Mineros huelguistas asesinados por guardias de transnacional

Mineros sudafricanos Foto: red

 

KWAZULU-NATAL, Sudáfrica.- Dos mineros en huelga fueron asesinados por guardias de seguridad privados de una mina de carbón perteneciente  a la empresa transnacional canadiense Forbes Coal.

Los huelguistas formaban parte de un grupo de mineros huelguistas que se congregaron en la mina y que fueron dispersados por los guardias de seguridad privados.

El coronel Jay Naicke mantienen la versión de que los trabajadores intentaban irrumpir en la armería de la explotación de la Magdalena, propiedad de la empresa canadiense, agregó que están investigando los dos casos de asesinato, y que al personal de seguridad se le requisaron armas para averiguar quién fue responsable de los tiros que ocasionaron la muerte a los dos mineros.

Los mineros de la mina de la Magdalena mantienen una huelga desde el pasado 17 de octubre con el fin de conseguir una mejora salarial.

Son varios meses ya, en los que se han registrado actos de represión contra trabajadores dentro del sector minero de Sudáfrica, durante el mes de agosto 34 mineros fueron asesinados por disparos de la Policía, a unos cien kilómetros al noroeste de Johannesburgo en la mina de platino de Marikana propiedad de la empresa Lonmin.

Posterior a la masacre 270 mineros fueron arrestados e inculpados por las autoridades sudafricanos por el asesinato de los 34 mineros.

Días después a la masacre las autoridades sudafricanas hicieron uso de una clausula legal heredada por el Apartheid que inculpa de asesinato a todos los arrestados en el lugar de un tiroteo en el que existan policías implicados, independientemente de que las victimas sean policías o no.

Días después la fiscalía sudafricana suspendió “provisionalmente” los cargos de asesinato contra los 270 mineros hasta que concluyan las investigaciones.

LA Press con información de LibreRed

Guadalupe Lizárraga
Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *