Madre de desaparecida huye de Juárez por acoso de autoridades

Karla Castañeda, madre de Juárez, acosada por autoridades. Foto: Guadalupe Lizárraga/Los Angeles Press

Por Guadalupe Lizárraga

MEXICALI, Baja California, México.- La señora Karla Castañeda, acosada por las autoridades municipales y del Estado después de exigir al gobernador que dejara de mentir con los casos de sus hijas desaparecidas y víctimas de feminicidios, huyó de Ciudad Juárez con sus hijos, el sábado 9 de febrero por la tarde para ponerse a salvo. La decisión de Castañeda fue tomada después de que la Cipol (Centro de Inteligencia policial), entrara a su casa y expulsara a la señora Juana García, suegra de Castañeda, quien se encontraba en el domicilio preocupada por sus nietos después de haberse enterado de las noticias sobre el primer allanamiento de los policías municipales.

Cuando la suegra alertó a un hermano de Karla Castañeda de la presencia policial, él de inmediato se trasladó al lugar y encontró también a agentes de la Fiscalía del Estado. Preguntó a los agentes que por qué estaban molestando a su hermana, qué era lo que ella había hecho. Y los agentes respondieron que Karla “se había metido muy a fondo con la investigación de su hija”.

Castañeda, en entrevista exclusiva para Los Ángeles Press, ha ido narrando cada uno de los hechos que fueron incrementando su nerviosismo y que la llevaron a determinar que su vida estaba en peligro así como la de sus hijos, sobre todo por las amenazas proferidas por parte de la directora de Justicia para nuestras hijas, Norma Ledezma.

Castañeda cuenta cómo inició el acoso hacia ella. Dijo que Ledezma llegó a encontrarlas al inicio de la ‘Caminata por la vida’ de sus hijas, que emprendieran el pasado 15 de enero de 2013. Ahí, Ledezma le dijo que su organización “Justicia para nuestras hijas”, exigiría también una audiencia pública al gobernador y que necesitaba a Ricardo Alanís, padre de Mónica Liliana Alanís, desaparecida el 26 de marzo de 2009, y a ella. Cuando Karla Castañeda le preguntó porqué ella. Ledezma le dijo que porque era una de las “cabecillas” que movían a las demás madres.

Al negarse Castañeda e insistirle que no dejaría la Caminata ni a las demás madres, Ledezma le advirtió que se irían contra ella y que más le valía terminar con todo eso. No obstante, en esos momentos, Castañeda desestimó las advertencias de la directora. Pero después del acoso de las autoridades policiales y de la misma fiscalía, Castañeda dijo que a quienes más le tenía miedo era a la señora Norma Ledezma y a la fiscal Rosa María Sandoval quien fue intimidante el día de la audiencia pública cuando enfrentó al gobernador.

La madre de Juárez señaló que ese día preguntó al gobernador: “¿Por qué nos miente señor Duarte? ¿Por qué deja que nos mienta la fiscalía?”. Y el gobernador, en un tono enérgico, le respondió: “Déjame hablar”. Sin embargo, Castañeda, no lo dejó hablar y siguió cuestionándolo y enumerando cada una de las mentiras que el gobierno del estado, junto con la fiscalía había fabricado para desviar la información de los crímenes de sus hijas.

Karla Castañeda también denunció que desde hace más de un año ella no sabe nada del expediente de su hija. Que lo ha querido revisar, y que le han dicho en la fiscalía que Norma Ledezma ya lo ha revisado. “Yo no sé qué dice el expediente de mi hija desaparecida desde hace cuatro años, dice Castañeda, y tengo derecho a saberlo. También tengo miedo por mis otros hijos. Yo no puedo confiar ya en las autoridades”, dijo.

La terapeuta Adelina Solís, de Visión Alternativa, AC, asiste a la madre de Juárez. Foto: Los Ángeles Press

Organizaciones independientes ayudan a la familia Castañeda a huir de Juárez

La salida de Ciudad Juárez de Karla Castañeda y sus hijos ha sido implementada y apoyada por organizaciones independientes, como Visión Alternativa, AC, enfocada en la salud emocional de las víctimas de violencia y derechos humanos, así como el grupo Los Ángeles con México, integrados por mexicanos que han formado redes de ayuda económica e informativa para quienes están en situación de riesgo en ese país.

El coordinador general de Visión Alternativa, AC, Bonifacio Sandoval, señaló que a nombre de su organización se lanzó un comunicado público de protesta e indignación por los acosos de las autoridades de Chihuahua a las madres de Ciudad Juárez que exigen justicia e información sobre los crímenes contra sus hijas. Aportaron ayuda económica para hospedar en un hotel de Mexicali a Karla y sus hijos.

El grupo Los Ángeles con México, voluntarios con presencia en las redes sociales, logró que a través de apoyos anónimos en la red y en coordinación con el Comité de Madres y familiares con hijas desaparecidas de Ciudad Juárez, que la señora Karla Castañeda pudiera salir de Ciudad Juárez y ponerse a salvo.

Mareli, hija menor de Karla Castañeda. Foto: Los Ángeles Press

“¿Ahora si vamos a ser felices?”

La salud de los menores fue también una de las preocupaciones de estas organizaciones independientes. Su hijo Juan, de diez años de edad, sufre de asma, Mareli de cuatro años, padece una alergia nerviosa, Janeth de 12 años, tuvo un colapso nervioso y Alberto, de 14 años, es ahora el brazo fuerte de su madre.

La menor de cuatro años, mientras su madre daba los pormenores de su huída y su voz se quebraba por el estado emocional en el que se encontraba, le pregunta: “¿ahora si vamos a ser felices, mami?”.

Karla Castañeda, por último, agradeció el apoyo y dijo que no va a desistir de la búsqueda de su hija y de seguir apoyando al Comité de Madres de Ciudad Juárez por las hijas de las demás.

 

Guadalupe Lizárraga
Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias en español en Estados Unidos sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de las investigaciones en formato de libro Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017) y El falso caso Wallace (Casa Fuerte, 2018) ambos distribuidos por Amazon.com
, , , , , , , , ,