE LA PROCURADURIA GRAL DE JUSTICIA YA FUE POR ELLA QUE HACEN LOS DERECHOS HUMANOS.. LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA QUE ESPERA Para ATRAER EL CASO O ACASO ESPERA QUE ESTOS INOCENTES CUMPLAN LOS 90 AÑOS DE SENTENCIA. QUE POCQ MADRE MEXICO SE HUNDE CADA DIA MAS Y MAS LOS PERIODISTAS COMO ANABEL HERNANDEZ DEBERIAN SER GALARDONADOS POR SU TRABAJO Y MINIMO POR SUS PRINCIPIOS Y ETICA PROFESIONAL DEBERIA SER PROCURADORA GRAL D3 JUSTICIA O TAL VEZ MINISTRA EN LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA ELLA HACE EL TRABAJO POR LO QUE OTROS COBRAN QUE VERGUENZA PARA EL ESTADO DE DERECHO EN MEXICO

      Reply

  3. Maria Says:

    Que ganó la madre fingiendo el secuestro y muerte de su hijo? Y que ganó metiendo a esa gente a la cárcel? Algún seguro de vida y ajuste de cuentas? O.,

    Reply

  4. jannher cortes Says:

    Asi es eso no sucedio si quieres informacion contactame yo participe en la detencion de los supuestos secuestradores

    Reply

  5. nayeli Says:

    Hijos de su pinche madre y estan pagando justos por pecadores pinche vieja loca

    Reply

  6. Unknown Says:

    Para empezar la acta "original" de Hugo Alberto Miranda no se puede leer claramente!!! Necesitan publicar una copia que realmente se pueda leer. Si van a difamar a una persona háganlo con explicaciones mas claras, por que demonios ella realmente inventaría tanto? Donde esta la dichosa acta de CURP que Alberto Hugo tramito? Este articulo hace un buen trabajo en explicar basados en asumir pero no presentan nada de evidencias!

    La realidad es que secuestros en Mexico son real y están peor que antes, el gobierno Mexicano no ha cambiando nada aun sigue igual si no es que peor...la historia que Isabel Miranda Torres y el secuestro de su hijo es una de las miles de historias que existen en Mexico HOY!! No tapemos el sol con un dedo y acabemos con la delincuencia....La verdad siempre sale a la luz!!!

    Reply

  7. juanjosearenas sanchez Says:

    EN MEXICO NO EXISTE EL ESTADO DE DERECHO LOS DERECHOS HUMANOS EXISTE PERO DISFRASADO COMO SI FUERAN ELEFANTES BLANCOS MEXICO ES UN ESTADO CORRUPTO 100% A MEXICO YA SE DERRUMBO SI NO VEAMOS CASO WALLACE, CASO AYOPSINAPA Y MUCHOS MAS

    Reply

  8. tart Says:

    parece que aqui los lectores ni siquiera le dan una checada a los documentos.
    1) que no ven que el acta "original" esta muy bien conservada, para estas fechas los acidos que forman parte de la composicion del papel ya deberian haber provocado degradacion en el documento, este ya debe verse amarillento y el que presentan tiene buena apariencia.
    2) el formato de las actas de nacimiento ha cambiado con el tiempo, yo tambien naci en el año de 1970 y mi acta de nacimiento no es como esa , tenia un formato completamente diferente. era mas escrito

    Reply

    • qien sabe Says:

      estimado mozalbete.
      el segudno de sus puntos puede que sea tomada en cuenta, no asi el primero de ellos. es deber como ciudadanos tener en buena conservacion nouestros documentos personales.
      la personalizacion de documentos con manchas amarrillas por el tiempo, manchas de chile, aguacate, cafe y liquidos lubricantes de cocina, de lagunas personas pra con sus papeles, no implica que todos tenemos nuetros documentes en pesimas condiciones.

      Reply

  9. tart Says:

    y no pueden decir que es copia certificada pues esta firmada y si no la firma la sra. Wallace, entonces quien la firmo.

    Reply

  10. qien sabe Says:

    vaya lectura que acongoja mi corazon de esta señaora ualas y compañia. quiera díos y su merced la virgen morena que no llegue obrador a la presidencia de mexico por que advendra amnistia a todo a quel corrompido y corrompidor de las leyes y estos mounstrous secuestradores queden en libertad y, quien sabe, compartan el pan algun dia con noosotros puros de ley,toda ves que la mano de obrador limpiara sus pecados.

    Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los Angeles Press: nuevas evidencias en caso Wallace | México por Florence Cassez: Contra la fábrica de culpables en México - 6 de julio del 2015

    […] Cassez Deja un comentario Go to comments Articulo de Guadalupe Lizárraga publcado en el Los Angeles Press. Fecha de publicación: 6 de Julio del 2015 Adulterio de Isabel Miranda, falsificación de actas […]

Leave a Reply