Migrante de El Congo, grave en hospital de Mexicali

Uno de los albergues que está recibiendo a migrantes haitianos y africanos. Foto: José Martínez
Uno de los albergues que está recibiendo a migrantes haitianos y africanos. Foto: José Martínez

Por Guadalupe Lizárraga

MEXICALI, Baja Caifornia.- Joseph Brentz, de 34 años de edad, emigrante de El Congo en espera de asilo a Estados Unidos, fue ingresado ayer al Hospital General de Mexicali por el rompimiento del apéndice y peritonitis. El doctor que le practicó la cirugía dijo a Los Ángeles Press que Brentz se encontraba en un estado muy delicado de salud, y que tardaría de tres a cinco días en reaccionar al medicamento. Sin embargo, su recuperación completa tardaría hasta diez días o más “si todo marcha bien”.

Hace tres días –explicó el cirujano– vio a Brentz en su turno de guardia y se le ofreció la cirugía de urgencia, porque ya llevaba cuatro días con el dolor intenso. “Pero no quiso quedarse, dijo que estaba esperando el asilo a Estados Unidos, y que recién operado no lo iban a aceptar”, y enfatizó “yo sabía que iba regresar, su situación ya estaba grave”.

Con el diagnóstico de Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica (SRIS), el médico señaló que Brentz presentaba una complicación subyacente a la infección peritoneal. Comentó que se trataba de una situación seria, pero que se le daría toda la ayuda posible. Adicionalmente, dijo que uno de los problemas después de la cirugía fue la comunicación con el paciente porque sólo habla francés.

Al respecto, intervino el secretario general del Gobierno del Estado de Baja California, Francisco Rueda Gómez, por solicitud del activista afromexicano Wilner Metelus, quien en entrevista apuntó que la atención médica a los migrantes haitianos y africanos era importante por las condiciones en que habían realizado la travesía a la frontera mexicana.

El funcionario de gobierno, Rueda Gómez localizó a un familiar de Brentz que habla español y atenderá la necesidad de traducción al personal médico. Al mismo tiempo, se ofreció como traductora voluntaria una maestra de la Escuela de Idiomas, quien ya promueve una campaña para enseñar español a los niños y jóvenes afrodescendientes.

Joseph Brentz es uno de los 350 migrantes hospedados sólo en el albergue Cobina, AC, dirigido por Altagracia Tamayo, quien lo llevó directamente al hospital. También del mismo albergue, una mujer con embarazo de alto riesgo fue trasladada de emergencia al Hospital Materno Infantil para su atención.

Tamayo dijo que había solicitado atención médica para los migrantes, pero nadie había acudido en su llamado.

Deja un comentario