Marcha contra el gasolinazo logra liberar la aduana fronteriza de Tijuana

 

[aesop_gallery id=”18044″]

Por Víctor Maya

TIJUANA, México.- Tres marchas contra el gasolinazo en Tijuana arribaron este medio día a la Garita Internacional El Chaparral logrando “liberarla” del control del SAT (Servicio de Administración Tributaria), permitiendo el cruce internacional hacia México sin inspección aduanal. El acceso por carretera fue desviado durante gran parte de la tarde en el lado estadounidense de la frontera, y después de 7 de horas, el plantón se levantó permitiendo a las autoridades mexicanas retomar el control del cruce fronterizo. Continúan convocadas diversas manifestaciones en ésta y otras ciudades del país.

Por la mañana del sábado, los manifestantes partieron del Arco en la avenida Revolución, la avenida Agua Caliente y la Glorieta de Cuauhtémoc. La jornada empezó con la noticia ocurrida horas antes, aproximadamente a las tres de la madrugada de este sábado se intentó desalojar el plantón ubicado en la planta de almacenamiento de combustible de PEMEX en Rosarito. El plantón que llevaba cinco días provocó escasez de combustible en el 75% de las gasolineras en la Ciudad de Tijuana, Rosarito y Tecate. Tras el intento de desalojo se registran cinco personas lesionadas y 33 pipas de gasolina salieron de la planta.

En este contexto, la marcha citada a la diez de la mañana en el emblemático arco de Tijuana avanzó con un pequeño contingente por la avenida Revolución, sin embargo, a la altura del Bulevar Agua Caliente otro contingente se unió a la movilización. Se realizó un primer mitin en la glorieta de Cuauhtémoc donde estudiantes universitarios, sindicalistas del transporte, maestros y médicos tomaron la palabra para denunciar la escalada de precios que sufre la ciudad. Un convoy de Trailers cerraron la circulación como apoyo a las acciones en contra del llamado gasolinazo.

Tras el mitin se resolvió marchar para tomar el cruce fronterizo internacional el Chaparral. Los manifestantes transitaron por la vía rápida en sentido contrario para llegar a la aduana con mayor tránsito del mundo. Al llegar a la garita, se obligó a los elementos del Servicio de Administración Tributaria (SAT) a desalojar sus puestos de trabajo. Un automovilista que se encontraba en revisión denunció la extorsión del personal de aduanas sobre donaciones que intentaba cruzar para llevarlas a albergues de Tijuana.

Tras un conato de bronca, las autoridades se retiraron y los manifestantes liberaron los 22 puntos de entrada e inspección a vehiculos. Las acciones de este sábado se dan en el contexto de la liberación de las casetas de cobro Tijuana – Tecate y Tijuana – Ensenada y el restablecimiento del bloqueo a PEMEX en Rosarito. Finalmente tras siete horas levantaron el bloqueo y llamaron a concentrase el domingo nuevamente en el arco de la avenida Revolución el domingo a las 10:00 horas.

A primeras horas de la tarde del sábado, un sujeto a bordo de un pick-up surgió  de entre la multitud de participantes en el plantón de Rosarito, atropellando a un grupo de 7 policías federales que se encuentran fuera de peligro. Según diarios locales, esta noche habría arribado a la ciudad un refuerzo de al menos 120 uniformados. Sin duda, el escenario vivido en Rosarito, el municipio costero situado a solo media hora de Tijuana, ha sido el de mayor tensión en Baja California, culminando esta noche con la reapertura del paso para las pipas de combustible. En las redes sociales hay convocadas marchas y concentraciones para los siguientes dos días.

Guadalupe Lizárraga
Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *