Margarita, mártir: plan apoyado desde Palacio Nacional

16 de octubre del 2017

Con voz propia, Elecciones México

Margarita Zavala. Foto: red

Amador Rodríguez Lozano

Todo mundo habla de ella. No cabe duda, le funcionó su estrategia. Es de librito clásico de marketing político: “busca una causa y un adversario impopular, y atácalo con todo, hazlo culpable de tus conductas”. Es el consejo de las reglas básicas de la mercadotecnia electoral. «Hazte mártir». Eso es exactamente el plan de Margarita Zavala, largamente elaborado.

Por otro lado, como en este momento su salida del PAN ayuda a los propósitos del gobierno, cuando menos por ahora, las entrevistas de radio y TV, son alentadas desde la Dirección de medios de comunicación de presidencia de la república. “Hay que apoyar a Margarita”, se dijeron en Palacio nacional, para deteriorar al Frente.

Yo he escrito dos veces sobre ella. La primera vez sostuve, porque la conozco, que no tenía ni los conocimientos, ni la experiencia ni madurez para resolver los problemas actuales del país. Dije que en estos tiempos cualquiera cree que puede ser presidente de México. Aquí lo que afirmé: “Margarita Zavala también recorre el país en una opereta sin igual. A diferencia del Peje, ella no preside su partido, tiene que inventar algo, aunque sea ilegal. Como ya lo determinó el TRIFE sobre las fundaciones «patito» y la portada de revistas. Margarita sí es un fenómeno, sin experiencia administrativa, sin estar preparada profesional e intelectualmente para ser presidente de México, únicamente por su papel digno que llevó a cabo como primera dama, en contraste con el nefasto de Martha Sahagún”. Hasta aquí mi cita de lo escrito hace un año.

Mi tesis hoy se confirma. Con tantos ciudadanos, hasta ahora 34 para ser exactos, que quieren competir como independientes, ya hicieron un vodevil de la política. Cualquiera cree que puede gobernar este país, ¿de verdad? Margarita tenía planeado este final. Mi experiencia es que sólo piden consulta a la base, los que creen que no ganarán por los medios clásicos de su partido. Ella no tenía las estructuras de su partido. Como en 2006, no la tuvo Santiago Creel, frente a Calderón. Felipe a pesar de no haber sido el candidato del presidente de su partido, ganó la elección interna. En ese entonces Creel sí encabezaba las preferencias ciudadanas, pero Felipe controlaba la estructura partidista, pues había sido secretario general y presidente del PAN. Si la elección se hubiera hecho entre la ciudadanía, habría ganado Creel.

Ni modo. Ahora los Calderón recibieron una sopa de su propio chocolate. Es cierto, también lo dije, que Margarita es la única que le competía al Peje en las encuestas, pero la política y la campaña se encargan de poner cada quien en su lugar. Como pompa de jabón, Margarita se habría diluido, porque no tiene consistencia. ¿Qué si Margarita desfondó al PAN? No lo creo. Este partido es mucho más que partidarios circunstanciales.

Mi experiencia es que aunque se peleen, al final siempre van juntos; pesa más su anti-gobiernismo, que sus amores ocasionales. ¿Qué Margarita le hace el trabajo sucio al PRI y le quitará votos al Peje? Yo creo que la estructura de un partido es mayor a cualquier simpatía de un candidato. Margarita si podrá llevarse votos, pero más que nada de los switchers, que de los panistas. En todo caso, se llevaría un 6 a 8 % de la votación.

Hay un gran anti-priismo que necesita expresarse. Si lo hace entre varios protagonistas, le conviene al PRI, pues no se cargan en un solo partido y candidato, eso es cierto. Pero no será suficiente para triunfar ni competir con posibilidades de victoria. La gente hoy ya no desperdicia su voto, no se lo dará a quien sabe que no puede ganar. Así de sencillo. La gente está cansada de lo mismo, y de los mismos. Pero para mí, aun así, el PRI será competitivo y el Frente derecha- izquierda también. Entre estos dos y el Peje está el próximo presidente de México.

, , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

0Shares